EL MATRIMONIO DEL EMPERADOR

JODHAA AKBAR

Título Original: Jodhaa Akbar

Año: 2008

Duración: 213 min.

País: India

Dirección: Ashutosh Gowariker

Reparto: Hrithik Roshan, Aishwarya Rai, Sonu Sood, Ila Arun, Kulbhushan Kharbanda

Marco Temporal:1555-1583

Marco Espacial: India



Indostán. Año 1555. La dinastía mogol corre el peligro de desaparecer tras la muerte accidental del emperador Humayun. Aprovechando la situación, el rey Hemu accedió al trono de Delhi. Una gran batalla tuvo lugar en Panipat. En un bando se encontraba el rey Hemu con un ejército que duplicaba al ejército Mogol. En el otro bando estaba Bairam Khan, un general leal al emperador Humayan que estaba entrenando al joven Jalaluddin, de 13 años de edad, para suceder a su padre.

Retrato del emperador Akbar
Jalaluddin Muhammad, apodado Akbar, es decir el Grande, fue considerado el mejor de los emperadores mogoles de la India desde 1556 hasta 1605. La película sigue los pasos de este soberano en la conquista de los distintos reinos que formaban la India, pero sobre todo en su historia de amor con la princesa Jodhaa de Rajput, que le es entregada como esposa con el fin de consolidar la paz. Lo que comienza como un matrimonio de conveniencia se convertirá en una lucha del emperador por conquistar a su remisa nueva esposa.

Producción bollywodiense al cien por cien, toda la película rebosa de lujo oriental, fasto, bellos vestidos, lujosos palacios, fabulosos adornos, guapos protagonistas, y por supuesto música. El personaje de la princesa, interpretada por la bellisima Aishwarya Rai, de diferente religión a la del emperador sirve para justificar su tolerancia en materia religiosa y sus reformas en este sentido. Curiosamente en la tierra de la supuesta princesa (su historicidad está por demostrar) el film no fue proyectado por las protestas de activistas que consideraban que distorsionaba la verdad histórica: que si le tal Jodhaa no estaba casada con el emperador si no con su hijo, que si la madre del emperador no era la que dicen si no otra, etc; en fin que por quitame allá unos hechos históricos, los rajputanos o como se llamen los habitantes de tal región, boicotearon el film.

El Akbar fílmico.
La inmensa mega producción, casi tres horas y media de duración, tiene casi de todo, grandes batallas, intrigas palaciegas, bailes y números musicales, y como no, la consabida historia de amor que tanto gusta al espectador indio. Desde luego no se escatimó en gastos ni lujos, y si sois aficionados al cine oriental, y más concretamente al de Bollywood, esta película no se os puede escapar.  Si lo que os gusta es el cine histórico, aunque el film sea una mezcla de géneros, el personaje es lo suficiente interesante como para echarle un vistazo, y si os cansan los números musicales siempre podéis avanzarlos, aunque en la India tienen la teoría de que ya que pagan el cine, hay que sacarle provecho.

Aunque el film es realizado con muchos medios y al gusto indio, tampoco es que nos encontremos con una producción donde los videoclips musicales se enlazen unos con otros unidos por una delgada trama de amor. "Jodhaa Akbar" es mucho más que eso, y aunque no estemos ante el ultracorrectismo británico, o el carismático cine americano, la película aún tratándose de un film de corte romántico tiene suficientes elementos históricos para que nos fijemos en él. A las aficionadas al cine de la India (en Occidente mayoritariamente mújeres) les encantará, y al resto , siempre que soporten los metrajes largos, les entretendrá.

No hay comentarios:

Publicar un comentario