LAS FALSAS BRUJAS

LAS BRUJAS DE SALEM

Título Original: Salem witch  trials

Año: 2002

Nº de Episodios: 2 (240 min.)

País: Canada, USA

Director: Joseph Sargent

Reparto: Kirstie Alley, Alan Bates, Henry Czerny, Rebecca de Mornay, Shirley MacLaine, Gloria Reuben, Jay O. Sanders, Peter Ustinov.

Marco Temporal: 1691-1693

Marco Espacial: América del Norte


En una aldea de Massachusets un grupo de niñas grita y se convulsiona durante los servicios religiosos. El párroco intenta tranquilizarlas, pero una de ellas, presa de la histeria, se levanta y acusa a una mujer de practicar la brujería. El pánico se apodera de la congregación, mientras las niñas se sumen más y más en el histerismo. Cuando una segunda parroquiana intenta defender a la acusada se encuentra ella misma señalada como bruja. Una tercera, esta vez una criada negra, es también acusada, mientras las niñas enloquecidas por visiones aterradoras las acusan de servir al demonio. Las mujeres son detenidas y conducidas fuera de la iglesia. ¿Qué ha conducido a esa pequeña comunidad a tal locura? La historia retrocede hasta diez meses antes, el invierno de 1691 para explicar la génesis del problema. 

La muerte del bebe de los Putman, y otras desgracias que azotan a la pequeña comunidad de Salem harán florecer los odios y rivalidades soterradas en la puritana sociedad. Los enfrentamientos entre familias y sus distintas posturas: los Putman y los Porter; la diferente manera de entender la religión con un Puritanismo extremo liderado por el reverendo Parrish, frente a formas más liberales, formaran el caldo de cultivo de un proceso que degenerará en acusaciones, alucinaciones, e histeria colectiva que llevará a los famosos juicios de Salem.

Entre febrero de 1692 y mayo de 1693 Salem será la sede de una serie de juicios a diversas personas acusadas de brujería y culto al demonio; algunas de las cuales morirán en prisión, y otras ajusticiadas, 19 ahorcados y uno lapidado.

La serie sigue con bastante fidelidad el desarrollo de los acontecimientos, y retrata con precisión las costumbres de la época y de la sociedad puritana. Casi podríamos decir que la miniserie funciona más como un docudrama que como una ficción dramática. Tal vez por ello los personajes, aunque correctos, no calan como en otras ficciones similares con la misma temática, "El Crisol" por ejemplo; pero es que "Las Brujas de Salem" no es ni una miniserie de terror ni una obra teatral llevada al cine, es el relato de unos hechos que condujeron a un proceso judicial histórico.

"Las brujas de Salem" es una interesante miniserie que en España fue reducida en su metraje, y que sin embargo decepcionó bastante y pasó muy desapercibida en su emisión televisiva. Posiblemente el tema y su título generó unas expectativas que la serie no cumplió porque nada tenía que ver con brujas demoníacas volando desbocadas en sus escobas, ni aquelarres orgiásticos con señoritas nada vestidas, mientras un baño de sangre inundaba las pantallas. La historia iba por los fríos terrenos del análisis histórico, y eso lastró la producción para el gran público, aunque a algunos nos pareció interesante ver tratado el tema con un cierto rigor.

La ambientación, siendo una producción americana sobre un tema de su Historia, es más que correcta. El análisis de las causas que desembocan en la loca persecución son mostradas de forma clara, aunque retarden el desarrollo de la trama principal.

En la segunda parte de la serie se desatan las acusaciones y la histeria prende extendiéndose desde unas niñas a prácticamente toda la población de Salem, aprovechando para saldarse viejas y nuevas rencillas, odios y rivalidades.

Escenas como el examen de una supuesta bruja (interpretada por Shirley McLayne) en busca de la marca del diablo enmarcan la historia en el contexto en el que deviene la narración: "Eso no es una marca de bruja, más bien es un lunar" "Te digo que es un pezón"; discuten las examinadoras de la desnuda bruja. "Tome nota de la divergencia de opiniones, y anote también que la acusada no ha llorado, lo cual es compatible con la incapacidad de derramar lagrimas de las brujas",  añade el "diligente juez inquisidor" (Peter Ustinov)

"Las Brujas de Salem" es una serie histórica, y como tal hay que visionarla, sin esperar ni truculencias, ni historias de terror gótico, y sí un relato de los hechos acaecidos en aquella pequeña población en el siglo XVII.  Partiendo de esa premisa la serie se puede disfrutar sin que desmerezca de otras producciones con más carga dramática. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario