HELENA EN EGIPTO

EL LEÓN DE TEBAS


Título Original: Il leone di Tebe


Año: 1964


Duración: 89 min.


País: Italia


Dirección: Giorgio Ferroni


Reparto: Mark Forest, Yvonne Fourneaux, Massimo Serato, Pierre Cressoy, Alberto Lupo.

"Veintidos siglos antes de Cristo. Año décimo  de la Guerra de Troya. Tras 3500 días de cerco los ejércitos aqueos logran doblegar la heroica resistencia de la ciudad: Troya es pasto de las llamas, sus habitantes son exterminados. Y todo ello por una mujer: Helena. Poetas e historiadores han narrado este acontecimiento y aún hoy todo el mundo lo recuerda. Pero muy pocos conocen cual fue el destino de Helena cuando, tras la destrucción de Troya, fue objeto de la venganza de su legítimo esposo Menelao, rey de Esparta. Algunos poetas seguidores de Homero y cronistas anónimos de hace cuatro mil años han confiado al tiempo la leyenda de su vida: este hecho está extraído de esos arcanos documentos de los que aún no se ha perdido la memoria.

Cuando se divisaban las costas egipcias una terrible tempestad hizo naufragar la flota de Esparta que regresaba de Troya..."

"El león de Tebas" es uno de esos films pertenecientes al criticado genero de "túnicas y sandalias", también llamado peplum. Arion, el protagonista, es el habitual forzudo protector de damiselas, aunque en este caso la dama a proteger es nada más y nada menos que la bella Helena. Con una mezcla de mitología y unas gotas de Historia se realiza un curioso pastiche firmado por el mismo director de "La Guerra de Troya"(1961), Giorgio Ferroni, que concluye así el ciclo dedicado a la Guerra de Troya y los Regresos.

La historia que cuenta la película tiene la base mitológica en los poemas perdidos que cantaban el retorno de los héroes a casa tras la Guerra de Troya, los llamados "Regresos", y de ellos el que narraba la llegada de Menelao a Egipto donde se reencontraba con Helena. Como base histórica se utiliza un momento indeterminado del Egipto faraónico ( a pesar de la rimbombante fecha ofrecida en el prólogo), con un Ramses gobernando en Tebas en un Egipto dividido en dos reinos, y sometido a intrigas, conspiraciones y guerras civiles. Todo ello mezclado crea el escenario para las nuevas y exóticas aventuras de un Hercules o Maciste reconvertido ahora en guerrero aqueo.

La película de Ferroni cierra el ciclo que desde el estreno de "Ulises"(1954) y "Helena de Troya"(1956) se había abierto en la cinematografía italiana, y había supuesto un interesante filón para productores y directores. El presupuesto de las películas, los actores contratados, los medios empleados, habían ido poco a poco en disminución en cuanto a su calidad y cantidad, y por supuesto el resultado se notaba. De menor calidad que las anteriores, sobre todo por la falta de medios, la película se deja ver con simpatía. El director sin posibilidad de contratar a primeras figuras del género como Steve Reeves, Rossana Podestá, o el mismo Kirk Douglas, echa mano de una actriz francesa que había interpretado con éxito a Semiramis,Yvonne Fourneaux, y a un forzudo italiano con nombre inglesizado, cuya verdadera afición era la opera, Mark Forest. Además de ahorrar en los interpretes (el elenco de secundarios eran los "sospechosos habituales") utiliza escenas de su otra película sobre Troya, así se ahorra metraje, y vende el nuevo film como si se tratase casi de una continuación.

Como ya explique en otro artículo este film constituiría la última parte de una especie de pentalogía filmica sobre Troya, que sin pretender ser canónica podría visionearse de la siguiente forma: "Helena de Troya" (1956), "La Guerra de Troya" (1961), "Ulises"(1954), ""La Leyenda de Eneas"(1962), y finalmente la que hoy nos ocupa, "El León de Tebas"(1964).

No hay comentarios:

Publicar un comentario