LA REBELIÓN DE LOS BOXERS

55 DÍAS EN PEKÍN


Título Original:55 Days at Peking

Año: 1963

Duración: 154 min.

País: Estados Unidos

Dirección: Nicholas Ray

Reparto: Charlton Heston, Ava Gardner, David Niven, Robert Helpmann, Flora Robson, Leo Genn, John Ireland, Philippe Leroy, Elizabeth Sellars, Alfredo Mayo 

Marco Temporal: 1900

Marco Espacial: China


Pekín. China. El verano del año 1900. China ha sufrido malas cosechas y hambres, y los aires de rebelión recorren todo el país. Mientras un millar de extranjeros viven dentro del recinto internacional pertenecientes a una docena de diferentes países lejanos, inconscientes del creciente descontento que su presencia genera en un grupo de rebeldes conocidos como los boxers; la emperatriz viuda gobierna desde la ciudad prohibida, y no ve con malos ojos los avances de los rebeldes. Un mayor del ejercito americano, un diplomático británico, y una aristócrata rusa venida a menos entrelazarán sus destinos dentro de la zona de las legaciones, mientras los rebeldes chinos se preparan para el asalto.

Las guerras del opio del siglo XIX había impuesto a China la no deseada presencia de los extranjeros, y una política colonial impuesta a golpes, la llamada "política de las cañoneras". Los "Boxers" responden a un sentimiento nacionalista que quiere deshacerse de la influencia extranjera empezando por los cristianos, y continuando con todos sus intereses económicos como las concesiones mineras o de ferrocarriles que sufren sus ataques. Pronto los ataques se hacen más importantes y audaces, y su ejército llega a los 20.000 hombres. La emperatriz Tse Hi mientras garantiza la seguridad de los diplomáticos, protege a los boxers. El 20 de junio de 1900 el embajador alemán es asesinado en plena calle.

El film rodado en España cuenta los 55 días que el recinto diplomático de Pekín aguantó el asalto de los boxers a la espera de la ansiada ayuda internacional. Presentado desde el punto de vista occidental, al fin y al cabo la película es una superproducción de Hollywood, la historia se convierte en una épica aventura donde brillan en todo su esplendor los tres magníficos protagonistas. Un David Niven interpretando al perfecto caballero ingles, algo en lo que era especialista y que se nota en la película. Charlton Heston, alias "Caradepiedra", haciendo de duro americano recién salido de las praderas de escabechar indios o chinos (para el caso es lo mismo), eso sí con su oculto corazoncito; es decir, haciendo de Heston. Y finalmente una Ava Gardner interpretando, ¡como no! a una mujer fatal, aunque ya en sus últimas horas, más cercana a la botella que a los corazones masculinos. En resumidas cuentas un casting absolutamente acertado, de esos casi irrepetibles.

A pesar de ser un film americano y de los años 60, lo cual se deja ver en el tratamiento maniqueo de ciertos personajes, por ejemplo el embajador ruso (casi peor que los boxers), la narración es muy interesante, el guión es más que correcto, y la interpretación sobresaliente. Todo eso convierte a "55 días en Pekín" en uno de esas películas de obligado visionado para todos los amantes del cine en general, y del cine histórico en particular. Si completamos su visionado con el pase previo de películas como "Las guerra del opio" o "Taipan", por citar dos, tendremos una visión fílmica interesante del colonialismo en China.

Como prácticamente todas las superproducciones americanas de este estilo, "55 días en Pekín" rezuma espectacularidad, grandiosidad y una cierta morosidad en el desarrollo, algo poco adecuado para las impacientes nuevas generaciones, pero si uno se arma de paciencia y se recrea en los detalles, se goza de una gran película, aunque muchos chinos sean de pega ( En España no había suficientes y se tuvieron que reclutar por toda Europa sacándolos de restaurantes y lavanderías), así la mayoría de los actores que encarnan a personajes chinos de importancia son occidentales abundantemente maquillados, ¡hasta la propia emperatriz!     

2 comentarios:

  1. Perfectas las películas recomendadas: " Taipan y La Guerra del Opio "
    Se completa la historia. Me encantaron todas ellas.

    ResponderEliminar
  2. ¡Exacto! De eso se trata aprender algo de Historia a través del cine y de la literatura, si a las pelis les añades una novela como "El último mandarín", jugada completa.

    ResponderEliminar