¿PERO HUBO ALGUNA VEZ MUJERES PIRATAS?

Marie Read y Anne Bonny
ANNE BONNY Y MARIE READ 


Si hace poco dejábamos constancia de que las mujeres habían sido capaces de desenfundar las espadas o líarse a tiros con una rival en duelos por todo tipo de motivos, hoy queremos saber si también fueron capaces de blandir sables y garfios y saltar al buque enemigo al famoso grito de ¡al abordaje! mientras navegaban bajo la bandera negra de las tibias y la calavera. Y a la pregunta que abre el artículo podemos afirmar con un rotundo sí. Al menos dos mujeres llegaron a ser procesadas por piratería en el siglo XVIII, y aunque no fueron casos aislados ni únicos vamos a repasar su trayectoria. Fueron Anne Bonny y Marie Read.

Grace O'Mally. County Mayo. Irlanda
Antecedentes de piratería femenina se pueden rastrear casi en todas las épocas de la historia de la humanidad. Así en plena antigüedad, allá por el siglo III a.C, Teuta, reina de Iliria (231-238 a.C.) dirigió la flota de piratas que heredó a la muerte de su marido para darles más de un quebradero de cabeza a las naves romanas. Pero Teuta jamás comandó en persona sus barcos, ni protagonizó espectaculares asaltos marinos. En la Edad Media el caso más famoso ocurrió durante la Guerra de los Cien Años y fue el de la llamada Dama de Clisson, Juana de Belleville, que protagonizó una sonora venganza contra Felipe VI de Francia que había ajusticiado a su esposo en 1343. Juana llegó a armar tres naves para saquear las costas francesas, pero esa es otra historia que dejaremos para mejor ocasión.    

Es en la Edad Moderna cuando la piratería cobra un nuevo auge y surgen audaces figuras que hacen del mar el escenario de sus hazañas o fechorías. La irlandesa Grace O'Malley (1530-1603) o la inglesa Charlotte de Berry (1636) fueron algunas de estas féminas lanzadas al arriesgado oficio de pirata. Pero son Anne Bonny y Marie Read quienes tuvieron el dudoso honor de ser juzgadas y condenadas por un tribunal como piratas. 

Clara Paget es Anne  Bonny en "Black Sails"
Anne nació en Cork (Irlanda) como hija ilegitima de un abogado de buena familia y una sirviente. El escándalo de los amores paternos llevó a la familia a emigrar a las colonias, instalándose en Charleston (Carolina del Sur). La madre murió joven y la pequeña Ana se crió sin referencias femeninas. La niña dio pronto muestras de poseer un fuerte carácter que le llevaba a meterse en líos con demasiada frecuencia, ya en la escuela de párvulos agredió a la maestra a navajazos por que según ella le había tomado ojeriza. ¡Todo un angelito! A medida que iba creciendo la muchacha frecuentaba cada vez más las tabernas portuarias y antros de mala nota que visitaban todo tipo de marinos. Se decía que había matado en un duelo a María Vargas por disputarse ambas un hombre, y que en otro enfrentamiento con una rival le había arrancado la nariz a ésta de un mordisco. Es en estas tabernas donde conoce a su primera pareja, James Bonny, un supuesto marino sin oficio con quien se casa a la edad de 14 años, y al que sigue cuando éste se embarca con Charles Vane, un reconocido pirata. Pero antes de marcharse, enterada que había sido desheredada por su padre por el matrimonio contraído con el impresentable Bonny, Anne decidió dejarle un regalito a su progenitor quemando varias de sus plantaciones.

Calico Jack, Grabado. S. XIX
La pareja desembarcó en New Providence (Nassau en Bahamas), no sin que Anne comenzara una relación con el contramaestre de Vane, un tal Jack Rackham, quien pronto sería conocido como Calico Jack. Mientras su marido estaba embarcado en tierra Anne consolidó su relación con Rackham. Acusados por el marido ante el gobernador Rodgers, éste amenazó con azotar a la adultera. Jack y Anne deciden fugarse y se embarcan de nuevo con Vane, pero ella vestida como varón.  Sin embargo la inquieta Anne no va a aguantar mucho un papel secundario e insta a su amado a tomar un papel relevante. En el año 1719 estalla el motín y Charles Vane es abandonado en un bote en medio del océano. "Calico" Jack es el nuevo capitán del barco y Anne su segundo. Poco tiempo después Anne tuvo que ser desembarcaba puesto que esperaba un hijo de su amante y capitán. Una vez que dio a luz la pirata dejó al bebe al cuidado de unos conocidos en Cuba. Anne Bonny volvió de nuevo a unirse a la tripulación del cada vez más activo "Calico Jack" quien se iba haciendo un nombre entre la piratería de la época. La captura de un barco holandés y con él de un atractivo joven inglés que atrajo la atención de Anne puso una nueva pieza en el tablero. Pues el celoso Jack no tardó en descubrir que el guapo inglesito no era tal sino una joven llamada Marie Read. 

Mary Read batiéndose en duelo. Grabado
Marie Read nació en 1690 en Londres. Su madre que ya tenía un hijo con su esposo marino tuvo una relación aprovechando la ausencia de éste, y de el adulterio nació Marie. No queda claro si el marido burlado las abandonó o la niña nació tras desaparecer él en alta mar. Poco tiempo después moría el hermanastro de la pequeña Marie, y su madre para seguir cobrando un subsidio de la abuela paterna la hizo pasar por el difunto, la vestía de chico y la hacía llamar Mark. Educada como un chico se colocó como lacayo de una alta dama a la muerte de su madre, luego sirvió como marino en un buque de guerra, y finalmente recaló en un regimiento de infantería en Flandes, siempre en su papel de chico. En su nuevo destino se enamoró de un oficial flamenco a quien descubrió su condición, y con el que terminó casándose. Pero no le duró el matrimonio ya que el marido cayó en acción. La viuda deseosa de recordar viejos tiempos y poco resignada a la vida contemplativa volvió a sus disfraces de hombre, se embarcó en un buque holandés, y he aquí que dicho barco fue asaltado nada más y nada menos que por Calico Jack y su feroz compañera.

Anne y Marie. Escultura en Bronce. Bahamas
A la oferta de engancharse con los piratas Mary o Mark, ya que entonces iba de chico, se sumó a la tripulación de Calico Jack y comenzó su relación con Anne Bonny. Cuando el capitán descubrió que el caballerito ingles era una dama, según las malas lenguas comenzó una relación a tres de la que todos los participantes parecían estar muy satisfechos. Jack además pasó de pirata a corsario al obtener del gobernador Woodes Rodgers patente para atacar buques españoles. Pero Marie encontró el amor en un carpintero inglés reclutado como pirata en el buque de Calico.  Marie creyó llegado el momento de descubrirle su auténtica personalidad, y en cierta ocasión propicia le enseñó uno de sus blanquísimos senos ("Historia de los robos y crímenes de los más notables piratas y de su gobierno, desde su establecimiento en 1707 hasta el presente" Charles Johnson, 1724)  La pareja se casó en alta mar al estilo pirata.

Anne Bonny. Ilustración.
Pero porque ahora se conociera el verdadero sexo de las piratas que nadie se llame a engaño. Marie y Anne eran tan duras como el que más, y posiblemente más audaces y crueles que sus compañeros para que nadie pusiera en duda su valía. Se contaba que un fornido pirata retara en duelo al carpintero casado con Marie, y fue ésta, consciente de que su marido no iba a sobrevivir, quien aceptó el duelo, se batió armada con sable y hacha de abordaje y terminó con bastante brutalidad con el osado que desafiara a su amado. Una testigo sobreviviente de sus tropelías, Dorothy Thomas, describía así a las dos mujeres: Llevaban chaquetas de hombre, pantalones largos y pañuelos atados sobre sus cabezas y...cada una de ellas tenía un machete y una pistola en sus manos y maldijeron y juraron incitando a los hombres para que me mataran. Dorothy también afirmó que sabía que eran mujeres por la amplitud de sus pechos.

Fotograma de "Las aventuras de Mary Read". 1961
En febrero de 1720 el barco de Calico Jack fue sorprendido por un guardacostas español que remolcaba una goleta inglesa apresada. Cercados en una bahía los piratas no podían enfrentarse al más poderoso navío español, y solo les quedaba morir luchando al despuntar el día, pero Anne aconsejó a Jack abandonar el barco por la noche, nadar hasta la goleta inglesa amparados por la noche, abordarla, y largarse con su nuevo navío en busca de nuevas presas. Y así sucedió, los españoles fueron sorprendidos por la noche y sólo les quedó ver alejarse al flamante barco inglés que habían capturado, claro que les dejaron el abandonado buque de Calico ya próximo a la jubilación.

Barco Pirata. 1852. Ambroise Louis Garneray.
Pero la suerte no tardó en abandonar a los piratas. Después de volver a la piratería tras traicionar al gobernador Woods, Calico ya no podía esperar que se hiciera la vista gorda a sus asaltos. Antiguos compañeros de correrías actuaban ahora al servicio de Francia e Inglaterra como cazapiratas, e incluso los españoles habían reforzado barcos y flotillas para limpiar el Caribe de indeseables. Era cuestión de tiempo que "los hermanos de la costa" sucumbieran, y Calico Jack y su tripulación estaban en la lista.

Mary Read mata a un pirata. Grabado 1842.
En agosto de 1720 Rackam y su tripulación se encontraban en las costas de Jamaica buscando las presas que cada vez escaseaban más. La moral de los piratas estaba en su momento más bajo. Dos meses después, a finales de octubre, la nave de Calico se encontraba anclada cerca del cabo Negril en Jamaica. La fragata inglesa del capitán Barnett se topó con los piratas que además estaban de fiesta con otros compañeros de profesión, y el ron había corrido a raudales dejando a las tripulaciones en un estado poco apropiado para entablar combate. La primera andanada desarboló el buque pirata y forzó la huida de Rackman y sus hombres que corrieron a esconderse a la bodega, los que pudieron, porque algunos estaban tan borrachos que ni eran capaces de reaccionar. Anne y Marie viendo la actitud tan viril de los "machos" les insultaron, amenazaron, e incluso Marie disparó a uno matándolo al grito de ¡Adelante! Luchad como hombres. Muy pocos quedaron al lado de las dos mujeres para enfrentarse al abordaje inglés. Los marineros ingleses se enfrentaron a dos furias pero la superioridad  numérica y la cobardía de Calico, que se rindió pidiendo cuartel, acabó con la lucha.   


Estatua de Anne Bonny.  Saint Thomas. 
Los piratas fueron conducidos a Spanish Town en la misma Jamaica. El 16 de noviembre, 15 días después del combate, los piratas, fueron juzgados, condenados y ahorcados. El carpintero amante de Marie Read fue liberado y no quiso saber de ella. Tanto Anne como Marie alegaron que estaban embarazadas para escapar de la horca, algo que se demostró cierto y que las salvó de la ejecución. Los niños nacieron en la cárcel pero nada más se supo de ellos.

Jack Rackham, alias Calico Jack,  tuvo una última visita antes de ser colgado el día 18. Anne Bonny recibió permiso para verlo y se despidió con una dura frase: Lamento verte así, Jack. Pero si hubieras luchado como un hombre, ahora no tendrían que colgarte como a un perro. Tras ser ahorcado el cuerpo de Calico Jack fue embrado y encerrado en una jaula hasta su putrefacción y expuesto en uno de los cayos que ahora lleva su nombre, Cayo Rackham. La leyenda afirma que las últimas palabras del pirata fueron: Desdichado sea aquel que encuentre mis innumerables tesoros, ya que no habrá barco ninguno que encima pueda cargarlos todos.

Anne Bonny visita a Calico Jack. Grabado.
Marie Read murió durante su estancia en la cárcel de unas violentas fiebres. Su entierro el 28 de abril de 1721 quedó constatado en los registros de la iglesia de Santa Catalina de Jamaica.

Anne Bonny no fue ejecutada y, según el libro de Johnson escrito en 1724, posiblemente fue liberada. Se llegó a afirmar que el padre de Anne, el señor Cormac, utilizó su dinero e influencias para conseguir su liberación. La realidad es que se perdió su pista y las especulaciones sobre su destino final han sido varias: según algunos volvió con su antiguo marido, otros por el contrario afirman que regresó a la piratería, los menos afirman que en realidad murió en la cárcel, y un estudio reciente asegura que se estableció en Carolina del Sur donde se volvió a casar, tuvo una familia, se mantuvo alejada de su antigua vida y falleció alrededor de 1782.

Pero como ya hemos visto y volveremos a ver las mujeres pirata existieron y en ocasiones eran más duras, valientes y crueles que los propios hombres. Anne y Marie no fueron una excepción y lanzarse al abordaje blandiendo un sable fue una actividad que atrajo a otras mujeres como la corsa Louise Antionino, la francesa Julienne David o incluso la temible señora Ching quienes...¡Ah perdón! que éstas ya son de otra época.  

INQUIETANTE JUGUETE

LA CASA DE LAS MINIATURAS

Título Original: The Miniaturist

Año: 2017

Nº de Episodios: 3 (150 min.)

País: Reino Unido

Director: Guillem Morales

Reparto: Anya Taylor-Joy, Romola Garai,  Alex Hasell, Lara Bond, Lucas Bond, Ziggy Heath

Marco Temporal: 1686-1687

Marco Espacial: Países Bajos



Asterdam 1686. La joven Petronella Oortman llega a la ciudad de los canales procedente de la campiña. Su familia pasaba apuros económicos y accedieron a un matrimonio de conveniencia de la hija con un rico comerciante a cuya casa llega la muchacha. Nella sólo lleva de equipaje la jaula con su periquito. La hermana de su marido, Johannes Brandt, le dará una fría bienvenida. Dos criados, Cornelia, y el sirviente negro Otto forman todo el personal de la casa. 

Casa de Muñecas de Petronella Oorman. Rijksmuseum.
La historia de "La casa de miniaturas" es una interesante mezcla de géneros resuelta con bastante acierto. En principio la historia de arranque no puede ser más típica, y la hemos visto anteriormente incluso en Hitchcok: Chica joven con aspecto desvalido llega a una casa tétrica tras un matrimonio con un marido algo especial o que al menos oculta algún secreto, y en donde una gobernanta, aquí en forma de despótica hermana, impone sus normas a golpe de mala leche. La joven no cree poder confiar  ni siquiera en  los criados que suelen mostrar normalmente una actitud ambigua. Vale, la idea no es nada  original, ni siquiera aunque un criado sea negro y la hermana eternamente enfadada sea la genial Romola Garai. Pero es que después se le añade una preciosa casa de muñecas, unas miniaturas que aparecen misteriosamente poblando la casita y que predicen el futuro, y un apabullante ambiente perfecta recreación casi pictórica de la Holanda del siglo XVII, y nos sale un entretenido producto que prende la atención desde el principio.

La actriz inglesa Jessie Burton impresionada por una casita de muñecas que vio en un viaje que realizó a Amsterdam decidió escribir la novela que ha servido de base para esta mini serie que se ha emitido en dos o tres capítulos según el país. 

La casita pintada en 1710. J. Appel. Rijksmuseum
El director catalán Guillém Morales, afincado en Inglaterra, lleva adelante el encargo de la BBC con la pericia propia de un nativo, y el resultado final no desmerece de ninguna de esas otras series de época a las que nos tiene acostumbrados la cadena británica. La puesta en escena, la fotografía, la ambientación es sencillamente magnífica. Cualquier amante del arte reconocerá la inspiración que en la Pintura Flamenca tienen muchos de los encuadres y fotogramas. Pieter de Hooch o Veermer podrían haber sido los decoradores de interiores o los de utillería y vestuario de la serie. Pero fundamentalmente "La casa de las miniaturas" gracias a las interpretaciones, la fotografía, el guión, y la buena dirección es una serie de ambientes, de luces y sombras, que nos habla del mundo barroco de los Países Bajos, pero también de temas eternamente actuales como la hipocresía, la represión, las libertades personales y...el resto mejor que cada cual lo descubra visionando la excelente serie. 

Históricamente la narración que se cuenta, que incluso tiene unos tintes sobrenaturales, nada tiene que ver con la propietaria real de la casa, la verdadera Petronella Oortman (1656-1716) quien en realidad era ya una viuda rica cuando se casó con Johannes Brandt, siendo ella quien mando construir la casita y fue decorándola año tras año con materiales costosos y miniaturas hechas ex profeso. Pero como confesó la propia escritora no se trataba de hacer una novela biográfica, y su adaptación a la pantalla funciona como una imprescindible serie que mezcla el drama de época con el thriller a la vez que capta el ambiente y la época de esplendor mercantil de la competitiva sociedad holandesa del siglo XVII.

LA INTRÉPIDA ISA

LOS PASAJEROS DEL VIENTO



Título Original: Les passagers du vent

Guionista: François Bourgeon

Dibujante: François Bourgeon

Año de Publicación: 1980-1984

País: Francia

Marco Temporal: 1780-1782

Marco Espacial: Caribe, Inglaterra, África




1780. Höel sirve en un barco que navega con rumbo al Caribe. El capitán ha requisado un camarote que mantiene cerrado y al que se prohíbe acercarse a los marineros. El muchacho siente curiosidad y se descuelga por un costado del buque para espiar que se oculta en el camarote y sin demasiada sorpresa descubre a dos bellas jóvenes, aunque no puede evitar ser él mismo descubierto por el soldado de guardia.

Durante el reinado del Luis XVI a finales del siglo XVIII Francia se encuentra en guerra con Inglaterra. En un barco con destino a América una muchacha llamada Isa con un trágico pasado se ve a ir viendo involucrada en distintas aventuras que a lo largo de 5 volúmenes la llevaran al Caribe, a un buque prisión inglés, a África, a un barco negrero, y finalmente de vuelta a su destino original América. Los recursos de la protagonista le permiten salir airosa de múltiples situaciones de peligro. La heroína de Bourgeon no dudará en utilizar cualquier método para sobrevivir. Su inteligencia, audacia y atractivo sexual serán las armas que la joven utilizará en un mundo cruel dominado por el hombre, pero en el que la imprevisible Isa no se dejará amilanar.

François Bourgeon es ya un autor de culto en el mundo de la historieta adulta y del cómic histórico. Sus series "Los compañeros del crepúsculo y ésta de "Los pasajeros del viento" marcaron un hito en la manera de relatar una historia por medio de las viñetas. Bourgeon no es sólo que guionice, dibuje y coloree sus cómics, sino que los dota de personalidad propia. Sus particulares heroínas fueron unas adelantadas a su época que toman el papel que hasta entonces ocupaban los hombres en los cómics históricos. La protagonista de esta serie usa su cuerpo para sobrevivir o por placer, lo que le permite a Bourdeon dibujar el cuerpo femenino, cuerpos casi adolescentes entre rudos personajes masculinos que acentúan la sensación de amenaza ante las aparentemente indefensas mujeres cuya fragilidad resulta casi siempre sólo fachada. Los guiones mezclan la aventura, el erotismo y la historia en una combinación que los convirtió en los favoritos de toda una generación, y que ha abierto el campo a muchos historietistas que vinieron después.

El dibujo de Bourgeon es más tosco que los cómics franco belgas actuales, pero en su día rompió con la llamada línea clara (de la que ya hemos visto ejemplos) buscando tal vez un aspecto más realista. Quizás el apartado más flojo de la serie sea el uso del color que no siempre destaca los dibujos o es el adecuado para lo que cuenta.

La ambientación histórica de la serie no deja de ser superficial en la mayoría de los volúmenes. Alguna referencia aquí y allá, los combates navales entre buques ingleses y franceses, las vestimentas de los personajes, los barcos y poco más. Sin embargo en el número tres los protagonistas, o mejor sería decir Isa y sus amigos, llegan a Ouidah, en la actual Benín, un puerto dedicado al comercio de esclavos, y aquí Bourgeon retrata de forma magnífica el infame comercio.

En definitiva sexo, aventuras y algo de historia en una serie que tendría su continuación años más tarde en una secuela de la que ya hablaremos. De momento una visita obligada a "Los cómics de Machete" en donde se pueden encontrar los 5 volúmenes on line.

http://loscomicsdemachete.blogspot.com/2017/08/los-pasajeros-del-viento-1-las.html 

LA LUCHA POR EL SHOGUNATO

SEKIGAHARA

Título Original: Sekigahara

Año: 2017

País: Japón

Duración: 150 min.

Dirección: Masato Harada

Reparto: Jun'ichi Okadá, Kôji Yakusho, Kasumi Arimura, Takehiro Hira, Masahiro Higashide

Marco Temporal: 1572-1600

Marco Espacial: Japón



En el año 1572 el pequeño Ishida Mitsunari servía en un templo cuando el gran señor Hideyoshi acudió allí a refrescarse. El niño le sirvió hasta tres tazas de té, cada vez con menos cantidad y más caliente. Sorprendido por la actitud del chico Hideyoshi le interrogó e impresionado por su agudeza decidió tomarlo a su servicio. Dieciséis años después, en 1588 en el castillo de Osaka Ishida Mitsunari es uno de los grandes daimyo del ambicioso Hideyoshi. 

El título de la película, "Sekigahara", hace referencia a la batalla que en 1600 enfrentó a las tropas de dos grandes familias de samurais por hacerse con el control del país y que terminó con la proclamación del primer shogun Tokugawa. La narración se va a centrar en la figura de Ishida Mitsunari defensor de los derechos del hijo de su señor frente a la ambiciones de un emergente y poderoso Ieyasu. Al tiempo que se nos presenta la personalidad de los dos rivales, se desarrolla una pequeña historia de amor entre el noble Ishida y la feroz y fiel ninja Hatsume, y otra historia de amistad y admiración entre el mismo Ishida y el ronin Sakon, todo lo cual alcanzará su culmen en la terrible batalla. 

Tokugawa y sus samurais. Sekigahara. 1600. Agnus McBride
El espectador occidental puede tardar en entrar en una larga película que en un comienzo puede parecer confusa por la cantidad de información que ofrece, pero poco a poco si se deja guiar por la narración y la hábil dirección de Harada se encontrará inmerso en una apasionante cinta, bien dirigida, bien interpretada, llena de detalles y con una ambientación histórica exquisita. La recreación de las armaduras es casi milimétrica, los castillos y su interior así como sus jardines y enclaves rezuman veracidad por todas las esquinas. La secuencia de acontecimientos es seguida casi como una crónica histórica, y únicamente las secuencias entre Ishida y sus dos grandes puntales: Hatsume y Sakon rompen el tono casi documental de la película. La combinación de escenas con un planteamiento casi teatral, con la cámara fija algo alejada para que asistamos a los debates y preparativos bélicos, y las escenas de exteriores con mayor acción y movimiento de actores y extras sirven de separación entre los momentos más pausados y los más dramáticos. Lo cuidado de la realización, la práctica ausencia de efectos especiales, las perfectas recreaciones de ambientes, costumbres y personalidades acaba por cautivar al espectador que haya resistido los primeros tramos de un film que va ganando a medida que van transcurriendo los minutos. Honor, amistad, amor e historia son los elementos que se entremezclan en esta película japonesa de altísima calidad técnica. El uso de edificios históricos como el Castillo Hikone o Higashi Honganji para las localizaciones, la utilización de más de 3000 extras y 400 caballos, o la reproducción exacta de las armaduras originales de los protagonistas basándose en sus modelos guardados en museos, dan una idea del mimo y respeto con que fue realizada la película, algo extraño y casi de otros tiempos en nuestra era digital.   

Pero "Sekigahara" posiblemente no sea una película para todos los públicos, ya que está muy alejada del cine al que no tienen acostumbrados los japoneses, muy alejado de las violentas y exageradas películas inspiradas en mangas o de artes marciales. El film de Masato Harada está más cerca de "Ran"(1985) o de "Kagemusha"(1980) que de los últimos éxitos nipones. Pero ningún aficionado a la historia se puede perder esta película que además da una visión diferente de Tokugawa Ieyasu a la que hemos visto por ejemplo en "Shogun"(1980) (ver "Un occidental en el Japón feudal") y nos regala un retrato excelente del Japón de finales del siglo XVI.           

LA FAMILIA COURTNEY REGRESA A ÁFRICA

EL MONZÓN


Título Original: Monsoon


Autor: Wilbur Smith


Año de Publicación: 1999


País: Zambia, Reino Unido 


Marco Temporal: 1688-1691


Marco Espacial: Inglaterra, África Oriental


Hal Courtney se ha asentado en Devon, Inglaterra, abandonando sus antiguas correrías en África. Ahora una nueva generación de Courtneys campea por sus posesiones: William, apodado Billy el Negro, hijo de la ya fallecida Judit Nazet, y sus medio hermanos, los gemelos  Tom y Guy, y el pequeño Dorian a quien llaman Dorry. Pero la relación entre los tres pequeños y Billy el Negro no es buena, y Hal, viudo de nuevo, no es capaz de evitar los enfrentamientos entre sus hijos. 

Wilbur Smith sigue en esta novela completando una de sus exitosas sagas, la de la familia Courtney. Después de retroceder en el tiempo y contarnos los inicios de la familia con el libro "Aves de presa" (ver Corsarios de África), continuarla con "León dorado" (vuelven Los corsarios de África), y de momento finalizarla con las andanzas de la nueva generación, las aventuras de los hijos del protagonista de las otras dos novelas. La familia regresa a África al comisionar el gobierno a Hal Courtney para que capture a un pirata que opera en las proximidades de la isla de Madagascar. El antiguo corsario retornará a su viejo oficio llevando a tres de sus cuatro hijos, aunque pronto el destino separará a los niños.

Nueva novela de aventuras marineras que asegura al lector diversión a raudales, acción, duelos, algo de sexo, odios, amores, y un poquito muy poquito de historia. Es decir otra novela típica del escritor anglosajón que no decepcionará a sus seguidores y que moderniza y rescata del olvido las clásicas novelas de piratas. Puede que los cachorros Courtney de esta primera saga no sean los protagonistas de las novelas de Salgari, pero tienen mucho en común con ellos. En España no se si por motivos editoriales, de longitud, o capricho del editor, la novela original fue dividida en dos partes: la primera ésta que conserva el título original, "El Monzón", y la segunda que sería publicada como "El juramento".

Las aguas del Índico, las costas de África, los intentos de los ingleses por hacerse con las rutas marítimas y el control de un continente, y el choque con los poderes locales, príncipes musulmanes, piratas y corsarios, forman el entramado de la entretenida novela que al ser partida en dos partes queda en continuación.   

LOS COMIENZOS DEL JUEZ DI

TRES CUENTOS CHINOS


Título Original: The Chinese Gold Murders


Autor: Robert van Gulik


Año de Publicación: 1948


País: Países Bajos


Marco Temporal: 663


Marco Espacial: China


El Juez Di acaba de aceptar un cargo en una ciudad de provincias alejada de la corte algo que sus amigos no entienden muy bien. Pero el buen juez quiere incorporarse ya a su puesto para ir resolviendo asesinatos. Cansado del papeleo administrativo el juez ha elegido un destino en Fu-Lai donde están esperando su llegada para que resuelva un misterioso caso de asesinato con ramificaciones en la corte. Su antecesor en el cargo ha sido asesinado y los rumores hablan de apariciones sobrenaturales y extraños fenómenos. Acompañado de su criado Hung Liang se dirige hacia su nuevo destino cuando le salen al paso dos salteadores de caminos.

Los primeros casos del juez Di narrados en este primer libro tienen la peculiaridad de ser los únicos  basados en casos auténticos del verdadero magistrado. Robert van Gulik, experto estudioso de la cultura oriental, quiso dar a conocer la literatura policíaca tradicional china y el personaje real del juez Di, que vivió entre el 630 y 700. Para llevar a cabo su propósito  tradujo tres aventuras antiguas recopiladas en un manuscrito del siglo XVIII, las actualizó, y así comenzó la que luego sería una larga tanda de novelas con el mismo protagonista, éstas salidas ya de su imaginación. En "Tres cuentos chinos" el escritor holandés narra de forma entremezclada los tres primeros casos a los que ha de hacer frente el juez en su destino, pues en la China de la dinastía Tang los jueces no sólo juzgan los casos, también los investigan, dictan sentencia, y finalmente la hacen cumplir. Cuando los casos se presentan ante Dee, éste y sus ayudantes: su viejo criado, y un par de salteadores que entran a su servicio, Ma Yung y Chao Tai, investigan el caso hasta llevar a los culpables ante el tribunal que preside el mismo Di. Los tres casos se van resolviendo de forma paralela e incluyen el asesinato por envenenamiento del anterior magistrado, la desaparición de una recién casada, y el hallazgo del cadáver degollado de un matón.

En estos primeros casos el escritor ejerce más de traductor de la obra original ("Dee Gong An"),  de ilustrador ya que los dibujos son realizados por el mismo imitando el estilo chino, y de censor puesto que expurgó las partes que no tenían que ver con el misterio, y trataban sobre política, intrigas, o incluso pornografía, o la parte dedicada a las relaciones de la emperatriz Wu (625-705) con el sacerdote Huai-i. De forma que esta primera entrega de las investigaciones de Di es tal vez la más genuina, pero también la que va a marcar la tónica general de las novelas: misterios sencillos con elementos sobrenaturales que luego se suele descubrir como falsos (aunque al final siempre queda flotando la sombra de la duda), y varios casos que se entremezclan hasta que el juez y los suyos van resolviéndolos. 

La novela al discurrir en una lejana provincia alejada de la corte queda totalmente descolgada del devenir históricos, y en ella sólo se reflejan las creencias del pueblo, su religión, sus supersticiones, su manera de vivir, y evidentemente el sistema judicial. Con todo el juez protagonista se las apaña para desenmascarar toda una conspiración que implica a altos cargos. Por tanto no es la mejor opción para seguir la historia medieval china, pero sí nos permite conocer la vida cotidiana de las gentes que vivieron bajo los Tang. Di se muestra como un juez honrado aunque sus métodos y decisiones serían hoy cuestionables y entonces eran bastante arriesgados: recurre al disfraz, a la intimidación, e incluso a la tortura, algo que se consideraba lícito siempre que se aplicara al culpable pues en caso de error podía costarle caro al mismo juez. Los comerciantes, religiosos, funcionarios, el pueblo llano, médicos e incluso prostitutas ven sus oficios y costumbres retratados en una novela más social que histórica.

Los amantes de la literatura policíaca tendrán en el juez Di un personaje sencillo que en una misma novela resuelve varios casos, sin complicarse demasiado, y muy lejos de la imagen de hombre de acción que han trasmitido las recientes películas (ver "El origen de un investigador chino" y "Un nuevos caso del investigador chino") , o de las más complejas tramas de algunos escritores que han ido completando sus aventuras (ver "Conspiración y asesinato en la China de los Tang"). 

GUERRAS MEDIEVALES

GRANDES BATALLAS DE LA EDAD MEDIA EN EL CINE I

Si hay una ocupación en la que el hombre se ha "entretenido" a lo largo de los siglos es la de guerrear. Matarse con el vecino por todo tipo de cuestiones ha sido una constante en la historia de la humanidad. Luego para justificar tanta masacre llegaban los cantos, loas, y poemas engrandeciendo las hazañas de los vencedores. Por supuesto el arte y el cine no escaparon al atractivo de la épica. La Edad Media ha sido un campo propicio para contarnos grandes batallas de todo tipo de héroes y con las más variadas motivaciones. Veamos algunas de estos épicos combates. 

Batalla del Monte Badon (hacia el 500). Una de las más famosas batallas con las que comienza la Edad Media en Inglaterra fue la del Monte Badon. En ella las fuerzas britano-romanas se enfrentaron a una invasión anglosajona en las Islas Británicas, y consiguieron detener en un lugar indeterminado a los invasores. El monje Gildas, contemporáneo a los hechos, los relató sin mencionar a los protagonistas ni el lugar exacto. Luego la tradición lo asoció con la leyenda del rey Arturo. Algunos investigadores deducen que el comandante que lideró las tropas defensoras fue Ambrosio Aureliano que se enfrentó al rey de los sajones Aelio en ese lugar que luego denominaron Monte Badon y que algunos creen que se encontraba cerca del Muro de Adriano. Ilustradores de las leyendas del Rey Arturo solían recrearlo comandando la carga en la batalla. En la película "Rey Arturo"(2004) el clímax del film es precisamente la famosa batalla que se ubica en el Muro de Adriano y que protagoniza la famosa caballería sármata. 
Batalla de Tagina (1-7-552). Tuvo lugar cerca de Gubbio en Italia entre las tropas del general bizantino Narses y los ostrogodos comandados por su rey Totila. La batalla se saldó con la victoria bizantina y supuso el principio del fin del reino ostrogodo en Italia. El propio Totila cayó durante la batalla. Una ilustración para una serie de libros dedicados a ejércitos y batallas históricos muestra a un grupo de guerreros ostrogodos preparándose para la batalla. El combate y la muerte del rey Totila fueron reflejados en el film "La invasión de los bárbaros"(1968).
Batalla de Badr (13-3-624 o 17 de ramadán del año 2). Mencionada en El Corán fue un enfrentamiento entre las tropas musulmanas y la tribu Quraysh de la Meca. La victoria de los seguidores de Mahoma fortaleció su posición como líder y demostró a todos que el Islam era el nuevo poder en la zona. La muerte de varios de los jefes mecanos en la batalla cambiaría para siempre el futuro de la región. Una miniatura del siglo XIV reproduce los instantes precios a la batalla. En "Mahoma, el mensajero de Dios"(1977) debido a las restricciones religiosas el profeta no es visto en toda la cinta y será Anthony Quinn en el papel de su tío Hamza quien se muestre dirigiendo la batalla.
Guadalete (julio de 711).  En la España visigoda cerca del rio Guadalete las tropas del rey Rodrigo se enfrentaron al invasor musulmán en una batalla que pondría fin al reino visigodo. Las fuerzas omeyas comandadas por el general Tariq infligieron a los visigodos una derrota total, después de haber mantenido distintas escaramuzas durante dos días. La traición de los hijos de Witiza y sus seguidores dejó al rey en inferioridad numérica. De Don Rodrigo sólo se encontró su caballo asaetado a orillas del río. La ocupación musulmana de la Península Ibérica había comenzado. La batalla fue magníficamente pintada en el cuadro de Salvador Martínez Cubells (1845-1914) que se exhibe en la Real Academia de San Fernando. A pesar de la trascendencia del enfrentamiento el cine español la ignoró en sus films históricos y sólo una pequeña referencia y una escena que muestra sus consecuencias se puede ver en "Amaya"(1952).
Roncesvalles (15-8-778). La mítica batalla que terminó con la flor y nata de ejército de Carlomagno, incluido su paladín el famoso Roldan, ocurrió en el desfiladero de Roncesvalles. A pesar de la leyenda no fueron los árabes quienes terminaron con la retaguardia del ejército carolingio sino los vascones. Los intentos de establecer una Marca Hispánica por el caudillo franco terminaron con su retirada tras el sitio de Zaragoza, y una emboscada por tribus locales en un sitio indeterminado de los Pirineos donde la retaguardia sufrió una aplastante derrota al ser sepultados por una lluvia de rocas y dardos arrojados desde lo alto del desfiladero. Un tapiz del Museo Royal de Bélgica representa la famosa batalla. En el cine "La canción de Roldán"(1978) escenificó la fatídica batalla para el protagonista del film.
Sitio de París (845). En marzo del año 845 una flota de 120 barcos vikingos liderada por Ragnar Lodbrok atacaron la ciudad de Paris remontando el Sena. Una plaga atacó el campamento vikingo a pesar de lo cual continuaron con el sitio hasta lograr el pago por parte de Carlos el Calvo de un tributo por retirarse. Tras un suculento botín que ascendía a unos 2570 k. en plata y oro los hombres de norte se retiraron. Un grabado del siglo XIX ilustra el asalto a Paris por esta primera flota normanda. La serie "Vikingos" en su temporada tercera cuenta el asalto a la ciudad francesa de forma bastante espectacular.
Batalla de Edington (mayo de 878). La batalla de Ethandun o Edington se produjo entre los daneses del rey Guthrum y las tropas ingleses de el rey Alfredo el Grande. El rey inglés utilizó una vieja técnica romana, crear un muro defensivo de escudos. Los daneses derrotados huyeron a refugiarse a Chippenham donde fueron sitiados y forzados a pactar la paz. Las ilustraciones suelen recoger el caótico ataque nórdico frente a la formación inglesa. La serie "El Último Reino" basada en las novelas de B. Cornwell dedica uno de sus episodios a narrar la famosa batalla.
Simancas (939). El rey Ramiro II de León decidido a frenar los avances del Islam en la Península reunió un ejército en el que además de sus tropas contó con las del rey de García Sánchez I de Pamplona y los condes castellanos Fernán González y Ansur Fernández, junto con tropas gallegas y asturianas. Las fuerzas musulmanas estaban al mando del mismo califa Abderramán III. La batalla que duró 4 días comenzó el 6 de agosto y terminó con la derrota del ejercito califal. Un eclipse y, según los cristianos, la misma intervención de San Millán favoreció la victoria. El Monasterio de San Millán de Yuso en la Rioja (España) conserva un cuadro con la milagrosa intervención del santo que se convertiría desde entonces en patrón de Castilla. En el film recientemente comentado "El valle de las espadas" (1963), aunque se hacen un lío con las fechas y la cronología, parecen querer representar en las últimas escenas precisamente la batalla de Simancas o más bien la emboscada posterior en el valle del Tormes.
La Toma de Kursun (988). La ciudad de Kursum en la península de Crimea era un puesto avanzado del Imperio bizantino. Vladimir I príncipe de Kiev con la ayuda de vikingos que él mismo fue a reclutar a Noruega desarrolló una intensa campaña de conquista que terminó frente a los muros de Kursun a donde había ido a petición del emperador para devolver la ciudad rebelde al dominio imperial. Tras varios meses de asedio capturó la ciudad, y reclamó su pago al emperador Basilio II, la mano de su hermana Ana. A cambio el gobernante ruso tuvo que bautizarse y prestar sus soldados para sofocar a los rebeldes que se habían levantado contra el emperador. La ilustración elegida presenta a Vladimir I junto a los mercenarios vikingos.  La película rusa "Vikingos" (2016) se recrea en la última parte de su metraje en la conquista y batallas en torno a la ciudad.
Hastings (14-10-1066). La invasión normanda de Inglaterra dirigida por Guillermo el Conquistador tuvo su punto álgido en el encuentro de Hastings a 11 km al sur de Londres entre sus tropas y las del rey Haroldo II. El ejército anglosajón peleaba a la antigua mientras que el de Guillermo se organizaba con los nuevos estilos de combate del continente, diferenciándose los diferentes cuerpos de arqueros, hombres de a pie y caballería para aumentar su eficacia. La muerte del rey Harold y de sus principales comandantes decidió la reñida batalla a favor de los invasores normandos. Con esta batalla Guillermo I se convirtió en rey de Inglaterra. Sin duda la representación más conocida de la batalla es la que ofrece el llamado Tapíz de Bayeux, lienzo de casi 70 m de largo confeccionado en el S. XI quizás por la reina Matilde, esposa de Guillermo. "1066. Batalla por la Tierra Media" fue una mini serie que mezclaba la acción novelada con el docudrama de forma excepcional y que como su nombre indica relató las batallas que llevaron a la conquista normanda de Inglaterra incluyendo la batalla de Hastings.
Batalla de Cuarte (21-10-1094). Fue la más importante victoria del famoso Cid contra las tropas almorávides. Se produjo cuando el ejército almorávide intentó recuperar la ciudad de Valencia y las tropas de Rodrigo Díaz se les enfrentaron entre Mislata y Cuart de Poblet a pocos kilómetros de la capital. Un grabado de 1870 para "La Ilustración española y americana" presenta a el Cid luchando en los arrabales de Valencia en la Alcudia.  La película protagonizada por Charlton Heston "El Cid"(1961) prefirió para todas las escenas en Valencia elegir la más medieval ciudad de Peñiscola, entonces bastante menos urbanizada que la capital.
Toma de Jerusalén (Julio de 1099). Durante la Primera Cruzada los cristianos sitiaron y tomaron la ciudad de Jerusalén que se encontraba en manos de los musulmanes. Las tropas cristianas estaban mandadas por Raimundo IV de Tolosa y Godofredo de Bouillón. Las matanzas dentro de la ciudad fueron indiscriminadas, y la ferocidad de los vencedores fue tal que hasta uno de los participantes, Raimundo de Aguilers, dejó una escalofriante descripción: "Se derramó tanta sangre en la mezquita edificada sobre el Templo de Salomón que los cadáveres flotaban en ella y en muchos lugares la sangre nos llegaba hasta la rodilla". En el palacio de Versalles se conserva una pintura realizada en 1847 por Emile Signol donde se narra la toma de Jerusalén pero con tintes más coloridos. La serie italiana "Las cruzadas"(2001) si refleja la crudeza de la conquista de la Ciudad Santa.