UN LEGIONARIO EN EL SAHARA

EL HOMBRE DE LA LEGIÓN


Título Original: L'Uomo della legione

Guionista: Dino Battaglia

Dibujante: Dino Battaglia

Año de Publicación: 1977

País: Italia

Marco Temporal: 1921

Marco Espacial: Argelia





1921. Un destacamento de la legión extranjera marcha entre las dunas hacia Sidi-Bel-Abbes en el Alto Sahara argelino. De pronto suenan disparos. Los argelinos han preparado una emboscada. Sólo la rápida reacción de un legionario, que consigue hacerse con la ametralladora enemiga, salva a todo el destacamento de la hecatombe, es el legionario Moreau.

El italiano Battaglia coge el clásico tema del soldado resentido de la legión extranjera y nos relata  una historia de guerra, odio y heroísmo ambientada en el Sahara de los años veinte del siglo pasado. Un soldado castigado por su comportamiento en Verdun durante la Primera Guerra Mundial se encuentra en África con el oficial culpable de su condena. Ambos tendrán que superar los fantasmas de su pasado para hacer frente al enemigo que les acecha. Sol, emboscadas y arena llenan un cómic con un gusto clásico. 

El guión es poco original, por no decir nada original. Sin esforzarnos mucho podemos recordar media docena de películas con una historia similar. Tampoco es que la historieta se convierta en un homenaje descarado a "Beau Geste", pero tiene bastantes puntos en común. Como historieta histórica tampoco es que aporte demasiado, salvo el prólogo introductorio donde se da un breve repaso a la historia de la Legión extranjera. Como historieta bélica o de aventuras funciona muy bien y entretiene aunque la historia es bastante previsible.

El mismo Battaglia se encarga del dibujo como suele ser habitual en la serie a la que pertenece el cómic "Un hombre, una aventura", donde un mismo artista se encarga del guión y del dibujo. El dibujo duro, terroso, fuerte, acompaña muy bien al ambiente en el que se desenvuelve la historia, aunque a mi entender le falta luz, le falta ese sol abrasador que castiga a los legionarios como un arma más de los rebeldes argelinos.  

CHINA CONTRA EL IMPERIO DE LA DROGA

LA GUERRA DEL OPIO


Título Original: Yapian zhanzheng

Año: 1998

Duración: 11 min.

País: China

Dirección: Jin Xie

Reparto: Bao Guoan, Lin Liankun, Su Min, Lang Xiong, Bob Peck, Simon Williams, Emma Griffiths Malin, Philip Jackson, Debra Beaumont

Marco Temporal: 1838-1842

Marco Espacial: China

1838. El gobernados Lin Zexu es llamado a la capital por el emperador. En su camino hace una parada para ver a su viejo maestro y ofrecerle una nueva medicina que desintoxica de la adicción al opio en la que el anciano ha caído. Ambos discuten sobre la posibilidad de que el emperador haya decidido prohibir el comercio del opio. Para el maestro sí el emperador optará por la prohibición las consecuencias podrían ser muy negativas sobre todo debido a la corrupción imperante y a todos aquellos funcionarios que se benefician de los sobornos derivados del nefasto negocio, por ello aconseja a su antiguo alumno que rechace el encargo imperial.

La decisión del emperador de China Daoguang (r.1820-1850) de prohibir la venta y el consumo de opio, nombrando para ello al gobernador Lin Zexu como encargado de tomar las medidas oportunas es el arranque de este film chino que analiza las consecuencias de esto. Para celebrar la devolución a China de la soberanía sobre Hong Kong el propio gobierno chino dio su respaldo a la producción. En el film se relata la primera Guerra del opio (1839-1842) a través del punto de vista de algunos de sus protagonistas históricos como el emperador, el gobernador Lin, el diplomático británico Charles Elliot, pero también se introducen personajes ficticios con sus historia personales y como la guerra del opio afecta a sus vidas, ya sean comerciantes occidentales o miembros del pueblo chino.

Ling Zexu. 1843
Bien acogida por la crítica occidental por la manera de tratar el tema, alabada por los historiadores y expertos por atreverse con uno de los momentos más vergonzosos del colonialismo, sin embargo no gustó demasiado al público que la consideraron aburrida cuando no pretenciosa. Personalmente me parece una película imprescindible para todo aficionado a la Historia y por supuesto al cine histórico, al margen de sus valores cinematográficos, tanto por lo que cuenta, porque lo cuenten los propios chinos, y por como lo cuentan.

Para entender el colonialismo o el imperialismo en el siglo XIX, no sólo el británico, las guerras del opio son un acontecimiento fundamental que explicarán toda una mentalidad que desgraciadamente se ha seguido manteniendo hasta nuestros días. Que los propios chinos, aunque sea para celebrar que les devuelvan su peñón, (el chino digo, que los ingleses con eso de los peñones son muy suyos) cuenten su versión de las guerras del opio a mí ya me proporciona un motivo para ver la película con interés, que además den una versión que se atiene bastante a los hechos, pues es otro punto a favor, y finalmente que no escatimen en medios para hacerlo (se recreó el Cantón del siglo XIX construyendo calles enteras y moviendo a un número considerable de extras) pues me da motivos más que suficientes para ver la película y disfrutarla. Es cierto sin embargo que sus valores son más de carácter histórico que cinematográficos; las actuaciones son normalitas tirando a flojas, el exceso de personajes, la deriva de la narración de unos a otros, y la falta de una historia coherente que sirva de nudo a la acción la pueden hacer poco llevadera para el público en general. 

"La guerra del opio" es una película sin efectos digitales, sin artes marciales ni chinos voladores que ensartan a los enemigos como aceitunas en un martini, en las batallas no vemos volar bolas de fuego que arrasan mágicas ciudades, ni grandilocuentes personajes gritan consignas emotivas que nos pongan los pelos como escarpias. La realidad es que los personajes no emocionan, es difícil empatizar con ninguno (salvo quizás con Lin Zexu), pero tampoco lo necesitas, el hecho es tan vergonzoso que sólo su narración produce un rechazo tal que lo demás se diluye. Seguramente la película era más larga y se cortó para su exhibición en cines y posiblemente lo acertado hubiera sido optar por una mini serie, pero aún así: frikkis de la Historia, no podéis perdérosla; el resto, mejor absteneos.  

Aquí el trailer en inglés:
Y aquí la película completa en español:
    
     

SOBREVIVIR EN JARTUM

EL TRIUNFO DEL SOL


Título Original: The Triumph of the Sun


Autor: Wilbur Smith


Año de Publicación: 2005


País: Zambia


Marco Temporal: 1884-1898


Marco Espacial: Sudán 


Rebeca Benbrook es la hija del cónsul general británico en Jartum. A pesar de la insistencia de su padre para que abandone la ciudad junto con sus dos hermanas gemelas, la joven se niega a dejar a su padre. La ciudad se encuentra sitiada por los ejércitos del Madí y sólo unos pocos se atreven a saltarse el bloqueo para llevar víveres a los sitiados como Ryder Courtney que con su barco es la última esperanza de que los Benbrook puedan abandonar Jartum. 

El exitoso Wilbur Smith creador de mega sagas con múltiples seguidores en todo el mundo tuvo en su día la idea de unir dos de sus más famosas sagas en una única novela, y a través de dos personajes pertenecientes a cada una de sus grandes familias, los Courtney y los Ballantyne, les hace desembocar en el Sudán arrasado por la rebelión del "Elegido", el Mahdi, que sitia Jartum desde 1884. La novela es casi un guiño a sus seguidores ya que no interfiere en la dinámica de las sagas al tratarse de personajes que no protagonizan los otros libros, de hecho por ejemplo Ryder Courtney es un primo lejano que apenas se menciona en las novelas de la "saga Courtney". Libre de deudas y ataduras con las otras historias el escritor se puede permitir el lujo de hacer una novela de aventuras e histórica, posiblemente una de las más históricas del africano.

Carga de lanceros en Omdurman. R.C. Woodville jr. 
Del asedio de Jartum (1884-1885) hasta la batalla de Omdurmán (1898) los protagonistas verán sus vidas peligrar, intentando sobrevivir al asedio y a la posterior ocupación de la ciudad. El Mahdí, el General Gordon, Abdullahi y todos los personajes importantes de la guerra mahdista son los compañeros de narración de los ficticios y habituales protagonistas de las novelas de Smith. Quien ya haya leído las novelas de este escritor ya sabe lo que se va a encontrar, acción a raudales, aventuras, hombres muy hombres, deliciosas mujeres, exotismo, y una lectura en general agradable y entretenida.  En "El triunfo del sol" el autor se esfuerza por mostrarnos la dureza de la vida en una ciudad asediada y consigue trasmitir al lector la sensación de tensión que sufren los personajes sabedores de la próxima caída de su ciudad. Me atrevería a afirmar que estamos ante una de las mejores novelas de Wilbur Smith, y eso es decir mucho de uno de los escritores cuyas obras más se venden en todo el mundo, en el 2014 había vendido más de 120 millones de copias de sus novelas.    

MISTERIO EN SALAMANCA

EL MANUSCRITO DE PIEDRA


Título Original: El Manuscrito de Piedra


Autor: Luis García Jambrina


Año de Publicación: 2008


País: España


Marco Temporal: 1497


Marco Espacial: España


El 20 de septiembre de 1497 en Salamanca fray Tomás abandona su convento pues necesita comunicarle a alguien sus preocupaciones y sospechas. Amanece cuando se aventura por las desiertas calles de la ciudad, sin embargo nota que alguien le sigue e intenta buscar refugio. Frente al pórtico de la Penitencia de la Iglesia Mayor cae apuñalado. Cuando se encuentra el cadáver presenta la boca abierta y una moneda sobre la lengua. No mucho tiempo después el estudiante Fernando de Rojas regresa de su pueblo tras las vacaciones de verano.

El filólogo y profesor de la Universidad de Salamanca, Luis García Jambrina, inaugura con esta novela un ciclo de novelas de misterio histórico que tienen por protagonista al supuesto escritor de "La Celestina", Francisco de Rojas. Combinando las cualidades de un Holmes de finales del siglo XV y las habilidades de Guillermo de Baskerville de "El nombre de la Rosa" aprovecha para sumergirse en los más oscuros laberintos salmantinos. El futuro escritor resuelve crímenes, desenmascara conspiraciones e intenta salvar al príncipe Juan, heredero de la corona, mientras brega con sectas e Inquisición en la callejuelas de la ciudad y en sus subterráneos.

Cueva de Salamanca.
La propuesta es interesante y aunque las premisas iniciales no son ciertamente originales, el marco histórico de la obra, el protagonista elegido, y el lugar escogido como escenario reúnen las suficientes características para hacerla atractiva. El lector puede esperar encontrar elementos y referencias a lo que luego será la obra de Fernando de Rojas, casi sus fuentes de inspiración e incluso su motivación para escribirla. Así mismo se usan las leyendas de Salamanca como la de la cueva de Salamanca donde supuestamente impartía clases el Diablo para darle el debido tono tétrico y misterioso a la novela. Finalmente la presencia en Salamanca del príncipe Juan de Aragón, hijo de los Reyes Católicos, y su conocido final da una excusa más para que el aficionado se sumerja en la lectura de "El manuscrito de piedra".

Pero si bien todo lo antedicho redunda en beneficio de la novela, es también cierto que el autor no aprovecha al máximo esas ventajas. Ha elegido bien el camino, pero luego no lo recorre con toda la eficacia que era de esperar. Tal vez quiera contar mucho en poco espacio (la novela no llega a las 200 paginas). La que podía ser una gran novela de misterio e historia se queda en una novelita de intriga histórica entretenida, pero poco más. Esperemos que en las siguientes entregas de esta serie de "Los manuscritos" García Jambrina sea más ambicioso, se atreva a más, suelte amarras y el lastre de las deudas a Conan Doyle o Umberto Eco, y encuentre su propio camino, nos sorprenda, y haga una obra algo menos previsible, con más profundidad psicológica en los personajes y con una intriga más elaborada, que por lo leído se nota que es capaz de eso y mucho más.       

DETECTIVES MODERNOS

INVESTIGADORES LITERARIOS DE LA EDAD MODERNA

Llega el turno de los aplicados investigadores de misterios que desarrollaron su labor en la llamada Edad Moderna, es decir más o menos desde el descubrimiento del Nuevo Mundo a la Revolución Francesa. Como en las anteriores entregas en estos investigadores se mezclan profesiones, lugares de origen, y métodos de investigación, pero todos tienen en común que sus aventuras discurren en un contexto histórico bien definido. 

Fernando de Rojas. El estudiante de leyes en la Universidad de Salamanca, Fernando de Rojas, se convierte en investigador de crímenes y desmantelador de oscuras intrigas en la España de finales del siglo XV. Al mismo tiempo en su deambular por los recovecos de lo más sórdido de la sociedad se irá encontrando inspiración para una obra que se va gestando en su cabeza. Nada menos que el supuesto escritor de "La Celestina" se convierte por obra y gracia del filólogo español, Luis García Jambrina, en el protagonista de una serie de novelas de misterio, la primera de las cuales, "El manuscrito de piedra", comienza en 1497. De momento dos novelas conforman la saga, y viene en camino una tercera. Un supuesto retrato del escritor fue impreso en una de las ediciones de su obra.
Roger Shallot. El pícaro Shallot y su señor, Benjamin Daunbey, resuelven crímenes al servicio de Enrique VIII de Inglaterra. Desde la ancianidad Shallot recuerda sus pasadas aventuras que comienzan en 1517 en "Los crímenes de la Rosa blanca", y continúan con otras 5 aventuras más. Las aventuras del mordaz sirviente vienen firmadas por un tal Michael Clynes, que no es otro que el incansable y prolífico Paul Doherty, escritor británico que ha hecho de la novela de misterio histórico su inacabable terreno literario, aunque, todo hay que decirlo, con la serie de Shallot llegan sus mejores historias.   
Shardlake. El abogado reformista Matthew Shardlake pasea su agudeza y su joroba por la turbulenta Inglaterra del desenfrenado Enrique VIII. En un principio a las ordenes de Cronwell resuelve crímenes y conspiraciones mientras se suceden las esposas en el tálamo real. Desde su primera aventura en 1537, "El gallo negro", hasta la sexta que ya transcurre en 1546 a la muerte del monarca, el investigador tendrá que bregar contra todo tipo de misterios. El escocés C. J. Sansom, historiador y abogado, pone sus conocimientos académicos al servicio de la literatura para escribir una serie muy bien aceptada en su país de origen, aunque se muestra furibundo defensor de la no independencia escocesa.
Giordano Bruno. El filósofo y astrónomo italiano Girodano Bruno (1548-1600) se convierte en "Los herejes de Oxford" en el protagonista de una novela de misterio. En 1583 Giordano Bruno, que se encuentra en Londres, deberá hacer frente a peligros inesperados en un ambiente aparentemente tranquilo, la Universidad de Oxford, donde las luchas religiosas y unos terribles asesinatos ponen de relieve que el misterio acecha en todas partes. El erudito real se trasmuta gracias a la pluma de la escritora S. J Parris (seudónimo de la crítica inglesa Stephanie Merritt) en un investigador literario de misterios en una serie que lleva ya cinco novelas.  
Isidoro de Montemayor. Isidoro comienza como empleado de un editor, pero la publicación de "El Quijote" de Avellaneda en 1614 le llevará a sumergirse en el mundo de la investigación de crímenes y la resolución de misterios. En la España del Siglo de Oro este investigador vivirá aventuras y amores relatados en hasta ahora en tres novelas, la primera de las cuales "Ladrones de tinta", fue aclamada por la crítica y merecedora de varios premios. El historiador español Alfonso Mateo-Sagasta después de dedicarse a regentar una librería y editar una revista finalmente recaló para alegría de los lectores en la literatura y lo hizo con esta trilogía de misterio e historia.
Gonzalo García. El alguacil del barrio de Lavapiés en Madrid, Gonzalo García, antiguo soldado de los tercios de Flandes, se ve a finales del año 1661 inmerso en la investigación de un triple asesinato cuyas ramificaciones llegaran hasta el mismo rey Felipe IV. El modesto alguacil español lleva dos aventuras relatadas en "El demonio de Lavapiés" y "El libro de las tinieblas" que le han sumergido en los más sórdidos recovecos del Madrid de los Austrias. El periodista español Pedro Herrasti es el creador del nuevo detective de la Edad Moderna nacido para rivalizar a otro nivel con los héroes de capa y espada que pueblan las novelas ambientadas en la España de Felipe IV.
Sano Ichiro. El investigador japones Sano Ichiro es un yoriki, un oficial de policía de menor rango, cuando en 1689 se ve envuelto en una investigación criminal que implica a dos amantes a los que se ha asesinado e intentado hacer pasar por un suicidio. La primera novela, "Shinju, el amor prohibido", sirve para presentarnos al detective samurai y la época en la que se mueve, el Japón de la era Edo  a finales del siglo XVII. 17 novelas más atestiguan el éxito de la fórmula ideada por Laura Joh Rowland, una norteamericana pero con orígenes orientales.  
Atto Melani. El cantante castrato, Atto Melani (1626-1714) que también fue diplomático y espía al servicio de Francia, es el protagonista de una serie de aventuras en las cuales desenmascara criminales, desentraña enigmas y desmonta conspiraciones. El debut de abate Atto se produce en "Imprimatur" cuando queda atrapado en una posada de Roma en el año 1683 al producirse una muerte sospechosa que obliga a poner en cuarentena a todos los huéspedes. El culto investigador prosigue sus aventuras y largas peroratas en al menos 4 novelas más que sumadas a las dos que faltan por publicar completarán la saga y la frase latina que se formará con sus títulos. Mientras el polifacético abad recorre Europa implicándose en cuanta conspiración le sale al paso e incluso conocemos algunas de sus aventuras pasadas. El matrimonio italiano, formado por Rita Monaldi y Francesco Sorti, consiguieron con sus novelas de misterio en el barroco que despertara la expectación de los lectores de medio mundo portando tras de sí una fama de novelistas polémicos que ellos mismos fomentaron por el bien de las ventas.
Benjamin Weaver. El ex boxeador de origen judío, Benjamin Weaver, desarrolla su actividad como una cazador de ladrones y criminales en el Londres de principios del siglo XVIII. En 1720 comienza sus andanzas en la aventura titulada "Una conspiración de papel", donde tendrá que investigar la muerte de su padre y sumergirse en el despiadado mundo de las finanzas. Hasta ahora el estadounidense David Liss ha completado una trilogía protagonizada por su investigador, aunque ha publicado otros libros de misterio histórico, incluso una novela que le dio fama internacional, "El mercader de café" que trata sobre el abuelo portugués de Benjamin Weaver.
Pedro Alemán y Camacho. El idealista abogado Pedro Alemán desarrolla su trabajo en los tribunales de Jerez de la Frontera (España). Defiende a los más desfavorecidos y por ello en 1750 se encarga de la defensa de un muchacho huérfano sin recursos ni apoyos a quien se acusa de varios asesinatos. Desde este primer caso en "El abogado de los pobres", Pedro Alemán se verá implicado en otros dos casos más que nos relata su creador el conocido abogado jerezano, Juan Pedro Cosano, que aprovecha para sumergir al lector en el siglo XVIII español. Las de momento tres novelas del ciclo pertenecen a ese subgénero que se ha dado en llamar thriller judicial.
Nicolas Le Floch. El comisario Le Floch comienza su andadura en 1761 en la policía del rey francés Luis XV. Sus casos le ponen en contacto con lo más granado de la sociedad pero también le hacen descender a lo más bajo. Su primer éxito es la resolución de "El enigma de la calle Blancs-Manteaux", y el último se desarrolla ya en 1786. Luego le siguieron 13 novelas más, la última de las cuales salió en el 2017. El escritor francés Jean-François Parot, quien además es diplomático, cosechó tal éxito en sus historias que las vio llevadas a la pequeña pantalla en una serie  de 12 episodios protagonizada por Jerome Robart.
John Fielding. El magistrado real John Fielding (1721-1780) protagoniza sus propias aventuras de misterio en una serie de 11 novelas. El primer caso de Fielding se relata en "El juez ciego" que se desarrolla en 1765 en Inglaterra, y en el cual John y su hermano Henry deberán resolver el asesinato de un Lord amigo del rey Jorge III. El periodista norteamericano Bruce Alexander firma las novelas de unos personajes, los hermanos Fielding, que ya habían captado la atención de escritores y guionistas, el propio Henry era novelista, y que llegaron a tener una serie de televisión, "City of Vice", en la que Ian Glen interpreta a John Fielding, pero que no se basa en las obras del novelista americano.
Pietro Viravolta. El veneciano Pietro Viravolta es un agente secreto que con el nombre código de la Orquídea Negra trabaja para la Serenísima República, aunque años más tarde también resolverá crímenes para el rey de Francia Luis XV. Su primera aventura "El noveno círculo" comenzará en 1756 intentando atrapar a una secta de asesinos que reproduce las muertes relatadas por Dante en el noveno círculo. El francés Arnaud Delalande, creador de la Orquídea Negra, lleva ya publicadas 5 novelas con su personaje que le llevan también a la Guerra de Independencia de los Estados Unidos y a la Revolución Francesa. El escritor es también guionista para el cine y la banda diseñada, y en su país le han llamado "el Arturo Pérez Reverte francés".

EL TIGRE Y EL DRAGÓN

Kenshin vs. Shingen. Batalla de Kawanakajima en 1561. 
LA RIVALIDAD  DE TAKEDA SHINGEN Y UESUGI KENSHIN

En el Japón de la Era Sengoku existieron dos grandes señores o daimios cuya rivalidad se convirtió en legendaria. Se trataban de Takeda Shingen (1521-1573) gobernador de Shinano y Kai apodado el tigre de Kai y de Uesugi Kenshin (1530-1578) quien gobernaba Echigo y al que llamaban el dragón de Echigo. 

Estatua de Takeda Shingen. Kofu. Japón
Kenshi pertenecía al clan Nagao que domina territorios en la parte central de Japón. Aunque inicialmente comenzó como monje le convencieron para que se sumara a las luchas por el control del territorio, y tras acabar con todos sus rivales incluido su hermano, se convirtió en el señor de Echigo. Pero en las fronteras de sus tierras topó con otro poderoso señor con similares ambiciones, Takeda Shingen del clan Takeda.

La historia de Shingen corre paralela a la de su rival, tampoco él era el destinado a suceder a su padre, sin embargo su habilidad e inteligencia para la guerra y la estrategia acabaría por convertirlo en el señor de Kai tras derrotar a su propio padre y hermano. Luego no se pararía ahí y conquistaría la región vecina de Shinano. Fue entonces cuando se encontró con quien sería su rival para siempre, Uesugi Kenshin.

Uesugi Kenshin. Santuario Uesugi.
Ambos hombres tenían muchas cosas en común: Sólo les separaban nueve años de edad, eran grandes guerreros y hábiles estrategas, ambos habían sido monjes e incluso llegaran a alcanzar un rango elevado en las sectas budistas en las que profesaban, los dos hombres venían de importantes familias; y ambos tenían una concepción especial del arte de la guerra. El enfrentamiento entre el tigre y el dragón era inevitable, ya que hasta en las leyendas japonesas son enemigos jurados. 

Takeda Shingen era un duro general pero un hábil gobernante. Convirtió sus tierras en las más ricas del Japón.  A parte de que se asentaran sobre unas productivas minas de oro, el daimio no malgastó el dinero, sino que lo usó con cabeza sin acabar con la economía de su zona, y manteniendo un ejercito permanente para defender sus territorios. Construyó una presa y unos sistemas de canalización y alcantarillado que permitió mejorar la vida de sus administrados. Cobraba impuestos a todos por igual, y fue un gobernante justo. Pero su genio militar y sus ansias expansionistas eran peligrosas para su vecino.

Cuarta Batalla de Kanawakajima. Ilustración
La primera vez que los dos señores se enfrentaron fue en 1553 en el estado tapón que constituía Shinano, en un lugar al norte, Kanawakajima, que sería el recurrente escenario de sus enfrentamientos. La primera lucha fue más de tanteo que un combate en toda regla. Se dedicaban a elaboradas maniobras, elegantes maniobras, y luego tras mucho "postureo", como se diría hoy, se retiraban a sus cuarteles de invierno.

Curiosamente, por supuesto para un occidental, los dos enemigos acérrimos se escribían con frecuencia y se envíaban regalos. Takeda Shingen llegó a enviarle como regalo su mejor katana a Uesugi Kenshi. Esto hay que entenderlo desde el punto de vista del código del samurai, se pueden ser enemigos, pero mostrando respeto. Un buen enemigo  es un orgullo para el samurai, y Takeda y Kenshi se sentían afortunados por tener un enemigo a su altura.

Reproducción armadura de Takeda Shingen
Las batallas y escaramuzas siguieron a lo largo de los años, y se contabilizaron dos batallas más en la misma zona en los años 1555 y 1557. Los perdidas para los dos empecinados enemigos fueron insignificantes, y prácticamente se limitaron a probar sus fuerzas, y volver de nuevos a enseñar los dientes sin muchas consecuencias.

Se cuenta que incluso en una ocasión un clan enemigo de Takeda les cortó el suministro de sal, y los ejércitos de Shingen comenzaron a debilitarse. Su enemigo Uesugi envió entonces suministro a Shingen pues consideraba esa forma de combatir poco honorable. Avisándole que esperaría a que se recuperara para volver a combatirle porque en la nota que envió con los cargamentos de sal afirmaba: "Las guerras se deben ganar con espadas y lanzas, no con arroz y sal". Hoy en día en Japón "ofrecer sal al enemigo" es una frase hecha o refrán que hace referencia a quien ayuda al rival.

Enfrentamiento entre Takeda Shingen y Uesugi Kenshin
Todas estas muestras de caballerosidad y respeto mutuo no impidió que los dos feroces señores volvieran a enfrentarse en Kanawakajima en 1561. Es la cuarta batalla y se produjo un 18 de octubre. Esta cuarta batalla es toda una lección de fintas, contra fintas, en un juego de estrategia que ambos rivales despliegan como si se tratara de un juego de ajedrez en el cual se trata de destruir al enemigo. Un intento de pillar a Uesugi entre dos alas del ejercito de Takeda, es respondido por éste con una desplazamiento nocturno y una ataque por sorpresa al amanecer. La batalla se vuelve por primera vez despiadada, los samurais de ambos señores luchan sin cuartel, y en pleno ataque se produce el suceso más legendario del épico combate: El mismo Uesugi Kenshin carga a caballo con un grupo de fieles contra el puesto de mando de Takeda Shingen, donde éste se encuentra sentado en una silla dirigiendo sus tropas. Las leyendas dicen que todo fue muy rápido, el jinete se abalanzó sobre su oponente sin que nadie pudiera detenerlo y sin que Takeda Shingen pudiera sacar su katana. Uesugi lanzó tres estocadas con su espada que Takeda acertó a parar con su abanico de guerra, el mismo que usaba para mandar ordenes y señales a las tropas y que solían estar hechos de metal; según algunos a pesar de todo no pudo evitar ser herido en un costado. Entonces las tropas de Shingen reaccionaron y Uesugi tuvo que emprender la huida a "uña de caballo" para evitar perder su vida tras la audaz incursión. Esta vez el combate se ha cobrado numerosas víctimas de ambos lados, incluido un anciano consejero de Shingen, quien viendo fracasar la emboscada contra Kenshin cargó el sólo contra los samurais del enemigo, el anciano Yamamoto Kansuke tuerto y cojo terminó su vida con más de 80 heridas. Al final la batalla terminó en tablas, con los dos ejércitos agotados, y sin haber variado sustancialmente la situación previa al combate.

Uesugi Kenshin vs. Tekeda Shingen. Parque de Yawatahara.
En 1564 los dos enemigos volvieron a enfrentarse en la quinta y última batalla de Kanawakajima, que básicamente consistió en ocupar fortalezas, avanzar, retirarse, y pequeñas escaramuzas sin gran importancia. Éste sería el último enfrentamiento entre los dos enemigos, aunque ellos seguirían sus combates en bandos enemistados, apoyando a uno u otro señor. En 1573 en una de las habituales campañas militares de su clan, Takeda Shingen, enferma y ya no se recuperará. Antes de morir nombra a su hijo, Takeda Katsuyori,  heredero y le recomienda que haga las paces con Uesugi Kenshin, ya que éste es un hombre honorable y no se negaría. Takeda Shingen murió con 52 años ese año de 1573. Su rival recibió la noticia cuando estaba comiendo, y la leyenda cuenta que profundamente conmovido, arrojó sus palillos y afirmó: "Él fue mi rival durante muchos años, pero el gran general que era el pilar de las familias guerreras de Kanto se ha perdido. Es verdaderamente una vergüenza." Luego Uesugi Kenshin ordenó que durante tres días no se tocara música en su castillo. Algún consejero recomendó al jefe superviviente aprovechar el momento para atacar los dominios del fallecido, pero Uesugi lo rechazó enérgicamente por considerarlo deshonroso.

La muerte de Yamamoto Kansuke. 1561
Años después en 1578 llegaría el final de Uesugi Kenshin tras una campaña contra Nobunaga. El daimio enferma y tiene que retirarse. El 9 de abril mientras está en el baño Kenshin sufre un ataque y cae gravemente enfermo muriendo 4 días después. El cáncer de estómago, los excesos con la bebida fueron las causas alegadas de su muerte. Pero como no podía ser de otra forma para estas vidas de leyenda también hay una explicación legendaria para su repentina muerte: Un ninja escondido en el baño habría apuñalado con una daga envenenada al samurai causándole la agonía final. El segundo de los dos grandes enemigos moría con 49 años. Ahora ambos formaban parte de la leyenda.

UN DETECTIVE EN LA CORTE DE LUIS XV

NICOLAS LE FLOCH

Título Original: Nicolas Le Floch

Año: 2008-2015

Nº de Episodios: 12 (90 min. cada uno)

País: Francia

Director: N. Picard, P. Bérenger, E. Baily

Reparto: Jerome Robart, Mathias Mlekuz, François Caron, Monique Mauclair, Claire Nebout, Sava Lolov, Vicent Winterhalter 

Marco Temporal: 1761-1778

Marco Espacial: Francia


1761. El joven comisario Nicholas Le Floch es encargado de la seguridad de la princesa Adelaide, por lo que acude a la opera donde le llama la atención la presencia de una extraña joven. La representación es bruscamente interrumpida cuando el matrimonio que acompaña a la princesa recibe una terrible noticia. 

La serie de "Nicolas Le Floch" es  la traslación a la pequeña pantalla de las novelas del escritor francés Jean-François Parot que tenían como protagonista a un policía al servicio de Luis XV primero y de su sucesor Luis XVI después. Con estos antecedentes es fácil de suponer lo que nos vamos a encontrar en cada capítulo: crímenes, asesinatos y conspiraciones en medio de la fastuosa corte de los borbones franceses. Estructurada en 6 temporadas con dos casos por temporada (en algunos países divididas en cuatro capítulos, es decir dos parte por caso), las historias suelen involucrar a personajes conocidos de la historia de Francia: Luis XV, Madame de Pompadour, el conde de Saint Germain, Mademe du Barry, y otros muchos que se mezclan con los ficticios como es habitual en este tipo de obras. Se trata de combinar géneros queridos por los televidentes en un pastiche que aunaría los historias de misterio con las aventuras de capa y espada y los dramas históricos.

El momento histórico sirve al director para mostrarnos el contraste entre el lujo y los fastos de la corte y la sordidez de los asesinatos que investiga el sagaz policía. Las conspiraciones y el clima prerrevolucionario son una constante en la serie para reflejar la decadencia de una sociedad y el preámbulo de lo que ha de venir. Aunque el protagonista no acaba de caer simpático al espectador (al menos a mí), ya que no tiene el encanto de otros conocidos investigadores históricos, las historias que investiga, las conspiraciones que desmantela, y los ambientes en los que se sumergen son lo suficientemente interesantes para seguir al amigo Le Floch, quien incluso se aventura a poner sus pies en la vecina Inglaterra en uno de los capítulos.

La cuidada ambientación a pesar de los fallos detectados por los cazagazapos, la correcta dirección, la interpretación comedida, y los interesantes guiones, hace que la serie no aburra y contente a la mayoría aunque posiblemente no entusiasme a los más exigentes, y fuera de Francia su éxito ha sido relativo. En la propia Francia se llegó a pensar en su cancelación, de hecho desde el 2015 no se han vuelto a realizar más episodios, y sólo una cierta presión de sus seguidores les llevó a filmar la hasta ahora última temporada.