LA JUVENTUD DE TESEO

EL REY DEBE MORIR



Título original: The King Must Die



Autor:  Mary Renault



Año de Publicación: 1958



País: Inglaterra





Teseo vive en Troizen en el palacio de su abuelo con su madre. De su padre nada se sabe, algunos dicen que un dios había intervenido en su concepción, pero otros lo dudaban. Con siete años el niño es consagrado a Poseidón Hippios, el Padre Caballo. Sus pretensiones de ser hijo del dios, chocan con las burlas de los otros chicos. Pero Teseo no se amilana, él se siente un elegido. Cuando cumple diecisiete años su madre le conduce a un lugar sagrado. Frente a una enorme piedra Teseo recibirá la revelación de su origen, siempre y cuando consiga alzar la laja. 

Desde ese momento Teseo comenzará un camino que forjará su personalidad, y le convertirá en un héroe de leyenda. Abandonando la seguridad de su infancia emprenderá un viaje en el cual se enfrentará a todo tipo de peligros, todos ellos reales y nada fantásticos, hasta llegar a Atenas donde le esperan nuevas amenazas, y una viaje aún más peligroso.

"No encontramos monstruos ni maté a un gigante con una porra: es el arma de un estúpido para un hombre que tiene espada y lanza. Conservé mis armas, aunque más de uno trató de quitármelas; no necesitaba monstruos, dados los hombres con quienes me encontraba. El istmo es un territorio rocoso, donde el camino serpentea y no se puede ver muy lejos. Entre las rocas que lo flanquean, los ladrones están al acecho".

De esta forma Mary Renault desmitifica el famoso cruce del Istmo por parte del héroe Teseo, durante el cual el joven mata a todo tipo de fabulosos monstruos y bandidos extraordinarios, labrándose una fama que le convertirá en un héroe mitológico, y que completará finalmente en su más que conocido viaje a Creta.

Con "El rey debe morir" la escritora británica inicia una saga literaria, compuesta por dos libros, dedicada al héroe mitológico Teseo. Desde una óptica realista, Mary Renault trata al semidiós griego como a un personaje real enmarcado en un trasfondo histórico concreto: el momento previo a la caída de la talasocracia minóica. En la novela no hay monstruos mitológicos, ni seres de fábula, pero sí mucha aventura, mucha erudición, y muchísimo entretenimiento.  Los misterios de Creta y el laberinto, la explicación al fabuloso minotauro, los secretos del palacio de Cnosos, la caída del poderío de Minos, todo ello se nos va desvelando en una estupenda novela que cautiva desde la primera pagina, que es difícil de dejar hasta llegar a su conclusión, y que una vez finalizada, deja un inolvidable buen sabor de boca.

Mary Renault construyó a lo largo de su vida literaria un friso histórico sobre la antigua Grecia, que hay que leer o hay que leer. Con esta novela se inicia lo que sería el primer paso de este enorme mosaico que prácticamente tocará casi todos los aspectos de la cultura griega antigua. Ningún aficionado a la novela histórica puede obviar el ciclo griego de la escritora británica nacionalizada sudafricana ( que espero ir comentando poco a poco en su totalidad), y del que "El rey debe morir" es seguramente uno de los mejores de entre los ocho libros que lo conforman.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario