REYES MEDIEVALES INGLESES EN EL CINE

MONARCAS INGLESES MEDIEVALES Y SUS CLONES FÍLMICOS

En su momento ya hemos hecho un repaso a los reyes británicos en épocas posteriores, pero también en la Edad Media, la monarquía inglesa tuvo su reflejo en la gran y pequeña pantalla. Veamos como de favorecidos han salidos los reyes y reinas inglesas en el séptimo arte.

Alfredo El Grande (871-899) De heredar un reino a perderlo frente a los daneses, el pobre Alfredo tuvo que andar escondido huyendo de los invasores. Sin embargo finalmente y tras reunir un ejército, consiguió recuperar territorios, e incluso incorporar algunos nuevos. La estatua conmemorativa de Winchester (Inglaterra), fue realizada por H. Thorneycroft en 1901, y presenta al rey como defensor del cristianismo frente a las invasiones paganas levantando la espada como una cruz. El cine británico le dedicó una interesante película biográfica "Alfredo el Grande" (1969) donde D. Hemmings era el rey. 
Eduardo El Confesor (1042-1066) El último de los reyes anglosajones ( o penúltimo si contamos a Harold II). Se consideraba que llevaba una vida justa y pía, de ahí el sobrenombre. Llegó a ser proclamado santo. En el Tapiz de Bayeux (Francia) del siglo XI, conservado en el Museo del Tapiz de Bayeux, en la misma población, se puede ver una imagen del rey, cuando le promete el trono al duque normando Guillermo. Eduard Franz interpreta al rey en "Lady Godiva" (1955) con una encantadora Maureen O'Hara en el papel protagonista.  
Harold II (1066) Cuñado de Eduardo, fue elegido para sucederlo, pero se tuvo que enfrentar al rey noruego, Haral, al que derrotó, y luego a Guillermo, que le venció en Hastings donde murió. En total no mantuvo el trono ni 10 meses, del 6 de enero al 14 de octubre.  También tiene su propia escena en el magnífico Tapiz de Bayeaux, en donde aparece practicando la cetrería. También en "Lady Godiva" aparece el rey Harold interpretado por Rex Reason.
Guillermo I (1066-1087) Hijo bastardo de Roberto el Diablo, duque de Normandía, cruzó con un ejército el Canal de la Mancha, derrotó a las tropas de Harold II en 1066 en Hastings, y se proclamó nuevo rey de Inglaterra, iniciando el período de dominación normanda, y fundando una nueva dinastía. El cuadro exhibido en la Galería Nacional de retratos de Londres de autor desconocido presenta al Conquistador blandiendo la espada. Es de nuevo "Lady Godiva" el film en el que aparece Guillermo el Conquistador, aún como Duque de Normandia, encarnado por Thayer Roberts.  
Enrique I (1100-1135) Cuarto hijo de Guillermo el Conquistador, a pesar de lo cual se convierte en rey, aunque se tuvo que enfrentar a su hermano para conservarlo. La muerte de su heredero varón deja como candidata al trono a su hija Matilde, algo con lo que no todos estarán de acuerdo. El retrato del siglo XVII de la Galería Nacional del rey es también de un pintor desconocido. En la serie "Los Pilares de la Tierra" (2010) es Clive Owen quien hace de Enrique I. 
Matilde (1141) La hija de Enrique I, se convirtió por matrimonio en Emperatriz del Sacro Imperio, y en reina de Inglaterra, cuyo trono tuvo que disputar a su primo Esteban. Fue la primera mujer en ocupar el trono inglés, aunque le duró poco. En el libro "Historia de Inglaterra" realizado en el siglo XV por los monjes de St. Alban, se conserva un retrato de la emperatriz, que aún hoy podemos contemplar en la British Library.  Alison Pill es la emperatriz Maud en la serie "Los Pilares de la Tierra".
Esteban I (1135-1154) Nieto de Guillermo, se embarcó en una guerra civil por hacerse con el trono contra su prima Matilde. Su victoria fue infructuosa, pues al final tuvo que reconocer como heredero al hijo de su enemiga, quien sería el futuro Enrique II. El retrato de autor desconocido de la Galería Nacional de Retratos de Londres, presenta a un rey aquejado de una más que notable bizquera. En la serie dedicada al fraile investigador fray Cadfael, "Cadfael" (1994), Michael Grandage interpreta al rey en el primer capítulo, quien sólo se parece al del retrato en la corona .
Enrique II (1154-1189) El hijo de Matilde hereda el trono de Esteban, y se casa con una de las mujeres más deseadas del momento, Leonor de Aquitania, ex reina de Francia. Pero el reinado de Enrique no fue de los tranquilos, y además de los problemas con la Iglesia, y el bueno de Tomas Becket, tuvo que hacer frente a las revueltas de sus hijos alentados por su propia esposa. Después de tanto encuentro y desencuentro entre Enrique y Leonor, ambos yacen en unas magníficas tumbas en la Abadía de Fontevraud (Francia). Dos estupendas películas se hicieron sobre la figura del rey y sus problemas: "Becket"(1964) y "El león en invierno"(1968). En las dos, Peter O´Toole interpreta magníficamente al monarca.
Ricardo I (1189-1199) El famoso "Corazón de León" es uno de los monarcas más adorados por los ingleses; a pesar de solo visitar suelo patrio en dos ocasiones, y no pasar más de seis meses en total en Inglaterra. Sus aventuras extraterritoriales en las cruzadas, su prisión, etc, fueron motivo de leyendas y baladas, que lo convirtieron en el paradigma de rey caballero, justo y valeroso (obviando su fama de violador y antijudio, "of course"). Murió en Normandía por una flecha disparada por un niño: "El león muerto por la hormiga", se llegó a decir. Sus vísceras se enterraron en Chalus Chabrol, donde había muerto, su corazón en Ruen, y el resto, en la misma Abadía que su padre. En esta misma abadía se conserva el sepulcro de Ricardo, a su lado reposa su cuñada, Isabel de Angulema. Asociado al héroe legendario, Robin Hood, es rara la película de éste, en la que no aparezca el rey. En "Robín y Marian"(1976) se relata la muerte del rey, papel interpretado por Richard Harris.
Juan I (1199-1216)  Llamado "Juan sin Tierra", hermano de Ricardo, y el más joven de los hijos del rey Enrique II, y su favorito. Al revés que su hermano, Juan representó todo lo malo de la monarquía. Posiblemente sea uno de los reyes más odiados por los ingleses. Lo que Juan hizo con su sobrino Arturo, aún no se ha aclarado, pero contribuyó a la mala fama del monarca, pues una vez que su sobrino cayó en sus manos , ya no se le volvió a ver con vida. La rebelión de sus nobles le obligó a firmar la Carta Magna. En la Biblioteca Nacional Británica se guarda el libro "Historia Anglorum"(1250-1259), en él, se puede contemplar un retrato del rey Juan realizado por Matthew Paris, que lo presenta como constructor de catedrales. En el cine su principal papel ha sido ser siempre el malvado en las películas de Robín Hood. El film que consagró al rey Juan como malvado definitivo fue el "Robin de los bosques" (1938) de Errol Flynn, en él es Claude Reims un inolvidable Principe Juan.
Eduardo I (1272-1307) "Piernas Largas" se hizo con Gales e intentó conquistar Escocia, donde topó con la resistencia acaudillada por William Wallace, a pesar de lo cual fue apodado "martillo de los escoceses". Una magnífica estatua en bronce del rey se encuentra en la población de Burgh by Sands en Cumbria. En la oscarizada "Braveheart" (1995) centrada en la vida de William Wallace, el rey Eduardo es, por supuesto, el malvado de turno, que encarna de forma absolutamente odiosa el actor Patrick McGoohan.
Eduardo II (1307-1327) Más conocido por sus inclinaciones hacia su propio sexo, y la horrible muerte que eso le ocasionó. Eduardo tuvo que enfrentarse a toda clase de rebeliones.  Asesinado por su mujer y el amante de ésta, que ordenaron que le calentaran el culo, literalmente. Fue también el creador de una rivalidad que se haría tradicional, pues fundó Oxford y Cambrigde. Enterrado en la catedral de Gloucester, el retrato de su tumba realizado en alabastro (uno de los primeros ejemplos en Inglaterra) es impresionante. Fue realizada en 1330 por encargo de Eduardo III, su hijo. El cine ha mostrado casi siempre a un Eduardo II débil, centrándose en su homosexualidad, y en su truculenta muerte. En la serie francesa "Los reyes malditos"(2005) se relata bastante bien la conspiración que acabó con su reinado y su vida, en ella el monarca es encarnado por Chrispopher Buchholtz.
Eduardo III (1327-1377) Convirtió a Inglaterra en una de las potencias de la época, y desarrolló el parlamentarismo. Se deshizo de los asesinos de su padre, mató a Mortimer el amante de su madre, y a ésta la exilió, apartándola del gobierno. La efigie mortuoria del monarca se puede contemplar en la Abadía de Westminster, que es donde está enterrado. En la continuación de "Los Pilares de la tierra", la miniserie "Un mundo sin fin" (2012), Blake Ritson es Eduardo III.
Ricardo II (1377-1399) Accede al trono con sólo 10 años, y gobiernan en sus primeros años una camarilla de nobles, que hacen y deshacen a su antojo. En sus últimos años de reinado se le acusó de tiranía, y fue derrocado por Enrique de Bollingbroke. Encarcelado, los rumores afirmaron que fue dejado morir de hambre. El retrato del monarca sobre tablilla es el más antiguo de ese tipo en Inglaterra, pues data de cerca de 1390, y fue encontrado en la Abadía de Westminster, donde está enterrado, y donde aún se puede admirar. La obra de Shakespeare basada en la vida del rey, ha sido llevada en varias ocasiones a la televisión. En "The Hollow Crown: Richard II"(2012), Ben Whinshaw es el rey.
Enrique IV (1399-1413) Bollingbroke accede al trono tras derrocar a su antecesor, e inaugura nueva dinastía. El curioso retrato de la Galería Nacional de retratos lo muestra con un peculiar tocado. En la serie basada en las obras históricas de Shakespeare, "The Hollow Crown: Henry IV" (2012), Jeremy Irons se convierte en Enrique IV.
Enrique V (1413-1422) A pesar de lo relativamente corto de su reinado, consigue llevar a Inglaterra a lo más alto. Su  victoria sobre los franceses en Agincourt, le convirtió en un rey legendario, pues aplastó al ejército franceses, y recuperó muchos de los territorios perdidos por sus antecesores en Francia. El retrato de la Galería Nacional de autor desconocido, también demuestra que tuvo el mal gusto de poner de moda el corte de pelo a la "taza". De nuevo es la obra de Shakespeare la que hace ultraconocido al monarca inglés, y sin duda la adaptación dirigida y protagonizada por Kenneth Branagh, "Enrique V" (1989), es de lo mejor que se ha llevado al cine.
Enrique VI (1422-1461)(1470-1471) Sus ataques de locura provocan la rebelión de los nobles, y el estallido de la "guerra de las Dos Rosas". La casa del rey, los Lancaster, se enfrenta a los York. Sus dos mandatos se enmarcan en los vaivenes de esta guerra civil. Su derrota terminaría con él finalmente preso y asesinado. El retrato de la Galería Nacional de Retratos parece querer reflejar la debilidad de carácter del rey, o su incipiente locura.  En la magnífica serie "La Reina Blanca" (2013), David Shelley se mete en la piel del rey depuesto.
Eduardo IV (1461-1470) (1471-1483) Es el representante de la casa de York en la Guerra de las dos Rosas, y quien finalmente se queda con el trono. Su hermano Jorge conspiró contra él, y acabó su vida de una forma algo original: ahogado en una cuba de vino, pero no por voluntad propia. El retrato de autor desconocido que se exhibe en la Galeria Nacional de Retratos de Londres, suele ser datado en torno al año 1540, y muestra a un joven Eduardo (murió  a punto de cumplir los 41 años). En la serie mencionada "La Reina Blanca", que tiene como principal protagonista a la esposa del rey, Isabel Woodville, el rey es interpretado por Max Irons.
Ricardo III (1483-1485) Hermano del anterior. Supuestamente se convierte en protector y regente en nombre de sus sobrinos a la muerte de Eduardo, pero de los jóvenes príncipes nunca más se supo. La tradición, y sus enemigos los Tudor, acusaron a Ricardo de dar muerte a sus sobrinos en la Torre de Londres. Los restos del rey, muerto en combate, y enterrado en una Iglesia desaparecida, fueron encontrados en 2012, bajo un aparcamiento en Leicester. El retrato del rey Ricardo de la Galería de retratos es de finales del siglo XVI, y es uno de los mejores realizados de un monarca ingles. Sin duda el Ricardo III fílmico más conocido es Laurence Olivier en la adaptación de la obra de Shakespeare "Ricardo III"(1955).
  

No hay comentarios:

Publicar un comentario