LA MEJOR AMANTE DEL REY

MADAME DE POMPADOUR


Título Original: Jeanne Poisson, Marquise de Pompadour

Año: 2006

Nº de Episodios: 2 (192 min.)

País: Francia

Director: Robin Davis

Reparto: Helene de Fougerolles, Vincent Perez, Rosemarie La Vaulée, Charlotte de Turckheim, Damien Jouillerot, Charlotte Valandrey, Jennifer Decker..

Marco Temporal: 1745-1764

Marco Espacial: Francia

Jeanne Poisson sale a pasear con su carro al campo cuando ve llegar hacia ella a un grupo de jinetes, entre quienes sabe que cabalga el rey de Francia, Luis XV. Coqueta, la muchacha se baja del carruaje y se pone a recoger flores. Desde ese momento el monarca se obsesiona con la joven, a pesar de que sus consejeros le advierten que está casada, y acaba de tener un hijo. La muchacha no tarda en recibir una invitación del rey para un baile de máscaras en palacio. La familia recibe la invitación real con alegría, pues supone la posibilidad de un ascenso social meteórico.

Luis XV. La Tour. 1748.
La miniserie francesa es una biografía de la cortesana más famosa del siglo XVIII en Francia, Madame de Pompadour, luego convertida en marquesa por el rey en premio a sus favores. Desde 1745 en que conoce al rey Luis XV hasta su fallecimiento en 1764 con 42 años, vamos asistiendo al ascenso de la favorita, mientras hace frente a enemistades e intrigas.

En este tipo de producciones, salvo que el biografiado sea un tirano de marca mayor, se suele ensalzar al personaje protagonista hasta extremos ridículos. Cuando son dictadores se cae en lo contrario, son pérfidos monstruos con cuernos, cola y tridente. En el caso de "Madame de Pompadour", no es así, y eso es algo que se agradece. Aunque la serie discurre en general por los caminos de lo rosa, no incurre en alabanzas desmesuradas, ni en mostrar a la joven como pura y virginal; tampoco se decanta por lo contrario, es decir, una arribista manipuladora y ambiciosa que usó todo tipo de artimañas para ejercer el poder.

Falso  Luis XV. El Vicente Pérez.
Y ahí justamente está la dificultad de la narración, se quiere presentar una marquesa con matices dentro de una historia de amor, y sólo se consigue a medias. Si hubieran optado por la opción de la bella martirizada, no nos lo hubiéramos creído; si por el contrario la elección hubiera sido presentar a una Pompadour despiadada, seguramente todos aplaudiríamos lo acertado de la serie; pero han intentado hacer lo correcto: mostrar al personaje más humano, ni blanco ni negro. Desgraciadamente aquí es donde la serie fracasa. El espectador se distancia, los devenires de la cortesana se le pueden volver indiferentes, y la historia se vuelve algo pastelosa.
La Pompadour. 1754. A.Van Loo?
En producciones similares realizadas por los británicos, éstos tiene la especial habilidad de hacernos odiar o amar a los personajes; sin embargo, los franceses siguen siendo fríos y distantes en sus planteamientos (Algo que no hacen no en la comedia, por ejemplo), y sus series históricas pocas veces emocionan, aún cuando tengan una realización impecable. Pero lo que para unos es un fallo para otros es un acierto.

Falsa Pompadour. La Fougerolles
La serie francesa está bien realizada, la interpretación sin ser excepcional, no desmerece, y la ambientación es más que correcta. A nivel histórico funciona para hacernos ver y sentir como era la Francia prerrevolucionaria, al menos en sus estamentos superiores. La vida del Versalles del siglo XVIII está bien retratada, aunque se realizan evidentes concesiones al público, y errores u omisiones poco trascendentes en la narración (salvo para puristas exacerbados): Así los enemigos de la Marquesa a veces rozan lo caricaturesco (el Delfín es absolutamente insoportable), mientras la pareja protagonista son "divinos de la muerte", y no es que los reales fueran unos adefesios; pero por ejemplo, la afición del rey por las jovencitas, y el papel de la Pompadour como alcahueta están, digamos que, "maquillados".  La sorpresa de la Pompadour al descubrir el "picadero" real en el Parque de los Ciervos, mientras, llorosa, se acusa de pecar de inocencia, no deja de tener guasa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario