¿QUÉ FUE DE CHRISTOPHER MARLOWE?

LA TEORÍA MARLOWE

Christopher Marlowe. Anónimo. 1585. C. C.C. Cambrigde

Para muchos el gran enigma de las letras inglesas gira en torno a la figura de su mejor literato, William Shakespeare. Pero casi todos ignoran o pasan por alto al escritor más enigmático de la literatura británica, Chrisopher Marlowe. Su vida, sus andanzas, y su muerte, están envueltas en el misterio. Estudiosos del personaje llegaron a elaborar una teoría, que explicaría algunas incongruencias, pero que en general crearía más preguntas que respuestas, generando especulaciones cada vez más complejas. Esta teoría, o más bien conjunto de teorías, ha llegado a conocerse como la "Teoría Marlowe".

Pero empecemos por el principio, ¿quién era Christopher Marlowe? Un poeta, dramaturgo, y traductor inglés de la época de Isabel II, contemporáneo de Shakespeare, que murió asesinado en una pelea tabernaria...Al menos eso es la versión oficial.

Christopher Marlowe nace en Canterbury en 1564, el mismo año que Shakespeare. Era hijo de un zapatero. En el Corpus Christi College de Cambridge entra a estudiar beneficiándose de una beca, pues ha demostrado en el colegio de Canterbury ser un magnífico alumno. En Cambridge Marlowe recibe una buena educación clásica (Shakespeare nunca recibió la más mínima preparación clásica, ni siquiera hay documentos que demuestren que alguna vez asistió al colegio). Sin embargo en 1583, al entrar en su tercer año en el College, empieza a despuntar un Marlowe diferente: ya no se esfuerza en los estudios, es indisciplinado, y sus ausencias y desapariciones son cada vez más frecuentes. Es un alumno inteligente, pero no se esfuerza, y algunos de sus maestros lo acusan de desviacionismo intelectual, para entendernos, de relacionarse con elementos subversivos: católicos, ateos, y gentuza por el estilo.  

Sir Francis Walsigham. J. de Critz. 1587
¿Qué ha sucedido realmente con el aplicado alumno? ¿Cómo ha pasado de ser el mejor instruido en gramática y con aptitudes para versificar a licenciarse de 199 entre 231 alumnos? Pues como siempre, las amistades peligrosas. Marlowe se ha hecho amiguete de Thomas Walsingham, y ¿quién es este buen señor? Él por si mismo, nadie; pero su primo, sir Francis Walsigham, es nada más y nada menos que Secretario de Estado de la reina, y el Director del Servicio de Inteligencia (algo así como M en las películas de Bond). Marlowe y algunos de sus amigos habían sido reclutados por Walsingham, que incluso los alojó durante ciertas temporadas en su casa, y luego fueron enviados con gastos pagados a "ampliar estudios" en Europa, de ahí las ausencias no justificadas.

Los agentes de Walssigham acudían a Reims, centro neurálgico de las conspiraciones papistas contra la reina anglicana. Allí infiltrados como sacerdotes, estudiantes, etc, se enteraban de los planes de los enemigos de Inglaterra, e informaban a los servicios de inteligencia británicos. Por ejemplo Robert Poley, un amigo de Marlowe, descubrió una conspiración para acabar con Isabel I y sustituirla por María Estuardo. 

Corpus Christi College de Cambridge
En marzo de 1587 Marlowe intenta obtener en Cambridge el título de "master of arts", o lo que es lo mismo licenciado, pero el rector y la Universidad se lo niegan. Se alega que en uno de sus viajes a Reims, después de ser admitido en el seminario, se había convertido al catolicismo. Y entonces aparece uno de los pocos documentos relacionados con sus actividades, y que dan una pista de a que se dedicaba el muchacho. En junio de 1587 la Universidad recibe del Consejo Privado de la reina una certificación: "Christopher Marlowe no había pretendido entrar en el seminario católico de Reims, sino que había estado ocupado en asuntos relativos al bien de la Patria". Acaba rematando la carta con un duro toque de atención a los ilustres sabios "...no era del agrado de Su Majestad que quien había estado dedicado a asuntos que beneficiaban al país, se viera difamado por aquellos que ignoraban la importancia del trabajo efectuado por Christopher Marlowe". ¡Toma, ya! El rector y la Universidad en pleno se tienen que "bajar los pantalones", y rectificar la decisión tomada. En julio Marlowe con su título recién conseguido, se marcha a Londres a probar fortuna en el teatro.

El joven Marlowe de 23 años de edad ha viajado por Francia y los Países Bajos, sólo o en compañía de otros "amigos" de los Walsigham, y ahora va a probar suerte en la capital donde es de esperar que sigan recompensando sus especiales servicios. ¿Alguien duda aún de a qué se había dedicado nuestro amigo?

Representación en el reconstruido teatro El Globo. Londres 
En Londres comienza su carrera como dramaturgo, creando espectaculares efectos especiales para amenizar sus obras. Se comentaba que en una de sus obras un cañón disparaba de verdad, pero falló , y se cargó a una espectadora. Entra a formar parte un selecto grupo de colegas, y sigue en contacto con los Walsingham. Llega a pertenecer al elitista grupo conocido como Escuela de Noche, dirigido por sir Walter Raleigh, donde además de nobles y dramaturgos, hay matemáticos (vamos los intelectuales de la época que iban contracorriente). Marlowe empieza a ganarse fama de ateo, blasfemo, y pendenciero.

En 1589 se enfrenta en un duelo con el hijo de un mesonero. Cae al suelo y cuando está a punto de ser atravesado, su amigo Thomas Watson, poeta, se interpone, y atraviesa el pecho de su rival. Marlowe y Watson son llevados a prisión. Pero Watson es liberado  a los cinco meses, pues se alega que fue en defensa propia; y Marlowe, acusado de escándalo público, sale a las dos semanas. Watson también había trabajado por el Servicio de Inteligencia. El ser espía te da "licencia para matar", según se ve. 

No todo en Marlowe es meterse en líos, también en 1589 estrena su obra "El judío de Malta"(un drama de venganza), un auténtico éxito, luego seguido por otras obras como "Eduardo II" (obra teatral de carácter históricos) o "Doctor Fausto" ( considerada una obra renovadora). 

En 1592 durante unos meses Marlowe reside en los Países Bajos, donde espía a  las tropas ingleses e irlandesas, al mando de sir William Stanley, que estaban al servicio de España. Pero una oscura acusación de falsificación de moneda le obliga a poner pies en polvorosa y volver a Londres a dedicarse al teatro. Llegó a jactarse de hacer moneda tan buena como la Reina, toda una chulería si pensamos que el castigo por falsificar moneda real, era ser hervido vivo en aceite. En noviembre de 1592 se le condena a pagar una deuda de 30 libras, y el juez le "advierte seriamente que conservara la paz" ; es decir que era considerado un auténtico broncas. En enero de 1593 estrena su última obra "La matanza de París y la muerte del duque de Guisa", de temática histórica. Y en mayo de ese mismo año los acontecimientos se precipitan, y la vida de Marlowe da un vuelco.
Orden de arresto contra C. Marlowe. 18 de mayo de 1593
El 12 de mayo de 1593 agentes del gobierno invaden el domicilio que  Thomas Kyd y Marlowe compartían, y se llevan detenido a Kyd, tras encontrar unos documentos en contra de la Iglesia anglicana. El compañero de vivienda de Marlowe, después de ser torturado y declarado traidor, canta de plano y dice que los escritos son de Marlowe. La orden real ordena: "acudir a la casa de Thomas Walsingham, en Kent, o a cualquier otro lugar donde se encontrara Chistopher Marlowe, se le detuviera y, si ofreciera resistencia, solicitara ayuda". El antiguo espía es ahora un proscrito.

Marlowe es arrestado, y llevado ante la corte (Star Chamber), pero sorprendentemente es puesto en libertad bajo fianza  a pesar de la acusación de blasfemia. El día 20 de mayo Marlowe es libre, sólo tiene la obligación de presentarse diariamente.

Detalle entrada a la iglesia de S. Nicolás en Deptford.
El 30 de mayo, después de intentar huir a Escocia, Marlowe se encuentra en Deptford, un pueblecito a orillas del Tamesis, que sirve de puerto de embarque para todo tipo de barcos que suben y bajan el río y trasladan pasajeros y mercancías fuera de Inglaterra. Está refugiado en la casa de una viuda en compañía de antiguos colegas: Frizer, colaborador en activo de Sir Francis; Skeres, uno de los agentes que desmantelaran la conspiración católica con el mismo Poley, y este último que acaba de regresar del continente donde "llevaba para Su Majestad asuntos urgentes y secretos de suma importancia". Por tanto está "bien" acompañado de conocidos espías en activo. Desde las 10 de la mañana hasta las seis de la tarde, los cuatro pasan el día en compañía sin salir del cuarto; sólo abandonan la habitación después de la cena para pasear por el jardín  "en paz y armonía".  

De vuelta al cuarto, Marlowe se tumba en la cama, y los otros tres se ponen a jugar en la mesa. Frizer y Marlowe discuten sobre la cuenta a pagar a la viuda; y repentinamente el dramaturgo se levanta del jergón, y con su daga agrede a Frizer, cortándole ligeramente en el rostro (típico desafió de la época para advertir que se aprestara a la defensa). El agredido aún de espaldas se revuelve, y sin que nadie sepa muy bien cómo, la daga termina "sobre el ojo derecho de Marlowe produciéndole una herida de dos pulgadas de profundidad, a consecuencia de la cual murió instantáneamente."  

Dos días después Christopher Marlowe es enterrado en el cementerio de la iglesia de San Nicolás de Deptford en una tumba sin nombre. No ha llegado a cumplir los 30 años. Ingram Frizer obtiene el 28 de junio "el perdón real", pues se entiende que obró en legítima defensa. Y Marlowe desaparece para siempre de la historia...¿o no?

Placa conmemorativa en Deptford.
Para algunos estudiosos de la figura del dramaturgo, hay demasiadas cosas que no encajan en la vida y muerte de Marlowe. De el análisis de los acontecimientos, y de hechos ocurridos después, aparecieron distintas teorías, refundidas en los que hoy se denomina Teoría Marlowe. Según esta teoría, el escritor espía no murió. Marlowe tenía que desaparecer, conocía demasiados secretos, y era impensable que se le sometiera a un juicio público. Las opciones eran claras: o matarlo discretamente, o hacerlo desaparecer. Pero a Sir Francis Walsingham podía interesarle más un Marlowe vivo, que uno muerto.  Pero si el dramaturgo no murió, entonces la gran pregunta es ¿qué fue de Christopher Marlowe?

Los compañeros de Marlowe en su último día eran conocidos agentes de los Walsingham, y definidos en su momento como "conocidos tramposos" y "un renombrado perjuro". Es decir los adecuados para montar una farsa. En definitiva para los seguidores de la teoría Marlowe, éste fue embarcado discretamente para Francia, u otro lugar, se enterró en su lugar a un desconocido con el rostro desfigurado, y el antiguo espía continuó tranquilamente con una nueva vida, e incluso publicando obras bajo seudónimo, o atribuidas a alguien que las firmaría en su lugar, y que el propio Walsingham se había encargado de reclutar: un actorzuelo ignorante y fatuo, más que dispuesto a gozar de una fama inmerecida, de nombre William Shakespeare.

Los más osados fueron más allá: William Shakespeare nunca existió, simplemente era la nueva identidad que asumió Christopher Marlowe.

Retrato erróneamente considerado W. Shakespeare 
La autoría de las obras de Shakespeare ha sido y sigue siendo discutida por muchos. De la vida del genio de las letras británicas antes de sus éxitos en el teatro, se sabe poco o nada, y casi todo son suposiciones. Sí se sabe que su educación era escasa, y no dominaba los clásicos, algo que se contradice con las obras teatrales que demuestran que su autor sí controla el latín y los autores clásicos. Los primeros poemas y obras tienen partes o son directamente copias casi literales de obras anteriores de Marlowe. Obras como el "Eduardo II" son casi los antecedentes (hoy la llamaríamos precuela) de las obras históricas shakespirianas. Otras son obras más maduras, más acabadas, pero claramente derivadas, o deudoras de las de Marlowe. Por cierto las primeras obras que William Shakespeare estrena datan de 1593, aunque por supuesto hay quien afirma que las compuso antes. Para acabar de rematar la confusión: Marlowe tenía una ligera cojera a resultas de una herida recibida durante una de sus peleas tabernarias, algo que un actor como Shakespeare no podía tener, pero resulta que en unos versos del propio William, él reconoce padecer: ¿coincidencia? ¿copia? o ¿algo más?

No hay comentarios:

Publicar un comentario