SEXO Y VIOLENCIA EN LA PREHISTORIA

CUENTOS DEL PLEISTOCENO



Título Original: Cuentos del Pleistoceno


Guionista: Edgardo "Lizán" Lizasoain


Dibujante: Alberto Dose


Año de Publicación: 1983


País: Uruguay, Argentina




El final del Pleistoceno está llegando. Una tribu de antropoides decide bajar de los árboles forzados por la escasez de alimentos. Quieren probar suerte en las praderas, algo que los más jóvenes contemplan con entusiasmo. La abuela del clan es reacia a abandonar la seguridad de los árboles, toda su vida ha vivido en ellos y descender la aterra.

"Cuentos del Pelistoceno" son un par de relatos cortos realizados en blanco y negro para ser publicados en la revista argentina "Superhumor" en los años 80. Con un uruguayo en el guión, Lizán, y un argentino en los pinceles, Dose, surgen estas breves historias, cortas pero intensas.

El primero de los relatos titulado "Madre" en unas escasas 6 páginas muestra toda la brutalidad y violencia de unos antropoides aún muy lejos del ser humano que viven y mueren libres de tabús, y cuya única ley o restricción es la ley del más fuerte. 

El segundo relato explora otros terrenos de la evolución hacia el hombre. Una tribu, quizás la misma del anterior relato, comienza a realizar sus primeras pruebas con el lenguaje, y por una serie de hechos fortuitos se topa de frente con lo sobrenatural.

En conjunto no forman más de doce páginas en blanco y negro, pero realizadas con una fuerza tal que nos quedamos con ganas de más. El guión acertadísimo, el dibujo rebosante de fuerza, trasmiten más que algunos cómics interminables. Si estos dos fueran franceses estarían en el altar de las grandes figuras de la Banda Diseñada. Es cierto que el narrador trasmite sus pensamientos de una forma contemporánea, pero es un recurso que el guionista emplea para acercarnos a los personajes y sus forma de pensar, algo que si no tendría que realizar en muchas más páginas de las que emplea.  Sólo se les puede poner una pega...que los relatos sean tan cortos, pues la verdad es que saben a poco.   

No hay comentarios:

Publicar un comentario