EL EMPERADOR ENAMORADO

ASOKA

Título Original: Asoka

Año: 2001

País: India

Duración: 171 min.

Dirección: Santosh Sivan

Reparto: Shahrukh Khan, Ajith Kumar, Kareena Kapoor, Danny Denzongpa, Rahul Dev, Hrishita Bhatt

Marco Temporal: 298 a.C.-268 a.C.

Marco Espacial: India



El emperador Chandragupta Maurya de la India ha sido forzado a abdicar de su trono (año 298 a.C.). Su nieto,  el niño Asoka, no quiere perder a su abuelo, y reclama como suya la espada del emperador. El abuelo le da una lección al niño indicándole que el arma no es una espada, sino un demonio sediento de sangre, luego la arroja al río. Pero el niño, una vez que su abuelo ha partido, recobra el arma, y jugando se cobra su primera sangre al acabar con un nido de pájaros. Los años han pasado, Asoka es ya un hombre, y la vida del emperador Bindusara está llegando a su fin. Asoka, y su hermanastro Susima son los candidatos a la sucesión; pero mientras el primero se enfrenta a los rebeldes de Taxila, el segundo afianza su posición en la corte.

Asoka (272-232 a.C.) es el emperador más famoso de la historia de la India. El film noveliza al estilo Bollywood una parte de la vida del gobernante, aquella que va desde antes de alcanzar el trono hasta su conversión al budismo ya gobernando (268 a.C.). Las fuentes históricas afirman que la cruel campaña contra Kalinga fue la causa inmediata del cambio de actitud del rey.

La película explora los caminos románticos para explicar la conversión del rey. Una primera parte muy llena de música, romanticismo, y en general "buenismo" de los personajes, deja luego paso a otra segunda mitad más oscura, fría y tétrica; se acabaron los bailecitos y las miradas de "cordero degollado", y pasamos a degollados de verdad. El contraste es brutal. Es como si nos encontráramos ante dos películas diferentes: Una ligera, de amor con música, baile y chica mona, lo que a occidentales acostumbrados a un cine épico diferente nos deja ligeramente desconcertados (imaginaos a Mel Gibson pegando saltos y bailando sin perder la sonrisa en "Braveheart"). La otra parte está realizada al gusto oriental, siguiendo estéticas como las del cine chino o coreano.

"Asoka" es en definitiva un film casi inclasificable para un occidental, y muy al gusto de Oriente. Juega con elementos  ya clásicos en el cine de Bollywood, y con estética y planteamientos más del cine épico oriental (en su parte final). Es una película larga, como todas las de Bollywood; a veces exasperante (algún número musical inoportuno, los personajes cómicos casi siempre con poca gracia), a veces magnífica, pero al final interesante. Siempre merece la pena ver como tratan su historia, por otra parte muy rica y casi desconocida, pueblos más alejados de la esfera occidental.

Roca con edicto de Asoka en Shahbazgarhi. Pakistán. S. III a.C.
El hecho real que inspira la película fue mandado grabar en una roca en Shahbazgarhi, Taxila, Pakistán, por el propio Asoka:

"Ocho años después de su coronación, el rey, amado de los dioses, el de la benévola mirada, sitió Kalinga. 150.000 quedaron allí cautivos, 100.000 fueron pasados a cuchillo, y un número aún mayor perdió la vida. Pero luego, habiendo sido conquistada Kalinga, el amado de los dioses se transformó para seguir más estrictamente la recta conducta, para amar la recta conducta y para adquirir sabiduría en la recta conducta. Esta fue la promesa del amado de los dioses en el asedio de Kalinga. Nunca jamás ni él ni sus sucesores emprenderán una guerra de conquista, que siembre el país de dolor y lágrimas y rompa los lazos de hermandad entre los hombres."

Como colofón os dejo el vídeo del que posiblemente sea el mejor momento musical de la película, el encuentro entre Asoka y la que será su amor. ¡No os olvidéis de agacharos no os vaya a dar con el palo!


No hay comentarios:

Publicar un comentario