LOS ÚLTIMOS AÑOS DE SHARQ AL-ANDALUS

LA LOBA DE AL-ANDALUS


Título Original: La loba de Al-Andalus


Autor: Sebastián Roa


Año de Publicación: 2012


País: España


Marco Temporal: 1151-1172


Marco Espacial. España


1151. Tierras del Segura. Zobeyda, la favorita de Mardanish rey de Levante, acude a una adivina para conocer su destino. Los vaticinios no son claros, sólo una críptica frase sin demasiado sentido: "La sangre de tu sangre". Mardanish se encuentra frente a las murallas de Jaén, ciudad a la que se encuentra sitiando en compañía de los tropas cristianas del emperador Alfonso VII; allí conoce al príncipe Sancho, y a un gigantesco guerrero cristiano, Alvar Rodríguez  "El Calvo".

La novela narra los avatares políticos del reino de Sarq Al-Andalus desde 1151 hasta 1172. A través de los ojos de los dos principales protagonistas, Mardanish, apodado el rey Lobo, y su favorita, Zobeyda, vamos siguiendo la evolución del reino de Sarq Al Andalus hasta su conquista por los almohades.

Sebastián Roa es presentado por algunos como un alumno aventajado y seguidor de Santiago Posteguillo, lo cual a mí en principio me hace rechinar los dientes. Ni Posteguillo es Cervantes ni para ningún novelista seguir la estela de otro debe ser motivo de orgullo. Roa parece querer hacer con la Historia Medieval de España lo que Posteguillo hace con la Historia Antigua de Roma, lo cual más que novelistas nos hace pensar en una factoría destinada a producir best seller históricos. La dependencia del maestro se nota en el alumno, y Roa repite algunos de los errores que comete el sobrevalorado Posteguillo. Los personajes no tienen alma, y es difícil encariñarse con ellos, salvo con algún personaje secundario al que no es capaz de darle la relevancia necesaria.  Sin embargo por otro lado la documentación del contexto histórico en que enmarca su novela es correcta sin apabullar con datos superfluos, aún así al final de la novela tienes la sensación de que faltan cosas, de que sólo se ha arañado la superficie.

El período tratado por la novela es interesante al igual que el personaje que ocupará el centro de la narración, este rey Lobo, Mardanish, que es el verdadero protagonista, muy por encima de la favorita que da nombre al título. Esa es otra de las trampas de la novela, a pesar de titularse "La loba de Al-Andalus", es Mardanish quien realmente protagoniza la historia, y no es que Zobeyda no sea personaje principal e importante, sino que realmente la novela gana en interés cuando sigue al monarca levantino, y decae cuando se centra en la favorita. Otro de los trucos o trampas es el excesivo oportunismo de los planteamientos: musulmanes buenos, bien integrados con el cristianismo o las costumbres de la tierra en la que se han afincado, frente a musulmanes malos, fundamentalistas e integristas, recién llegados que imponen a sangre y fuego sus retrogradas costumbres.

La novela no es mala, pero el tema exigía más. Sebastián Roa no le saca todo el partido que se le podía haber sacado, y sólo en la parte final consigue interesarnos en el destino final de sus protagonistas. Un personaje trágico como es Mardanish debe cautivarnos, para lo cual el novelista debe ser capaz de hacernos sufrir con él. Posteguillo es muy aséptico en sus planteamientos (salvo en una obra que ya comentaré), y Roa lo imita. Hay que mojarse más. Está bien documentarse, al estilo de Galdós, pero a veces conviene ser un poco Dumas, por eso D´Artagnan siempre será inmortal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario