TRES NEANDERTALES EN APUROS

EN BUSCA DEL FUEGO


Título Original: La Guerre du Feu


Año: 1981


Duración: 105 min.


País: Francia


Dirección: Jean-Jacques Annaud


Reparto: Everrett McGill, Rae Dawn Chong, Ron Perlman, Nicholas Kadi. 


La tribu Ulam vive pacíficamente al abrigo de una cueva. Sabe dominar el fuego pero no crearlo, de forma que continuamente alguien debe custodiarlo para que no se apague. Un día una tribu rival de aspecto simiesco les ataca. Los supervivientes de la batalla tienen que huir y refugiarse en un pantano. En un principio han conseguido salvar los rescoldos de la hoguera con lo cual podrán sobrevivir al invierno, pero la torpeza de uno de ellos termina por apagar el fuego en el agua que les rodea. La tribu desesperada decide comisionar a tres de los suyos para que recuperen el imprescindible elemento. Para Naoh, Amoukar y Gaw comienza la aventura de su vida.

Jean-Jacques Annaud nos ofrece una magnífica película, la que para muchos es el mejor film realizado sobre la Prehistoria. A pesar de que se suele ubicar cronológicamente en el Paleolítico por los protagonistas, la realidad es que es de difícil datación. El film es un auténtico collage de un sinfín de elementos relacionados con la Prehistoria, avances del hombre a nivel cultural, intelectual y como especie, que es casi imposible dar una fecha o un período para tantas y tantas cosas tratadas en la soberbia película El dominio del fuego, el nacimiento del arte, la evolución de las especie (hay un auténtico muestrario) e incluso el crecimiento del hombre como hombre, ese paso de relaciones casi animalescas a un cara a cara, el nacimiento de los sentimientos y de la familia, en unas escenas magníficas, muchas veces mal interpretadas.

El film no es un documental  y sí una película de aventuras que tiene su base en una novela mucho más sencilla (ya comentada aquí), y que Annaud eleva a la magnificencia. La película no intenta dar clases de Prehistoria, ni ser un examen exhaustivo de ésta. Pero sí ofrece un compendio estupendamente narrado de muchos de los grandes temas de la Prehistoria, y como tal hay que verlo. Si además a alguien no le gustan los films sobre la prehistoria, queda una película de aventuras bastante entretenida y llevadera para casi todas las edades. Creo que no hay instituto o colegio que no haya recurrido a éste o al otro gran éxito de Annaud, "El nombre de la rosa", para ilustrar las clases pertinentes, o mandar algún trabajito, pesadilla de los díscolos alumnos.

La interpretación se convierte en gestual para lo cual el director echa mano de su actor fetiche, Ron Perlman, que gracias a su particular cara le hace ahorrarse un buen dinero en maquillaje, y que además hace el mono genial, perdón, el neandertal. Los paisajes canadienses crean el marco perfecto, y si a esto añadimos el lenguaje creado ex profeso por Anthony Burguess, y la más que acertada música, tenemos una película redonda. ¿Qué no la habéis visto? ¿Pero de que Universo paralelo habéis salido?

No hay comentarios:

Publicar un comentario