EL EMPERADOR Y LA CONDESA

MARÍA WALEWSKA

Título Original: Conquest

Año: 1937

Duración: 113 min.

País: Estados Unidos

Dirección: Clarence Brown, Gustav Machaty

Reparto: Greta Garbo, Charles Boyer, Reginald Owen, Alan Marshal, Henry Stephenson, Leif Erikson, Dame May Whitty, Dennis O'Keefe 

Marco Temporal: 1807-1815

Marco Espacial: Polonia, Francia


Polonia. 1807. Un grupo de cosacos al servicio del zar de Rusia asaltan el palacio del conde Walewski destrozando los muebles, atacando a las criadas y cometiendo todo tipo de tropelías. Sólo la presencia de la joven condesa parece calmar temporalmente a los asaltantes. La llegada de las tropas francesas obliga a huir a los cosacos y libra a la condesa María de futuras humillaciones. 

La colaboración de un director estadounidense y uno checo dio como resultado este melodrama histórico que se dedica a contar los amores del emperador Napoleón Bonaparte con la condesa polaca María Walewska. Una relación que alentan los propios nobles polacos al notar el interés que Bonaparte demuestra por la joven condesa con vistas a utilizar la posible relación para obtener la independencia. Pero María también se siente atraída por el emperador y a pesar de que éste aún se encuentre casado con Josefina entre ambos acaba surgiendo el amor.

María Walewska. 1812. F Gérard
Como no sólo de "Blockbusters" vive el hombre hoy toca comentar todo un clásico en blanco y negro con dos monstruos de la interpretación: Charles Boyer y Greta Garbo, o "la Garbo". Una actriz sueca de fama internacional para encarnar a una polaca y un actor francés para meterse en la piel de Napoleón fue la opción que los directores eligieron para contentar al público europeo, sobre todo al francés, donde no iban a admitir muy bien que un americano se atreviera con su querido emperador. El resultado fue bastante bueno, y la interpretación de Charles Boyer fue aplaudida por la crítica de casi todo el mundo, mientras la Garbo se limitaba a ser la Garbo y estar encantadora casi toda la película, algo que ya llenaba las taquillas por aquel entonces. La película con tintes casi teatrales resulta una historia romántica con algunas pinceladas humorística, sobre todo en los chispeantes diálogos que salpimientan de vez en cuando el film (la presentación de María al emperador, la partida de cartas con la anciana condesa Pelagia).

Es interesante el contraste que ofrece la película entre el estadista empeñado en dominar medio mundo y el hombre enamorado y deseoso de llevar una vida familiar feliz como él mismo expone en un diálogo con María contrastando sus victorias militares con sus derrotas a nivel personal o sentimental. La historia a pesar de los tintes románticos no puede tener un fondo más duro: Las aspiraciones políticas de unos no dudan en ofrecer a una chiquilla, María tenía 17 años (La Garbo pasaba de los 30), que además está casada para que se prostituya con el conquistador. Por supuesto la cinta, rodada en los años 30, nos ahorra las escenas más escabrosas, y el primer encuentro entre la polaca y el emperador que se intuye casi como una violación se nos ofrece con un recatado fundido en negro. Salvando las distancias, sobre todo temporales, me recuerda un poco a otra cinta ya aquí comentada "La puta del rey" (ver "Amores tempestuosos").  

En definitiva "María Walenwska", que en Estados Unidos por lo impronunciable para ellos del nombre de la protagonista titularon "Conquest", es una película casi teatral, romántica que combina humor y drama, que es todo un clásico, y que ningún aficionado, repito ningún aficionado, puede dejar escapar.
 

EL DEBUT DE REDHEAD

DEUDA DE SANGRE


Título Original: Deuda de sangre


Autor: Mercedes Giuffré


Año de Publicación: 2008


País: Argentina


Marco Temporal: 1806


Marco Espacial: Argentina


Buenos Aires. 1806. El doctor Samuel Redhead recién llegado de La Coruña asiste en su lecho de muerte a una anciana tal y como le había prometido. Al abandonar la casa tras el fallecimiento de su paciente al doctor aún le espera un nuevo servicio. Se ha encontrado un cadáver y se requiere la presencia del médico para que lo examine. El muerto es un joven de la alta sociedad que ha sido asesinado y el comisario Rojas solicita la ayuda del sagaz doctor.

La argentina Mercedes Giuffre comienza con "Deuda de Sangre" una serie de novelas históricas de misterio protagonizadas por un personaje ficticio un doctor pelirrojo de mezclada sangre y nombre descriptivo Samuel Redhead. Este doctor, recién llegado al Virreinato del Río de la Plata, se ve involucrado en los devenires históricos de principios del siglo XIX mientras ayuda con sus conocimientos a la resolución de truculentos asesinatos. En el primer caso relatado en la novela que hoy comentamos se nos presenta al protagonista y a la serie de secundarios que le acompañarán en sus aventuras: su hermana Elisa, su cuñado Francisco Alvarado, el comisario Rojas, Juanito. Mientras intenta resolver una serie de crímenes que se ceban en los hijos de las familias más pudientes de Buenos Aires la escritora nos sumerge en los ambientes de esta ciudad aún dependiente de España pero amenazada por los intereses británicos que ponen sus miras y ambiciones en ella.

La primera incursión de Mercedes Giuffré en la novela histórica de misterio se salda con un aprobado justillo para esta licenciada en letras y profesora universitaria. La primera aventura del colorado doctor de nombre inglés y origen gallego es bastante sencilla y lineal en su desarrollo, no demasiado original, y tampoco excesivamente trabajada. Más parece que la escritora entró en el genero casi de puntillas, como atreviéndose poco a profundizar en la Historia y en las historias, llenando las páginas de interrogatorios rápidos y a veces insulsos, con las descripciones justas para que no nos perdamos, y sólo arañando la superficie de los hechos, asomándose a penas a las calles de la ciudad argentina, atisbando casi a escondidas la mezcla social que convive, y apuntando con timidez los intereses encontrados que confluyen en la Buenos Aires de 1806.

"Deuda de sangre" se lee con facilidad, no ofrece grandes complicaciones ni esfuerzo al lector, pero tampoco es una gran novela. Tal vez la autora se reserve para las siguientes entregas, y ésta sirva sólo de prólogo de lo que ha de venir. Si es así esperemos que en los nuevos casos de Redhead su creadora se "moje" más y profundice en la Historia de este período y complique algo más los casos.

Dejo una entrevista que le realizaron a la escritora en la televisión argentina precisamente por la publicación de la novela.

SABUESOS DEL SIGLO XX

MÁS DETECTIVES DE FICCIÓN EN LA EDAD CONTEMPORÁNEA

En nuestro repaso a los detectives que protagonizan novelas de misterio históricas o en contexto histórico nos toca llegar al siglo XX. Numerosos escritores de casi todos los continentes han usado el misterio y la intriga para colocar a sus particulares detectives en casi cualquier país y momento histórico. Hagamos un repaso donde seguramente no estarán todos aunque sí una interesante representación.

William Murdoch. Es un policía destinado en Toronto (Canada) a finales del siglo XIX. Sus investigaciones y aventuras se prolongan en el tiempo hasta entrar ya en el nuevo siglo, en donde el avispado detective pondrá los nuevas avances al servicio de la investigación. Creado por la escritora canadiense Maureen Jennings basándose en un policía real, John Wilson Murray, que ocupó el cargo de primer detective del gobierno de Ontario en 1875, creó a este policía ficticio en su primera novela "Excepto el moribundo"(1997). Luego llegarían 7 novelas más, la última ambientada en 1917, una película y una exitosa serie de televisión, "Los misterios de Murdoch", que lleva ya 11 temporadas y en cuyas tramas se involucran personajes reales desde Tesla a Buffalo Bill pasando por el mismo Winston Churchill. 
Isaac Bell. Bell trabaja como investigador para una agencia de detectives del Boston de principios del siglo XX. La agencia VanDorn está libremente inspirada en la real agencia norteamericana Pinkerton. La primera aventura publicada fue "La caza"(2007) que se desarrolla en 1906 y que lleva al protagonista a perseguir a un criminal por casi toda Norteamérica hasta las calles de San Francisco durante el famoso terremoto. Sin embargo según la cronología de las novelas la primera aventura del detective fue en "El aprendiz" (2013) que se ambienta en su primera parte en 1902. El estadounidense Clive Cussler, auténtico experto en "best sellers", y Justin Scott crean en colaboración esta serie que de momento lleva 10 novelas para presentar un dinámico detective que caza a los criminales usando las adelantos que traerá el siglo XX incluso antes de que aparezcan. Desde 1902 hasta 1920 Isaac Bell recorre su país a la caza de criminales mientras se sumerge en los ambientes y situaciones que dominaron los comienzos del siglo XX.  
Max Liebermann. El psiquiatra vienés Max Liebermann ayuda en sus investigaciones al comisario Oskar Reinhard en la capital del Imperio austro-hungaro en los años previos a la Primera Guerra Mundial. Personajes del mundo del arte como Gustav Mahler o de la ciencia como Sigmund Freud aparecen en las aventuras de los dos amigos, perfectamente enmarcados en el momento histórico y cultural de la ciudad imperial. La serie bajo el nombre genérico de "Los cuadernos de Libermann"  comenzó con la publicación de "Muerte en Viena"(2007) y lleva hasta ahora 5 novelas más que abarcan desde 1902 hasta 1914. El psicólogo clínico Frank Tallis de nacionalidad británica es el creador de esta serie de novelas de intriga histórica.
Los Hermanos Reavley. Desde 1914 los hermanos Reavley, Joseph, el mayor de los tres y capellán del ejército británico, Matthew de los servicios de inteligencia, y Judith conductora de un general, intentan descubrir que hay tras la muerte de sus padres. Hasta el final de la Primera Guerra Mundial los tres hermanos se ven inmersos en intrigas y crímenes que se relatan a lo largo de cinco novelas que completan el ciclo. La británica Anne Perry, experta en novelas de intriga que ha creado alguno de los detectives victorianos más famosos de las últimas décadas (inspectores Pitt y Monk), comenzó con "Las tumbas del mañana"(2003) una nueva saga de misterio e intriga ambientada en la Primera Guerra Mundial.
Comisario Muller. Ser policía en los turbios años 20 del pasado siglo no debía de ser nada fácil, y menos si lo eres en la agonizante República de Weimar que ve poco a poco asomar las caras del nazismo. Desde 1923 el comisario Muller tiene que enfrentarse a intrigas políticas e intentos de golpes de Estado algo que complica aún más sus investigaciones criminales. El primer caso de Muller se narra en una novela galardonada con el premio Azorín, "La crin de Damocles"(2006), a la que luego han seguido dos entregas más. El autor es el español Javier Pérez Fernández que se ha volcado con esta serie en el genero de historia e intriga con bastante éxito de crítica. 
Alexei Korolev. El capitán Korolev pertenece a la policía de Moscú durante los años 30 del siglo XX en pleno auge del stalinismo más duro. Sus investigaciones durante su primer caso, narrado en "Requiem ruso"(2010), le llevan a enfrentarse a las más altas autoridades de la Rusia de 1933. De momento el novelista irlandés, William Ryan, lleva sólo tres aventuras publicadas de este policia ruso inmerso en la Unión Soviética de Stalin.
Martín Bora. El capitán Martín Bora pertenece al servicio de inteligencia alemán, y su cargo y experiencia le hacen el adecuado para investigar los crímenes que ocurren mientras la Segunda Guerra Mundial arrasa Europa, y el militar se desplaza por los distintos países ocupados. Bora hará frente a los horrores de la guerra mientras se enfrenta a las propias jerarquías de su ejército y desentraña algún que otro crimen. Sus aventuras comenzaron en la novela "Lumen"(2000) en la Polonia ocupada en 1939, aunque en su tercera novela retroceden su historia para presentárnoslo en 1937 en la Guerra Civil Española. De momento su creadora la italiana María Volpi que escribe con el seudónimo de Ben Pastor lleva publicadas 12 novelas protagonizadas por el militar alemán Bora. 
Eberhad Mock. Mock trabaja en la sección criminal de la policía de Breslau (Polonia) en el año 1933. Su dudosa moral y su conocimiento de los bajos fondos le hacen idóneo para la investigación de los crímenes más sórdidos, pero el ascenso del nazismo le ocasionará más de un problema. "Muerte en Breslau"(1999) fue la primera vez que vimos al policía polaco al que podemos seguir en 7 novelas más. El investigador fue creado por la pluma del escritor y filólogo polaco Marek Krajewski quien además creó otra serie protagonizada por otro policía polaco Edward Popielski que llegó a presentar colaborando con Mock en la novela "La cabeza del Minotauro" (2009).
Bernie Gunther. Bernie trabaja en los años 30 del siglo XX como detective privado en el Berlín previo a la Segunda Guerra Mundial. Desde su primer caso "Violetas de Marzo"(1989) el detective empieza a ser consciente de hacia donde se va encaminando una Alemania cada vez más oscura, donde las desapariciones que investiga suelen ser de judíos enviados a campos de concentración. Pero la experiencia del detective alemán durante el nazismo termina con sus tres primeras novelas formando la trilogía berlinesa o Berlín noir, aunque sus aventuras continúan hasta formar un número de 13. Así podemos seguir al detective por medio mundo hasta llegar a los años 50. El escocés Philip Kerr, ya fallecido, dejó su trabajo como redactor publicitario para dedicarse a la novela negra con bastante éxito de crítica que le hizo ganar varios premios en ese campo y gracias sobre todo a este detective alemán. 
Arturo Andrade. Andrade ha finalizado la Guerra Civil como teniente y es el mismisimo Serrano Suñer, cuñado de Franco, quien le encarga una investigación en "El arte de matar dragones"(2003). Luego sus aventuras le llevaran a participar en la Segunda Guerra Mundial en la División Azul donde sigue desvelando misterios. Hasta ahora el escritor español Ignacio del Valle ha escrito 4 novelas protagonizadas por este detective,  una de las cuales ha sido llevada al cine con el título de "Silencio en la nieve"(2012) con Juan Diego Botto en el papel de Andrade.
Miquel Mascarell. El inspector de policía Miquel Mascarell debe resolver su último caso en la Barcelona republicana antes de que en ese año de 1939 ocupen la ciudad las tropas franquistas. Este primer caso se relata en "Cuatro días de enero"(2008) que comienza una serie que seguirá al antiguo policía republicano en su adaptación a la nueva España de Franco a lo largo de hasta ahora 9 novelas y hasta llevarnos a los años 50. Historia y misterio se entremezclan en las novelas del catalán Jordi Sierra i Fabra que comenzó como comentarista musical, pasó a cosechar éxitos editoriales en libros infantiles y juveniles, y finalmente desembocó en la literatura de misterio donde de nuevo le acompañó el favor de público.  
Leo Demidov. Demidov trabaja en el Departamento de Seguridad del Estado de Moscú en el año 1953. En "El niño 44" (2008) además de perseguir a un asesino en serie de niños se pone de relieve la dureza del gobierno de Stalin. Sus dos siguientes casos trascurren ya después de la muerte del dirigente soviético. El inglés Tom Rob Smith vio como su primera novela del policía soviético se convertía en un éxito internacional y se llevaba a la pantalla interpretada por Tom Hardy en el papel de Demidov con idéntico título que la primera novela "El niño 44"(2015).
El Perro Lascano. El comisario argentino Lascano pertenece a la policía federal argentina. Es un tipo duro que desde el año 1979 investiga asesinatos en una Argentina gobernada por una dictadura militar, lo cual no le impide enfrentarse a las altas esferas y a sus compañeros corruptos. "Crimen en el barrio del once" (2006) fue la primera aventura publicada, aunque no la primera en relatar sus casos de forma cronológica, pues esa correspondería a "La conspiración de los mediocres" (2015). El creador de este investigador argentino es el peculiar escritor argentino Ernesto Mallo quien reconoce hacer ejercido todo tipo de profesiones de acorde con los tiempos que le tocaron vivir: taxista, contrabandista, librero, artesano, hippie, y hoy escritor, guionista y dramaturgo. En sus novelas se entremezcla la novela negra con el análisis sociohistórico de toda una época en su país.
Kramer y Zondi. La pareja de policías sudafricanos está integrada por un teniente blanco y afrikáner, Tromp Kramer, y un sargento negro y zulú, Michael Zondi. Si contamos que este par trabajan juntos en la Sudáfrica de los años 70 del siglo XX en plena política del "apartheid" sus casos adquieren una nueva dimensión. Los protagonistas se conocen en "La canción del perro"(1991), aunque la primera aventura publicada fue "El cerdo de vapor" (1971). El sudafricano James McClure, creador del dúo de policías ficticio, publicó 8 novelas relatando sus casos antes de que falleciera en el 2006 en Gran Bretaña donde residía.
Corazón Rodríguez. El antiguo policía Corazón Rodriguez se dedica a la investigación privada en el Madrid de los años 90, aunque sus casos de personas desaparecidas le suelen llevar a indagar en el pasado de la España de posguerra. En su primer caso "El tiempo escondido"(2005) al detective se le encarga investigar el asesinato de dos hombres que desaparecieron sesenta años antes y cuyos restos aparecen en una iglesia en el año 1998, Corazón se tendrá que remontar a los años 40 para averiguar que sucedió. El español Joaquín M. Barrero combina en sus novelas la España de los años 90 y primeros años del nuevo siglo con la investigación de su personaje en el pasado recorriendo los años que siguieron al fin de la Guerra Civil, y obligando a veces a su protagonista a viajar a otros países para completar las piezas del misterio. Cinco novelas y otros tantos éxitos son de momento las aventuras que este analista químico metido a escritor nos ha ofrecido de su investigador.  
En este breve y rápido repaso nos despedimos de momento de los detectives ficticios que nos han enseñado algo de la historia de sus países al tiempo que resolvían intricados misterios u horribles crímenes. Muchos más han quedado en la reserva y quien sabe si en otra ocasión volvamos a rescatarlos ampliando fronteras y épocas. Hasta entonces cerramos este ciclo de artículos dedicado a todos estos detectives históricos. Ya sólo nos queda leer los libros, y en mi caso comentarlos aquí. 

MÁS MUJERES DE ARMAS TOMAR

El duelo. 1884. E.A. Bayard
DUELISTAS FEMENINAS EN LA EDAD CONTEMPORÁNEA

Si hace no mucho comentábamos como los duelos entre mujeres habían comenzado a ponerse de moda en la Edad Moderna, era evidente que tan peligrosa moda no iba a abandonarse en la Edad Contemporánea, donde la mujer tanto lucharía por sus derechos. Aunque el derecho a dirimir sus diferencias con un duelo hoy no nos parece muy digno de ser reivindicado por nadie, en aquellos tiempos nadie les discutió a las mujeres la posibilidad de acabar con una rival con las armas en la mano.  

Duelo de mujeres. D. Mastaglio. 1851
Los motivos siguen siendo los mismos que ya habíamos comentado al hablar de los duelos masculinos o los duelos de mujeres en la Edad Moderna (ver ¡Os desafío! y Mujeres de armas tomar). Pero ahora los duelos femeninos como adelantáramos en el artículo a ellas dedicado tiene algunas particularidades: El mayor número de muertes que entre los masculinos, su extrema crueldad en algunos de ellos, y que en los combates a espada se puso de moda el "topless" mucho antes que en las playas. Por su puesto la llegada de la Edad Contemporánea trajo la decadencia del duelo a espada y el avance del duelo a pistola. Aunque en definitiva las causas pueden ser tan irracionales como en el caso de los hombres.

Duelo de enaguas. Ilustración revista Carlton House.1792.
En 1792 se produjo en Gran Bretaña el conocido como "El duelo de las enaguas". ¿El motivo? El siempre delicado tema de la edad de las mujeres. Es decir que la amiga indiscreta tuvo a bien revelar la verdadera edad de la otra y a la aludida no le sentó demasiado bien. La indiscreta fue una tal señora Elphinstone que tuvo la indelicadeza de envejecer en unos años a Lady Braddock, quien por supuesto no aguantó el insulto, y citó a la ofensora en Hyde Park. Primero comenzaron a pistola, pero el único daño lo sufrió la pluma del sombrero de la Elphinstone, de manera que se pasaron a las espadas, y aquí sí que afluyó la sangre, ya que de nuevo la insultante fue quien recibió el daño, por medio de un corte en el brazo. Reconocida la victoria de la ofendida, la otra se disculpó, y tan amigas. Aunque hoy algunos historiadores dudan que tal duelo hubiera tenido lugar, y creen que fue invención de una revista (La prensa amarilla ha existido siempre).

Interpretación eróotica del duelo.
 Metternich-Kielmannsegg
"Señora, sus arreglos florales me aterran.
¡Exijo una satisfacción!"
El robo de una receta parece que fue el motivo por el que dos ancianas amigas acabaron enfrentándose a tiros en un bosque de la Inglaterra decimonónica, aunque ninguna acertó a la otra, ambas terminaron falleciendo debido a la pulmonía que las señoras pillaron por el frío al que estuvieron expuestas.

Pero por encima de todos destacaron los llamados "duelos emancipados" donde todo eran mujeres desde las duelistas hasta los testigos, y en el que se solía prohibir la presencia de hombres ya que las combatientes peleaban ligeras de ropa. El que se suele considerar el primero de estos duelos ocurrió en 1892 en Vaduz, capital de Liechtenstein.  Las contendientes eran nada más y nada menos que la Princesa de Metternich y la condesa Kielmannsegg. La discusión en torno a unos arreglos florales para la Exposición Musical y Teatral de Viena fue el motivo que llevó a las bellas a enfrentarse en un duelo a espada. La encargada de que todo se realizara según las reglas fue la amiga de ambas la baronesa Lubinska que actuaba gracias a sus conocimientos médicos como asistente en caso de heridas. La princesa Schwarzenberg  y la condesa Kinsky actuaron como testigos o ¿madrinas? de las duelistas. Por consejo de la Lubinska las dos luchadoras debían de despojarse de las prendas de su parte superior para evitar que con las estocadas entraran trozos de tela en la herida y se infectaran y para mejorar los movimientos. Esta indicación es la que arranca la costumbre de que desde entonces las espadachinas se batan en "topless", aunque en la realidad la princesa y la condesa parece ser que conservaron alguna ropa (seguramente el corpiño o una camisola). El resultado final fue que la condesa hirió primero a la princesa en la nariz pero luego ésta se desquitó realizándole un corte en el brazo a su rival. La baronesa Lubinska paró el duelo y dio por ganadora a Paulina von Metternich, a pesar de que para algunos fue su oponente la ganadora al lograr la primera sangre.  

La princesa de Metternich. 1860. Winterhalter.
Los duelos entre mujeres se suceden en toda Europa. En Rusia la misma Catalina II aficionada a las espadas se había batido de niña y no veía con malos ojos los duelos entre sus damas en los que a menudo actuaba como árbitro. Pero entre los numerosos duelos por amores robados y amantes en disputa, destaca uno con una motivación nueva y curiosa, el acaecido entre dos feministas por el honor patrio y que apareció en los periódicos en 1886:

Un duelo entre mujeres acaba de tener lugar en Bélgica, como lo demuestra el siguiente mensaje que recibimos: "La señora Astie de Valsayre, conocida por haber publicado varios libros, acaba de asistir a Waterloo (Bélgica) para un duelo de esgrima con una estadounidense, Miss Shelby. Durante un debate sobre la superioridad de las doctoras francesas sobre las doctoras estadounidenses, ella había arrojado su guante ante la señorita Shelby. Francia fue la vencedora. Durante el segundo enfrentamiento la estadounidense resultó levemente herida en el brazo. Los testigos han declarado que todo sucedió de acuerdo con las reglas. (Le Petit Parisien, 27 de marzo de 1886).

Monjas duelistas. Ilustración de periódico. 1869
¿Queréis uno aún más raro? Pues ahí va. Ocurrió en Genova el 14 de agosto de 1869. Dos monjas discutieron ferozmente en el convento, y no se les ocurrió nada mejor que dirimir sus diferencias a punta de pistola. Salieron al jardín y se liaron a tiros. Afortunadamente ninguna de las dos salió herida, o eran malas tiradoras o hubo intervención divina. 

La llegada del siglo XX fue calmando los ardores duelistas de unos y otras, aunque eso obedeció más a las prohibiciones de batirse que fueron apareciendo en los distintos países. Sin embargo algún que otro duelo llenó los ecos de sociedad de los periódicos locales, como el que tuvo lugar en 1900 en México (tampoco América se libró de la moda) que enfrentó a Marta Durán y Juana Luna por el amor de un caballero. Ambas terminaron luchando a espada en un fiero combate, que duró varios asaltos en los cuales Durán fue herida varias veces en los brazos, hasta que se suspendió el combate dándose por ganadora a Luna.   

Tan populares habían sido los duelos femeninos que atrevidas postales, ilustraciones e incluso películas circularon mostrando a bellas mujeres en todo su esplendor dedicadas a apuñalarse, dispararse o clavarse una espada. Ni que decir tiene que en la mayoría de estas imágenes las féminas aparecían ligeras de ropa para disfrute de los rijosos caballeros. Así los duelos femeninos pasaron de ser una cuestión de honor a convertirse en motivo de fantasía erótica.

Como muestra de la popularidad de estos duelos ahí queda la filmación de un fragmento de una obra de teatro de 1898:
 

GOBERNAR ISRAEL

UNA MUJER LLAMADA GOLDA


Título Original: A women called Golda

Año: 1982

Nº de Episodios: 4 (240 min.)

País: Estados Unidos

Director: Alan Gibson

Reparto: Ingrid Bergman, Ned Beatty, Franklin Cover, Judy Davis, Leonard Nimoy, Anne Jackson, Robert Loggia.

Marco Temporal: 1903-1977

Marco Espacial: Israel

En 1977 Golda Meir realiza una visita a Estados Unidos durante la cual regresa a su vieja escuela de Milwaukee. Las preguntas de los estudiantes le hacen recordar su pasado. Golda explica a los niños que ella nació en Rusia y tuvo que abandonar muy joven su país por las persecuciones a las que sometían a los judíos.

Golda Meir (1898-1978)
Con el título de la serie es fácil adivinar que la misma esta dedicada a semblar la vida de la que fuera primera ministra de Israel, la señora Golda Meir. La excusa narrativa de una conferencia en un colegio americano sirve para hilvanar los recuerdos de la política que desde su infancia en Rusia hasta sus tiempos de gobernante en Israel va a ir repasando su trayectoria vital. Por la mini serie desfilan los principales protagonistas de la política israelí y árabe, y los hombres y mujeres que fueron importantes en la vida de Golda Meir. En la vida personal de la mandataria, su relación con su marido y su posterior distanciamiento son los aspectos tratados por la narración con sus difíciles comienzos,  y los problemas de adaptación del esposo a la vida en el Estado judío. En el aspecto político se exponen los principales acontecimientos que le tocó vivir y en los que en muchas ocasiones tomó parte de forma activa: la Segunda Guerra Mundial, la proclamación del Estado de Israel, la guerra árabe-israelí, sus viajes como ministra de exteriores, su política como primera ministra, o la reunión con Anwar el-Sadat que cierra la narración son algunos de los momentos claves de la producción.

Ingrid Bergman (1915-1982) como Golda
La serie, que en su momento fue acusada de prosionista, no deja de ser una biografía edulcorada de la mandataria israelí. Interesante por todo lo que en ella se cuenta a nivel político e histórico, así como el acercamiento que hace a la figura del personaje, ahondando en su personalidad y motivaciones, aunque mitigando como es lógico los aspectos más oscuros de la biografiada. Los aficionados a las series históricas encontrarán en "Una mujer llamada Golda" un buen resumen de los principales conflictos que agitaron Próximo Oriente tras el nacimiento de Israel y hasta la paz con Egipto, y una aproximación a la figura de la primera mujer en gobernar el país, pero sin apenas crítica ni dar otra visión que no sea la de la protagonista.

Ingrid Bergman, quien interpreta a Golda Meir, está soberbia en su papel, y brilla por encima del resto del reparto, en el que casi únicamente destaca el bueno de Leonard Nimoy (el Mister Spock de siempre) como su paciente esposo. La propia actriz en sus últimos años de vida estaba contenta con la interpretación de un personaje con el que según ella se sentía identificada, y para el que estudió numerosas grabaciones con vistas a imitar sus gestos y expresiones. Hoy es precisamente la interpretación de la actriz protagonista lo que más destaca en una serie demasiado blanca en el tratamiento del personaje, y con un ritmo narrativo más bien pausado, poco o nada adecuado para los gustos y costumbres aceleradas de estos tiempos. De forma que nuestra mini serie de hoy interesará a los aficionados a la Historia, a los fans de la Bergman y a los sionistas convencidos (yo por mi parte me encuentro dentro de las dos primeras categorías).

Aquí queda una larguísimo trailer en ingles de la mini serie por la que Ingrid Bergman ganó un Emmy en 1982 y un Globo de oro a título póstumo en 1983.
       

LA GRAN DAMA

LA MUSA QUE INSPIRÓ LA ESTATUA DE LA LIBERTAD

Título Original: La muse qui inspira la statue de la liberté

Guionista: Céka

Dibujante: Filip Andronik, Senad Mavric

Año de Publicación: 2015

País: Francia, Bosnia-Herzegovina

Marco Temporal: 1869-1886

Marco Espacial: Francia, Egipto




En febrero de 1886 en los talleres Gaget-Gauthier de París se ultiman los últimos preparativos para enviar la Estatua de la Libertad a América. Su constructor Bartholdi se encuentra en el interior de la estatua perdido en sus pensamientos cuando recibe el aviso de que alguien quiere verle. Al leer el mensaje el creador de la magna obra pide que le dejen sólo con su visitante. 

Volvemos otra vez a dedicarle un espacio a otro cómic de la colección "El hombre del año", en esta ocasión dedicado al año 1886 y al que los autores consideran protagonista de ese año, el escultor Frédéric Auguste Bartholdi. En realidad más que contar la historia del escultor, se nos cuenta la de su más conocida obra, la Estatua de la Libertad. En realidad ni siquiera es un cómic que narre la historia de la creación de la famosa escultura, sino más bien se intenta explicar cual fue la inspiración que motivo al escultor.

En unos cómics centrados normalmente en hechos fundamentales de la historia, éste es casi anecdótico. El francés Ceka intenta desvelar el enigma de a quién corresponde el rostro de la estatua, y tras barajar las distintas hipótesis, se decanta por una historia romántica que es pura ficción. Así que al final en este cómic nos encontramos con una historieta más intrascendente, muy francesa, que posiblemente no desvele grandes cosas, pero que en definitiva resulta entretenida. De lo mejor que tiene la historieta es el reflejo del ambiente artístico e histórico y la procesión de personajes conocidos del siglo XIX francés.

El dibujo de la pareja de bosnios es excepcional, magnífico en sus retratos como exigía la historia que se cuenta. Si al final muchos historiadores del arte están de acuerdo en afirmar que el rostro de la dama de la libertad es la síntesis de las varias mujeres que sirvieron de inspiración al escultor, los rostros femeninos que los dibujantes hacen desfilar por el cómic efectivamente parecen aportar algo de sus rasgos y personalidad al de la estatua.

Otra vez no me canso de remitiros a la página de cómics de Machete donde podréis disfrutar del cómic para leerlo on line, y ya sabéis, si os gusta ¡a la librería a gastaros unas monedillas!

http://loscomicsdemachete.blogspot.com.es/2016/11/el-hombre-del-ano-1886.html

UNA TRAGEDIA EN LA INDIA

BHOPAL. A PRAYER FOR RAIN

Título Original: Bhopal. A Prayer for Rain 

Año: 2014

Duración: 96 min.

País: India

Dirección: Ravi Kumar

Reparto: Martin Sheen, Mischa Barton, Kal Penn, Rajpal Yadav. Tannishtha Chatterjee, Fagun, Thakrar

Marco Temporal: 1984

Marco Espacial: India


1984. En Bhopal, una ciudad de la India, una fabrica de pesticidas norteamericana da trabajo a gran parte de la población, pero la toxicidad de lo que fabrica es una continua amenaza para la zona. Mientras en Estados Unidos discuten la viabilidad de seguir manteniendo la planta, en Bhopal, Dilip pierde su medio de subsistencia cuando se rompe el rickshaw con el que trasladaba a un cliente. La única salida para mantener a su familia será ofrecerse como temporero en la peligrosa fábrica. 

El director Ravi Kumar se decidió a contarnos en una película el mayor desastre industrial del mundo que además ocurrió en su país. Se trataba de concienciar a las nuevas generaciones y dar a conocer al resto del mundo una tragedia casi desconocida fuera de sus fronteras a pesar de haber ocupado en su día las portadas de los periódicos de medio mundo. Para que el espectador pudiera identificarse más con lo sucedido introdujo un personaje ficticio que colocó como trabajador de la fábrica. Además contrató a Martín Sheen para encarnar al director de la empresa debido a su capacidad como actor pero también a sus conocidas convicciones políticas.

El guión de la película es construido a base de las declaraciones de supervivientes de la tragedia, de los diversos documentos, de los informes técnicos que explicaron las causas del accidente, e incluso de las actas de los juicios posteriores. Para algunas asociaciones de víctimas la película no es suficientemente dura con los responsables sobre todo con los americanos y se muestra al personaje interpretado por Martin Sheen de forma demasiado positiva.

Al margen de las críticas sobre la manera de tratar a los supuestos culpables el film además de mostrar con bastante precisión el desastre de Bhopal, ofrece una auténtica lección sobre los efectos del más feroz capitalismo en las zonas o personas más desprotegidas. Se criticó también que la película no fuera lo suficientemente dramática, y es cierto que por momentos parece casi un documental, pero los hechos son tan espeluznantes que se bastan por si solos. Claro que si el film hubiera sido realizado en Hollywood, tendríamos un producto diferente, lleno de interpretaciones magistrales, música estremecedora colocada en los momentos precisos, y escenas de tensión y emoción que haría que nos angustiáramos, enfadáramos, y finalmente lloráramos gastando todos los kleenex  a mano. En lugar de eso tenemos una película más aséptica, más fría, quizás más centrada en contar los hechos y que los veamos a través de los ojos de un pobre hombre quien a pesar de conocer el peligro opta por trabajar en el lugar ya que es la única fuente de ingresos de su familia. Es cierto que el film de Kumar nunca estará entre las mejores películas de la historia, ni siquiera entre las mejores o más vistas del año que se estrenó, pero su sencillez, su crudeza, la triste realidad que refleja son unos valores añadidos que deberían haberle dado mejor suerte a esta interesante película realizada en la India y que por una vez y sin que sirva de precedentes no está llena de vistosos bailes y  de chicos y chicas guapas cantando sus amores al ritmo de pegadizas canciones.

La situación de la India tras el asesinato de su primera ministra Indira Gandhi, la miseria y explotación en la que vivían muchos de sus ciudadanos forman parte del contexto histórico en el que se mueve la narración, pero la despiadada crueldad de las grandes empresas que lo reducen todo a una cuestión de beneficios es, desgraciadamente, algo con lo que el mundo actual tiene que seguir bregando, y no vale mirar para otro lado y pensar aquello de "esto no me va a pasar a mí".