EL HÉROE SIN NOMBRE

OLYMPUS


Título Original: Olympus


Año: 2015


Nº de Episodios: 13


País: Canadá, Reino Unido


Director: Nick Willing


Reparto: Tom York, Sonya Cassidy, Sonita Henry, Graham Shiels, Cas Anvar

Un muchacho se despierta en una caverna. Está sujeto por los pies con un cepo mientras un enorme cíclope afila una cuchilla curva. A su alrededor el suelo está lleno de pies cortados. Intenta convencer al gigante de que no lo mutile, pero éste se limita a pintarle los pies de azul, momento que aprovecha el joven para usando la propia arma del cíclope, liberarse del cepo tras cortarle dos dedos a su torturador. Una desesperada huida comienza por los intrincados laberintos de la extraña gruta. El guerrero tiene una misión: rescatar al oráculo de Gaia.

"Olympus" pretendía ser una nueva serie donde se mezclaran el encanto de los mitos clásicos con los mundos de fantasía y terror de las producciones tan de moda hoy en día. Para ello se eligió la historia de un héroe griego, Teseo, se modificaron elementos sustanciales del mito, se intentó darle un aura más oscura para separarlo de series más desenfadadas como el Hércules de Kevin Sorbo, y se utilizó mucho efecto croma para crear paisajes imposibles y ambientes surrealisas. La serie fue un rotundo fracaso, y no superó una única temporada con unos índices de audiencia que no permitieron su renovación.

La idea inicial era más que interesante pues pretendía contar el camino de un joven hasta convertirse en un héroe legendario, en una historia de inicios con unos toques de oscuridad más de acorde con la época que nos toca vivir, y que de daría al producto un tono más adulto. Sin embargo los guionistas se separaron tanto de las historias originales que el personaje es casi inidentificable, el nombre griego es traducido y se convierte en una anodino Héroe (jamás se le llama Teseo), que sí, que es cierto, que eso es lo que significa el nombre, pero que a la mayoría de los espectadores les suena a "cachondeo". Para guardarse la historia de la espada para más adelante el bueno del héroe llamado Héroe se pasea por todos los episodios con una cuerdecita que esgrime cual Indiana Jones en sus buenos tiempos, y que lo mismo sirve para trepar que para arrear mamporros, y que no contribuye mucho a creerte las habilidades del bueno del hombre, que además tiene una cara de mendrugo que no puede con ella. Los efectos, los guiones cada vez más enrevesados y alejándose a pasos agigantados de la mitología, los personajes poco definidos y confusos, hundieron una producción que mereció mejor suerte, mejores guiones, y algo más de cariño a la hora de llevar a la pantalla una mitología que tiene suficiente fuerza como para que no necesitemos hacer un híbrido entre "El Señor de los anillos", "Harry Potter", y cualquier producción exitosa de fantasía de los últimos años que se os venga a la mente.

La serie, en definitiva, buscaba aprovecharse del éxito que el género fantástico estaba teniendo en el cine, combinándolo con el atractivo que la mitología griega siempre ha tenido en un sector de la población, para vendernos un producto original, innovador y entretenido. Sin embargo el exceso de ambición, la mala costumbre de algunas cadenas de planificar las series para que duren "chorrocientas" temporadas, hacen que al final el espectador no se enganche a series que se desinflan en una única temporada dejando en el aire tramas interesantes, o desarrollos que a la larga podrían haber llegado a algún sitio. "Olympus" es de esos casos, quieren reservarse tantas cosas, ser innovadores contentando a todos, que al final no llegan. Para algunos fue una serie "cutre", pobre en sus planteamientos y desarrollo; para otros simplemente no pasó de un entretenimiento ligero, confuso a ratos. Para los aficionados al mundo de la mitología griega fue la oportunidad perdida de realizar una buena serie sobre uno de los grandes héroes clásicos. Para mí la verdad tras su fracaso es mucho más sencilla, la serie llegó con muchos años de retraso, demasiada competencia, y con unos espectadores "resabiados", ya acostumbrados a ver enormes superproducciones de fantasía y por tanto muy críticos.

"Olympus" a pesar de haber obtenido una sola temporada, y contando con que el protagonista principal tiene menos gracia que un ruso bailando flamenco, es mucho más seria que producciones parecidas que amparándose en ir destinadas a un público familiar resultan dañinas para la salud mental del espectador. Aunque sólo sea para pasar el rato, las aventuras de "Héroe" y su compañera femenina "Oráculo" se pueden ver, eso sí en versión original subtitulada, ya que en España no se emitieron.

No hay comentarios:

Publicar un comentario