LOS ROSTROS DE LA EVOLUCIÓN

LA EVOLUCIÓN HUMANA VISTA POR EL CINE

¿De dónde venimos? Ha sido una de las grandes preguntas que se ha hecho el ser humano, junto con aquella de ¿cómo me las arreglaré para llegar a fin de mes? Para la segunda no hay respuestas claras, pero para la primera arqueólogos, antropólogos y cineastas nos han dado todo tipo de explicaciones. La evolución del ser humano es una de las cuestiones más estudiadas, y posiblemente mejor sometida a reconstrucciones televisivas. Realicemos un breve recorrido por las caras de nuestros antepasados, y como los han visto los directores de cine y televisión. Si reconoces la cara de alguno de tus convecinos de barrio, no digas nada, posiblemente estés ante la pervivencia del llamado "eslabón perdido", y sabiendo que muchas de estas especies eran depredadoras y carroñeras, siempre puede acabar dirigiendo un Ministerio.

Australopithecus. (Hace 4 millones a 2 millones de años) No es propiamente un hombre sino un primate homínido. Se contabilizan hasta seis especies diferentes de australopithecus. Todas ellas residían en África, y pueden ser el origen de la aparición del Homo. Un cráneo completo de australopithecus africanus conocido bajo el apodo de Mrs. Ples se puede contemplar en el museo del Transvaal en Pretoria (Sudáfrica). En la primera parte del film de Kubrik "2001. Una odisea del espacio"(1968) un atareado y violento australopithecus se afana en usar un hueso como elemento de percusión mientras suena la música de Strauss. Los actores detrás de las máscaras no se hicieron muy famosos. 
Parantropus. (De 2,6 a 1,1 millones de años). Los parantropus son también primates homínidos que descienden del asutralopithecus, o bien pertenecen a un subgénero del mismo. Se encontraban localizados en África, y hoy se identifican hasta tres especies distintas. Algunos fósiles presentaban en su cráneo la presencia de una curiosa cresta sagital (La cresta-pollo de algunos adolescentes de ahora y sus actitudes pueden venir a demostrar la evolución o la falta de ella). Los restos de un cráneo de Parantropus aethiopicus parcialmente reconstruido, se pueden ver en el Museo de Historia Natural de Londres. En el segundo episodio de la serie documental "Caminando con cavernícolas"(2003) hacia su aparición el Parantropus Boisei.
Homo Rudolfensis. (De 1,95 a 1,78 millones de años) El nombre de este fósil le viene por su descubrimiento en las proximidades del Lago Turkana, antes lago Rodolfo. Aún se discute si es una especie del Homo Habilis, o un genero diferente. Se le suele considerar antepasado del Homo Erectus. También en el Museo de Historia Natural de Londres se guardan los restos de un Rudolfensis de Kenia. Y es así mismo la serie "Caminando con cavernícolas" la que en el segundo episodio hace aparecer al Homo Rudolfensis.
Homo Habilis. (De 2,1 a 1,5 millones de años) Se ganó el título de hombre hábil al ser encontrados sus restos en compañía de instrumentos líticos, convirtiéndose así en el primer manitas de la Historia. El ejemplar de Habilis conocido como Twiggy encontrado en la garganta de Olduvai (Tanzania), se puede contemplar en el Smithsonian de Washington (Estados Unidos). El documental francés "La Odisea de la especie"(2003) tiene en su primera parte una interesante recreación de los Homo Habilis.
Homo Ergaster. (De 1,9 a 1,4 millones de años). Este representante de la evolución puede haber sido el primero en ser capaz de utilizar un lenguaje articulado, además de utilizar ya instrumentos líticos de forma deliberada, asociándosele a la industria achelense. También el el Smithsonian podemos ver el esqueleto prácticamente entero de un niño Ergaster, conocido como el niño de Nariokotome, o el niño de Turkana. El Homo Ergaster representado en la serie de la BBC "Caminando con cavernícolas" era algo más madurito que el de Turkana.
Homo Erectus. ( De 1,800 millón  a 30.000 años). Se suele suele incluir al Homo Ergaster y al Homo Erectus dentro del mismo genero, aunque la denominación de Homo Erectus se mantiene sobre todo para fósiles encontrados en Asia donde presentan unos rasgos diferenciadores. Posiblemente dominaban el fuego. Los chistes sobre el nombre los dejamos por obvios, aunque hasta el cine se ha permitido bromas con la denominación. En el Museo Tautavel (Francia) hay una reconstrucción de un esqueleto completo de Homo Erectus (bueno, casi completo). En la más que recomendable "En busca del fuego"(1981) presentan una versión muy personal de la evolución con hasta cuatro especies diferentes, entre las cuales se suele identificar a los Erectus entre los que asaltan la caverna al comienzo del film.
Homo Heidelbergensis. (De 600.000 a 200.000 años) Posiblemente sea del Homo Heidelbergensis de donde derivan el Homo Neanderthalensis y El Homo Sapiens. Eran  individuos altos y fuertes que ya se dedicaban a la caza. En el Museo de la Evolución de Burgos exhiben una muestra permanente de los restos encontrados en el yacimiento de Atapuerca, entre los que destaca el cráneo del Heidelbergensis conocido como Miguelón, en honor al ciclista Miguel Induraín. Otra de las especies mostrada en "En busca del fuego" son los Heidelbergensis, quienes a pesar de la creencia popular son los protagonistas del film, y no los neanderthales, que serían los pelirrojos caníbales. El actor Ron Pearlman, casi sin necesidad de maquillaje, se ha convertido por derecho propio, en el rostro más primitivo de las pantallas ( sea un Neandertal o un Heildelbergensis).
Homo Neanderthalensis. (De 230.000 a 28.000 años). Asociado a la cultura Musteriense del Paleolítico medio, el hombre de Neanderthal pudo haber convivido con los cromañones. En el Museo Nacional de Historia Natural de Malta se expone una perfecta muestra de Neanderthal.  "Ao, el último neanderthal"(2010) es posiblemente la mejor película realizada sobre el Homo Neandderthalensis, y el personaje de Ao es interpretado por Simon Paul Sutton, aunque posiblemente no lo reconozca ni su madre.
Hombre de Cromañón.(40.000 a 10.000) El nombre de Cromañon se suele aplicar a los restos fósiles de un Sapiens residente en Europa, y de profesión, pintor. Un grupo de individuos que aparecieron en torno al llamado Paleolítico Superior, y que no desaparecieron solo se transformaron tras la última glaciación por cambios socioculturales. En el Museo Nacional de Ciencias Naturales de Madrid se guarda y expone una replica de una calavera de Cromagnon encontrada en la cueva de La Ferrassie (Francia).  A pesar del absurdo debate sobre las razas que se generó en torno a los cromagnones, el cine no se ha prodigado mucho con cromañones pintores, y en pocas o casiones los hemos visto cogiendo el pincel (es un decir). En la demencial pero divertida película "Hace un millón de años"(1966), una tribu de cromañononcitos rubiales se afanan en pintar bisontes en un film donde aparece de todo (grillos gigantes, tortugas descomunales, dinosaurios cabreados) menos precisamente bisontes (Teniendo a la Welch de modelo, ya son ganas de perder el tiempo).
Homo Sapiens sapiens. Sería ya el hombre moderno, al menos en su anatomía y capacidad craneana. El nombre de Sabios Sabios se nos pone para diferenciarnos de nuestros ancestros, aunque no parece que nos lo hayamos ganado, pero un lenguaje más complejo y la mayor capacidad creativa nos coloca para algunos en la cima de la evolución. No hace falta ir a ningún museo para ver un cráneo de Sapiens Sapiens con hacernos una radiografía basta. El cine y la televisión está llena de ejemplos de hombres prehistóricos de esta ¿última? especie, sobre todo porque queda muy bien contrastarlos con los brutos no evolucionados, normalmente neanderthales. En la serie documental francesa  "El amanecer del hombre" (2007) seguimos a una serie de Sapiens en su desarrollo hasta entrar en los terrenos de la Historia.
  

No hay comentarios:

Publicar un comentario