EL PRÍNCIPE JUERGUISTA

THE HOLLOW CROWN: ENRIQUE IV


Título Original: The Hollow Crown: Henry IV

Año: 2012

Nº de Episodios: 2 (120 min)

País: Inglaterra

Director: Richard Eyre

Reparto: Jeremy Irons, Simon Russell Beale, Tom Hiddleston, Julie Walters, Alun Armstrong

Marco Temporal: 1403-1413

Marco Espacial: Reino Unido


El príncipe Hal acude a la taberna que frecuenta asiduamente para reunirse con su inseparable compañero de juergas el orondo Falstaff. Mientras tanto el consejo del reino se encuentra  en reunión para tratar con el rey Enrique IV el grave problema de la revuelta galesa encabezada por el rebelde Glendower, y los problemas en el norte con los escoceses. El rey se lamenta pesaroso del poco interés del heredero por los asuntos del trono, mientras los hijos de sus consejeros pelean victoriosamente contra los escoceses.

Ésta es la segunda adaptación de las obras de Shakespeare incluidas dentro de esta serie llamada "The Hollow Crown"( la corona hueca), titulo que viene de la frase pronunciada por Ricardo II: "Pues en la hueca corona que ciñe las sienes mortales de un rey tiene su corte la Muerte". Como ya comentáramos en el apartado dedicado a su antecesora "Ricardo II", formó parte de la Olimpíada Cultural que se montaron los británicos con motivo de las otras Olimpíadas.

Con ese título parece evidente el contenido narrativo de la obra, la vida del rey Enrique IV. Esto es así a medias, y el pobre del rey Enrique es sólo en parte motivo de la atención del bardo inglés. La obra de Shakespeare se muestra más interesada en las evoluciones del príncipe Hal entre vagos y maleantes, dedicándose a la juega sinfín bajo el tutelazgo de un impresentable maestro de malas costumbres, el gordinflón Falstaff. Las dos partes dedicadas al reinado de Enrique IV son casi una excusa para mostrarnos al típico padre preocupado por ese hijo, eterno adolescente, que no levanta cabeza. El rey como cualquier padre de ahora no deja de comparar a su alocado hijo con los logros de los hijos de sus conocidos, que al menos hacen algo provechoso con su vida, luchar junto a sus padres, ganar batallas (hoy diríamos estudiar, no frecuentar malas compañías, etc).

Las dos partes de "Enrique V" posiblemente sean lo menos interesante de esta saga real al menos desde el punto de vista histórico, aunque los padecimientos del pobre padre ante las idioteces de su hijo puedan despertar nuestras simpatías. Los elementos cómicos con los compañeros de juerga del príncipe iban encaminados a hacer más ligera la trama, pero la realidad es que en algunos momentos se pueda hacer pesada, y no llegue a tener la fuerza dramática de la predecesora o de la que la continua. Sin embargo la segunda parte gana en dramatismo y seriedad como corresponde a la evolución hacia la madurez del personaje del heredero del trono, y aumentan la contextualización histórica de los últimos años del rey Enrique IV.  

El plantel de actores sigue siendo de los de quitar el hipo: Jeremy Irons como el rey Enrique, Tom Hiddleston (el Loki marvelita) como el príncipe desbocado, y un magnífico Simon Russell Beale como el excesivo Falstaff..  Buena dirección y buena realización se unen a las excelentes interpretaciones para dar un producto serio, basado en las obras de Shakespeare, que gustará a los incondicionales y espantará a quienes odien lo "Chespiriano".

No hay comentarios:

Publicar un comentario