AVENTURAS DE UN SPINOSAURUS

AGE OF REPTYLES.  ANCIENT EGYPTIANS.



Título Original: Age of Reptyles. Ancient Egyptians



Guionista: Ricardo Delgado



Dibujante: Ricardo Delgado



Año de Publicación: 2015



País: Estados Unidos


Un solitario spinosaurus aegyptiacus comienza un largo periplo en el que se cruza en el camino con todo tipo de situaciones, a las que se tiene que enfrentar con ferocidad mientras intenta sobrevivir y alimentarse. Páramos desolados, pantanos inundados, selvas intrincadas se suceden, mientras manadas de furiosos herbívoros dispuestos a cobrarse venganza sobre los carnívoros que diezman sus filas, o despiadados competidores en el diario sustento, se enfrentan al errante dinosaurio que continua imparable su deambular.

De nuevo estamos ante una serie de cómics salidos de la mano de Ricardo Delgado, que salvo del color se encarga de todo.  Como en su anterior serie sobre los dinosaurios, esta nueva entrega de "Age of  Reptyles" carece de diálogos, y toda la fuerza de la historia recae en el dibujo. Si en las anteriores entregas las historias rendían homenaje a distintos géneros cinematográficos, ahora se sigue las aventuras de un único saurio, un spisnosaurus aegyptiacus, de ahí el subtítulo de la serie. A pesar de contar con un protagonista único en un entorno geográfico concreto, las tierras de un Egipto prehistórico, Delgado sigue introduciendo paisajes diversos, con la consabida variedad de personajes sauridos que se cruzan en el camino de nuestro dinosaurio sin nombre.

Los cómic, de momento han salido 4 de la serie en España, tienen unos apéndices en los cuáles el autor cuenta sus referencias filmicas  y las obsesiones personales que inspiraron sus historias, aunque a decir verdad no siempre queda muy claro que tienen que ver con el cómic. Para Delgado las películas de samurais, sobre todo las de Kurosawa, y sus copias americanas, los westerns con rudos y sucios vaqueros errando por un mundo violento, son la inspiración de esta nueva saga. En sus cómics el zarrapastroso cowboy o el ronin sin amo es sustituido por un dinosaurio curtido en mil peleas, para muestra las cicatrices que luce en la cara, que se enfrenta impertérrito (le falta el cigarrito colgando de la boca) a todo tipo de situaciones difíciles. Si bien esa justificación que da el autor de su línea argumental podría ser válida para el primer cómic, no lo es tanto para los que lo siguen donde Delgado se aleja bastante de su intención original, y yo diría que en ocasiones incluso pierde un poco el camino.

Sí os gustó la anterior serie no os podéis perder la nueva, ya que da más y mejor, y sino pues ni os molestéis en abrir el cómic. Ricardo Delgado ofrece un dibujo notable con un guión más o menos trabajado, aunque no siempre fácil de seguir, y en este caso el color es bastante más discreto que en otras ocasiones y se limita a subrayar el trabajo del autor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario