BURTON Y SPEKE

LAS MONTAÑAS DE LA LUNA


Título Original: Mountains of the Moon

Año: 1990

País: Estados Unidos

Duración: 130 min.

Dirección: Rob Rafelson

Reparto: Patrick Bergin, Iain Glen, Fiona Shaw, Richard E. Grant, Peter Vaughan, Delroy Lindo

Marco Temporal: 1854-1864

Marco Espacial: África, Reino Unido


Un joven oficial britanico del ejército indio llega de permiso a las costas de Somalia, es John Hanning Speke. Es el año de 1854 y la intención de Speke es incorporarse a alguna expedición que parta hacia el interior del continente africano. El aventurero y explorador Richard Burton está a punto de comenzar uno de sus viajes, y Speke no duda en presentarse ante él. Desde ese momento comenzará entre los dos una estrecha relación que les llevará a realizar una de las expediciones más famosas de su tiempo: la búsqueda de las fuentes del Nilo. 

El film de Rafelson se sumerge en el mundo de las exploraciones del siglo XIX en el continente africano, siguiendo la relación entre dos de los exploradores más famosos y controvertidos de  las décadas centrales del siglo: John Hanning Speke y Richard Burton. Desde su encuentro, hasta la expedición conjunta en el interior de Somalia,  y por supuesto su búsqueda del nacimiento del río Nilo.

La película presenta numerosos valores que la hacen imprescindible en la filmoteca de cualquier aficionado al género. Además de  mostrar de una forma clara la manera en que los grandes imperios, en este caso el británico, penetraban en los territorios que luego conquistarían y después colonizarían, enseña también como se organizaban las expediciones geográficas y las dificultades con las que contaban. Por si esto fuera poco retrata con bastante fidelidad la personalidad de uno de los más extraordinarios exploradores del siglo XIX, Richard Burton. 

Burton era uno de esos locos magníficos que armado de un valor temerario se lanzaba a empresas casi imposibles. El actor Patrick Bergin encarna con solidez el complicado personaje que le toca, y domina la cinta en casi todo su metraje. En frente un perfecto caballero ingles, Speke, paradigma de todo lo que los británicos consideraban adecuado, interpretado por un Iain Glen que apenas puede seguir el ritmo de su compañero de reparto.

En la primera mitad del film recorremos África de la mano de los dos exploradores, transitando por todo tipo de ambientes y paisajes, y en la cual la fotografía de Roger Deakins le saca todo el partido a los escenarios naturales. Mientras en su último tramo la narración se traslada a Inglaterra para enseñarnos algunas de las consecuencias de la exploración,  que por supuesto yo no voy a desvelar, y  que a pesar de la perdida de ritmo con respecto a lo anterior, no desmerece del resto y sirve para entender mejor la interesante personalidad de los dos exploradores.

"Las montañas de la Luna" es una de las mejores películas que se han realizado sobre las exploraciones en el siglo XIX. Basándose en las biografías de los exploradores y en sus diarios, al guión casi no se le puede reprochar nada, y el resultado es fascinante. El director confesó que la película era el proyecto de sus sueños, y este cariño se refleja en el resultado final.    


No hay comentarios:

Publicar un comentario