QUEDARSE DE PIEDRA

MEDUSA


Título Original: Clash of the Gods: Medusa


Año: 2009


Duración: 45 min.


País: Estados Unidos


Director: Christopher Cassel, Jessica Conway





"Si las miradas matasen estaríamos muertos convertidos en piedra de un sólo vistazo. Éste es el mito de Medusa. Una mujer monstruosa temida por todos los hombres en el campo de batalla y fuera de él. Pero será desafiada por un enemigo sorprendente. Tras esta historia se oculta una pasmosa realidad. ¿Se inspira el monstruo más famoso de Grecia en los cadáveres humanos?¿y se basa su historia en la ciencia como vemos en nuestro cielo nocturno? Descubriremos el significado oculto que hay tras una de las más grandes historias jamás contadas: La búsqueda de la cabeza de Medusa."

Una nueva entrada de la irregular serie americana "La Batalla de los dioses" donde en 45 minutos se dedican a desgranar un mito, como ya comentamos al hablar del episodio dedicado a Thor ( Ver Erase un dios a un martillo pegado), que en este caso se trata de Medusa.

Cuando relatan el mito el episodio se hace tolerable, aunque optan por la versión más moderna trasmitida por el romano Ovidio que difiere del original griego, pero cuando comienzan las interpretaciones, elucubraciones, y molestas intervenciones de los expertos, el episodio baja bastante en calidad.

De nuevo el apartado visual deja bastante que desear, y se recurre a gráficos simples, imágenes fijas, repeticiones, y algunos figurantes con las caras pintadas, mientras una voz en "off" explica la historia de la gorgona, que en seguida una experto se encarga de interrumpir invadiendo la pantalla con su pulcra presencia y sus explicaciones normalmente poco o nada acertadas, así la referencia a la ninfomanía, la conexión del deterioro de los cadáveres con Medusa, o la comparación con James Bond, son de esos momentos en que piensas que hubiera sido un buen momento para que los comentaristas se quedaran callados. Por el contrario la explicación astronómica está muy bien colocada en la narración y amplía el mito dando una explicación, que aunque no deja de ser una teoría, muestra algo de coherencia.

Al ver el documental del canal Historia hay que quedarse con el relato del mito, que en general no es demasiado malo, y olvidarse de casi todo lo demás, y entonces podremos sacarle algún partido. Ahí os queda para curiosos y aficionados a la mitología:

HÉROES EN EL INFIERNO

JASÓN Y LOS ARGONAUTAS: EL REINO DE HADES



Título Original: Jason and the argonauts: Kigdom of Hades


Guionista: David McIntee


Dibujante: Randy Kintz "Rantz"


Año de Publicación: 2007


País: Reino Unido, Estados Unidos



El Argos vuelve a casa llevando a Jasón y sus compañeros con el codiciado vellocino y la bella Medea. Pero sus aventuras están lejos de haber acabado, y los dioses aún tiene planes para ellos. Una feroz tormenta agita la nave forzándolos a atracar en una solitaria isla para resguardarse de los elementos. Mientras en el Olimpo la diosa Afrodita los contempla tras haberlos convertido de nuevo en peones de los divinos juegos.

En 1963 una película británica con los efectos del genial Harryhaussen hacía las delicias de los espectadores, se trataba de "Jasón y los argonautas"(ver En busca del vellocino). El paso de los años la convirtió en un film de culto del que se llegó a pensar en realizar una continuación, ya que así estaba previsto en un principio dejando un final abierto. Los cinco volúmenes que componen esta serie de cómics recogen el testigo, y nos proponen precisamente eso, la continuación de las aventuras de Jasón y sus amigos allí donde los había dejado la película, y con el subtítulo que tiene la historieta ya os habréis imaginado donde van a discurrir las aventuras de los héroes, pues eso, en los infiernos, o su equivalente griego mitológico, el reino de Hades. Los protagonistas por supuesto los mismos que en la película: Jasón y sus compañeros de navegación, aunque algunos algo más desarrollados que en el film, Orfeo Atalanta, Castor y Pólux, Teseo, etc, y además la enamorada del héroe, Medea.

El guión de McIntee sigue más los esquemas de la historieta americana de aventuras fantásticas que la supuesta adaptación de una "storyboard", y aunque llena las páginas de elementos fantásticos, estos están más cercanos a un cuento juvenil que a una aventura para adultos. El dibujo de Rantz demasiado infantiloide, abocetado, y en ocasiones simplista, tampoco hace que la historieta llegue a las cimas que podía haber alcanzado. Pero ya se sabe a los fans de la película, entre los que me cuento, era muy difícil contentarlos, y aunque el cómic aparece encabezado con un sugerente "Ray Harryhaussen presents" está a años luz de la divertida película. Sin embargo para aficionados, nostálgicos, y completistas la serie de cómics es de lectura obligatoria, aunque con los guerreros jabalís hay que inspirar fuerte para no soltar un reniego.

La serie estaba previsto que continuara mostrando aventuras de los guerreros del Argos, pero no le debió de acompañar la fortuna, pues hasta hoy no se ha vuelto a saber del proyecto, a pesar de que los números se presentaban bajo el auspicio y bendición del experto en efectos especiales tan querido por el público.  

LA FUNDACIÓN DE LA CIUDAD ETERNA

ROMULO Y REMO


Título Original: Romolo e Remo

Año: 1961

Duración: 108 min.

País: Italia

Dirección: Sergio Corbucci

Reparto: Steve Reeves, Gordon Scott, Virna Lisi, Ornella Valloni, Jacques Sernas, Massimo Girotti, Franco Volpi, Andrea Bosic.

Marco Espacial: Italia

Marco Temporal: 771-753 a.C.


Una mujer huye por un bosque llevando un bulto a los brazos, un grupo de soldados a caballo la busca, pero ella consigue llegar a un río. Del envoltorio que lleva salen unos llantos, son dos bebes. La mujer pone al cuello de los infantes sendos medallones antes de colocarlos sobre unas ramas que a modo de improvisada balsa empuja hacia al río. La corriente aleja a los niños a tiempo pues en la orilla los soldados han encontrado a la fugitiva.

"Romulo y Remo" es el clásico peplum de los años 60 del pasado siglo, y como tal reúne todas las características del género: tipos con sandalias y faldita, a ser posible muy musculados, torsos masculinos desnudos, bellas mozas luciendo pierna, peleas a brazo partido y algunas con espada, demostraciones de fuerza inusitada, alguna que otra escena de tortura "ligth", la presencia casi inevitable de alguna ruina clásica o paisaje que rememore la Grecia o la Roma Antigua, y por supuesto realizadas en Italia, aunque en ocasiones con estrellas internacionales afincadas en estas películas. La película de Corbucci tiene todo eso y más: qué queríais musculitos, pues hay van dos, el Reeves "Hércules" y el Scott "Tarzán", y es que le habían ofrecido a Steve Reeves realizar el papel de los dos gemelos, pero se negó, y propuso a su amigo Gordon Scott, quien además de interpretar a Tarzán, también sería Hércules en sustitución de su colega. La guapa que luce tipo es una Virna Lisi en pleno esplendor antes de saltar a Hollywood. Ruinas aquí no hay, pues no hay que olvidar que aún no se había edificado Roma (algo que no les solía frenar a la hora de poner templos hechos cisco ), y del resto de elementos hay de sobra, incluso un inoportuno volcán.

El guión recoge la mítica historia de los gemelos Romulo y Remo con bastante respeto a las leyendas mitológicas que sobre ellos se escribieron y remata con la fundación de la ciudad eterna, Roma, que desembocará en el enfrentamiento final entre los dos hermanos. Como venía siendo habitual en estas películas la interpretación no es lo que prima, y como los medios tampoco eran los que manejaba el cine americano, al final se apuesta por la acción pura y dura, la aventura, y alguna romance algo trasnochado pero con el que pretenden cubrir otras carencias. En general divertida para nostálgicos y aburrida para los buscadores de efectos especiales. El éxito de un film que presentaba juntas a las dos estrellas musculosas del momento dio lugar a alguna que otra continuación o secuela más o menos encubierta, que ya comentaremos, y tuvo cambio de título en los Estados Unidos por "Duelo de Titanes", pues los distribuidores temían que el publico americano no supiera quienes eran Romulo y Remo, y en este país se publicitó casi como un duelo entre "Hércules" y "Tarzán", y si no fijaos en el cartel estadounidense del film.

El trailer realizado en inglés para los americanos es de los peores que he visto en mi vida, y un claro ejemplo de como una promoción te puede estropear una película. Desde luego a los estadounidenses que no conocieran la historia de Romulo y Remo les destripan el final sin ningún tipo de pudor. Asi que para aquellos que no conozcan como termina la historia de los gemelos ni se os ocurra ver el trailer.

DE CÓMO UN HÉROE DIO NOMBRE A UN VIAJE

ODISEO. EL RETORNO



Título Original: Il mio nome é Nessuno: il ritorno.


Autor: Valerio Massimo Manfredi


Año de Publicación: 2014


País: Italia


Marco Espacial: Mediterráneo




Troya ha caído. La ciudad aún está en llamas, pero los aqueos se preparan para partir. Odiseo sin embargo vuelve a la ciudad conquistada. El Caballo de Madera que les permitió conquistar la plaza arde y se desmorona ante sus ojos. El rey de Itaca sigue oyendo gritos, pero no se para hasta llegar al templo de su diosa, Palas Atenea. Ya no quedan más que ruinas, y ni siquiera hay rastro de la estatua de la divinidad. Entonces tras descansar exhausto ya solo queda hacer lo mismo que el resto de los reyes, partir de regreso al hogar.

La segunda novela dedicada a Odiseo de Manfredi se centra en la vuelta de éste a casa en el azaroso viaje que al final llevaría su nombre "odisea", y que sería el tema central de uno de los clásicos más importantes de la literatura universal.  La obra de Manfredi continua la primera parte contando como el héroe Odiseo intenta volver a casa, los peligros que le acechan en su regreso, y la situación que finalmente se encuentra en su reino cuando consigue arribar a Itaca. El tono y la narración siguen igual que en la primea parte, así que todo lo dicho para aquella vale  para ésta (ver El rey de Itaca en Troya). Se mantiene la narración en primera persona y el intento de darle un cierto aspecto de realismo procurando mantener los elementos fantásticos reducidos al mínimo, algo bastante complicado en esta segunda parte cuando el autor aborda el episodio del cíclope o la visita a los infiernos.

Para mí ese es el gran problema de abordar los temas mitológicos en una novela, o te decantas por mantener su espíritu fantástico y mágico o te arriesgas a una interpretación pseudohistórica, los limpias de elementos extraños y sobrenaturales y te lanzas a la aventura. Manfredi no se define del todo, y es ahí donde reside el principal problema de la novela: como novela fantástica no vale, como novela realista no convence del todo, y al final, salvo en su última parte donde desarrolla el tema de los pretendientes, la novela se queda escasa. De todas formas es una novela de Manfredi, y las suyas no suelen aburrir nunca, además de integrarse en ese vasto escenario mitológico clásico que el italiano ha ido dibujando a lo largo de los años con sus múltiples novelas.

En una entrevista el propio autor explica su interpretación del mito de Odiseo,  aunque las preguntas son bastante penosas y deja escapar al personaje y su novela sin apenas ahondar en lo importante. Afortunadamente el inteligente Manfredi se explaya y youtube nos la ofrece entera para los más curiosos:

GOBERNANTES DEL REINO UNIDO II

PRIMEROS MINISTROS BRITÁNICOS EN EL CINE Y LA TV II

Continuamos con la tanda de hombres y mujeres que gobernaron las Islas Británicas como primeros ministros y como fueron retratados por el séptimo arte, y su hermano menor la televisión.

Stanley Baldwin (1867-1947) miembro y en su  momento líder del partido conservador fue primer ministro en tres ocasiones: de 1923 a 1924, de 1924 a 1929, y de 1935 a 1937, y con tres monarcas Jorge V, Eduardo VIII, y Jorge VI. Aunque comenzó un programa de rearme y de reorganización de la RAF, su política exterior pacifista fue impopular en los años de la Segunda Guerra Mundial , y se le culpabilizó de ser tolerante con Hitler, y de no preparar suficientemente al ejercito británico para la guerra. "Prefiero confiar en el instinto de una mujer que en la razón de un hombre" era una de sus frases favoritas. Pero de él Winston Churchill comentó: "No le deseo ningún mal, pero hubiera sido mucho mejor que nunca hubiera existido". Anthony Andrews se caracteriza del primer ministro en la magnífica "El discurso del rey"(2010).
James Ramsey MacDonald (1866-1937). Fue primer ministro en dos ocasiones: De enero a noviembre de 1924, y de 1929 a 1935. Líder del partido laboralista tuvo que formar un gobierno de unidad debido a las consecuencias de la Gran Depresión, ello provocó que los propios laboristas lo consideraran un traidor, y le expulsaran del partido. En el año 1929 no consigue la mayoría absoluta y es cuando propone ese Gobierno de Concentración Nacional, para entre todos hacer frente a una situación difícil para el país (¿deberían aprender otros?). "Hemos corrido todo tipo de riesgo haciendo guerras. ¿No es hora de qué nos arriesguemos también para conseguir la paz?" El actor Terrence Hardiman realiza una breve aparición en el film "Gandhi"(1982) interpretando al primer ministro británico.
Arthur Neville Chamberlain (1869-1940). Fue un político conservador que llegó a ser primer ministro entre 1937 y 1940. Aunque fue un pacificador muchos le acusaron de contemporizar con Hitler y Mussolini permitiendo sus políticas expansionistas. A diferencia de Ramsey él sí armo al ejército y preparó al país para una guerra que efectivamente no tardó en estallar. "Para hacer la paz se necesitan por lo menos dos, mas para hacer la guerra basta uno sólo". En una caracterización de singular parecido Rupert Frazer es el primer ministro en la exitosa serie "Downton Abbey" (2015).
Winston Churchill (1874-1965). Es sin duda el más conocido primer ministro del Reino Unido. Fue líder del partido conservador y ostentó el cargo de primer ministro dos veces: de 1940 a 1945, y de 1951 a 1955. Ganó el premio nobel de Literatura y fue nombrado ciudadano honorario de los Estados Unidos. Fue el hombre que lideró al Reino Unido durante la Segunda Guerra Mundial, algo que tras la victoria le convirtió en uno de los políticos mejor valorados. Sin embargo en las elecciones de 1945 fue derrotado en las urnas por el partido laborista. Fue pionero en la idea de crear una Unión Europea que evitara conflictos entre Francia y Alemania, aunque consideraba que Inglaterra debía permanecer al margen y mirar hacia Estados Unidos (argumentos que hoy son rescatados por los partidarios de Brexit). Nos ha dejado numerosas citas inteligentes, pero una de ellas aún hoy está muy vigente: "El problema de nuestra época consiste en que los hombres no quieren ser útiles sino importantes". Ha sido representado en la pequeña y gran pantalla en numerosas ocasiones. En "Hacia la tormenta"(2009) lo interpreta Brandan Gleeson.
Clement Atlee (1883-1967).  El líder del partido laboralista fue el hombre que consiguió derrotar a Churchill en las urnas tras la Segunda Guerra mundial y convertirse en primer ministro desde 1945 a 1951. Fue el encargado de crear el Servicio Nacional de Salud y de meter al Reino Unido en la OTAN. Además durante su mandato se dio la independencia a la India. Churchill que no tenía muy buena opinión de él dijo "Un hombre modesto que tiene muchos motivos para ser modesto". Una de las frases de Attlee tiene que ver con su concepto de la democracía:"La democracia no es solo la ley de las mayorías, es la ley de las mayorías respetando a las minorías". Clive Merrison fue Attlee en "Bert & Dickie"(2012).
Anthony Eden. (1897-1977). Fue el primer ministro de 1955 a 1957 cuando su mentor Winston Churchill se retiró. Su apoyo a la fracasada intervención franco-británica en Egipto en 1956 le hizo perder prestigio y tuvo que dimitir en 1957. Las frases del político británico  al igual que su mandato no destacan por su brillantez: "La corrupción no es obligatoria" o "No estamos en guerra con Egipto, tenemos un conflicto armado". Una magnifico retrato del político fue realizado por W. Little antes de que alcanzara la presidencia del país. En la serie "The Crown"(2016) Jeremy Northam encarna a un ambicioso Eden.
Harold Wilson (19916-1995). Fue primer ministro en dos ocasiones: de 1964 a 1979 , y de 1974 a 1976. Pertenecía al partido laborista. Es considerado el primer ministro inglés más preparado intelectualmente. Estudio Historia Moderna y Arte, y se graduó en Filosofía, Política y Economía. Apoyó y negoció la entrada y permanencia del Reino Unido en la Comunidad Europea, a cambió de su ingreso y los necesarios sacrificios sobre todo en impuestos agrícolas, se beneficiaron de los Fondos Europeos de Desarrollo Regional (FEDER). En 1976 anuncia su renuncia como primer ministro alegando la edad y el cansancio tanto físico como mental. "Soy un optimista, pero un optimista que lleva un impermeable". En "La conjura contra Harold Wilson"(2006) se analizan las causas de su renuncia, y James Bolam es el primer ministro.
Edward Heath (1916-2005). Fue primer ministro desde 1970 a 1974 por el partido conservador. Tuvo que lidiar con los graves problemas de Irlanda del Norte, y sus conversaciones con el Ejercito Republicano Irlandés Provisional no tuvieron éxito. Sin embargo sí triunfó en conseguir en 1973 la entrada de su país en la Unión Europea. La pujanza de una nueva política dentro de su propio partido, Margaret Tatcher, le desbancó del liderazgo, y desde entonces jamás se llevó bien con su sucesora. En la película dedicada a la primera ministra "La dama de hierro" (2012) John Sessions interpreta a Heath.
Margaret Thatcher (1925-2013). Fue primer ministro, o mejor primera ministra, desde 1979 a 1990, así que ocupó el gobierno durante una década,  ganándose el apodo de "la dama de hierro". Como líder de los conservadores marcó toda una época, y para muchos fue la mujer más poderosa de su época. Conocida por su política de línea dura que apoyó a líderes  como Carter o Reagan, y que metió al Reino Unido en el conflicto de las Malvinas. Se oponía a la reunificación alemana, y a la entrada de nuevos miembros en la Comunidad Europea por temor a la posible perdida de influencia de su país en favor de un superestado europeo regido desde Bruselas. En 1990 tuvo que retirarse en lo que ella consideró casi una traición por parte de miembros de su partido que le retiraron el apoyo para seguir manteniendo el liderazgo. Según Miterrand tenía los ojos de Calígula y la boca de Marilyn Monroe. Desde luego siempre demostró ser una mujer de carácter: "No me importa cuanto hablan mis ministros, siempre y cuando hagan lo que les digo", "en cuanto se concede a la mujer la igualdad con el hombre, se vuelve superior a él". A parte de la película anteriormente mencionada la Thatcher fue interpretada por Lindsay Duncan en el telefim de la BBC "Margaret"(2009).
John Major (1943). Sucedió a Margaret Thatcher como primer ministro en 1990 y continuó al frente del gobierno hasta 1997. Firme partidario del europeismo tuvo que hacer frente a los euroescépticos de su propio partido, aunque siempre afirmó que en el Tratado de Maastricht había conseguido " punto, juego y partido para Gran Bretaña". Habiendo perdido popularidad y apoyo dentro de su propio partido, la derrota en las urnas le obligó a presentar su dimisión: "Cuando caiga el telón, es hora de salir del escenario, y eso es lo que me propongo hacer" (Vaya hay algunos en mi país que no entiende eso). En ""La dama de hierro" (2012) Robin Kermode es John Major.
Tony Blair (1953). Primer ministro por el partido laborista desde 1997 hasta  el 2007. Su política exterior se fundamentó en estrechar vínculos con Estados Unidos y la Unión Europea, de hecho se decía que se llevaba bien con Angela Merkel, Berlusconi y Sarkozy; y forjó una estrecha alianza con Clinton, y luego con  George Bush, a quien ofreció su apoyo tras los atentados del 11 de septiembre del 2001. "El desastroso historial de fracasos que ha tenido en África el mundo desarrollado horroriza y avergüenza a nuestra civilización". Michael Sheen es el encargado de hacer el papel del primer ministro en "La Reina" (2006).
Gordon Brown (1951). Fue primer ministro del Reino Unido desde el 2007 al 2010 por el partido laborista. El escocés Brown tuvo que luchar contra los efectos de la crisis económica del 2008 que le fue restando popularidad a pesar de sus reformas económicas destinadas a paliar sus efectos. A pesar de comprometerse a realizar un referendum sobre el Tratado de Lisboa sobre la UE, no lo celebró cuando se firmó, pues argumentó que era demasiado complejo para someterlo a la votación popular. En el 2014, ya afuera de la presidencia, hizo campaña en el referendum de independencia de Escocia a favor de mantenerse en el Reino Unido. En el telefilm "Coalición" (2015) Ian Grieve es el primer ministro Brown.
David Cameron (1966). Fue primer ministro del Reino Unido del 2010 hasta el 2016. Después de décadas sin que los conservadores regresaran al poder, Cameron trajo a su partido de vuelta a la presidencia del país. Modernizó el partido conservador, lo que le llevó a ser acusado por políticos tanto de derechas como de izquierdas que le tildaron de oportunista y elitista. Cuando en el 2015 ganó el partido conservador con mayoría decidió llevar a cabo una de sus promesas, el referendum sobre la permanencia en la Unión Europea, de la que él se mostraba firme partidario. Cuando el resultado de las urnas salió a favor de abandonar la UE, el conocido "Brexit", Camerón presentó su renuncia: "No creo que sea correcto que yo trate de ser el capitán que conduce a nuestro país a su próximo destino". También en la anterior serie "Coalición" Mark Dexter es David Cameron.

EL FIN DEL SUEÑO

KENNEDYS: DESPUÉS DE CAMELOT


Título Original: The Kennedys: After Camelot

Año: 2017

Nº de Episodios: 4 (181 min.)

País: Estados Unidos

Director:

Reparto: Katie Holmes, Matthew Perry, Kristin Booth, Kristen Hager, Alexander Siddig.

Marco Temporal: 1968-1997

Marco Espacial: Estados Unidos



Los Angeles. 6 de junio de 1968. En el Hotel Ambassador se espera la aparición del senador Robert Kennedy ante sus seguidores para comentar su victoria en las primarias en California. En las cocinas del hotel un joven de ascendencia palestina espera escondido su momento. En Nueva York Jackie Kennedy, la viuda del hermano del candidato y antiguo presidente de la nación, sigue por televisión las informaciones relativas a la victoria de su cuñado. En San Francisco Edward Kennedy, acompañado de su esposa, representa los interés de la familia ante sus seguidores mientras están atentos a los resultados de su hermano y a su comparecencia.

La serie fue concebida como una necesaria continuación a la serie del 2012 "Los Kennedy", incluso miembros del reparto de la primera continúan su papel en la segunda como en caso de Katie Holmes o Kristin Booth. Ahora se trata de contarnos lo que ocurre tras el asesinato de Robert Kennedy, y como ese mágico mundo levantado por la poderosa familia de católicos irlandeses, eso que Jackie denomina Camelot, se desmorona, como el sueño de los Kennedy, y con ellos de una parte de los americanos, se viene abajo. Para ello se sirven de los dos miembros más relevantes de la familia que siguen teniendo un papel público, Ted Kennedy, el pequeño de los hermanos y la nueva esperanza del clan, y la viuda de John y madre de sus hijos, Jackie. Desde 1968 hasta 1997 se nos va mostrando los fallidos intentos de la familia por volver a convertirse en los "reyes" de Norteamérica hasta llegar a un epílogo final en el que se nos presente al príncipe que pudo ser y no fue, John Kennedy Junior.

Con los dos actores principales metidos a productores la serie apenas dejan espacio para ningún otro que no sea ellos: Jackie y Ted, Ted y Jackie, parecen ser los únicos que importan: él caracterizado como un perfecto imbécil, y ella por el contrario como la perfecta dama, una auténtica reina sin corona. Tanto se centran en los dos personajes que apenas nos enteramos de lo que está sucediendo en el mundo o incluso en su propio país, que si los amores de la una, que si las meteduras de pata del otro, le dan un toque demasiado folletinesco que pierde de vista los elementos que habían hecho interesante a la serie precedente. Únicamente el incidente de Chappaquiddick se trata con algo de seriedad aunque se dejan bastantes cosas en el tintero.

En algunas críticas se considera la serie como innecesaria y superficial, yo no estoy totalmente de acuerdo con estas apreciaciones. El clan Kennedy fue una de las familias más importantes de los Estados Unidos. Durante décadas estuvieron implicados de una forma u otra en la vida política de su país, participaron activamente en algunos de los acontecimientos más importantes del siglo XX, y su influencia se notó durante mucho tiempo en los Estados Unidos. Una serie de televisión que contara si no todos al menos los principales hechos y políticas en los que se vieron implicados era más que necesaria. La anterior serie había dejado muchas preguntas por contestar, también había dejado cabos sueltos que se podían atar con ésta, y por supuesto la historia de Ted era interesante que fuera contada. Pero lo que sí es cierto es que la historia merecía ser tratada con algo más de rigor, y ahí sí puedo concordar con los críticos, en ocasiones la serie se torna superficial, y se pierde en imágenes de relleno que no aportan nada ni a la historia ni a los personajes biografiados. Esta "After Camelot" se convierte así en una secuela que incide más en temas personales, en problemas familiares, que en elementos históricos, se simplifican las posturas y se recurre a maniqueísmos sin ahondar en las motivaciones de los protagonistas.

Desde luego de inferior calidad a su predecesora es más un culebrón de lujo que una serie histórica, pero al menos continúa allá donde lo dejó "Los Kennedy" y sirve al espectador para seguir los avatares de la famosa familia tras la muerte de sus dos principales representantes.

TRAICIÓN EN EL FUERTE

EL ÁLAMO


Título Original: Alamo

Guionista: Olivier Dobremel "Dobbs"

Dibujante: Darko Perovic

Año de Publicación: 2011-2012

País: Francia, Serbia

Marco Temporal: 1836-1837

Marco Espacial: México, Estados Unidos






El 22 de abril de 1836 un grupo de norteamericanos ataca a soldados mexicanos a los que masacran bajo el grito de: ¡Recordad el Álamo". Es la Batalla de San Jacinto. Ni se pide ni se concede piedad. Entre los combatientes americanos, Louis Rose reflexiona sobre las verdaderas razones del ansia de revancha, la masacre ocurrida unos meses atrás en el fuerte Álamo, y en la que él tuvo un importante papel que casi todos desconocen.

En dos cómics se nos va a relatar la caída de El Álamo tras un asedio de 13 días por parte de las tropas mexicanas del general Santa Anna. En esta ocasión los dos volúmenes que componen la serie tienen a un protagonista francés que dista de ser el héroe que solemos ver en otras versiones, y por el contrario Louis Rose está en la antigua misión convertida en baluarte de los secesionistas texanos con una misión diferente a la de ayudar en la defensa de la misma.

El guión del francés Dobbs es bastante menos épico que las películas americanas que han narrado el hecho, por el contrario discurre por los caminos de la conspiración e intriga, presentando de forma diferente a los héroes por todos conocidos: David Crockett, William Travis, y Jim Bowie, pero alguno bastante desmitificado, incluso en el caso de Sam Houston con tintes claramente negativos. La trama utiliza a un anti héroe para exponer un tema siempre actual, la frialdad y capacidad de manipulación de los políticos que no se paran ante nada para conseguir sus objetivos, y usan al pueblo para sus fines, es decir lo que solemos ver casi todos los días cuando encendemos el televisor y escuchamos las noticias. Pero claro a nivel histórico tan poco es que la hipótesis lanzada por el guionista se pueda demostrar y no deja de ser un entretenimiento que propone una visión distinta de la intocable hazaña de El Álamo.

El dibujo es más que correcto, los personajes se diferencian muy bien, y el ambiente, aunque limitado y sin excesivo espacio para brillar, está bien reflejado, así que en el apartado gráfico no nos podemos quejar.

Los dos números de "El Álamo" son entretenido, rupturistas, con una visión nueva, y que aunque no añaden gran cosa a lo conocido, sí nos permiten refrescar conocimientos, y contrastarlos con las especulaciones del guionista. Además al ser una trama cerrada sin que se prolongue "tropocientos" números, no te da tiempo a que te canses o veas repetirse las historias con ínfimas variaciones como sucede en otras interminables series, sagas o lo que sean.