REINAS POR MATRIMONIO

REINAS CONSORTES EN LA ESPAÑA MODERNA

En la España de la Edad Moderna las dinastías de los Austrias primero y de los Borbónes después dominaron la corona, y durante algunos años el mundo. Pero ¿quién estaba detrás de estos monarcas? Hagamos un repaso a las reinas consortes, que en más de una ocasión mandaban tanto o más que sus maridos. 

Germana de Foix (1488-1538) La francesa Germana, sobrina del rey de Francia, se casó con 19 añitos con Fernando el Católico  de 53, viudo de Isabel, y rey de Aragón. La joven se convirtió así en reina consorte de Aragón, que no de Castilla, en 1505 y hasta 1516. En 1509 nace Juan el hijo de los reyes, y el que de haber sobrevivido hubiera cambiado el destino de España al provocar la separación de la dos coronas. El príncipe murió a las pocas horas y la pareja no volvió a tener hijos. Esto no fue obstáculo para que a la muerte de su esposo, se liara con su nieto, el rey Carlos, y engendrara de él una niña. Luego el emperador la casó y le dió un buen empleo a su marido. Las hay que se agarran al poder como lapas.  El Museo de Bellas Artes de Valencia conserva un retrato de la reina venida de Francia. La serie de televisión "Carlos, Rey Emperador" (2015) no puede olvidar al personaje que interpreta Nathalie Poza.
Isabel de Portugal (1503-1539) Hija del rey Manuel I de Portugal se casó con Carlos I de España y V de Alemania en 1526, convirtiéndose de esta forma en Reina consorte de España y Emperatriz del extenso Imperio que controlaba su regio marido. Considerada una de las mujeres más bellas de su época, su marido le fue siempre fiel, y con él tuvo cinco hijos, aunque no sobrevivió al último aborto. Falleció con 35 años. Tiziano pintó a la reina, retrato que se guarda en el Museo del Prado en Madrid. La serie "Carlos, Rey Emperador" tiene por supuesto a la emperatriz Isabel encarnada por Blanca Suárez.  
María I de Inglaterra (1516-1558) La segunda esposa de Felipe II fue la reina de Inglaterra, hija de Enrique VIII y de Catalina de Aragón, y por tanto prima de Carlos I. Se casó en 1554 con 38 años con un Felipe de 27. Con la presión de conseguir un heredero varón sufrió dos falsos embarazos, y el deseado niño no llegó nunca. Felipe pasó más tiempo en el continente, y María se dedicó al gobierno de Inglaterra sin que ambas coronas llegaran nunca a mezclarse. Su matrimonio no fue bien visto por sus súbditos, y finalmente a su muerte, Felipe que pretendió casarse con Isabel de Inglaterra fue rechazado por ésta. El cuadro de Hans Eworth de 1554 presenta a la reina luciendo la famosa perla peregrina con el diamante el estanque que llevaban sólo las reinas de España. Kathy Burke es una horrorosa María I en "Elizabeth"(1998).
Isabel de Valois (1546-1568) La tercera esposa del rey Felipe II fue la francesa Isabel, hija del rey Enrique II. Se casó con el rey de España en 1559 cuando éste enviudó, aunque inicialmente estaba destinada al príncipe Carlos. Los embarazos de la reina fueron complicados y se alternaron con abortos, a resultas de uno de los cuales falleció cuatro años después de su boda. La leyenda negra surgida en torno a los amores del desquiciado príncipe Carlos por su madrastra generaron numerosa literatura. El retrato de la reina en el Museo del Prado se atribuye a Juan de Pantoja aunque puede ser una copia de uno anterior de Sofonisba. La opera de Verdi "Don Carlos" ha sido llevada a la televisión en numerosas ocasiones, y en 1996 Karita Mattila  fue Isabel de Valois. 

Ana de Austria (1549-1580) La cuarta esposa de Felipe II fue la hija del emperador Maximiliano II, primo del rey Felipe. Se casó por poderes en 1570. Pero pronto congenió con el rey, y se convirtió en la mujer que más amó, y a la que nunca le fue infiel. Además de cuidar de sus anteriores hijos, le dio al monarca lo que la corona buscaba, un heredero varón. Un cuadro donde se aprecia la famosa mandíbula de los Austrias se conserva el el Museo del Prado, retrato pintado por la artista Sofonisba Anguissola en 1573. En la televisión es Michelle Jenner, que debe de tener cara de reina de España, la que encarna a Ana en "La princesa de Ebolí"(2010)
Margarita de Austria-Estiria (1584-1611) La esposa de Felipe III se casó con él en 1599. Al encontrarse una corte dominada por validos corruptos como el Duque de Lerma, se propuso luchar contra ellos y apartar al rey de la nefasta influencia del poderoso noble. Consiguió desmontar la red del consejero, y éste tuvo que retirarse, aunque ella no llegó a verlo pues murió antes de su caída. Bartolomé González y Serrano retrata a la reina en 1609, óleo que se expone en el Museo del Prado. Una embellecida reina Margarita es Viveca Lindfors en "El burlador de Sevilla"(1948) que, como no, cae rendida a los pies de Errol Flynn. 
Isabel de Borbón (1602-1644) La primera esposa de Felipe IV, conocida como La Deseada, era la hija del rey francés Enrique IV. Isabel era una mujer bella e inteligente que era amada por todos los que la conocían, a excepción de su marido y Quevedo; el primero le fue infiel numerosas veces, y el segundo le dedicó el célebre calambur en el que se burlaba de su cojera. Ostentó la regencia durante la Guerra con Cataluña, y en ocasiones se enfrentó al poderoso Conde Duque de Olivares. Velázquez la retrato en 1632 pero en la actualidad el cuadro se encuentra en una colección particular. La actriz Anne Roussel es la reina en la divertida película "El rey pasmado"(1991) en la cual tiene que usar sus encantos para recuperar al rey.
Mariana de Austria (1634-1696) Hija del emperador Fernando III se convirtió en la segundo mujer de Felipe IV en 1649, aunque inicialmente esta destinada a Baltasar Carlos, el príncipe heredero quien había muerto en 1646. A la muerte de Felipe IV en 1665, y ante la minoría de edad del heredero, Carlos II, se convirtió en la Regenta del reino, y gobernanta de España con la ayuda de su confesor, el padre Nithard. De nuevo es un retrato del genial Velázquez es que nos muestra el aspecto de la reina en una pintura realizada en torno a 1652 y que hoy se puede contemplar en el Museo de Arte de Viena. La serie televisiva "Aguila Roja", aunque suele navegar por terrenos escasamente históricos, de vez en cuando hace aparecer personajes como la segunda esposa de Felipe IV que interpreta Eliana Sánchez, y cuyo parecido con el retrato velazqueño es el mismo que entre un pato y un elefante.
María Luisa de Orleans (1662-1689) La sobrina de Luis XIV de Francia se casó en 1678 con el rey Carlos II. Dicen que cuando la tierna princesa se enteró de su regio destino lloró como una Magdalena, y no era para menos, la fama de "El Hechizado" había trascendido fronteras, y los retratos que de él se hacían eran como para que la princesa en lugar de llorar se echara a correr pero no precisamente a los brazos del rey. Se la trajo con la idea de que engendrara un heredero, pero el tan ansiado hijo no llegó, y la joven francesita expiró en 1689 de apendicitis o envenenada, según las malas lenguas.  Uno de los retratos más conocidos de la reina es el atribuido a Juan Carreño de Miranda. La figura de Carlos II, y consecuentemente la de sus esposas ha sido prácticamente ignorada por el cine, sólo la extraña "Jalea Real"(1980) tiene a Mapi Sagaseta como la Reina.  
María Luisa Gabriela de Saboya (1688-1714) La primera esposa de Felipe V se casa con el rey en 1701 con sólo 13 años de edad.  Ejerció la regencia mientras su marido combatía en la Guerra de Sucesión, aunque estaba aconsejada por el Cardenal Portocarrero y la Princesa de los Ursinos. Murió a los 25 años de tuberculosis, sin embargo había tenido tiempo de darle al rey nada menos que 4 hijos, dos de los cuales llegaron a reinar. Miguel Jacinto Meléndez la retrató en 1712, cuadro que se conserva en el Museo Cerralbo de Madrid. El film "La princesa de los Ursinos" (1947) tiene a la actriz Pilar Santisteban en el papel de la joven reina.
Isabel de Farnesio (1692-1766) La segunda esposa de Felipe V vino de la italiana ciudad de Parma para casarse con el rey viudo en 1714. De fuerte carácter y personalidad autoritaria pronto se hizo con el control de la corte tras despedir a los anteriores consejeros. Con el rey sumiéndose cada vez más en la locura, el gobierno de España cayó en manos de "La Parmesana". Finalmente consiguió que su hijo Carlos ascendiera al trono de España, aunque ni éste la soportó por mucho tiempo, y la exilió a Aranjuez. El cuadro de Louis Michel van Loo de 1739 también se encuentra en el Museo del Prado, y muestra a una reina que ya ha dejado atrás la juventud. En "Esquilache"(1989) es la genial Amparo Rivelles quien se mete en la piel de una envejecida y malhumorada Isabel de Farnesio en la corte de su hijo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario