A SANTIAGO VOY

LA PEREGRINA

Título Original: Die Pilgerin

Año: 2014

Nº de Episodios: 2 (175 min.)

País: Alemania

Director: Philipp Kadelbach

Reparto: Josefine Preuss, Jacob Matschenz, Volker Bruch, Friedirch von Thun, Dietmar Bär, Sebastian Hülk, Lucas Gregorowicz, Ernst Stötzner.

Marco Temporal: 1368

Marco Espacial: Alemania, Francia


En Suabia en 1368 la joven Tilla, hija de un rico comerciante, intenta por todos los medios salvar la vida de su padre. Éste, sintiéndose morir, le encarga a su hijo Otfried que lleve su corazón a Santiago de Compostela para expiar una secreta culpa del pasado. Cuando el comerciante se recupera  y cambia su testamento, su hijo, descontento, establece un peligroso pacto secreto con una familia rival; luego asesina a su padre. Tilla huye de su hermano. embarcandose en un peregrinaje a Santiago disfrazada de hombre para cumplir la última voluntad de su padre. Los peligros que conlleva la peregrinación se ven incrementados por la persecución a la que es sometida por los aliados de su hermano.

La miniserie alemana, realizada en coproducción con Austria y la República Checa, lugar este último donde se filmaron la mayoría de los exteriores, intenta recrear una Edad Media realista, alejada del "glamour" de otras producciones. Se elige retratar al pueblo llano, a los comerciantes, y a los pequeños nobles locales, nada que ver con cortes reales, o lujosos palacios. Los ambientes son oscuros, la gente está sucia, y la mayoría lucen aspectos enfermizos;  la ley y la caballerosidad brillan por su ausencia. En este peligroso contexto se tendrá que mover la protagonista, una adelantada a su época, que con pelo corto y atavío masculino, hará gala del arrojo femenino ante situaciones imposibles.

A pesar de basarse en un libro y meter un buen capital en la producción, la serie no ofrece mucho más. Las ciudades son imaginarias, algunas hasta parecen sacadas de "El Señor de los anillos", pero es que cuando no lo son, la fastidian, y si no baste ver la recreación de Santiago de Compostela (el asesor histórico-artístico se debió tomar unas vacaciones). Se echa de menos contextualizar un poco la narración: vale que va de un peregrinaje, y no de monarcas o intrigas cortesanas, pero es que a veces parece que la buena moza no se haya movido de casa; tampoco es suficiente con enguarrar a los actores un poco, o ponerles dientes podridos a unos cuantos, menos a los "protas" claro ( sólo faltaría).

La Peregrina contemplando extasiada...¿¿¿Santiago???
En general una serie de aventuras en un contexto "histórico", donde se muestran algunas pinceladas interesantes: la influencia creciente de la burguesía en las ciudades, las condiciones del pueblo llano, la decadencia de la nobleza feudal, etc., pero que se pierden en una historia entretenida pero previsible. En España su emisión vino más acompañada por la polémica generada por la errónea identificación de Santiago de Compostela con algo parecido a Toledo, y que desde la productora calificaron de "licencia creativa" (Como si nosotros pusiéramos a Hitler rubio y de metro noventa, por aquello de que queda más ario), pero que viene siendo lo habitual, y que no deja de ser una simple anécdota.
    
Con todo, la serie se deja ver con agrado, y podemos ir siguiendo las andanzas de la jovenzuela por media Europa acosada por malos "malísimos" que le quieren hacer todo tipo de guarrerías, de las que ella, fémina intrépida donde las haya, sale más o menos indemne.

No hay comentarios:

Publicar un comentario