EL ESCULTOR AVENTURERO

JHEN


Título Original: Jhen

Guionista: Jacques Martin

Dibujante: Jean Pleyers

Fecha de Publicación: 1984-2013

País: Francia

Marco Temporal: 1431-1432

Marco Espacial: Francia





Primavera de 1431. Ruan. Los ingleses dominan la ciudad cuando unos barqueros intentan entrar en la ciudad a través del río. Por la noche los falsos transportistas de madera escalan las murallas. A la mañana siguiente un joven escultor, Jhen, que lo ha observado todo, se une a los intrusos en una misión de rescate. Sin embargo después de ayudarlos a cruzar la ciudad por los tejados, e introducirse en una celda donde yace un misterioso prisionero, Jehn descubre que el cautivo sólo era un señuelo preparado por los ingleses.

Las aventuras del joven escultor Jhen empiezan tras la muerte de Juana de Arco, y transcurren fundamentalmente en las tierras de Francia, en compañía de Gilles de Rais, antiguo compañero de la doncella de Orleáns con el cual desarrolla una relación muy especial.

Jacques Martin es uno de esas personalidades que marcan estilo en aquello en lo que trabajan, y hoy es considerado uno de los más grandes dentro del mundo de la Banda diseñada. Creador de inolvidables personajes del cómic franco-belga como Alix, Lefranc, Orion, Arno, Keos, o Lois, hizo que sus personajes recorrieran distintas épocas de la Historia de la Humanidad. Su manera de contar las aventuras de sus protagonistas y su peculiar estilo, inspiraron a numerosos artistas, que en ocasiones continuaron las andanzas de sus personajes a la muerte de su creador. Martin murió en el 2010, pero desde los años 90 estaba prácticamente ciego, por lo que los diseños fueron quedando en manos de otros. Las aventuras de Jhen son contadas por el propio Martin y su dibujante habitual Pleyers en 9 tomos, los siguientes hasta formar un número de 14 son realizados por otros autores. Además él mismo completó la saga con libros divulgativos sobre el período tratado y los lugares que su protagonista visitaba.

Gran amante de la Historia y del Arte, Martin pone especial cuidado en los detalles, sobre todo en la recreación de los elementos arquitectónicos que decoran las historias que cuenta. Pleyers siguiendo las indicaciones de Martin, gran aficionado a lo que llaman la línea clara, llena de intenso colorido las viñetas, por otra parte excesivamente cargadas de diálogos y texto que les dan una aspecto denso y abigarrado. Las historias a veces son algo confusas, tras leer 7 tomos aun no tengo muy claro si Gilles y Jhen son amigos, enemigos, pareja de hecho, u otra cosa. Pero la minuciosidad con que se trata el ambiente, las construcciones, las vestimentas, hace imprescindible para todo buen aficionado el leer las historietas de este clásico del cómic europeo al que volveremos a encontrar en otras de sus curiosas series.       

No hay comentarios:

Publicar un comentario