EL JOVEN DJOSER

LA TUMBA DEL NILO


Título Original: La Jeunesse de Djoser


Autor: Bernard Simonay


Año de Publicación: 1996


País: Francia


Marco Temporal:  2680 a.C.-2665 a.C.


Marco Espacial: Egipto, Mesopotamia


Hacia el 2680 a.C. a orillas del río Nilo el sabio Meritrá, amigo y consejero del faraón Jasejemui, espera la llegada de la crecida que se retrasa ese año, y de sus dos jóvenes discípulos, Djoser y su amiga Tanis. Djoser es el hijo menor del faraón, mientras que Tanis es la hija de Imhotep, un hombre desterrado por el mismo monarca. Ambos jóvenes comparten algo más que las clases con el maestro. Su destino parece indisolublemente unido. Sin embargo el hijo mayor, y heredero al trono, Sanajt, los odia, y hará todo lo posible por interponerse entre ellos. Un día los dos niños se encuentran con un adivino ciego que les deja un ominoso vaticinio: "Antes de que el Nilo haya cubierto cinco veces este valle, os veréis separados ¡Vuestra única oportunidad de reuniros de nuevo será caminar sobre las huellas de los dioses!"

La muerte del faraón Jasejemui va a desencadenar una serie de hechos que devendrán efectivamente en la separación de los dos protagonistas. Esto permitirá al lector seguir las andanzas de Djoser y Tanis por separado, y al escritor trasladarnos por el Egipto y el Proximo Oriente del Tercer milenio antes de Cristo. Ambientada en el final del reinado de Jasejemuy (2709-2682 a.C.) y los años en el trono de su sucesor, Sanajt (2682-2665 a.C.), el autor francés no se circunscribe a Egipto. Además de acompañar al ejército egipcio en sus campañas por África, seguimos también las más interesantes aventuras de Tanis por el Proximo Oriente, que la llevan por el Mediterraneo hasta Palestina y más allá, incluso a Mesopotamia en pleno diluvio universal ( al menos su mini versión sumeria). Ciudades como Ebla, Uruk, y personajes legendarios como Gilgamesh, y su amigo Enkidu, o Ziusudra, el Noe sumerio, desfilan por las inolvidables páginas de la entretenida novela.

"La tumba del Nilo" constituye el primer libro de una trilogía titulada "La Primera Pirámide", y que va a novelizar la vida del faraón Djoser, el segundo faraón de la tercera dinastía, y quien nos legó la famosa pirámide escalonada de Saqqara. Esta primera etapa de la narración va destinada a recrear la juventud del príncipe hasta su ascenso al trono (2665 a.C.). El escritor francés tiene además la habilidad de introducir un personaje ficticio, cuyas andanzas fuera de Egipto le sirven para establecer comparaciones entre las distintas grandes civilizaciones del momento, y presentarnos situaciones, lugares y personajes, cuyos nombres despiertan y avivan la imaginación de los aficionados.

Simonay es un escritor sólido, valiente, que se atreve con casi todo. Sus novelas son entretenidas y bien documentadas. No será Shakespeare ni Cervantes, pero garantiza en sus escritos horas de deleite y diversión. A diferencia de otros novelistas de lo histórico, no recurre a lo fácil, al personaje y contexto ultraconocido, el francés se arroja de cabeza a la piscina, y nos ofrece páginas deliciosas. Si no habeis leido nada de él, atreveos, y por supuesto, "La tumba del Nilo" es un buen comienzo.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario