LAS ADORADORAS DEL RINOCERONTE BLANCO

MUJERES PREHISTÓRICAS


Título Original: Slave Girls


Año: 1967


Duración: 90 min.


País: Inglaterra


Dirección: Michael Carreras


Reparto: Martine Beswick, Edina Ronay, Michael Latimer, Stephanie Randall.

David Marchant es guía de safaris en África, cuando uno de sus clientes falla el tiro, y deja herido a un leopardo, el joven a pesar de estar anocheciendo se interna en la jungla en persecución del animal.  Una  extraña tribu captura al explorador que los llevan a su santuario para sacrificarlo. A punto de morir David toca una estatua de un rinoceronte blanco, y estalla un rayo que abre un pasadizo a otro mundo, un mundo poblado por primitivas pero bellas mujeres.

"Mujeres Prehistóricas", o como se titulaba originalmente "Las esclavas", es otro de los films salidos de la factoría Hammer  dentro de lo que se llamó el genero de las "cave girls", es decir las chicas cavernícolas. El éxito conseguido con "Hace un millón de años" (1966) animó a los productores a realizar una nueva película donde rubias y morenas enfrentadas a muerte lucieran poca ropa y pululearan por un mundo supuestamente prehistórico. La realidad es que la protagonista, Martine Beswick no era la Welch, y el director Michael Carreras no era Don Chaffey, director de dos de los éxitos prehistóricos de la Hammer, la mencionada "Hace un millón de años" y "Criaturas olvidadas del mundo".

El film no cuenta con demasiado presupuesto y lo que es peor con ganas. Está realizado para aprovechar el tirón de un éxito de taquilla sin poner ni mucho dinero ni mucho interés. Todo en la película es de baratillo, las supuestas macizas parecen salidas de la playa del pueblo, sus eróticos bailes más que despertar el frenesí sexual matan de aburrimiento; las exóticas localizaciones han sido sustituidas por un decorado de estudio reutilizado de la anterior película, y los espectaculares efectos especiales de Harryhausen brillan por su ausencia sustituidos por un rinoceronte de manualidades movido sobre un carrito con ruedas.

La película no resiste las comparaciones con la precedente, ni tampoco con las dos siguientes que afortunadamente no siguieron sus pasos. Pero como todas las comparaciones son odiosas, intentemos olvidarnos de los otros films, y veámosla como lo que realmente es, una película independiente. Pues tampoco es que así gane mucho. El guión es más bien flojito, la interpretación no existe, y en general la película no da para mucho. De prehistoria sólo tiene el título, y eso porque se le cambió el de "chicas esclavas" por "mujeres prehistóricas" que sonaba más decente, porque de lo demás nada. Los británicos siguen con su obsesión de que los rubios o rubias son la caña, y los morenos/morenas unos guarrillos de cuidado (Se conoce que tuvieron malas experiencias veraniegas en Benidorm y les quedó el trauma), y que los hombres tan pronto ven un par de poderosas "razones" pierden el norte (En eso parece que están en lo cierto, o eso dicen las chicas).

En general la película no ofrece mucho más que un film de aventuras más bien ligeras, y no lo digo por la escasez de ropa, sin pretensiones, y para los nostálgicos de la serie B de la Hammer y las chicas cavernícolas.

Ahí os dejo el trailer original para que os motivéis con los sensuales bailes de los mozas prehistóricas, aunque más que bailar parece que sufren de algún tipo de espasmo.
  
   

No hay comentarios:

Publicar un comentario