FARAONES DE CINE

LOS FARAONES DE EGIPTO EN EL CINE Y LA TELEVISIÓN


El antiguo Egipto siempre ha sido una civilización que atrajo la imaginación de Occidente, Escritores, viajeros, y eruditos veían en el Egipto Milenario un magnifico lugar para sus fabulaciones. El cine y la televisión a pesar del atractivo que el país despertaba no lo explotó tanto como era de esperar, al menos en su vertiente histórica, de hecho abundan las películas ambientadas en Egipto, pero como paraje donde desarrollar aventuras más o menos contemporáneas, y menos como fondo de producciones históricas. Repasemos algunos de los faraones retratados por la cinematografía mundial y sus originales.

El rey Escorpión. (3200 a.C.) Gobernante de Egipto en un periodo predinástico, o en lo que algunos han llamado dinastía 0 (en ocasiones se habla de dos personajes diferentes, el I y el II). Se desconoce su nombre, y el apodo le viene por una maza ceremonial donde la figura del rey aparece acompañada por un escorpión. Para ciertos historiadores habría sido el primer gobernante de un Egipto unificado. La maza con la representación del rey Escorpión se guarda en Oxford en el Museo Ashmolean. En el cine en la saga de películas de la momia se presentó al personaje, a quien luego se le concedió saga propia, esta vez ambientada en el Antiguo Egipto con Dwayne Johnson encarnando al rey en la primera película: "El rey Escorpión" (2002)¡Cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia! 
Keops (2589-2566 a.C.) Fue el segundo faraón de la cuarta dinastía, y conocido sobre todo por haber sido quien mandó levantar la famosa Gran Pirámide. El Museo Egipcio de El Cairo guarda una interesante estatuilla del faraón. A pesar de ir asociado su nombre a la más grande de las tres pirámides de Gizah, el cine no se ha prodigado en retratarlo. En "Tierra de faraones"(1955) Jack Hawkins interpreta a Keops, aunque la estrella de la función es la malísima Nellifer ( Joan Collins).
Kefrén (2547-2521 a.C.) Cuarto faraón de la cuarta dinastía. Otra de las tres grandes pirámides se debe a él, y además se le atribuye también la Esfinge que acompaña al conjunto de Gizah. En el Museo de El Cairo se exhibe una magnífica escultura del faraón sedente realizada en diorita. Erno Crisa será el faraón Kefrén en "El sepulcro de los reyes"(1960).
Hor I (1732 a.C.) Faraón  de la dinastía XIII. Su reinado fue corto, aunque no se sabe exactamente el numero de años que duró su gobierno. Para algunos pudo ser el faraón al que hace referencia la Biblia, cuando se narra el episodio del patriarca José, aunque para otros se trataría de Sesostris I, o incluso Akhenatón. El Museo de El Cairo guarda otra joya en forma de estatua de madera del ka del faraón Hor. El cine le ha dedicado algunos films al misterios faraón bíblico, pero nos quedaremos con la miniserie "José"(1995) y con el actor Stefano Dionisi, sea Hor o cualquier otro faraón.
Kamose (1554-1549 a.C.) Fue el último faraón de la dinastía XVII. Después de que el país fuera invadido por los hicsos, Kamose encabeza los intentos de recuperar el reino, y posiblemente fallezca en el intento. De nuevo es el Museo de El Cairo el que contiene el sarcófago del faraón Kamose. Aunque existen novelas sobre la invasión de los hicsos y los faraones que se les enfrentaron, el cine y la televisión ha preferido ignorarlos. Sólo la adaptación del ciclo narrativo de Wilbur Smith a televisión "El séptimo sello de la pirámide" (1999) ha mostrado a un faraón denominado Mamose interpretado por el encasillado Edmund Purdom, y que es una mezcla entre Taa II y Kamose.
Amenofis III (1390-1353 a.C.) Faraón de la dinastía XVIII, también conocido como Amenhotep. Desarrolló una gran labor constructora por todo Egipto, los colosos de Memnón son los restos de uno de sus templos. El magnífico busto granítico de Amenofis III conservado en el Museo Británico muestra el colosalismo de sus realizaciones. Con la caracterización del actor Ben Gazara en "Nefertiti"(1995) se logra un parecido asombroso, ¡Si hasta se ríen igual!.
Amenofis IV (1353-1336 a.C.) Akenatón el faraón hereje fue el sucesor del anterior, y llevó a cabo en Egipto una auténtica revolución religiosa con la implantación del monoteismo. El arte y la cultura también experimentaron un espectacular cambio, reflejado, por ejemplo, en la escultura, como las que se encuentran en el Museo de El Cairo realizadas en el nuevo estilo llamado amarniano. Amadeo Nazzari es el peculiar faraón en "La reina del Nilo"(1961) donde además Edmund Purdom hace de escultor.
Tutankamón (1336-1327 a.C). Posiblemente el que sea el faraón más famoso de la historia, no tanto por sus obras, como por el fabulo tesoro descubierto en su tumba. El joven faraón murió con 19 años, e intentó en su breve reinado devolver la normalidad religiosa a su revuelto reino. La magnífica máscara funeraria, conservada en el Museo de El Cairo, es una de las obras de arte egipcio más conocida a nivel mundial. Ignorado casi totalmente por el cine en su devenir histórico, no lo fueron ni su tumba ni su supuesta maldición, objeto de numerosos películas fantásticas, de aventuras, y de terror. El telefilm "La maldición de la tumba de Tutankamon" (2006) hasta se permite presentar a Francisco Bosch como un improbable y a veces alado faraón.
Horemheb (1323-1295 a.C.) Con él finaliza la dinastía XVIII. Termina definitivamente con el cisma amarniano e intenta devolver a Egipto su pasado esplendor. Una estatua sedente del faraón con el dios Horus se conserva en el museo de Historia en Viena. La película "Sinuhé, el egipcio" (1954) tiene a Victor Mature como Horembeb, y sí, al imprescindible Edmund Purdom como Sinuhé (¡¿Pero que cara le veían a este pobre hombre?!)
Seti I (1294-1279 a.C.) El segundo faraón de la dinastía XIX murió con algo más de 40 años, después de haber gobernado unos 15 años sobre Egipto. Dejó un país fortalecido, y recuperó algunos de los territorios perdidos durante los confusos años de la revolución amarniana. La tumba de Seti I en el valle de los Reyes guarda hermosos relieves pintados, que retratan al faraón allí enterrado. En la reciente "Exodus: Dioses y Reyes" (2014) John Turturro encarna al faraón Seti.
Ramses II (1279-1213 a.C.) El tercer faraón de la XIX dinastía fue llamado el Grande, y su reinado fue uno de los más largos. Dejó numerosos vestigios arquitectónicos, y convirtió a Egipto en una gran potencia mundial. Para algunos es el faraón de Moises, aunque también eso está en discusión. Sus numerosas obras nos han dejado abundantes estatuas y relieves, pero pocas tan magníficas como las del templo de Abu Simbel en el mismo Egipto. Como personaje bíblico relacionado con la historia de Moises, lo hemos visto en numerosas películas, siendo tal vez la más conocida la interpretación que de él hace Yul Brynner en "Los diez mandamientos"(1956)
Ramses III (1184-1153 a.C.) El segundo faraón de la dinastía XX tuvo que hacer frente a numerosos problemas en un reinado largo pero agitado. Huelgas de obreros, conspiraciones palaciegas, e intentos de invasiones extranjeras, son algunos de los avatares de su gobierno. Enfrentado a los pueblos del mar, que habían hecho caer al Imperio hitita, pudo frenar su avance. Algunos historiadores ven en estos invasores a los aqueos que toman Troya. Su tumba en el Valle de los Reyes presenta algunas de las decoraciones más hermosas del arte egipcio. "El león de Tebas"(1964) narra la llegada de Helena y Menelao de Troya a un Egipto convulsionado por las intrigas y guerras civiles, donde el faraón Ramses, interpretado por Pierre Cressoy, lucha por el poder.
Ramses XI (1099-1069 a.C.) Último rey de la dinastía XX, y último de los ramésidas. Con él se termina toda una época, y Egipto nunca volverá a ser el mismo. Pocas imágenes del faraón quedaron para la posteridad, salvo algunos relieves de los templos o pinturas en las tumbas, ya que incluso su tumba en el valle de los Reyes quedó inacabada. Tampoco el cine prestó atención al último faraón de toda una estirpe, y hasta en la única película que retrató los últimos momentos del llamado Imperio Nuevo, le escamotearon la presencia al undécimo Ramsés, sustituyéndolo por unos inexistentes Ramses XII y Ramses XIII; estamos hablando de "Faraón"(1966) la interesante película polaca donde Jerzy Zelnik recrea este falso faraón de equivocada e infausta numeración (el XIII).
Ptolomeo I (367-285 a.C.) Era un general de Alejandro Magno que, a la muerte de éste, se convirtió en rey de Egipto y fundador de una nueva dinastía. Hizo de Alejandría la nueva capital, y de su Biblioteca el centro de conocimiento más importante del mundo. Un busto en mármol con un retrato del rey se puede contemplar en el Museo del Louvre de París. Cuando el cine se ha centrado en la figura de Alejandro Magno, el personaje de Tolomeo inevitablemente termina por aparecer, como sucede en "Alejandro Magno" (2004), donde dos actores lo encarnaban en distintas etapas de su vida, así el viejo Ptolomeo es interpretado por Anthony Hopkins.

Ptolomeo XIII (51-47 a.C. ) Hijo y heredero de Ptolomeo XII junto con su hermana Cleopatra. Entró en guerra con ésta, y perdió. Llegó al trono con 10 años, pero no se mantuvo en él más de cuatro años. Como casi todos saben, a río revuelto...ganancia del vecino romano. Se ahogó en el Nilo huyendo de las tropas de Cesar y Cleopatra. El templo de Kom Ombo luce un  espectacular relieve con unos fines claramente propagandísticos donde las diosas Wadjet y Nejbet coronan al joven faraón (¡Chupate esa, Cleopatra!). Los amores y vida de su hermana han sido llevados con frecuencia al cine, de forma que indirectamente Ptolomeo ha encontrado sus sosias en el cine. El actor Richard O´Sullivan es Ptolomeo en "Cleopatra" (1963), y luce cara de no estar muy satisfecho.
Cleopatra VII (69-30 a.C.) La última reina de Egipto que consiguió arrebatarle el trono a su hermano, sólo para perderlo tiempo después a manos de sus antiguos aliados. Sus amores y su final forman parte del acerbo cultural, y más que historia, son ya leyenda. Su poder de atracción sobre el sexo opuesto no queda refrendado en los escasos retratos que de ella se conservan, aunque el arte posterior magnificó su belleza. El busto realizado en mármol y conservado en el Museo de Berlín, que supuestamente corresponde a la bella reina, destroza las fantasías que el cine y la literatura han provocado en generaciones de varones de todo el mundo. Yo personalmente me quedo con Mónica Bellucci en "Asterix y Obelix: Misión Cleopatra"(2002), que por cierto también era la mujer del faraón en "José"(1995)

Como hemos podido ir viendo el cine y la televisión no se han portado muy bien con la Historia del Antiguo Egipto, cuando no se han inventado faraones inexistentes (Mamoses, Ramses XII y XIII), los han reinterpretado hasta volverlos irreconocibles (El rey Escorpión, Tutankamón), nos han ofrecido versiones dudosas extraídas de los textos bíblicos (los faraones de José y Moisés), han cambiado tanto su historia (Keops, Kefrén, Ramses III) o su apariencia (Ptolomeo I, Cleopatra), que es que ni el mismo dios Ra los reconoce. ¡Por Horus, que llegue ya una producción seria sobre Egipto! 

No hay comentarios:

Publicar un comentario