EL REGRESO DEL ASIRIO

LA ESTRELLA DE SANGRE


Título Original: The Blood Star


Autor: Nicholas Guild


Año de Publicación: 1989


País: Estados Unidos


Marco Temporal: 681 a.C. -669 a.C.


Marco Espacial: Mediterráneo


Tiglath Assur parte hacia el exilio expulsado de Ninive por su hermanastro, el rey de Asiria Asarhadón. Es el año 681 a.C., y el príncipe asirio comienza un periplo por el mundo conocido acompañado por su fiel servidor Kefalos. Sin embargo es consciente de que mientras esté vivo será una amenaza para la corona. Por muchos lugares que visite, por muy lejos que viaje, Tiglath sabe que siempre habrá asesinos dispuestos a eliminar un rival en el trono de Asiria para ganarse luego el favor del monarca.

La segunda parte de "El asirio" tiene las mismas virtudes y defectos que la anterior novela. La historia discurre ahora entre el año 681 al 669 a.C.; pero diversifica los escenarios en los que transcurre la acción. La misma dinámica de la narración que obliga al protagonista a huir de Asiria, le da la excusa perfecta al avispado autor para presentarnos otras civilizaciones y países del ámbito mediterráneo. El Egipto del faraón Taqarta (Taharqo 690-664 a.C.), las ciudades fenicias como Sidón con sus reyes mercaderes como Abdimilkutte, la Naxos griega, o las ciudades sículas de Sicilia con despóticos monarcas como Ducerio, son ejemplos de los lugares y personajes que las aventuras del protagonistas le llevan a visitar. 

La novela de Guild vuelve a ser un excelente "best seller" en el mejor sentido de la palabra, fácil de leer, bien documentado, entretenido, y al que de nuevo se le agradece que nos haga un recorrido tan interesante por el mundo antiguo allá por el siglo VII a.C. Con homenajes continuos, incluso en parte del esquema narrativo, a otra gran novela, "Sinuhé el Egipcio", las aventuras del errante príncipe asirio son de lo mejor que podemos encontrar en novelas sobre este período.

Si os gustó "El Asirio", su segunda parte no desmerece en nada y es de lectura obligatoria. Para quien no aguantó la primera, pues ésta es más de lo mismo, aunque hay que decir que en esta ocasión el autor cargó menos las tintas en cuanto a sexo y violencia (será que el personaje se iba haciendo mayor).  La dilogía se ha convertido en auténticas novelas de culto que los aficionados al genero atesoran en sus bibliotecas, y que sorprendentemente han pasado desapercibidas para los productores de Hollywood.    

No hay comentarios:

Publicar un comentario