LOS ROSTROS DEL MAL

LA JERARQUÍA NAZI VISTA POR EL CINE

La Segunda Guerra Mundial es todo un subgénero dentro de las películas históricas o bélicas con abundantes films dedicados a este acontecimiento histórico. Los jefes del partido nazi alemán, considerados los máximos responsables de los horrores de la guerra, han sido retratados en numerosas ocasiones encarnando el lado más negativo de la contienda. Algunas interpretaciones de Hitler y de su adláteres forman ya parte del acervo cultural fílmico.

Adolf Hitler (1889-1945). El líder del partido nazi, nacido en una población de Austria, se convirtió gracias a una serie de circunstancias sociales, políticas y económicas en la esperanza de una gran parte de alemanes desencantados con sus políticos. En 1932 el partido nacional socialista obrero alemán con Hitler a la cabeza gana unas elecciones aunque no logra una mayoría para gobernar. Una coalición le otorga la cancillería, aunque todos piensan que los nazis estarán controlados. Hitler modera su discurso de cara a las nuevas elecciones. En marzo de 1933 consigue el 44% del Parlamento alemán, pero no es suficiente, y tras aliarse con nacionalistas, y limpiar a los opositores, Adolf Hitler se convierte en el Führer. "Quizás la más grande y mejor lección de la historia es que nadie aprendió las lecciones de la historia". Muchos han interpretado al dictador en pantalla pero pocos tan bien como Bruno Ganz en "El hundimiento" (2004).
Joseph Goebbels (1897-1945) Ministro de Instrucción Pública y Propaganda, este doctor en Filosofía fue el encargado de la propaganda y controlar los medios de comunicación en favor de Hitler y del partido. Antes de su suicidio Hitler le nombró su sucesor. Goebbels fue canciller de Alemania durante un día, pues se suicidó al día siguiente de la muerte de su líder, no sin antes haber envenenado a sus 6 hijos. El maestro de la propaganda no aguanto sus propias mentiras: "Más vale una mentira que no pueda ser desmentida que una verdad inverosímil". Harvey Friedman lo interpreta en "Valkiria" (2008)
Heinrich Himmler (1900-1945). Comandante en jefe de las SS y ministro del Interior fue una de las mentes más malignas de la Alemania nazi. El ingeniero agrónomo, convencido de las bondades de su caudillo, llegó a afirmar "Si Hitler me pidiera asesinar a mi madre, lo haría". A su madre no, pero sí fue el artífice de la muerte de millones de personas en los campos de exterminio. Su amante llegó a tener un mueble hecho con huesos humanos, mientras que su esposa afirmaba orgullosa de su maridito: "Tengo mucha suerte de tener un marido maligno que ama a su esposa maligna". Tal para cual. El excelente actor Donald Pleasence encarnó al terrible Himmler en "Ha llegado el águila" (1977).
Martin Bormann (1900-1945). El secretario personal del führer fue uno de los hombres más poderosos de la Alemania nazi. Durante mucho tiempo se desconocía si la versión sobre su muerte era auténtica, así que se le juzgó en ausencia, y se ofreció una recompensa por su captura. Finalmente en los años 60 se encontraron unos restos atribuidos a Bormann, haciendo cierta la versión inicial que afirmaba que murió mientras intentaba escapar del cerco soviético sobre Berlín. Los restos del hombre que afirmó que "toda persona educada es un futuro enemigo" fueron finalmente identificados con pruebas de ADN, y se incineraron como los de tantos otros que él envió a los hornos crematorios, y sus cenizas fueron arrojadas al Báltico en 1999. Thomas Thieme es Bormann en la película ya mencionada "El Hundimiento".
Hermann Göring (1893-1946). Lugarteniente de Hitler y comandante supremo de la Luftwaffe pasó de ser uno de las figuras más importantes del partido a convertirse en el objeto de mofa de sus compañeros. Su adicción a la morfina, su obesidad, su ineficacia, y su gusto excesivo por el fasto y los lujos, le granjeó el desprecio del propio Hitler en los últimos momentos. Fue el más grande saqueador de obras de arte de colecciones privadas y de museos de Europa. Se le atribuye una frase que refleja muy bien la postura del nacionalsocialismo ante los intelectuales: "¡cuando oigo la palabra cultura, cojo mi revolver! Pocas interpretaciones tan escalofriantes como la realizada por Brian Cox en la mini serie " Los juicios de Nuremberg" (2000).
Reinhard Heydrich (1904-1942). Jefe de la Oficina Central de Seguridad del Reich Heydrich fue el principal responsable de las organizaciones dedicadas a la represión en toda Europa. La Gestapo  y la SD estuvieron bajo su mando, y sus acciones fueron implacables, de ahí que entre otros sobrenombres poco agradables se le conociera como la "Bestia rubia" o "El Verdugo". Fue nombrado Reichsprotecktor de Bohemia y Moldavia, y su actuación no fue muy del agrado de los locales porque finalmente un comando checoeslovaco lo abatió a tiros, aunque como represalia los nazis arrasaron el pueblo de Lidice. Su carácter "tolerante" y "bondadoso" queda reflejado en algunas de sus frases: "Vamos a germanizar a las alimañas checas". "Siete hombres al amanecer"(1975) relata con bastante precisión el atentado mortal a Heydrich que aquí es interpretado por Anton Diffring.
Ernst Kaltenbrunner (1903-1946) El abogado que llegó a general de las SS sustituiría a Heyndrich al frente de la seguridad del Estado a la muerte de éste. Con más de dos metros de estatura y una cicatriz en la cara que acentuaba su terrorífico aspecto, era temido incluso por los compañeros de partido. Tras el fallido intento de asesinar a Hitler, Kaltenbrunner fue el encargado de "limpiar" las cúpulas dirigentes de posibles traidores. Cuando vio vomitar a un oficial ante un montón de cadáveres en un campo de exterminio, mandó traer una botella de coñac, brindó y llamó "cagón" y "calzonazos" al militar. Durante los juicios de Nuremberg mantuvo su inocencia, hasta que ese mismo oficial testificó en su contra. Murió en la horca. El actor Chistopher Heyerdahl lo interpreta de forma escalofriante en "Los juicios de Nuremberg"(2000).
Adolf Eichmann (1906-1962). Eichmann fue teniente coronel de la SS y el responsable directo de la llamada solución final, es decir del exterminio sistemático de millones de judíos. Se mostraba bastante orgulloso de la limpieza étnica que organizó: "Saber que tengo sobre mi conciencia a cinco millones de judíos me da una gran satisfacción". Fugado al terminar la guerra se refugió en Argentina donde fue capturado en 1960 por los servicios secretos israelís, que le llevaron a Israel, donde fue juzgado y ejecutado en la horca en 1961. En "La caza de Eichmann" (1996) Robert Duvall encarna al nazi fugado.
Doctor Mengele (1911-1979). Josef Mengele representa como pocos la maldad a la que puede llegar un ser humano. El médico y antropólogo seleccionaba prisioneros en los campos de exterminio, y los sometía a todo tipo de experimentos. Fue de los pocos que consiguió escapar tras el fin de la Segunda Guerra Mundial Vivió con nombres falsos en diversos países de Sudamérica donde los servicios secretos israelís lo buscaron infructuosamente durante años. Murió ahogado mientras se bañaba en una playa de Brasil. Su programa racial se basaba en la teoría de que "No puede haber dos pueblos inteligentes en el mundo. Vamos a ganar la guerra, por eso la raza aria se mantendrá". La ficción "Los niños del Brasil" (1978) tuvo a Gregory Peck como Mengele.
Rudolf  Hess (1894-1987). Fue el jefe del partido nazi y Ministro de Estado. Durante los juicios de Nuremberg se le quiso presentar como alguien sin importancia en la cúpula del partido, aunque la realidad era que en algunos momentos era el segundo al mando, e incluso intentó pactar la paz con los aliados por su cuenta. Fue condenado a cadena perpetua, y pasó el resto de su vida en la cárcel de Spandau donde murió con 93 años por causas aún no del todo esclarecidas. Sir Laurence Olivier encarna a un envejecido Hess en "Patos Salvajes 2"(1985).

No hay comentarios:

Publicar un comentario