LAS ENSEÑANZAS DE UN FILÓSOFO

SÓCRATES


Título Original: Socrate

Año: 1971

País: Italia

Duración: 120 min.

Dirección: Roberto Rossellini

Reparto: Jean Sylvère, Anne Caprile, Giuseppe Mannajuolo, Ricardo Palacios, Antonio Medina.

Marco Temporal: 399 a.C.

Marco Espacial: Grecia


La Guerra del Peloponeso ha terminado, Atenas ha caído, y los espartanos se han alzado victoriosos (404 a.C.). El almirante espartano Lisandro ordena la demolición de las murallas de la ciudad conquistada. El gobierno de los treinta ha comenzado a dirigir la vida en la ciudad, aunque eso no es del agrado de todos los atenienses. En casa de Teofrasto un grupo de amigos de éste discuten sobre política mientras esperan el nacimiento de su hijo. El anfitrión critica la situación actual al tiempo que desea el regreso del denostado Alcibíades, a pesar de que para sus contertulios sea el causante del desastre actual.

La singular película del italiano Rossellini cuenta los últimos días de la vida del filósofo ateniense Sócrates (470-399 a.C.). Pero no sólo su vida diaria se refleja en esta peculiar visión, la vida política de Atenas que llevó a su juicio, el propio juicio y su desenlace, pero también sus opiniones y enseñanzas. La película fue realizada dentro de un proyecto para la televisión italiana titulado "Los Grandes de La Historia", que incluía la vida de Pascal, San Agustín, y Descartes. El guión fue elaborado a base de fragmentos para los diálogos de Sócrates entresacados de sus obras, sobre todo "La Apología" y "El Critón".

Rossellini había anunciado unos años antes la intención de abandonar el cine para pasarse a la televisión desde donde creía podía hacer películas con mayor mensaje y más desligadas de la comercialización de la gran pantalla. "Sócrates" es planteada como un proyecto didáctico por un director comprometido.

Los medios son limitados, y la realización del film huye de grandes recreaciones históricas y se pasa a la sencillez, que por otro lado va muy de acorde con el personaje biografiado. Atenas es un poblacho sin empedrar, lleno de casas viejas, con escasos fastos, y casi todos limitados a la acrópolis. Los personajes parecen sacados del más humilde villorrio, y Sócrates cuando no filosofea, compra en el mercado, regatea los precios, y tiene que hacer frente a las iras de su mujer por perder el tiempo en lugar de traer comida al hogar. La Atenas de las producciones americanas llena de lujosos templos de mármol, y los muchachotes cargados de músculos del peplum sesentero italiano han desaparecido, en su lugar han crecido los diálogos llenos de enseñanzas, frases magníficas, y verdaderas perlas de sabiduría de uno de los grandes pensadores de la Humanidad.

La película es un film notable hecho con cariño hacia el personaje, y bien construido en sus diálogos, con una sencillez en su ambientación que a veces te hace sufrir: esos pobres actores con sandalias por un suelo pedregoso sujetándose las túnicas y casi tambaleándose para no caer; o esa Atenas mugrienta, convertida en una aldea miserable. "Sócrates" es una película que necesita visionarse con una cierta madurez, con muchos años o con ciertas experiencias a cuestas, salvo que seas un loco por la Filosofía, porque entonces sin duda ésta es tu película.  Muchas de las reflexiones del filosofo están tan vigentes que da hasta miedo. Es difícil que un film como "Sócrates" deje indiferente al espectador: se la odia o se la ama. Yo con los años la disfruto más, pero reconozco que en la juventud apenas fui capaz de tolerarla, luego vendría la madurez y con ella los desencantos, las palabras de Sócrates van adquiriendo más y más sentido, y el film adquirió una nueva dimensión. Que cada cual decida a la hora de enfrentarse al visionado de la película de Rossellini, no es ni una película fácil ni amable, y además hay que hacer un esfuerzo intelectual para verla...Sí preferís ración de palomitas y no pensar mucho, mejor desistid.
  
Aquí os dejo el enlace a la película en versión original subtitulada al español: 


No hay comentarios:

Publicar un comentario