¿CRUEL O JUSTICIERO?

PEDRO I EL CRUEL

Título Original: Pedro I el Cruel

Año: 1989

Nº de Episodios: 10 (500 min.)

País: España

Director: Francisco Abad

Reparto: Ramón Madaula, Eufemia Román, Jesús Ruyman, Juan Luis Galiardo, José Luis Pellicena.

Marco Temporal: 1350-1369

Marco Espacial: España


Pedro de Castilla vive aislado con su madre apartado de la corte de su padre Alfonso XI. El rey prefiere a sus hijos ilegítimos, fruto de su relación con su amante, Leonor de Guzmán. Cuando en 1350 fallece el rey, Pedro se convierte en su sucesor. El joven rey no busca revancha con sus hermanastros, pero la reina, su madre, no opina igual.

La serie cuenta los años de reinado de Pedro I de Castilla, es decir de 1350 a 1369, sus medidas de gobierno, la relación con sus hermanastros, y su vida amorosa. Enrique de Trastamara, su hermano bastardo, será la figura que pondrá el contrapunto a la de Pedro I, como una presencia ominosa que acompañará  cada paso del monarca hasta devenir en el enfrentamiento final.

Francisco Abad, el director de la serie, se definía durante el rodaje como un petrista convencido. Para él, Pedro I era Pedro el Justiciero, y no el Cruel como posteriormente, gracias en gran medida a la propaganda de su hermano, fue conocido. Esta postura del director queda más que patente a lo largo de la serie, y Pedro incluso en sus peores momentos no deja de caernos bien, y el monarca se gana las simpatías del espectador.

"Pedro I el cruel" fue rodada en Peñafiel, cuyo castillo fue acondicionado para que simulara los lugares reales de la acción,  con una escasez de medios  más que notable, o al menos eso dijeron ( por tener no tiene ni caratula decente); 200 millones de pesetas del año 1989 , es decir unos 20 millones por episodio. Se empleó personal fijo de televisión española, y unidades móviles de la misma empresa pública. Además de Peñafiel y la sierra de Madrid, también se eligieron como escenarios Arevalo y Sanjenjo. Los actores secundarios que acompañan a los desconocidos protagonistas son la "crème de la crème" de la escena española del momento: Juan Galiardo, Jaime Blanch, José Sancho, Marisa de Leza, José Luis Pellicena, Fernando Guillén, Mario Pardo..., y es que cada vez que abren la boca te dan ganas de aplaudirles, si hasta los novatos están bien (que vayan aprendiendo algunos de los mentecatos que se llaman actores hoy). Con pocos medios, con los mismos escenarios repetidos hasta aborrecerlos, con una calidad de imagen y fotografía más propia de los años 60 que de finales de los 80, y una ambientación sonora y musical para pegarle un tiro al perpetrador, la serie tiene algo que la hace imprescindible entre los amantes de lo histórico: un guión para quitarse el sombrero escrito por Graciela Sáenz de Heredia.

En una época en que hacer producciones históricas era mal visto por la intelectualidad "progre", que en seguida veían el tufo "facha" en todo lo que tuviera que ver con el pasado (reminiscencias del cine imperialista del franquismo), se atrevieron con una serie histórica, claro que ambientada en la Edad Media (nada que ver con las gloriosas "fazañas"), y con un presupuesto ajustado, no fuera a ser que se lo echaran en cara. Así surge este interesante proyecto, que pudo ser más, que pasó sin pena ni gloria más que para cuatro aficionados, aunque a la larga plantó la semilla de futuras producciones, que afortunadamente han fructificado unas cuantas décadas después abandonados ya los complejos. (Isabel, Carlos I).

En la página de la misma rtve están colgando "on line" los episodios de la serie. Para quien esté interesado, ahí les dejo el enlace:    

No hay comentarios:

Publicar un comentario