LA BELLA HELENA

HELENA DE TROYA


Título Original: Helen of Troy


Año: 1956


Duración: 118 min.


País: Estados Unidos


Dirección: Robert Wise

Reparto: Rossana Podestá, Jacques Serna, Cedric Hardwicke, Stanley Baker, Niall MacGinnis, Nora Swinburne, Robert Douglas, Brigitte Bardot, Eduardo Ciannelli.

En el salón del trono de Troya, Príamo, el rey de la ciudad, escucha el debate entre sus hijos. París defiende acaloradamente la necesidad de establecer un pacto con las naciones griegas que les permita comerciar libremente con sus propios barcos. A pesar de la oposición de su hermano Polidor, partidario de la guerra, Paris prefiere acudir a Esparta a convencer a los griegos de la necesidad de un tratado. Todos los presagios son favorables, salvo los de Casandra, que augura toda suerte de males para la ciudad de Troya. Desoyendo los consejos de su hermana Casandra, Paris parte rumbo hacia Esparta en compañía de su primo Eneas.

"Helena de Troya" no fue la primera película en tratar la Guerra de Troya, ese honor tal vez corresponda al film mudo de Korda "La vida privada de Helena de Troya" (1927) , pero desde luego fue la primera en hacerlo con tal espectacularidad de medios. Aunque la Troya de Wise sea estéticamente más cercana al Cnosos de Evans, sus calles y sus gentes se han fijado en las retinas de generaciones que crecieron y disfrutaron con esta primera versión en tecnicolor de las historias de Paris, Hector, Aquiles, y por supuesto la bellísima Helena, una Rossana Podestá rompiendo los corazones de la época, y a quien hoy sacarían a patadas de cualquier desfile de modas medianamente decente (¡Como han cambiado los gustos!). Pero es que además la película tiene una magnífica historia de amor y guerra (¡Ay, si Homero cobrara derechos de autor!) que a pesar de los años transcurridos entretiene, y sigue sirviendo de base para "remakes".

En la versión de la Guerra de Troya ofrecida por la película de 1956, París es un auténtico caballero, valeroso, guapo, y enamorado, que prácticamente rescata a la infeliz Helena de manos de un despótico y celoso Menelao. El príncipe troyano es el protagonista casi absoluto, un magnífico guerrero que derrota mano a mano a Ayax. Los griegos son una panda de piratas malencarados, bastante cortos, salvo el astuto Ulises, y con cara de pocos amigos. Helena, además de bella, es pacifista, y una esposa maltratada, que más que huir o ser secuestrada, escapa por casualidad. La joven Brigitte Bardot tiene un papel mínimo en donde luce orejas de soplillo, y poco más.

El éxito de la película realizada en los estudios de Cinecittá en Roma abrió la veda de las películas sobre la guerra de Troya, e inició una moda en Italia, donde años después se realizarían otros films interpretados por actores de segunda a modo de secuelas, continuaciones, o contando las historias de otros personajes implicados en el famoso conflicto bélico. Pero ninguna de ellas alcanzará el nivel de ésta. Si aún queda algún aficionado al "peplum", o al cine mitológico que no la ha visto, debería, como mínimo, autoflagelarse por tamaña impiedad. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario