SIMON BOLIVAR

LIBERTADOR


Título Original: Libertador

Año: 2013

País: Venezuela

Duración: 119 min.

Dirección: Alberto Arvelo Mendoza

Reparto: Édgar Ramírez, María Valverde. Iwan Rheon, Danny Huston, Gary Lewis, Juana Acosta, Imanol Arias, Steve Wilcox, Jesus Guevara.

Marco Temporal: 1800-1830

Marco Espacial: España, Venezuela, Colombia

Es el 25 de septiembre del año de 1828, Bolívar gobierna en la Gran Colombia. Cuando se encuentra en brazos de su compañera Manuela, un grupo de conspiradores intenta acabar con su vida. Simón Bolivar salta por una ventana y emprenda la huida en medio de la noche. Mientras se pone a salvo, como un relámpago pasan por su mente recuerdos de su infancia: el trágico día en que murió su madre. Luego, ya a salvo, recuerda cuando en la corte española en 1800 conoció, durante un encuentro deportivo con el príncipe Fernando, a María Teresa. El amor entre los dos jóvenes surge a primera vista. Dos años después Teresa y Simón se casan, y se trasladan a vivir a Caracas, de donde es originario Bolívar. La española se sorprende ante el enorme contraste que ve entre su cultura y la del país de su marido. Pero la felicidad del matrimonio no va a durar, y la tragedia marcará para siempre a Bolívar, empujándole a tomar una senda que le convertirá en  "El Libertador".

La película sigue la odisea vital del líder sudamericano Simón Bolívar, desde su estancia en España y su primer matrimonio hasta su fallecimiento en 1830. Al ser un film perteneciente al genero biográfico, como es lógico el personaje centra la narración, pero es que en "El Libertador", no nos despegamos de Bolívar ni en medio segundo del metraje.

Bolívar.1895. A. Michelena.
Nos encontramos ante la producción más cara del cine venezolano, y posiblemente una de las mayores superproducciones del Sudamérica. De forma que no se ha escatimado en gastos (venga el dinero de donde venga), y como consecuencia visualmente la película está bastante lograda. Buena fotografía, grandes exteriores, muchos extras, estupendas localizaciones, etc. Pero el guión es algo confuso. Para quienes conozcan la figura del prócer venezolano, imagino que será un compendio magnífico de sus logros, para el resto, es poco más que una sucesión de imágenes más o menos logradas, pero en ocasiones inconexas, deslocalizadas, y en la mayoría de las ocasiones sin una cronología clara. Que sea Bolívar el único referente del film lo hace aún más difícil de seguir. Curiosamente la película gana, cuando son otros personajes quienes entran en juego, aunque sea brevemente: el contraste que ofrece la visión de su primera mujer, la interesada y permanente presencia de Mister Torkington es de lo mejor, aún cuando éste último se trate de un personaje ficticio.

Los errores históricos deliberados o no, no suelen preocuparme en este tipo de films, que al fin y al cabo intentan entretener aunque para ello se tomen ciertas licencias. En la película los hay, pero son comprensibles en beneficio de la mayor gloria y ensalzamiento de Bolívar, pero "quien mucho abarca poco aprieta". Tanto se nos quiere contar de Bolívar, que al final, los más ajenos a la figura histórica, nos perdemos...y es una pena.

Edgar Ramírez como Bolívar.
"Libertador" no es una mala película, pero hay que visionarla con cuidado. Para aquellos en cuyos países las hazañas de Simón Bolívar han sido materia obligatoria de estudio, el film habrá sido el culmen de sus aspiraciones histórico-fílmicas (al menos a quienes les guste la historia, claro está). Para quienes contemplen la película desde otros países, con poco o nulo conocimiento del personaje, se quedaran un poco descolocados, y tendrán que echar mano de manuales, o en su defecto de wikipedia para entender determinadas escenas. Para quienes vean la película desde España, en donde Bolívar es una figura poco o nada estudiada en la enseñanza obligatoria, pero sí en grados superiores, podrán, o bien cogerse un cabreo monumental (sobre todo con algunas de las licencias artísticas), o bien sentirse algo decepcionados por la superficialidad de algunas partes del guión.

Con todo "Libertador" hay que verla,  y disfrutarla como un intento de hacer una superproducción histórica en Sudamérica y por los nacionales, sin que Hollywood meta la zarpa. Y si los americanos del norte nos endilgaron un film como "El Patriota", porque no van a poder intentarlo los americanos del sur con "Libertador" (aunque como decía una amiga venezolana: "No somos americanos del sur, mi amor, somos caribeños").

El cine cada vez se está haciendo más interesante desde el momento en que el monopolio anglosajón del mismo se ha ido rompiendo, y la llegada a nuestras pantallas de films de otros países enriquece nuestra cultura, y nos hace comprender mejor a los otros ciudadanos del mundo. México, Argentina,y otros países hispano parlantes han comenzado un camino cinematográfico, que es más que bienvenido, y en ese aspecto, "Libertador", es algo fresco que llevarse a la retina.          

Para terminar como dato simplemente anecdótico comentar que cualquier parecido del protagonista con el auténtico Simón Bolívar es pura coincidencia. Incluso en el cartel, yo diría, que se parece más a Elvis Presley. (¡El rey, vive!)

No hay comentarios:

Publicar un comentario