MAORIS CONTRA EL IMPERIO BRITÁNICO

RIVER QUEEN

Título Original: River Queen

Año: 2005

Duración: 114 min.

País: Nueva Zelanda

Dirección: Vicent Ward

Reparto: Samantha Morton, Kiefer Sutherland, Cliff Curtis, Temuera Morrison, Anton Lesser, Rawiri Pene, Stephen Rea.

Marco Temporal: 1854-1869

Marco Espacial: Nueva Zelanda


En 1854  Sarah O´Brian crece entre soldados en un puesto fronterizo de Nueva Zelanda, al lado del Gran Río. Sarah se enamora de un joven nativo y queda embarazada de él. Muerto el padre de su hijo, abandonada por su propio padre, Sarah cria sola a su hijo Boy. Siete años después el abuelo maorí del niño lo secuestra.Desde ese momento Sarah comienza la búsqueda de su hijo río arriba, su única ayuda es un soldado amigo, Doyle. Los años pasan y la protagonista es llamada por Wireumu, el tío del muchacho para que ayude a sanar a un líder maori. La joven con los conocimientos aprendidos de su padre remonta el río hasta el territorio donde se refugian los maoris rebeldes al gobierno neozelandés. Es el año 1868, han estallado las guerras maorís, y Sarah se encontrará en medio del conflicto, dividida en sus lealtades y sus amores. 

La película mezcla en su trama elementos de drama romántico en escenarios exóticos, con otros de película de aventuras, y todo aderezado con unas pizcas de historia local. En España la crítica no la recibió muy bien, y pasó bastante desapercibida, y la verdad es una pena. Al margen de las historias de amor, la búsqueda desesperada  del niño perdido, los choques culturales con los rechazos a quien pervierta el orden social, queda de fondo una lucha feroz de un pueblo en retroceso frente al colonialismo. El avance del hombre blanco "civilizando" a salvajes lo hemos visto ya más veces en el cine, y a lo largo de la Historia ha sido una constante que el imperio poderoso someta al pueblo más débil, pero al menos yo siento una cierta debilidad por estas historias de "perdedores" (será que me identifico con ellos).

El contexto histórico de la película es la llamada guerra Titokowaru que enfrentó a los maoris con el Gobierno de Nueva Zelanda, y que duró desde Junio de 1868 a marzo de 1869. Guerra surgida por los avances de los colonos europeos apropiándose de tierras de los indígenas, provocando la violenta respuesta de estos, que se unifican bajo la guía de un líder mezcla de guerrero y sacerdote profeta que los conduce a una  feroz campaña destinada a aterrorizar a los blancos para forzarlos al abandono de sus tierras, parece ser que mutilaron, cocinaron y se comieron a algún que otro soldado neozenlandés. La escena del film donde el jefe Titokowaru escribe una carta amenazante verídica: " Yo he comenzado a comer la carne de un hombre blanco... Mi garganta está continuamente abierta para comer carne humana de día y de noche". A pesar de esto la película no es ni truculenta, ni épica, pero sí interesante. No siempre podemos disfrutar de un film que nos cuenta un pedazito de Historia de un rincón del mundo para la mayoría de nosotros alejado y casi desconocido. Como dirían los de Teruel: "Oceania también existe". 

No hay comentarios:

Publicar un comentario