UN HONDERO BALEAR AL SERVICIO DE ROMA

BALEARIC


Título Original: Balearic

Guionista: Miquel Moyá Flaquer

Dibujante: Miquel Moyá Flaquer

Año de Publicación: 2010

País: España

Marco Temporal: 58 a.C.

Marco Espacial: Hispania





Aetara es un hondero balear que recuerda su historia desde el año 58 a.C., sus orígenes en Pollentia, la llegada de los romanos para reclutar honderos destinados a combatir en sus guerras, y como él mismo es seleccionado para integrarse en el poderoso ejército romano por ser uno de los corredores más rápidos, y manejar bien la honda. Aetara abandonará las islas para servir a las ordenes de Julio Cesar en su campaña contra los belgas.

"Balearic" es la historia de un hondero balear en los tiempos de Cesar. Galardonado con el premio Art Jove para creadores menores de 30 años, editado por Dolmen, y subvencionado por el Govern de les Illes Balears, el cómic pretendía ser el primero que relatara las aventuras del hondero, pero de momento, que yo sepa, no ha salido ninguno más.

Realizado totalmente en blanco y negro, con trazos rápidos, a medio camino del dibujo y el boceto, en muchas figuras decantándose por el más simple boceto, las 50 páginas no son suficientes para contar una historia que da la sensación de incompleta en todos los sentidos. El cómic trasmite apresuramiento, y un aspecto general de inacabado. Con un precio en mercado de 10 euros el tomo único, el comprador puede tener la sensación de haber tirado su dinero.

La idea inicial del cómic no está mal, contar desde la infancia la vida de un hondero balear. Muchas de las reseñas que promocionaron el cómic así lo dejaban caer, incluso quien lo prologó, y realizó el anexo histórico, daban a entender eso. La realidad es muy otra, y algunos de los críticos parecen no haber leído la obra, hasta comentan el episodio de como de crío el protagonista derribaba con su honda la comida en lo alto de un árbol para poder alimentarse. Yo he leído varias veces el cómic y no encuentro dicho episodio por ningún lado. Si una institución política paga una obra parece que ésta tiene que ser maravillosa. Flaco favor se le hace al joven autor si no se le corrigen los defectos de primerizo.

El guión es interesante pero se queda en una promesa de algo que no llega a materializarse, como si le faltara tiempo y espacio. El dibujo no ayuda a la comprensión, o al pretendido didactismo de la obra. Pocos son los maestros del blanco y negro que enganchan con sus dibujos, y Moyá no es uno de ellos. El abocetamiento de algunas figuras que parece muy rompedor y vanguardista, crea confusión, y se pierden los detalles, que en un cómic histórico son fundamentales (para muestra casi cualquier cómic histórico franco-belga)   

No sé si Moya merecía el premio o no. Sí merecía tomarse en serio a sí mismo, porque su dibujo, cuando quiere no es malo. Merecía una edición en color, no un tomo con mas pinta de ser una reunión de bocetos de un autor consagrado, que la obra de un autor novel. Merecía un guión más trabajado, más acabado, con más garra, no un guerrero que en la primera batalla está en la cama con fiebre. En fin Moya y su cómic, "Balearic" merecían menos buenismo, menos amiguismo, y más crítica constructiva, y entonces tendríamos un "Balearic 2" al mismo nivel que cualquier otro cómic europeo; pues sus dibujos, estilo, y guión recuerdan al magnífico "Three" aquí comentado, pero sin que el autor se atreva a darlo todo. Como siempre una pena. 

Si la mitad de lo que se cuenta en el anexo histórico estuviera bien reflejado en el cómic, estaríamos ante una obra más que digna, pero no es así. De todas formas "Balearic" es un intento de hacer un cómic diferente, atrevido, y por eso hay que leerlo. Después sólo queda esperar que su autor evolucione favorablemente y nos regale una obra en donde se tome en serio a sí mismo, y a los lectores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario