LA EXPEDICIÓN DE MENDAÑA

LAS ISLAS DE LA IMPRUDENCIA


Título Original: The Islands of Unwisdom


Autor: Robert Graves


Año de Publicación: 1949


País: Inglaterra


Marco Temporal: 1595-1596


Marco Espacial: Pacífico  


"La mañana del cuarto día de abril del año de gracia de Nuestro Señor de 1595, en El Callao, el puerto de Lima en que residen los virreyes del Perú, me encontraba con dos compañeros en el combés de nuestra nave capitana, el San Gerónimo, un magnífico galeón de ciento cincuenta toneladas; y desde los topes de los mástiles que se alzaban sobre nosotros, dos pabellones reales de España y el pendón del general don Álvaro de Mendaña y Castro flameaban intrépidos a la brisa que soplaba desde tierra. Este celebrado explorador, noble de Galicia y sobrino de un ex señor presidente del Perú, había sido designado para comandar nuestra expedición por decreto real firmado de mano del rey Felipe II mismo. Nuestro destino eran las islas Salomón, que el mismo don Álvaro había descubierto hacía veintisiete años, pero que nadie había visitado desde entonces; nuestra misión, colonizarlas."

Don Álvaro de Mendaña.
Quien así habla es Andrés Serrano, el secretario asistente del general, y por boca de quién vamos a conocer pormenorizadamente la expedición de Don Álvaro de Mendaña  para colonizar las islas Salomón. Después de un primer viaje de descubrimiento que se desarrolló entre 1567 y 1569, el marino intentó volver para establecer una colonia permanente. Veinte años después lo consigue, y el genial Graves noveliza la interesante expedición. El mismo escritor inglés explica las razones que tuvo para escribir su libro:

"Muchos de mis lectores se sorprenderán tanto como yo quedé sorprendido al enterarme que los españoles trataron de descubrir Australia y colonizar las islas de los Mares del Sur una generación antes de que los Padres Peregrinos desembarcaran en Plymouth Rock. Aunque esta expedición fracasó en sus principales objetivos, merece sin embargo ser mejor conocida, pues en su transcurso se descubrieron las islas Marquesas y las Salomón del Sur, y también, porque al morir su comandante, el general Álvaro de Mendaña, su joven viuda, doña Ysabel Barreto, asumió el mando absoluto de la flotilla que aquél le legara, episodio único en la historia naval moderna."

Más claro, agua. Además la novela le sirve de excusa para teorizar sobre el porqué Inglaterra le arrancó a España el dominio del mar. Con todos estos datos sobra decir que la novela es interesantísima. Si además la firma Robert Graves, uno de mis escritores de novela histórica favoritos, el disfrute está asegurado. Los personajes de Isabel de Barreto, o Ysabel como la llama Graves, y del piloto Pedro Fernández de Quirós, son de lo mejor del libro. Los enfrentamientos, luchas y aventuras en esta atribulada expedición, que pasa a ser comandada por una mujer, se multiplican, complican la trama, y desvelan intenciones y caracteres ocultos.

Novela entretenida y curiosa que sigue las lineas generales de la narrativa de Graves, y que tiene además el atractivo de presentar la historia de la que fue la primera mujer en ostentar el cargo de almirante en una flota española. Como casi toda la narrativa histórica de Robert Graves es de obligada lectura, aunque el grado de disfrute lo pone cada uno.     

No hay comentarios:

Publicar un comentario