EL CÁTARO AMNÉSICO

YO SOY CÁTARO


Título Original: Je suis cathare

Guionista: Makyo

Dibujante: Alessandro Calore

Fecha de Publicación: 2007-2011

País: Francia

Marco Temporal: 1310-1312

Marco Espacial: Francia, Italia 





Un joven aprendiz de sanador vive en una cabaña con su maestro que le enseña las artes de curación. El muchacho ha perdido la memoria, y sólo tiene una recurrente pesadilla en la que se enfrenta en combate con un caballero sombra al que hiere. Cuando su maestro sufre una indisposición, el aprendiz tiene que sustituirlo, y demuestra unas dotes de curación extraordinarias. La fama del milagroso sanador se extiende por la comarca, y pronto el pasado del joven, a quien conocen como maese Guilhem, saldrá a su encuentro.  

A lo largo de cuatro volúmenes se nos van a relatar los avatares del joven Guilhem en la Francia medieval de principios del siglo XIV donde aún pervive la llamada herejía cátara.  La historia va siguiendo al protagonista por las tierras del sur del país, mientras entra en contacto con los cátaros, sus perseguidores, y sus defensores. El viaje del joven en busca de sus recuerdos permite al guionista realizar toda una lección sobre el catarismo, y su persecución por la iglesia oficial. La narración no abunda en combates épicos, ni princesas en peligro, ni caballeros con brillantes armaduras como viene siendo habitual en historietas ambientadas en la Edad Media, ni siquiera está plagada de personajes históricos o grandes acontecimientos que cambiaron el mundo, a pesar de ello es un cómic muy trabajado e interesante.

Se le puede reprochar al guionista dejarse llevar en ocasiones por las leyendas en torno a los cátaros más que por la propia realidad; pero luego lo compensa con un buen retrato de las costumbres y creencias de los cátaros. La elección de la época presenta un catarismo en retroceso que le da un tono oscuro que se incrementa en el último tomo hasta ahora publicado, el cuarto.

El dibujo del italiano Calore acompaña bien a la historia, luciéndose sobre todo al plasmar paisajes, castillos y fortalezas. Para muestra una imagen de la ciudad de Carcasona, y de la misma ciudad medieval imaginada por el diseñador.

No hay comentarios:

Publicar un comentario