DUELO DE MISIVAS

YAZDEGERD III CONTRA EL CALIFA OMAR


En el siglo VII el imparable avance del Islam va conquistando territorios y poniendo fin a imperios milenarios. En Persia, en las tierras de lo que hoy es la nación de Irán, se encuentran con un imperio en declive, el viejo imperio sasánida. 

Moneda de Yazdegerd III. 637.
Yazdegerd III ascendió al trono sasánida en el año 632 después de un período de anarquía en el cuál varios nobles se habían disputado el reino. Yazdegerd III era un nieto de Cosroes II, que había vivido escondido a salvo de las luchas internas por el poder. Cuando ocupa el trono es apenas un muchacho manejado por ambiciosos consejeros. Persia llevaba más de 20 años de guerra contra Bizancio, y al menos seis años más de guerra civil. En el momento de la llegada al trono de Yazdegerd, "El hecho por Dios", el Imperio Sasánida era una fruta madura para la conquista. De religión zoroastriana la población de Persia era vista por los conquistadores musulmanes como infieles a quienes convertir en su guerra santa.

Medallón de Omar. 1821 Sta Sofia. Turquía
Omar ib al-Jattab fue el segundo califa del imperio islámico a la muerte de Mahoma. Fue suegro del profeta y uno de sus primeros seguidores. Gobernó entre 634 y el 644. Cuando fue elegido califa, sucediendo a Abu Bakr, comenzó sus campañas de expansión, poniendo sus ojos en los territorios del Imperio bizantino, y por supuesto en la Persia Sasánida de Yazdegerd III. La costumbre del califa solía ser enviar cartas a los soberanos conminándoles a la conversión al Islam con los beneficios que eso conllevaba, o a atenerse a las consecuencias. 

Los contendiente estaban listos, el territorio en disputa extenso, y la guerra no tardó en estallar. Los primeros combates entre los sasánidas y los islamistas son favorables a los primeros, es la llamada Batalla del Puente en el año 634. Esto no detendrá el avance de los musulmanes que volverán al ataque hasta conseguir derrotar al más numeroso ejército persa en la batalla de al-Qadisiyyah en el 637. Tras la derrota persa su capital, Ctesifonte, fue sitiada y tomada ese mismo año por las tropas del califa Omar. Yazdegerd III tuvo que huir hacia Media, dejando abandonado gran parte del tesoro imperial. 

Del destino final de nuestros dos contendientes nos ocuparemos en otra ocasión, y ahora después de un salto temporal introductorio, entraremos en "harina". Una vez completada la conquista de Persia, sus territorios fueron sumados al Imperio islámico, y sus gentes se convirtieron al Islam (de buen grado según algunos, forzados según otros). En 1978 comenzó una revolución islámica que derrocó finalmente al viejo régimen, e instauró una república islámica no muy del gusto occidental (forman parte del llamado "eje del mal"). Recientemente movimientos juveniles rechazan clandestinamente el integrismo islámico. En este contexto aparecieron unas supuestas cartas cruzadas entre el califa Omar y el emperador sasánida Yazdegard III. El mundo musulmán rechaza los documentos como falsos, pero sirven aunque sólo sea como ejemplo de cómo la historia puede ser usada en beneficio de unos ideales o de otros. Ahí os dejo la transcripción de las misivas, y que cada cual juzgue.
Ruiinas del palacio de Ctesifonte. Irak

Carta conminando a la rendición y a la conversión al Islam del califa Omar al Yazdegard III:

Yazdgird, no veo un futuro fructífero para usted y su nación a menos que acepte mi oferta y se comprometa a la Be'iat (unirse al califato y aceptar el Islam). Una vez su nación gobernó la mitad del mundo conocido, pero ¿a dónde ha llegado ahora? Tus tropas son derrotadas en todos los frentes y tu nación está a punto de colapsar. Te ofrezco una manera de rescatarte a ti mismo. Comienza a rezar a un solo Dios, únete al único Dios, el único Dios que creó todas las cosas en el universo. Nosotros te traemos a ti y al mundo su mensaje, él es el Dios verdadero. Parad de adorar al Fuego, ordene a su nación que detenga su adoración al Fuego, porque es falsa; uníos a nosotros para unirse a la verdad. Servid a Alá el Grande, el único Dios verdadero, el Creador del universo. Adorar a Dios y aceptar el Islam como su salvación. Acabe ahora con sus formas paganas y su falsa adoración y traigan el Islam para que pueda aceptar a Alá el Grande como su salvador. Al hacer esto encontrará el único camino para su supervivencia y para traer la paz a los persas. Si sabe lo que es mejor para Ajam (los persas), elegirá este camino. La Be'iat es el único camino. Allah Akbar. Firmado: El califa de los creyentes: Omar ib al- Jattab.

Carta de contestación a la anterior del emperador sasánida Yazdegar III al califa Omar:

Supuesto fragmento de una de las cartas.
En el nombre de Ahura Mazda, el creador de la vida y la inteligencia.

Usted en su carta escribió que quiere dirigirnos hacia su Dios, Alá el Grande, sin tener verdadero conocimiento de quién somos y a quién adoramos. ¡Es increíble que usted que ocupa la posición de califa de los árabes, tenga sin embargo los mismos conocimiento que un humilde nómada árabe, vagando por los desiertos de Arabía, y los mismos que un hombre tribal del desierto!

¡"Hombrecillo", me ofreces adorar a un solo y único Dios sin saber que desde hace miles de años los persas adoran a un sólo Dios y le rezan cinco veces al día! En esta tierra de cultura y arte ese ha sido el modo normal de vida durante años. 

¡Cuando nosotros establecimos la tradición de hospitalidad y buenas acciones en el  mundo, nosotros ondeamos en nuestras manos la bandera de "buenos pensamientos", "buenas palabras", y "buenas acciones",usted y sus antepasados vagaban por los desiertos, comiendo lagartos porque no tenían nada más para alimentarse y enterrando vivas a sus inocentes hijas!

¡La gente de Tazi no le da ningún valor a las criaturas de Dios! ¡Usted decapita a los hijos de Dios, incluso los prisioneros de guerra, violan a las mujeres, entierran a sus hijas vivas, atacan las caravanas, asesinan en masa, secuestran a las esposas de la gente y roban su propiedad! Sus corazones están hechos de piedra, nosotros condenamos todo el Mal que hacen. ¿Cómo podéis enseñarnos los Caminos de Dios cuando cometéis tales acciones?

¡Me pides que pare mi adoración al Fuego! Nosotros, los persas, vemos el amor del Creador y el poder del inventor en la luz del sol y en el calor del fuego. La luz y el calor del Sol y del Fuego nos hacen ver la luz de la verdad y calientan nuestros corazones para el Creador y entre nosotros. Eso nos ayuda a ser amables unos con otros, nos ilumina y nos hace mantener viva la Llama de Mazda en nuestros corazones. ¡Nuestro señor es Ahura Mazda, y tampoco es extraño para tu gente, que acaban de descubrirlo y le llaman Alá el Grande! Pero nosotros nos somos igual que vosotros, nosotros no estamos en el mismo nivel que vosotros. Ayudamos a otros seres humanos, difundimos el amor entre la humanidad,  difundimos la Bondad por toda la Tierra, hemos estado difundiendo nuestra cultura, pero dentro del respeto a otras culturas a través de todo el mundo durante miles de años, sin embargo tú en el nombre de Alá invades la tierra de otros hombres.¡Tú asesinas en masa a pueblos, traes hambre, miedo y pobreza para los demás, traes el Mal en el nombre de Alá! ¿quién es el responsable de toda esta catástrofe?

¿Es Alá quien os manda asesinar, saquear y destruir? ¿Son los seguidores de Alá quienes hacen esto en su nombre? ¿O son ambas cosas?

La carga de los elefantes. Batalla de Qadisiyyah. 637. 
¡Vosotros que os habéis alzado desde el corazón de los desiertos y de abrasadas tierras infértiles sin recursos, queréis enseñar a los pueblos el amor de Dios por medio de vuestras campañas militares y el poder de vuestras Espadas!¡Vosotros que sois Salvajes del Desierto, todavía queréis enseñar a gente de ciudad como nosotros que hemos vivido en urbes desde hace miles de años, el amor de Dios! ¡Nosotros tenemos miles de años de cultura detrás, lo que es en verdad una poderosa herramienta! ¿Dinos? Con todas tus campañas militares, barbarie, asesinato y pillaje en nombre de Alá el Grande, ¿qué le has enseñado a este ejército musulmán? ¿qué le has enseñado a los musulmanes que insistes en enseñar a los no musulmanes? ¿qué cultura han aprendido de tu Alá que ahora tú quieres que enseñen a la fuerza a otros?

¡Oh, desdicha! Que hoy nuestros ejércitos persas de Ahura hayan sido derrotados por tus ejércitos de recientes adoradores de Alá; ahora, nuestro pueblo tiene que adorar al mismo Dios, las mismas cinco veces al día, pero obligados por la espada tienen que llamarle Alá y rezarle en árabe, porque tu Alá sólo entiende el árabe! 

Os sugiero a ti y a tu panda de bandidos que empaquen y regresen a los desiertos en los que solían vivir. Llévelos de regreso al calor ardiente del sol, a la vida tribal, a comer lagartos, y beber leche de camello. Te prohíbo que dejes a tu banda de ladrones sueltos en nuestras fértiles tierras, en nuestras civilizadas ciudades, en nuestra gloriosa nación. ¡No vuelvas a dejar sueltos a esas "bestias de corazones de piedra", para asesinar en masa a nuestra gente, secuestrar a nuestras mujeres y niños, violar a nuestras esposas, y enviar a nuestras hijas como esclavas a la Meca! No permitas que cometan estos crímenes en el nombre de Alá el Grande, pon freno a vuestra criminal conducta.

Los arios son tolerantes, cálidos, hospitalarios, y gente decente, y en todas partes por donde han estado, han sembrado las semillas de la amistad, el amor, el conocimiento, y la verdad; por ello no os castigarán a ti y a tu pueblo por vuestras maneras piratas y vuestros actos criminales.

Te ruego que te quedes con tu Alá el Grande en tus desiertos y no te muevas cerca de nuestras civilizadas ciudades, para que sus creencias sean "Más Temibles" y tu conducta "Más Barbárica".

Firmado: Yazgidard III Sasánida.

En youtube existe un video mostrando la lectura en televisión de la carta del último emperador sasánida por una joven que despertó todo tipo de reacciones: https://www.youtube.com/watch?v=OmjLMunv3Pw

No hay comentarios:

Publicar un comentario