ANTES DE QUE LA GRAN GUERRA ESTALLE

37 DÍAS

Título Original: 37 Days

Año: 2014

Nº de Episodios: 3 (180 min.)

País: Reino Unido

Director: Justín Hardy

Reparto: Ian McDiarmind, Nicholas Farrel, Tim Pigott-Smith, Sinéad Cusack, Bill Paterson. Kenneth Cranham. Ludger Pistor.

Marco Temporal: 28 Junio-4-Agosto 1914

Marco Espacial: Europa


28 de junio de 1914. El joven Alec trabaja como becario en el Ministerio de Asuntos Exteriores del Reino Unido. Es feliz en su trabajo y se siente importante analizando el correo que llega de las distintas partes del mundo. Acaba de ser ascendido y ahora se encarga de Sarajevo, aunque cuando recibe un telegrama comunicando el asesinato de un archiduque austriaco no cree que merezca una especial atención. Su jefe, el subsecretario adjunto del mismo ministerio Eyre Crowe, no está de acuerdo con él.

"37 días" analiza lo que ocurrió durante ese período de tiempo en las principales cancillerías europeas tras el asesinato del archiduque Francisco Fernando en Sarajevo, aunque por supuesto al ser la serie británica con un casi absoluto protagonismo del lado inglés. La serie está planteada como una especie de documental dramatizado que recoge las conversaciones, correos, llamadas, conferencias etc, que desde, sobre todo Inglaterra, se cruzaron para evitar el estallido de un conflicto internacional en los días siguientes al trágico atentado.

Es una serie de ficción histórica de carácter político con escasa o nula acción, y poco o nada sobre sentimientos o retratos psicológicos de los implicados, por el contrario se nos ofrece un retrato casi aséptico de las maniobras políticas que sucedieron esos 37 días. Se incide sobre todo en los malos entendidos, los errores, o los fallos diplomáticos que ocasionaron que la Gran Guerra acabara por convertirse en algo inevitable. Tristemente desde un principio sabemos que la guerra va a estallar (¡Oh, Dios, he hecho un spoiler!), pero también tenemos la sensación de que podía haberse evitado, y eso convierte algunos momentos de la serie en trágicos a pesar de la frialdad de los mismos.

La mini serie, viniendo de quien viene, pone como es lógico especial énfasis en el duro trabajo realizado por la diplomacia birtánica encabezada por  Edward Grey, frente a unos alemanes, como mínimo, algo duros de mollera, y el resto de Europa, que en el mejor de los casos parece estar haciéndose la manicura. (¡Si es que lo que no arreglen los británicos!). A pesar de la simplificación de las causas que llevarían a la Gran Guerra, la serie es entretenida, al menos para quienes gusten de este tipo de productos, y pone en pantalla los contactos diplomáticos previos al comienzo de las hostilidades. El guión fue realizado después de analizar, según sus autores, cada llamada, cada telegrama, cada carta, cada conferencia que se realizó en esos días.

Para los principales papeles se cuenta con dos actores curtidos en series y películas como son Ian McDiarmind (el malvado emperador Papatine), y Nicholas Farrel, casi un imprescindible en series y películas británicas de principios del siglo XX (La joya de la Corona, Carros de Fuego, Casualty); que realizan una meritoria interpretación sin esforzarse demasiado, pues para algo se ponen en la piel de políticos.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario