"CARA DE PIEDRA" A TRAVÉS DE LA HISTORIA

CHARLTON HESTON VIAJERO DEL TIEMPO

Hay actores que a lo largo de su carrera cinematográfica nos hacen viajar por la historia. Saltan de una época a otra como si fueran eternos, y en cada ocasión nos sorprenden con sus interpretaciones. Charlton Heston, apodado Stoneface, o cara de piedra en español por sus duros rasgos y su casi falta de expresión, parece haber vivido en todas las épocas de la Historia de la Humanidad. Si no supiéramos que es la magia del cine, pensaríamos que el actor es eterno, que sus antepasados han dejado una buena impronta en los genes, o que viaja en el tiempo. 

Desde el Egipto del siglo XIII a.C pasó de príncipe Egipcio a profeta bíblico todo en el mismo film, fue Moises en la película "Los Diez Mandamientos" (1956). 
Unos siglos más tarde entre el 44 y el 30 a.C. lo encontramos en Roma metiéndose en la piel de Marco Antonio, hasta en 3 ocasiones, "Julio Cesar" (1950),"La muerte de Julio Cesar"(1970) , y "Antonio y Cleopatra" (1972).
Unos añitos más tarde allá por el año 30 se deja caer por Palestina, o será su hijo, para hacernos creer que es Juan el Bautista en "La historia más grande jamás contada"(1965), y algo más tarde tras pasar por la peluquería se trasmuta en  un príncipe judio en "Ben Hur"(1959). 

A mediados del siglo XI nuestro actor convertido en noble normando decide cobrarse el derecho de pernada, suponemos que para resarcirse de tanta penalidad sufrida en la Antigüedad en "El señor de la guerra"(1965), aunque no le sale bien. Tal vez pensando que el corte de pelo no le quedaba bien, se cambia de aires y se viene a España, para reencarnar a Rodrigo Díaz de Vivar (1048-1099) en "El Cid" (1961).

El clima de España no le debió de convencer porque unos siglos más tarde nos lo encontramos en Mongolia, metido en la piel de Togrul, o Wang Khan (1130-1203) en el film de 1992 "Gengis Khan". Sí el que está detrás de esos ojos achinados y ese bigote fláccido es él, "stoneface"
Ya en la Edad Moderna haciendo un rizo imposible,su cara sirvió para dos rivales irreconciliables: Enrique VIII (1491-1547)  en "El príncipe y el mendigo ( 1977) y Tomás Moro (1478-1535) en "Un hombre para la eternidad"(1988).


De la neblinosa Inglaterra se pasó a la soleada Italia, en el mismo siglo, y decidió cambiar el rol de guerrero y gobernante por el de artista, y puesto a elegir se quedó con uno de los mejores. Fue el genial Miguel Angel Buonarroti (1475-1564) en "El Tormento y el Éxtasis"(1965).
 
Nada escarmentado de su experiencia inglesa con la monarquía volvió a reincidir como Robert Devereux, II conde de Essex ( 1566-1601) en "La Reina Isabel" (1968). Aquí lo vemos con la bella reina.
Le debió coger gusto a la proximidad de las reinas porque poco después aparecería en Francia como el Cardenal Richelieu (1585-1642) en "Los tres mosqueteros"(1973) y su continuación "Los cuatro mosqueteros" (1974).
El poder le debió de atraer porque ya en su América en los recién nacidos Estados Unidos encarnó a dos de sus primeros presidentes: Thomas Jefferson (1743-1826), el tercer presidente  en "Los patriotas"(1963), y a Andrew Jackson, el septimo, que encarnó en dos ocasiones, "La dama marcada"(1953) y "Los bucaneros" (1958). La imagen pertenece a esta última. si contamos con que también encarno a  James Otis (1702-1778), uno de los padres de la patria en una obra de teatro para la Televisión, los U.S.A no pudieron fundarse sin "Caradepiedra".
Sin salir de América abandonó el poder y la política por la exploración, y se reencarnó primero en William Clark (1770-1838) en el film "Horizontes azules" (1955), y luego en William Cody, Bufalo Bill (1845-1917) en "El triunfo de Buffalo Bill"(1953).

En algún momento debió de pensar que el papel de profeta no le había ido mal en el pasado porque lo retomo en el agitado siglo XIX de los Estados Unidos como el profeta mormón  Brigham Young (1801-1877) en " The Avenging Angel"(1995).
Dando un salto espacial considerable, aunque temporal más corto, Heston se convierte en el general Charles "Chino" Gordon( 1833-1885), el héroe de Khartum, y es en esta película "Khartum"(1966) donde le vemos así.

Agotado de tantas luchas y sinsabores debió decidir que nada como un buen rancho al que retirarse, y ahí lo vemos como el ranchero Henry Hooker (1828-1907) amigo personal del famoso Wyatt Earp en la película "Tombstone: la leyen de de Wyatt Earp" (1993).

Para terminar su última reencarnación histórica no fue la más acertada, nada más y nada menos que el infausto Doctor Josef Mengele (1911-1979) tendría su rostro en el film "My Father ,Rua Alguem 5555"(2003).

Carlton Heston fue además un popular pirata (Long John Silver), un vaquero y un indio en los tiempos de la conquista del oeste americano, un famoso detective victoriano (Elemental querido Holmes), un militar americano en la guerra de los boxers, y tantos y tantos personajes que si uno se asoma a la puerta de la Historia en la cinematografía será casi imposible no toparse con la dura cara de Heston. Y además nos dejó un adelanto de lo que sería el futuro sin él. Nuestra particular maquina del tiempo también puede avanzar hacia adelante, y sí, allí en la lejanía encarnando a un solitario humano en un planeta plagado de vampiros, enfrentándose a los gobiernos que reciclan en comida a sus ancianos, o siendo el único humano parlante en un mundo dominado por simios, está Charlton Heston. Y si miramos muy adentro de la máscara, en un guiño insólito, son los ojos del actor los que brillan en el rostro simiesco de Zaius en "El Planeta de los Simios" (2001).

Ojo viajeros del tiempo cuando salgáis a la época elegida como destino de vuestro viaje no os asusteis mucho si la primera cara que veis es el familiar rostro de "Caradepiedra".  






No hay comentarios:

Publicar un comentario