LOS GIGANTES LANUDOS

LOS MAMUTS 

Otro de esos animales que la evolución hizo desaparecer fue el mamut, esa especie de gigantesco elefante cubierto de una abundantes pelambrera que tan simpático resultaba a los niños al revés que los grandes saurios que solían imponer miedo o respeto. Del mamut se creen conocer muchas cosas, pero ¿cuántas son ciertas? Revisamos hoy lo que sabemos de nuestro gigantesco invitado y en donde lo hemos visto o lo podemos ver.    

Mammuthus. Mammuthus es el nombre científico de nuestro animal de hoy, y el origen de su nombre hay que buscarlo en los mansi, una etnia que vive en Siberia Occidental. Los mansi llamaban a estos elefantes peludos "cuernos de la tierra" mang ont, con el significado de excavadores o topos, pues creían que vivían y aún viven bajo tierra en túneles subterráneos excavados por ellos mismos. Un impresionante espécimen fósil procedente de Zacoalco se exhibe en el Museo Regional de Guadalajara (México). En la película checoeslovaca "Viaje a la Prehistoria"(1955) ya hace su aparición un mamut que contempla a los chavales protagonistas. 
Descripción. El mamut era un proboscídeo (primo por tanto de los elefantes actuales) de largos y curvos colmillos, y en las especies más al norte cubiertos de pelo largo. La mayoría de las especies de mamuts medían entre 2,5 y 3 metos de alto y pesaban unas 5 toneladas, es decir como un elefante asiático. Sin embargo hubo especies más grandes que alcanzaron los 4 metros y las 8 toneladas. Otro espectacular fósil se puede contemplar en el Museo George C. Page de Los Angeles (Estados Unidos). Es memorable la escena en que los protagonistas en fuga topan con un rebaño de mamuts en "En busca del fuego"(1981).
Distribución. Los mamuts vivieron desde el Eoceno hace unos 5 millones de años hasta hace 4500 años. Había mamuts en Africa, Europa, Asia y Norteamérica. La primera especie de la que provienen todos los mamuts fue el M. Africanavus que vivía en el norte de África y desaparecieron hace unos 3 millones de años, y sus descendientes emigraron al norte, serán los mamuts de Europa y Asia o M. Meridionalis. Una cachorro hembra de mamut fue descubierto momificado en Siberia por la gente del pueblo de Yukagir, de ahí que se le conoce con el apodo de "Yuka", una pobre cría que escapando de leones se rompió una pata y cayó en manos de los humanos, que lo remataron. La serie documental "Caminando entre las bestias"(2001) tuvo por supuesto a los mamuts entre sus invitados. 
Alimentación. Los mamuts eran herbívoros, aunque como es lógico su alimentación variaba en función del lugar en donde pastoreaban. El examen de sus dientes y sus excrementos fosilizados ha dado datos sobre el tipo de alimentación habitual de estos gigantes. Los adultos podían alimentarse de hojas de cactus, árboles, o arbustos, sin embargo los ejemplares más jóvenes, que aún no tenían bien desarrollados los dientes, se alimentaban de las deposiciones de los adultos, vamos que el bebe mamut se comía las cacas de sus papás. Fue el examen de Liuba, un bebe mamut momificado encontrado en Siberia occidental y hoy en el Museo de Historia Natural de Chicago, el que ofreció precisamente estos datos sobre la "suculenta" alimentación infantil. En el extenso catálogo de bichos que desfilaron por la serie "Invasión Jurásica" no podía faltar un ejemplar de mamut, aunque no lanudo.
Pelambrera. Su característica pelambrera aparecía sólo en los especímenes que vivían en las zonas más frías, aunque en ellos podía alcanzar hasta un metro de largo (toda una pesadilla para cualquier peluquero). El pelo era de color marrón oscuro, y las diferentes tonalidades que se han encontrado en los mamuts momificados obedecen a las condiciones de conservación no a su color original. El Museo de Historia Natural de Paris (Francia) cuenta en su colección con dos esqueletos de mamuts, uno más grande la la variedad M. Meridionalis, y el más pequeño que se corresponde con un M. Primigenius. En la serie documental "Viaje a la Prehistoria"(2002) le dedican un apítulo a nuestro gigante peludo.
Aspecto. Los mamuts diferían de los elefantes actuales no sólo en el pelaje sino también en el tamaño de las orejas y la cola que eran más pequeñas para minimizar las perdidas de calor, además tenían una gruesa capa de grasa bajo el pelo para protegerse del frío. Sus colmillos eran más grandes y curvados no sólo como un mecanismo de defensa si no también para ayudarles a escarbar en el hielo en busca de hierbas y comida. El mamut de Beresovka se encontró momificado en Siberia casi completo,  salvo la cabeza y algunas partes del cuerpo que son una reconstrucción, y se expone en el Museo de Zoología de San Petersburgo (Rusia). En la película "10.000 a.C."( 2007) los mamuts tienen un papel importante en la trama.
Comportamiento. Los mamuts posiblemente se comportaban como los elefantes actuales. Vívían en manadas dominadas por una gran hembra y con los machos viviendo aparte después de alcanzada la madurez sexual. Las hembras cuidaban a los cachorros hasta que estos abandonaban la manada en busca de nuevas hembras para aparearse. Los machos tenían las trompas más grandes pues de ellas se servían en sus combates por las hembras, así como de sus colmillos. Se descubrieron dos mamuts machos que quedaron trabados por los colmillos durante un combate y murieron por hambre. Aunque ya se conocía la existencia de mamuts a finales del siglo XVII, el primer fósil completo de estos animales lo descubrió el botánico ruso Mikhail Adams en 1806 en Siberia. Este primer ejemplar se bautizó como el mamut Adams y se expuso en el Museo Natural de Viena. La serie documental "Parque Prehistórico"(2006) consigue para su particular zoológico una hembra de mamut a la que bautizan como Martha.
Extinción. Los mamuts se extinguieron, pero la causa de su desaparición aún no está clara, La acción del hombre que los cazó hasta hacerlos desaparecer, el cambio climático, o una gran enfermedad, son algunas de los motivos que se barajaban para justificar su desaparición. Sin embargo los mamuts no desaparecieron por igual en los distintos lugares de la tierra, y mientras en Inglaterra desaparecieron hace 14000 años, en la isla de Wrangel de Siberia el mamut enano desapareció hace tan sólo 2000 años. El Museo Siegsdorfer en Bayern (Alemania) exhibe una buena reconstrucción del esqueleto de un mamut entre sus fondos. La serie documental "Armagedón animal"(2009) da su propia explicación a la desaparición de nuestros animales de hoy.
Supervivencia. A pesar de los numerosos fósiles de mamuts y de las teorías sobre su extinción total, el pueblo no se resignó a la desaparición del animal y numerosas leyendas hablaban de su supervivencia en zonas aisladas o bajo tierra. En el siglo XIX fueron varios los que afirmaban haber visto mamuts vivos en las tierras de Siberia. Incluso en el siglo XX en 1946 un francés que trabajaba en Vladivostok decía haber hablado con un trampero ruso que afirmaba haber visto mamuts en los años veinte. En la isla de Santa Rosa en California se descubrieron fósiles de una variedad de mamuts, el M. Exilis o mamut pigmeo, que no hay que confundir con los enanos de Siberia. La serie "Gigantes de la Edad de Hielo"(2013) tiene uno de sus tres capítulos dedicados a los mamuts.   
Clonación. Las leyendas sobre su supervivencia se podrían convertir en realidad si los científicos llevan a cabo su plan de clonar un mamut con las células obtenidas de los mamuts encontrados congelados en el hielo. En el año 2013 un grupo de investigadores encontró un mamut, bautizado Buttercup, que tenía en su interior sangre en estado líquido a pesar de estar congelado. Desde ese momento se planteó la posibilidad de clonar un mamut. Los científicos no se han puesto de acuerdo sobre la viabilidad del proceso, y mientras unos alegan que con los conocimientos actuales es imposible, otros afirman que para el 2019 tendremos al mamut de nuevo paseando por la tierra. Un esqueleto de un espécimen de M. Creticus se expuso en el Zoo de Emmen (Holanda). El animal tiene su propia película de serie B "Mammoth"(2006) en la que un meteorito con una fuerza alienígena se estrella en un museo y revive a un pobre mamut que entonces se queda poseído y se dedica a aterrorizar a la población.

EL SANTUARIO ENTERRADO

Göbleki Tepe. Reconstrucción artística. 
GÖBLEKI TEPE

Los tepes turcos o las colinas artificiales han dado a lo largo de los años múltiples sorpresas a nivel arqueológico, pero poco podían imaginar los americanos que señalaron allá por el 1964 que Göblekin Tepe era una de estas colinas artificiales lo que años más tarde se iba a encontrar allí enterrado. En 1994 un arqueólogo alemán, Klaus Schmidt decidió echar un vistazo por sí mismo al yacimiento que había sido considerado poco interesante por los americanos. Cuando los alemanes llegaron a la "colina panzuda", pues ese es la traducción de Göbleki Tepe, quedó claro que allí se ocultaba algo de importancia dada la cantidad de fragmentos de sílex y de piedra caliza que se hallaban en superficie. Las excavaciones dejaron al descubierto lo que hoy se considera el templo más antiguo levantado por la humanidad.

Viata del yacimiento de Gobleki Tepe. Turquía
El conjunto lo formaban unas impresionantes construcciones megalíticas constiuidas por al menos 20 círculos de piedras calizas  en forma de T, que presentaban ciertas características humanas y en algunos casos con relieves animales. Los expertos terminaron por datar el lugar en pleno Neolítico entre 9000 y 7500 años antes de Cristo.

Desde el 9000 a.C. grupos de cazadores y recolectores comenzaron a levantar un extraño monumento. Eran seminomadas pero poco a poco fueron cambiando su medio de vida, se asentaron, se volvieron agricultores, y continuaron levantando el misterioso santuario. Algunos de los monolitos que construyeron medían en torno a 5´5 metros, tallados en una sóla pieza y con un peso de 40 toneladas, lo que indica la colaboración de muchos hombres para construirlos. Con el paso del tiempo las estelas y círculos se hicieron más pequeñas, los relieves se tallaron con menor calidad e incluso se anclaron peor al suelo, y finalmente las estructuras pasaron a rodearse de muros rectangulares. Luego tras más de 1.000 años engrandeciendo el lugar, llevándole ofrendas, acudiendo desde distintos sitios para realizar los supuestos ritos, el lugar fue enterrado y olvidado. ¿Fue un rito final el que les llevó a enterrar el lugar? ¿perdió poder místico? ¿evolucionó la religiosidad de sus constructores? No lo sabemos, e incluso hay quien duda de que fuera realmente un santuario.

Pero mientras se aclaran las dudas los arqueólogos siguen investigando un complejo que no para de deparar sorpresas. Aunque el complejo empezó a levantarse en el 9000 a.C., antes de la llamada Revolución Neolítica, su construcción revela una complejidad técnica que habría requerido la colaboración de más de 500 personas. Pensemos que algunas de las estructuras fueron trasladadas desde la cantera, talladas e izadas en su lugar antes de la invención de la metalurgia o de la rueda. Las canteras donde se extraían las piedras estaban cerca pero aún así había que trasladar las piedras entre 100 y 500 metros.

Los relieves grabados en las piedras representan animales, pero no cacerías ni animales heridos, e incluso se ignoran especies comunes como los ciervos en favor de otras como leones, escorpiones, serpientes, arañas, todas especies a temer, por lo que se ha pensado en su carácter totémico. La figura humana también se encuentra representada. Algunos pilares semejan la figura humana estilizada aunque sin cabeza, con brazos esculpidos a los lados que se dirigen hacia el vientre cubierto por un taparrabos. Estos pilares se colocan en un círculo mirando hacia el centro como si se tratara de una danza. Schmidt especuló con que se tratase de una representación del inframundo, y explicaba la falta de cabezas con la costumbre de retirar los cráneos de los enterramientos.

Para acabar de echarle misterio al lugar en unas excavaciones recientes en el lugar se han encontrado siete fragmentos de cráneo humano que habían sufrido modificaciones postmortem, es decir y para entendernos que les habían producido incisiones o perforaciones seguramente para colocarlos o colgarlos en algún sitio, incluso en tres de ellos se les había pintado con ocre. Esto parece que nos esté hablando del culto a las calaveras o los ancestro, algo común en esta zona.

El descubrimiento ha hecho replantearse algunas cuestiones que se suponían sobre la prehistoria. En primer lugar la sedentarización del hombre se venía a asociando a la agricultura, aunque en este caso no fue así. Un grupo de cazadores recolectores tuvo que pasar a un régimen de seminomadismo y luego a una sedentarización para primero levantar un santuario y luego mantenerlo por medio de ofrendas y ritos. En segundo lugar la construcción del complejo ha llevado a algún historiador a pensar en el empleo de mano de obra esclava, y un sistema social jerarquizado  rompiendo la creencia generalizada de que estas sociedades mantenían un nivel social igualitario con un reparto de las tareas del grupo. Finalmente la aparición de ciudades, de la agricultura y la ganadería cambió las necesidades y creencias de los habitantes de la zona, y más de mil años después el conjunto fue deliberadamente enterrado, no abandonado.

Mientras continúen las excavaciones en Gobleki Tepe seguirán surgiendo las preguntas e incógnitas que el yacimiento despierta a los investigadores. El yacimiento tiene una extensión de 90.000 metros cuadrados, y las fotografías aéreas y prospecciones han demostrado que quedan aún 15 recintos por desenterrar, y uno de ellos puede que se remonte al final de la última glaciación unos 15.000 años atrás, y por tanto más de 5.000 años antes de que apareciera la agricultura.

De momento sólo nos queda preguntarnos qué clase de rituales se realizaban en el lugar, qué representaban las figuras, qué simbolizaban los animales de los relieves, y por qué se decidió enterrar todo el conjunto tras tantos años de culto.  

AVENTUREROS DE LA PREHISTORIA

EL MUNDO PERDIDO

Título Original: Sir Arthur Conan Doyle´s The Lost World


Año: 1999-2002


Nº de Episodios: 66 (3 temporadas)


País: Canadá


Director: Colin Budds et alt. 


Reparto: Peter McCauley, Rachel Blakely, William Snow, Jennifer O´Dell, David Orth, Michael Sinelnikoff.


A principios del siglo XX el profesor Challenger recibe de un hombre moribundo un libro que contiene un mapa de una meseta que se ha mantenido aislada del resto del mundo. En esta meseta se oculta un mundo poblado de criaturas prehistóricas. Cuando intenta convencer a la comunidad científica sólo recibe burlas. Aún así consigue montar una expedición a la que se suma un colega científico el profesor Summerlee, un aventurero Lord Roxton, una dama Margarite Krux, y un reportero Ned Malone.

Con la premisa del libro de sir Arthur Conan Doyle se montó una serie de aventuras para toda la familia. Un variopinto grupo de aventureros al que se une una chica de la jungla, y algún que otro personaje más a lo largo de las tres temporadas, comparten aventuras y peligros en un mundo donde se combinan en un cóctel imposible dinosaurios extintos, razas simiescas, hombres lagarto, y todo lo que se le pasara por la cabeza a los guionistas.

En su día se trató de una serie cara en la que intervinieron tres países Canadá, Nueva Zelanda, y Australia, y tal vez por ello se canceló sin darle un final adecuado como estaba previsto inicialmente. Hoy los efectos especiales se ven desfasados, y en general la serie peca de excesivamente ingenua. En algunas cadenas españolas llegó a emitirse en horario infantil y se dejaba bastante claro que era un producto destinado eminentemente al público más joven.

La serie sólo mantiene el contacto con el libro de Doyle en el episodio piloto y poco más, luego la premisa inicial de la novela es solo una excusa para aventuras cada vez más disparatadas y totalmente alejadas de como había sido concebida la idea. Además de una rubia luciendo tipo y habilidades propias de Tarzán por los 66 episodios que duró la serie desfilaron un sinfín de personajes y situaciones que ya no incluían sólo a la larga lista de animales prehistóricos de todas las eras, sino personas de distintas etapas de la historia, y lo mismo salían unos druidas que una señorita llegada del lejano futuro que una momia egipcia, piratas, vampiros, alienígenas... ¡Si Conan Doyle levantara la cabeza! 

En definitiva una serie intrascendente, de aventuras, sin más pretensión que divertir al público más joven, y en la que de vez en cuando aparecían algunos animales prehistóricos, y hasta una tribu de homínidos. Aunque algunos de sus episodios parecían salidos de la mente de algún guionista con una fuerte intoxicación etílica.

DOS EN LA MONTAÑA

OTZI. POR UN PUÑADO DE ÁMBAR



Título Original: Otzi. Por un puñado de ámbar 


Guionista: Mikel Begoña


Dibujante: Iñaket


Año de Publicación: 2015


País: España




El 23 de septiembre de 1991 una pareja de alpinistas encuentra un cuerpo semienterrado en la nieve. Al día siguiente el Instituto de Medicina Legal de Innsbruck descubre que se trata de un cadáver con una antigüedad superior a los 4000 años. 5000 años antes en un poblado al sur de los Alpes sus habitantes se afanan en levantar una nueva casa cuando divisan la llegada de tres extraños.

"Ötzi. Por un puñado de ámbar" es el resultado de la colaboración entre Mikel Begoña, historiador y bibliotecario vasco metido a guionista, y el dibujante Iñaket. En el cómic pretenden contar o mejor fantasear con los acontecimientos que llevaron al hombre prehistórico descubierto congelado en los Alpes a su fallecimiento. Esta momia, bautizada Otzi, protagonizará en compañía de otro arquero una aventura en la cual tendrán que vigilar un paso entre las montañas para garantizar y proteger el comercio del ámbar codiciado por salteadores.

A pesar del intento de novelizar uno de los misterios prehistóricos más interesantes de los últimos años, la historieta no acaba de encontrar su camino, y el guión está lleno de contradicciones y absurdos. La supuesta labor de recopilación de datos e informaciones sobre Otzi y sus circunstancias sólo se nota en el anexo final, porque lo que es en el cómic en sí brilla por su ausencia, e incluso por intentar casar algunos de los datos que se tienen sobre la momia se fuerza bastante la historia, y el resultado no es muy brillante, y en ocasiones confuso.

El dibujo esquemático, poco realista, casi infantiloide no ayuda a que la historia de Otzi entre tampoco visualmente. La ambientación mezcla elementos de distintas culturas y al final uno no sabe si está en Çatal Huyuk o en los Alpes. Los colores apagados, planos, fríos, tal vez sean los más adecuados para el ambiente invernal y de alta montaña, pero la falta de detalles, de precisión, hacen que sea otro apartado fallido de la historieta.

En una entrevista uno de los creadores de Otzi se quejaba de la situación de la llamada banda diseñada en España, el poco interés o desprecio que se tenía por los creadores de cómics, y lo comparaba con la situación en el país vecino, Francia, donde es un medio de expresión en alza y de prestigio. Pero aunque las comparaciones son odiosas hay que señalar que el cómic para adultos tiene que ofrecer calidad extrema, porque es caro y tiene mucha competencia de cualquiera de los otros soportes en los que se puede contar una historia, de forma que no podemos compararnos con Fancia y quejarnos, hasta que seamos capaces de ofrecer productos como los cómics franco belgas, y eso pasa por trabajarse más los guiones, realizar unos dibujos más actuales, más cercanos, que lleguen a todos, y buscar maestros del color que le den un acabado de lujo. Los tiempos del cómic underground y de la llamada "línea chunga" ya han pasado, y el estilo "Mariscal" estará muy bien para logos y mascotas pero desde luego no creo que sean el vehículo adecuado para abordar cómics históricos.

"Otzi" es un ejemplo de lo que pudo ser y no fue. Pudo ser una saga original, rompedora, ambientada en la prehistoria, pero una prehistoria realista, bien documentada. Pero se quedó a medio camino. Así ni es un cómic para chavales, desenfadado, lleno de humor, y dibujos caricaturescos, ni es un cómic para adultos aficionados a la historia, preciso, detallista. A pesar de lo cual se ha publicado una continuación que ya comentaremos en su momento.        

EL SPINOSAURIO TOMA EL RELEVO

PARQUE JURÁSICO III


Título Original: Jurassic Park III


Año: 2001


Duración: 81 min.


País: Estados Unidos


Dirección: Joe Johnston


Reparto: Sam Neill, William H. Macy, Téa Leoni, Alessandro Nivola, Trevor Morgan, Michael Jeter.


La isla Sorna a 333 kms de Costa Rica actualmente es una zona restringida, ello no impide que una pequeña embarcación se dedique a acercar turistas a la zona eludiendo la vigilancia de las autoridades. En esta ocasión un padre y su hijo son elevados desde el bote por medio de un paracaídas para que tengan una buena visual de la misteriosa isla. De pronto algo sucede en la lancha, ésta pierde el control y se estrella contra las rocas, mientras padre e hijo tienen que soltar el paracaídas y se dirigen hacia la isla prohibida.

La tercera entrega de la más famosa saga de dinosaurios de la historia ya no tuvo a Spielberg en las labores de dirección, sino a uno de sus amigos que llevaba tiempo intentando dirigir una secuela de "Parque Jurásico. Para el tercer film se recurre a otro protagonista de la primera entrega recuperándose al personaje del paleontólogo doctor Alan Grant, interpretado por Sam Neill. En esta ocasión la narración se desarrolla en la isla Sorna donde un equipo de rescate pretende recuperar a un padre y un hijo que se han perdido en el peligroso paraje. En el accidentado rescate se ve implicado muy a su pesar el paleontólogo, y los monstruos antediluvianos no tardarán en aparecer con intenciones poco saludables para los protagonistas.

Poco se puede decir de la nueva película de la trilogía que no se haya dicho ya en las otras entregas (ver "Dinosaurios en nuestros días" y "La familia tiranosaurio que caza unida"). Se repiten esquemas argumentales, es decir dinosaurios hambrientos que toman a los personajes como suculentos aperitivos, mientras éstos poco dispuestos a servir de tentempié se dan a la fuga. Más bichos, mejores efectos especiales, y acción trepidante, aunque todo hay que decirlo con menos garra (no es un chiste fácil) que las anteriores entregas por muchos pteranodontes que le añadan. El papel de malo de la función que compartían los velocirraptores y el tiranosaurio en las otras películas es aquí tomado por los dinosaurios voladores pero sobre todo por un gigantesco, persistente y sonoro Spinosaurius que se empecina en perseguir a los "protas" por toda la geografía de la dichosa isla. Cameos como el de Laura Dern, y homenajes a las clásicas películas de dinosaurios continúan la tradición de la saga, aunque en esta ocasión cargando las tintas en las escenas de escapes milagrosos, saltos, y demás, que dan la sensación al espectador de estar ante un largo trailer del futuro video juego.

La película sigue siendo una cinta de aventuras con un desfile de dinosaurios que además de los mencionados incluyen: ankylosaurus, brachiosaurus, ceratosaurus, stegosaurus, triceratops, compsognathus, corythosaurus, y parasaurolophus. La cinta diseñada siguiendo la estela de las anteriores y por tanto destinada a un público familiar pareció terminar desinflando definitivamente el filón spielbergiano, pero 14 años después se procedió a rescatar la franquicia con "Jurassic World" (2015) que inició una nueva tanda de films de dinosaurios. De manera que "Parque Jurásico III" se convierte en imprescindible para fans, completistas y amantes de las grandes sagas cinematográficas.
   

LA ODISEA DE KIIN LA TALLADORA

MI HERMANO EL VIENTO


Título Original: Brother Wind


Autor: Sue Harrison


Año de Publicación: 1994


País: Estados Unidos 


Marco Temporal: 7038-7036 a.C.


Marco Espacial: Alaska


Kiin ha conservado a sus dos hijos mellizos a pesar de los consejos que la conminaban a deshacerse de uno de ellos. Ha vuelto con Amgigh, aunque sigue amando a Samiq. Pero no está a salvo, su antiguo esposo el chamán Cuervo ha vuelto a buscar a la hábil talladora. El hechicero no piensa dejar escapar a quien considera dotada de un don especial: la capacidad de hacer unas tallas que otorgan gran poder a quienes las poseen.

"Mi hermano el viento" completa y finaliza la trilogía de Sue Harrison dedicada a la prehistoria en las islas Aleutianas y territorios aledaños, que la autora americana tuvo a bien subtitular "Tallador de marfil". Así que de nuevo tenemos las aventuras, o mejor desventuras de la talladora Kiin que salta de un marido a otro, de campamento a campamento, y se las apaña más o menos bien para sobrevivir a los maltratos, a esposas celosas, a pretendientes ansiosos,  a la naturaleza desatada, todo por volver a los brazos de su amado. Es decir una aventura prehistórica que continua las andanzas de la protagonista de la segunda novela del ciclo y que concluye por fin sus interminables desdichas.

Quienes hayan leído las anteriores entregas ya saben lo que pueden esperar de ésta, y para quienes no, mejor que no la lean porque continúa directamente de la precedente "Mi hermana la luna". Pocas sorpresas tanto a nivel argumental como en cualquier aspecto. La escritora no añade gran cosa a lo que ya ha contado en anteriores entregas, aunque si es cierto que utiliza a su personaje para explorar otros campamentos dedicados a diversas labores casi todas relacionadas con la pesca y caza de los animales de la zona, ballenas, focas, morsas, etc.

Sue Harrison se encuentra cómoda en unas novelas destinadas a un público mayoritariamente femenino, con super mujeres de protagonistas, y que se mueven por la dura prehistoria de Alaska como peces en el agua, aunque sería más oportuno en este caso decir como focas en el agua. Con ellas construye unas novelas entretenidas y de fácil lectura que hacen pasar el rato, y de paso mete algún que otro dato sobre las vida y costumbres en estas frías latitudes en tiempos pretéritos. Por supuesto la novela es imprescindible para forofos de la Harrison, seguidores de la trilogía, y curiosos de la prehistoria más fría.

ARMADOS Y PELIGROSOS

OBJETOS MÍTICOS

Los héroes de los mitos y leyendas acostumbran a enfrentarse a todo tipo de peligros y enemigos insuperables a los que finalmente logran vencer gracias a sus habilidades pero también en ocasiones a la ayuda de objetos variados que les dan la ventaja final. Algunos de estos objetos son tan famosos con quien los han portado, y hoy les vamos a dedicar nuestra entrada. 

Sandalias aladas. Si quieres ser más rápido que el viento y viajar gratis sin que te afecten las huelgas de controladores, éste es tu objeto. Las sandalias aladas pertenecían a Hermes el mensajero de los dioses que con ellas se desplazaba a donde quisiera. El héroe Perseo las recibió en préstamo para que le sirvieran para acabar con Medusa. Un cuadro de Burne-Jones de 1877 retrata precisamente el momento en el que el héroe se está poniendo el práctico calzado. En las películas de Perseo suelen olvidar las sandalias voladoras, y es en la serie "La Odisea" (1997) donde un Hermes volador se aparece al protagonista, aunque más que sandalias son tobilleras, pues las alas ni se ven.
Casco de invisibilidad. Otra prenda muy práctica para mirones y amantes de lo ajeno. Fue otro de los regalos que los dioses otorgaron a Perseo para que cumpliera su hazaña. El casco había sido confeccionado para Hades y volvía invisible a quien lo llevara. La famosa estatua de Perseo con la cabeza de Medusa de Cellini que se encuentra en Florencia muestra al héroe llevando el casco y las sandalias. En "Furia de Titanes"(1981) un Perseo un poco cochinote emplea el casco para espiar a su amada.
Escudo paralizante. Perseo también llevó a su combate un escudo muy pulido que usaba como espejo para evitar tener que mirar a Medusa a los ojos. Una vez derrotada la gorgona el héroe regaló su cabeza a una de las divinidades que le había ayudado, Atenea, quien la incorporó a su propio escudo, la égida, que desde ese momento tenía la cabeza de Medusa en el centro y podía paralizar a quien lo mirara de frente. Desde entonces muchos guerreros incorporaron a sus armaduras y escudos una cabeza de Medusa para infundir terror a sus enemigos. El mismo Alejandro Magno luce en el mosaico de la batalla de Isos una armadura con la gorgona en su pecho. El escultor checo Ivan Theimer realizó una magnífico escudo de bronce a modo de Égida que pone los pelos de punta. En la Nueva versión de "Furia de Titanes" (2010) el héroe se lleva la cabeza antes de dársela a Atenea.
Maza de Heracles. El arma más característica de Heracles o Hércules es una poderosa maza que blande y descarga de forma demoledora. Curiosamente este objeto es la única arma que no le proporcionaron los dioses, y ni siquiera tiene poderes especiales, pero en manos del semidiós no hay cabeza que no se quiebre. La clava la talló él mismo después de su primer trabajo, y ya no se desprendió de este inquebrantable garrote. La estatua del bronce dorado del siglo II a.C. muestra a Hércules con su peligrosa arma como único aditamento a su espectacular desnudo, estatua que podemos ver en Roma en el Museo de los Conservadores. En la infinidad de películas sobre Hércules suelen presentar al héroe casi siempre si su característica maza, sin embargo en las últimas ya podemos verlo con algo parecido a su clásico garrote como en "Hércules. El origen de la leyenda"(2014). 
Piel de león impenetrable. En uno de sus trabajos Heracles tuvo que matar el león de Nemea. Pero su piel era tan dura que las flechas rebotaban y no había manera de traspasarla. Finalmente el semidiós estranguló a la fiera con sus propias manos. Con las propias garras del animal lo despellejó y desde entonces utilizó su piel como una capa que le servía de protección. La pintura de Howard David Johnson elige otro de los trabajos, el enfrentamiento contra la Hidra de Lerna pra presentarnos a un Hércules cubierto con la impenetrable piel del león. El film "Hércules" (2014) con Dwayne Johnson de protagonista muestra al héroe con su aspecto más clásico, es decir armado con su maza y cubierto con la dura piel.
Arco infalible. El héroe Eurito recibe de Apolo un arco que nunca falla su objetivo. Luego su hijo Ifito hereda el famoso arco, y finalmente en un intercambio de regalos, Ifito cede su arma a quien la hará famosa, nada menos que Odiseo, el Ulises romano. Efectivamente el famoso arco de Odiseo con el cual mató a los pretendientes tenía truco, si conseguías tensarlo, no podías fallar el tiro. El cuadro del Museo de Orsay (Paris) de 1812 pintado por Palliere escenifica la matanza de los pretendientes por Telémaco y su padre Ulises que aparece a la izquierda de la escena dejando actuar al infalible arco. El genial Kirk Douglas logra tensar el arco en "Ulises"(1954).
Gungnir. La lanza de Odín llamada gungnir no fallaba jamás, y además provocaba sacudidas. Se juraba lealtad sobre la punta de la lanza. Si Odín te señalaba con ella pasabas a pertenecerle, o a estar bajo su protección. Era por tanto además de un arma todo un símbolo del poder supremo en Asgard. Armado con su lanza Odín se enfrentará por última vez con su enemigo el lobo Fenris. Una de las ilustraciones de Arthur Rackham para las operas de Wagner se recrea en la figura de Odín con su poderosa lanza cabalgando al combate. Hasta el Thor de Marvel para legitimar su derecho al trono tiene que blandir la gungnir en "Thor. Ragnarok" (2017).
Mjolnir. El martillo del dios del trueno, el famoso Thor, es casi tan famoso como su portador aunque sólo sea gracias a Marvel. Puede golpear con la fuerza que se desee y una vez arrojado siempre vuelve a la mano de su dueño. Además su golpe tiene la facultad de provocar truenos y rayos. El sueño de cualquier "manitas bricolajes" pues además de no tener que andar buscando donde se ha olvidado el martillo cada golpe despierta al vecindario y mete los clavos a la primera. La estela rúnica de Södermanland en Suecia muestra una preciosa representación del mágico mjölnir. Aunque no fue la primera vez que lo vimos sin duda la película de "Thor"(2011) popularizó el legendario martillo.
Anillo de poder. Forjado por Alberich, rey de una raza de enanos de la mitología germana, el anillo da poder y riquezas casi ilimitadas a su poseedor, pero también le atrae la desgracia. Además del anillo Alberich poseía un casco que le permitía hacerse invisible. De la mezcla de estos dos conceptos extraídos de la saga de Sigfrido y los nibelungos, Tolkien creó su famosísimo anillo. En unos diseños realizados por Hoffman  para una opera de Wagner en 1876 se veía a Alberich robando el oro del Rhin y llevándose el anillo. A parte de las series dedicadas a Sigfrido la misma protagonista de "Xena. La princesa guerrera", coquetea en uno de sus episodios con el anillo de los nibelungos.
Excálibur. Es sin dudarlo la espada más conocida de cuantas han existido en los mitos y leyendas. La célebre espada del rey Arturo que él mismo tuvo que desclavar de una roca era todo un símbolo. Los poderes que se le han atribuido a la espada fueron muchos y variados, pero por encima de todos representaba la unión del rey con su pueblo. La espada mágica hacia casi invencible a quien la blandía y otorgaba prosperidad al rey y a su reino. A la muerte de Arturo la espada volvió a ser arrojada al agua de donde provenía, ya que había sido entregada por la dama del lago. Walter Crane realizó una ilustración en 1845 narrando precisamente el momento en que Excalibur es devuelta al lago. La propia espada dio nombre a una película "Excalibur"(1981) que relataba el mito del rey Arturo, una replica de la cual se encuentra en el Museo del cine de Londres.  
Muchos más son los objetos mágicos que las mitologías y leyendas han popularizado, pero no todos han tenido la fortuna de acabar con atrezzo en los films y series mitológicos. En cualquier caso todo guerrero mítico que se precie ha de llevar al menos alguno de estos objetos para sentirse invencible, o para que en su defecto si las cosas vienen mal dadas ir a algún anticuario o coleccionista y sacar un dinerito que siempre viene bien. Pues aunque parezca mentira hasta las réplicas de las armas míticas se cotizan al alza, e incluso algunas han llegado a desaparecer "mágicamente" de los sets de grabación.