SURGIDO DEL FRÍO

GROENLANDIA-MANHATTAN



Título Original: Groenlandia-Manhattan

Guionista: Chloé Cruchaudet

Dibujante: Chloé Cruchaudet

Año de Publicación: 2008

País: Francia

Marco Temporal: 1897-1912

Marco Espacial: Groenlandia, Estados Unidos





Groenlandia 1897. Robert Peary ha vuelto a fracasar en su intento de llegar al Polo Norte. Como compensación ha conseguido cargar en su barco un enorme meteorito. Para ello se ha servido de la ayuda de esquimales, a quienes ha recompensado con diversos utensilios. En una decisión de última hora el comandante Peary ha decido llevar consigo de vuelta a Nueva York a un grupo de cinco esquimales. Entre ellos viaja el pequeño Minik.

El cómic, un integral de 141 paginas, sigue la infancia y juventud del joven esquimal Minik, desarraigado de su tierra, y trasladado a la civilizada Manhattan. El contraste entre la visión que del mundo tienen los esquimales, y la forma que tienen los occidentales de entenderlo, es brutal. Las expediciones de Peary y el personaje de Minik son históricos. Chloé Cruchaudet sólo los devuelve a la vida con sus lapices y su magnífico guión.

"Groenlandia-Manhattan" es una historia de contrastes, de desarraigo, de incomprensión..., a veces trágica, a veces tierna, siempre impresionante. El guión, magnífico, crece a medida que vas pasando las paginas, y los colores suaves y apagados sólo acompañan a un dibujo de trazos sencillos pero firmes, donde todo se aúna para dar una extraña sensación al lector: frío. Pero no el frío de la indiferencia, sino el frío ártico, pero también el frío del estremecimiento, de la tristeza, pero sobre todo de la nostalgia.

La historia de Minik es la historia de muchos, De todos aquellos que salieron de su tierra, y se vieron incomprendidos, desarraigados, con "morriña". De todos aquellos que tuvieron que adaptarse, cambiar, aceptar el nuevo lugar donde vivían, y que ya nunca pudieron volver atrás, porque al adaptarse cambiaron irremediablemente. Es también una historia de contrastes, de civilizaciones en choque, de la muerte de unas formas de vida ante el avance de la llamada civilización. 

El genial cómic de la talentosa Chloé Cruchaudet (todo lo que publica se lleva un premio), es un impresionante recordatorio de lo que la civilización y el progreso destruye en su imparable avance. "Groenlandia-Manhattan" no es un relato de grandes acontecimientos históricos, ni siquiera una oda laudatoria a las expediciones al Polo, es una historia real de como el avance de la historia, los grandes hechos, afectan a las pequeñas personas. La vida relatada del esquimal Minik no es una narración épica, es una historia de sentimientos. Es curioso como la autora en otro de sus éxitos "Degenerado", explora también esa sensación de no pertenecer o de ser extraño al mundo que te rodea. Sensación que por otra parte, imagino que muchos de nosotros hemos tenido alguna vez; por eso es muy fácil identificarse con las experiencias del pequeño esquimal.  

          


No hay comentarios:

Publicar un comentario