CAVERNÍCOLAS VS. EGIPCIOS


10.000 A.C.


Título Original: 10.000 B.C.

Año: 2008

País: Estados Unidos

Dirección: Roland Emmerich

Reparto: Teven Strait, Camilla Belle, Cliff Curtis, Omar Sharif, Tim Barlow, Marco Khan, Reece Ritchie, Mo Zinal







D´Leh es un niño que crece en las montañas con su tribu. Marginado por los suyos, sólo Evolet, una huerfana recogida de otra tribu, le presta atención. Pasan los años, y los niños se han convertido en jóvenes. D´Leh participa en una cacería de mamuts, y al regreso de la misma unos hombres a caballo atacan el poblado. Evolet es capturada, y el joven acompañado por otros tres decide perseguir a los asaltantes para rescatarla. Comienza el periplo del joven cazador, donde se cruzará con animales peligrosos, aliados y enemigos hasta llegar a su destino final.

Roland Emmerich es un director denostado, criticado y maldecido. Sus películas no suelen despertar casi nunca buenas críticas, pero hace caja. Dicho lo cual, ya os podéis imaginar por donde va la película. Exacto, cine palomitero estilo Hollywood, y nada más.
     
La película fue criticada por propios y ajenos. Y yo el primero que juré y perjuré, no en arameo ya que desconozco dicho idioma. Pues con el títulito de marras esperas ver una película ambientada en la prehistoria aunque ya los adelantos dejaban ver escenas con pirámides, que te ponían la mosca detrás de la oreja, pues esperabas algo hollywodiense pero con un cierto contexto. Y claro, "10.000 a.C." de cine histórico, solo tiene el título. De forma que desengañaos si buscáis un cine de trogloditas, neandertales y demás con rigor histórico, pues éste no es vuestro film.

Los efectos especiales muy logrados con mamuts, dientes de sable y demás bichería. Pirámides, protoegipcios-moros, africanos, etc.(en alguna crítica dijeron que faltaron los chinos). La interpretación normalita, y el guión pues lleno de topicazos e incongruencias, cuando no patadas a la Historia directamente. Por supuesto cuando vas con ojos de historiador o cultureta, pues la película te produce espasmos intestinales. ¿Todo eso la convierte en mala? No necesariamente. Pero no en una película ni histórica ni didáctica, y posiblemente dirigida a un público juvenil cuando no infantil.

"10.000 a.C." no es ni será una obra maestra del séptimo arte, no es un film con pretensiones didácticas o documentales, aunque nunca se sabe a lo mejor y todo en el futuro se convierte en una de esas películas de culto. Pero superado el cabreo inicial cuando uno la ve con niños descubre que éstos se lo pasan bien, y disfrutan con las aventuritas del prehistórico rastafari ese, y que tampoco está tan lejos de aquellas que veíamos nosotros y nuestros padres con rubias macizas escapando de libidinosos Tiranosaurus que más que comerselas parecían que fueran a quitarles la ropa, y bien que nos lo pasábamos viéndolas. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario