UNA RUBIA ENTRE NEANDERTALES

EL CLAN DEL OSO CAVERNARIO 


Título original: The Clan of the cave bear


Año: 1985


Duración: 100 min.


País: Estados Unidos


Director: Michael Chapman


Reparto : Daryl Hannah, Pamela Reed, James Remar, Thomas G. Waites, John Doolittle, Curtis Armstrong.



La pelicula protagonizada por la otrora famosa "sirenita", Daryl Hannah, se basaba en la primera de las novelas de Jean M. Auel  de igual título.

Como en dicha novela , el film nos relata las aventuras de Ayla, una niña Cro-Magnon que al perder a sus padres y quedar aislada de su tribu por un terremoto es adoptada por  un clan de Neanderthales.Los "guapos" Neanderthales no dejan de fastidiar al "engendro" que han adoptado, hasta que esta crece, y se convierte en la rubia de la foto, y ¡voilá!, ya tenemos película.

La película fue un fracaso en taquilla, y la adaptación del resto de la saga fue cancelada tras el batacazo. Las críticas, y el público no fueron generosos con ella,  y los calificativos negativos la han acompañado desde entonces. Si a esto sumamos que la propia autora renegó de la adaptación, podeis imaginaros como ha quedado en el ranking de películas prehistóricas.

Se acusó a la película de: (¡0h, sorpresa!) feminista. Pero si las novelas estan escritas por una mujer y protagonizadas por otra, no esperemos que traten sobre "el macho ibérico". La propia escritora afirmó "que era demasiado violenta". ¡Ejem! Creo que no había visto demasiado cine, y por supuesto no la magnífica "En busca del fuego"; en cualquier caso no me imagino a los dulces neanderthales invitando a una taza de té con pastas a los amables cromagnones.

La realidad es que la película falla por ser poco creible, por decirlo de alguna forma, poco prehistórica. Lo cual no deja de ser triste, porque en sus tiempos las rubias prehistóricas en bikini lideradas por la Welch suponían un éxito seguro. Y personalmente creo que ahí está el error. Tomemos a rubia espectacular ligera de ropa,  hagamosla sufrir un poquito en la Prehistoria, con esto nos garantizamos a los seguidores de las peliculas producidas por la Hammer en los 60, pero además seamos un poco más rigurosos, nada de dinosaurios, y sí un lenguaje gutural, voz en off explicativa, caracterizaciones creibles, y así nos ganamos a los más puristas. El resultado fue todo lo contrario a lo esperado: para los primeros, la Hannah no era la Welch, y la película no llenaba las espectativas de acción y aventura; y para los otros, el rigor histórico había sido abandonado en la busqueda de una especie de Indiana Jones pehistórica venida a menos.

La película aún así tiene sus momentos y por supuesto sus aciertos. Según los expertos los paisajes, la fauna, la flora, es decir el contexto o ambiente de la historia, es de los mejores sin incurrir en exótismos o extravagancias anacrónicas ( para entendernos nada de bichos raros o extintos, nada de tierras congeladas y volcanes amenazantes). El mestizaje, hoy practicamente aceptado por arqueológos y estudiosos de la prehistoria, está apuntado también en el film; así como distintos útiles y herramientas se corresponden con el desarrollo evolutivo de las especies tratadas.
Personalmente siento debilidad por la escena del oso, donde "Bart the bear" luce sus habilidades actorales, y a mí no deja de venirme a la mente la cueva de Chauvet y su sala del craneo, donde una cabeza de oso descansa sobre una piedra a modo de pedestal. 

Al margen de sus defectos y/ o virtudes la pelicula no debe faltar en la filmoteca personal de todos aquellos hoy llamados "frikis" de la prehistoria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario