LAS MUJERES DEL REY ENRIQUE

LOS AMORES DE ENRIQUE VIII EN EL CINE

Como ya hemos visto el rey Enrique VIII de Inglaterra despertó el interés de artistas y directores de cine y televisión por igual, así que como no iba a ser menos, los intereses de su desatada lujuria no podían pasar tampoco desapercibidos. Las mujeres del rey Enrique VIII, tanto las legítimas como las amantes, han sido objeto de numeras interpretaciones artísticas, veamos quienes eran y como las vieron.

Catalina de Aragón (1485-1536). La hija de los Reyes Católicos se casó con su cuñado Enrique en 1509, y estuvo casada con él hasta 1533, fecha del famoso divorcio que orquestó el propio rey para poder casarse con su nueva amante. El consejero del monarca y principal enemigo de la reina, Thomas Cromwell, dijo de ella: "Si no fuera por su sexo, podría haber desafiado a todos los héroes de la historia."  A pesar del retrato de Lucas Hornebolte, Catalina fue considerada en su juventud una de las mujeres más hermosas de su época. Catalina tuvo su propia película española en 1951, "Catalina de Inglaterra", corriendo a cargo de Maruchi Fresno el papel protagonista.
Anne Stafford (1483-1544). Aunque algunos lo consideran un simple rumor, la hermana del duque de Buckingham pudo ser la amante de Enrique en 1510, y la causa de un disgusto de la reina Catalina que acabó en un parto malogrado. Sus amoríos no terminaron con el rey, y años más tarde se vio involucrada en un escándalo que terminó con ella en un convento por petición del astado marido. En el Museo de Arte de Saint Louis (U.S.A.) se conserva un retrato de la condesa realizado por Ambrosius Benson. La serie "Los Tudor" cambia un poco el personaje  y sus relaciones, y desde luego gana en belleza y morritos con la actriz Anna Brewster.
Elizabeth Blount (1500-1540). Conocida como Bessie fue una de las primeras amantes de Enrique VIII. Se dice que el rey le llevaba 7 años cuando se encaprichó de la dama de compañía de la reina, la jovencísima Elizabeth,  hacia el 1514 cuando ella posiblemente no contaba más de 14 años. En 1519 le dio al rey el único hijo varón ilegitimo, Henry Fitzroy. Un controvertido retrato de una dama de la época Tudor ha sido adjudicado a varias mujeres del entorno del rey, aunque algún investigador se inclina por reconocer en la retratada a la joven Bessie. La serie "Los Tudor" tiene a Ruta Gedmintas como la amante real.
María Bolena (1499-1543). La mayor de las hermanas Bolena fue primero la amante del rey francés Francisco I, luego pasó por un numero incontable de amantes hasta recalar en el rey de Inglaterra. La promiscuidad de María hizo exclamar al rey francés que era "una gran puta, la más grande de todas". A pesar de la afirmación de Francisco I, María que había iniciado una relación con Enrique VIII en torno a 1520, no se benefició en exceso de las prebendas reales, algo que sí hizo por ejemplo su hermana. En un retrato de Holbein se ha querido ver a la amante de Enrique, aunque la identidad de la dama no está plenamente confirmada. Scarlett Johansson es María Bolena en la película dedicada a las dos hermanas "Las hermanas Bolena" (2008).
Margaret Shelton (1515-1570) Margaret o Mary Shelton fue una de la amantes del rey, que además era prima de Ana Bolena. Inicialmente se creía que eran dos hermanas, pero hoy parece confirmado que se trataba de una única persona. Estuvo con Enrique durante unos 6 meses en el año 1535. No apoyó a su prima Ana, y estuvo a punto de convertirse en la cuarta esposa del libidinoso monarca. Hans Holbein el viejo la dibuja mucho más tarde cuando ya se había convertido en toda una honrada "lady" por su matrimonio con Lord Heveningham. Laura Jane Laughlin la interpreta en la serie "Los Tudor".
Ana Bolena (1501-1536) Primero fue amante del rey, y tras el divorcio de éste se convirtió en su esposa en el año 1533. Tres años más tarde la todopoderosa amante y reina terminaba decapitada en el cadalso acusada de adulterio, incesto con su hermano, y traición. Sus últimas palabras se las dedicó al verdugo: "no tendrá mucho trabajo, ya que tengo un cuello pequeño." Aunque anteriormente no se había privado de hablar sobre el micro pene de su real marido: "El rey más que una espada tiene un alfiler". En la Galería Nacional de retratos de Londres se conserva una pintura de Ana Bolena realizada durante el reinado de su hija copiando otra anterior. El tiempo de su reinado fue narrado en la película "Ana de los 1000 días "(1969) con Geneviève Bujold en el papel estelar.
Jane Seymur (1508-1537). La tercera mujer de Enrique VIII fue considerada el modelo ideal de esposa, la más valorada por la historiografía, y por algunas novelistas. La realidad es que Jane suponía un cambio con respecto a las anteriores, y las que vendría, poco cultivada ya que apenas sabía escribir o leer, su afición favorita era la costura, no meterse demasiado en política, y con un lema que haría rechinar los dientes a las feministas de hoy : "obligada a obedecer y servir".  Como contrapartida metió en la cabeza de su arrebatado marido algo de tolerancia y moderación. Lástima que muriera tras un parto especialmente difícil en el que nació el único hijo varón legitimo del soberano. El Museo de Historia del Arte de Viena tiene un cuadro de Hans Holbein el Joven que se cree representa a la dócil reina en torno a 1536. Una de las últimas actrices en interpretar a la reina ha sido Kate Phillips en la serie "Wolf Hall" (2015), quien por cierto pone las manitas igual que en el cuadro.
Ana de Cleves (1515-1557). En el caso de Ana se trató de un matrimonio de Estado al que el rey fue totalmente engañado, y que cuando conoció a su esposa no se mostró muy contento con lo que vio. Alta, corpulenta, con marcas de viruela, y según el rey con un fuerte olor corporal y tetas que le llegaban al suelo, Enrique no sintió ningún deseo de acostarse con ella. El monarca no consumó el matrimonio y Ana sólo fue reina de Inglaterra entre enero y julio del año de 1540, luego tras anular el casorio, le concedió el título de "Bienamada hermana del rey", y la mandó a vivir a un castillo. El retratista oficial del rey, Holbein el joven, realizó los retratos de la reina, y aunque el mismo soberano le pidió realismo, la idealizó en sus pinturas tal vez por instancias de Cromwell; uno de esos retratos se encuentran en el Museo del Louvre de París. Elvi Hale es la poco agraciada esposa en "Las 6 esposas de Enrique VIII" (1970).
Catalina Howard (1523 -1542). La quinta esposa de enrique sufrirá el mismo destino que la segunda, es decir ser acusada de adulterio y traición, y acabar perdiendo la cabeza. Casada en 1540 con 18 años con un hombre  de casi 50 años, gordo, aquejado de gota, y con una ulcera supurante en la pierna, la nueva reina no tarda en en confesar a sus damas que no le gusta el cuerpo de su esposo. Unas cartas a un antiguo amante convencieron al enamorado esposo de la infidelidad de su joven reina. Las suplicas no evitaron que el monarca se ablandara. Catalina murió en el cadalso, aunque hay quien afirma que apenas sabía escribir su nombre, así que mucho menos unas cartas. De nuevo es el maestro Holbein quien realiza el retrato de la reina. Emily Blunt es Catalina en el telefilm "Enrique VIII" (2003).
Catalina Parr (1512-1548). La última esposa del rey se casó con él en 1543, porque el rey la obligó a casarse cuando ella lo visitó para pedir clemencia para su cuñada. Es la reina inglesa que más veces se casó ya que el rey fue su tercer marido, y tras la muerte de Enrique se volvió a casar. Catalina también vio peligrar su cabeza cuando una facción de la corte la acusó ante el monarca de practicar la fe protestante. Más aguda que alguna de las anteriores soberanas consiguió convencer al rey, que esta vez no hizo caso de las acusaciones de sus cortesanos. El triangulo formado por su último marido, su hijastra la reina Isabel y ella ha dado mucho que hablar, y se llegó a sospechar que la muerte de Catalina no fue exactamente natural. Así que aunque sobrevivió a la locura del rey Enrique no pudo con el amor que su nuevo marido sentía por la hija de éste. Un retrato de Catalina atribuido a William Scrots realizado cerca de 1545 se exhibe en la Galería Nacional de Retratos de Londres.  Una estupenda Deborah Kerr encarna a la última reina en "La reina virgen"(1953).


No hay comentarios:

Publicar un comentario