CONTRA CORRIENTE

EL ALMIRANTE: LAS CORRIENTES RUGIENTES


Título Original: Hangul: Myeongryang

Año: 2014

Duración: 127 min.

País: Corea del Sur

Dirección: Kim Han-min

Reparto: Choi Min-sik, Ryu Seung-ryong, Cho Jin-woong, Kin Myung-gon, Jin Goo, Lee Jung-hyun.

Marco Temporal: 1597

Marco Espacial: Corea


1597. Segunda Invasión Japonesa. Seis años después de la Primera Guerra Yi Sun Shin fue arrestado bajo sospecha de espionaje; fue llevado a la capital y torturado. En julio de 1597, las flotas coreanas guiadas por Won Kyun fueron destruidas. Las fuerzas japonesas avanzan en Corea, destruyen las ciudades que caen bajo su avance. El próximo objetivo es tomar la capital avanzando hacia el norte. Yin Sun Shin es liberado, e intenta conseguir armas y reclutar soldados para enfrentarse al invasor. Únicamente cuenta con 12 barcos sobrevivientes de la derrota contra la flota japonesa. Sólo él y sus barcos se interponen en el avance de la flota enemiga compuesta de 300 barcos.

Por un lado un almirante que no goza de la confianza del trono, con tropas insuficientes, anciano y enfermo, que recibe la orden de retirarse y sumar sus fuerzas al ejercito de tierra; en frente los más despiadados y eficaces generales nipones, con suficientes recursos para aplastar a todo el ejercito coreano. El enfrentamiento está servido.

El director y productor Kin Han Min, quien ya había realizado en el 2011 una película de corte histórico "Guerra de flechas" con considerable éxito internacional, vuelve aquí a explorar el genero, recreando la batalla de Myeongryang, un desigual combate naval entre las tropas japonesas y los escasos barcos coreanos al mando de un legendario almirante: Yu Sun Shin.  El resultado fue un nuevo éxito, y la mayor producción hasta la fecha de la historia del cine de Corea del Sur.

¿Qué nos ofrece esta producción asiática de más de dos horas? Cine épico, cine épico, y más cine épico. Enormes efectos especiales, sobre todo en su segunda mitad, que nos dejan pasmados ante las increíbles escenas de combate. La película es un buen film bélico, que aunque tarda en arrancar cuando lo hace te deja los ojos pegados a la pantalla, y el trasero clavado en el asiento, para cuando termina ir como un poseso a consultar la wikipedia a ver si lo que te han contado es cierto. Para mí el personaje y el hecho histórico que relata la película era totalmente desconocido (en algunas escuelas navales se estudian sus estrategia, pero como yo no he ido a ninguna), así que fue una auténtica sorpresa, y además de las agradables, como últimamente sucede con el cine oriental.

Recientemente los países han vuelto a ensalzar a sus héroes nacionales, contándonos su hazañas imposibles, sus trágicos destinos, o sus victorias contra todo pronóstico. Algunas lo realizan con más o menos acierto, como consecuencia de lo cual los aficionados al cine histórico, o al genero bélico suman nuevas películas  a su acervo videofilo. Hasta tres películas con el título de "El Almirante" se han estrenado en los últimos años: "El Almirante" película rusa del 2008 sobre el almirante Kolsckak; "El Almirante" o "Michel de Ruytier" del 2015 sobre el almirante holandés; y la que estamos tratando, realizada por Corea del sur en el 2014. Si aún queda alguien que desprecie el cine bélico oriental que le eche un vistazo a la coreana, que no desmerece a ninguna europea o americana, y en algunos aspectos las supera.


No hay comentarios:

Publicar un comentario