LAS NARICES DE CLEOPATRA

CLEOPATRA Y SUS DOBLES FÍLMICOS

Una frase atribuida a diferentes personajes y referida a la reina de Egipto ha pasado a la historia: "Si la nariz de Cleopatra hubiera sido más pequeña, hubiera conquistado el mundo". Con ella se pretende o bien decirnos que Cleopatra no era muy agraciada, o bien que su belleza hubiera sido el arma definitiva,  esto último es algo con lo que ningún historiador está de acuerdo. Sin entrar en discusiones historiográficas sobre la importancia o no del tamaño de la nariz de la reina, frivolicemos un poco y examinemos las regias narices de quienes la reinterpretaron en el Arte y  la pantalla.     

Orígenes. Cleopatra fue hija del rey Tolomeo XII y Cleopatra V. Su padre más aficionado a la buena vida que a gobernar se ganó las antipatías de propios y ajenos. Desterrado por su propia hija Berenice IV, no se le ocurrió otra cosa que pedir ayuda a los romanos a base de pagar sobornos para que le devolvieran el trono. En el año 55 a.C. derrotó a su hija mayor a la que ejecutó, recuperó el trono, y a su muerte le dejó el reino a otros hijos, Cleopatra VII y Tolomeo XIII. El busto en mármol que se conserva en el Museo de Berlín del año 30-40 a.C. es considerado un retrato de la reina Cleopatra. Una de las primera Cleopatras del cine sonoro fue Claudette Colbert en "Cleopatra"(1934).
La llegada al trono. Nacida en el año 69 a.C., la familia de Cleopatra no era de origen egipcio, pues el fundador de la dinastía era uno de los generales de Alejandro Magno, y por tanto todos eran de origen macedonio. A la muerte de su padre en el año 51 a.C., la joven accede al trono egipcio, aunque debe compartirlo con su hermano. Ella tiene 18 años, su hermano Tolomeo 12. Por ley debe casarse con su hermano para gobernar un reino tutelado por Roma. Tiepolo completa en 1744 "El banquete de Cleopatra" con la famosa escena de la perla, pintura que actualmente se encuentra en la National Gallery de Melbourne. Después de jurar que "nunca más volvería a pasar hambre" Vivien Leigh acabó siendo una atractiva Cleopatra en "César y Cleopatra" (1945).
La seductora. Cleopatra fue la primera de sus dinastía en hablar egipcio. Su educación fue muy completa, siendo considerada una de las mujeres más cultas de su época. Además de hablar media docena de idiomas, la nueva reina estaba versada en literatura, música, política, matemáticas, astronomía, y medicina. Si a eso le añadimos que sus modales eran "dulces y refinados", y que poseía una atractiva voz, era de esperar que los hombres de su época cayeran rendidos a sus pies sin importarles mucho el tamaño de su nariz. Pero es que además era capaz de competir con un bruto como Marco Antonio trasegando alcohol. El cuadro de A. Cabanel de 1887 muestra a la reina en su momento más cruel mientras prueba venenos con su esclavos. La explosiva pelirroja Rhonda Fleming cambió de peinado y aspecto para encarnar a Cleopatra en "La serpiente del Nilo" (1953).
Hermanos enfrentados. La nueva reina no tenía las cosas a su favor cuando llegó al trono: hambrunas, revueltas, dependencia de Roma. Los consejeros de su hermano aliados con Arsinoe, su hermana menor, decidieron deponer a Cleopatra. Ésta, derrotada, fue exiliada a Siria, aunque alguien con el carácter de la joven no se iba a conformar con un destino menor. La visión fastuosa que tenían los artistas del s. XIX de la reina queda bien reflejado en el cuadro de Alma Tadema realizado en 1904. La exuberante italiana Sophia Loren fue Cleopatra en "Las noches de Cleopatra"(1954).
Cesar. Tanto Egipto como Roma luchaban sus propias guerras civiles pero ambas confluyeron cuando Pompeyo buscó refugio en Egipto, donde fue asesinado. César desembarcó en persecución de su rival y se encontró el trabajo hecho, además de tener que mediar entre los hermanos en disputa. De ese momento data la famosa historia de una joven Cleopatra que consigue presentarse ante el dictador romano envuelta en una alfombra. J.L. Gerome plasmó este hecho en su cuadro de 1866. Linda Cristal sería la reina del Nilo en "Las legiones de Cleopatra" (1959).
Cleopatra de vuelta al trono. La reina conquistó al romano con su encanto y cultura, quien le apoyó en su regreso al trono. Ambos vivieron en Alejandría, dejando de lado a Tolomeo y Arsinoe. Pero los hermanos apartados del trono conspiraron y consiguieron levantar un ejercito que sitió la ciudad. El cuadro de Bridgam de 1896 muestra una Cleopatra despreocupada contemplando el Nilo desde las terrazas de Philaé. La Cleopatra fílmica más famosa de todos los tiempos fue Elizabeth Taylor en su interpretación en "Cleopatra" (1963).
Cesarión. Después de su frase a Cesar: "No soy tu esclava sino que tú eres mi huésped", pasaron tres meses juntos en Egipto, fruto de los cuales nació en el año 47, Cesarión. La reina visitó Roma en dos ocasiones, durante las cuales vivió en una de las villas de César, quien además le rindió homenaje oficial como reina de Egipto. Se llegó a rumorear que el dictador romano pretendía casarse con la reina y unificar el Mediterráneo bajo su mandato. La muerte de César truncó cualquier plan que tuviera Cleopatra al respecto. El retrato imaginado por Frank Dicksee en 1876 nos presenta a la reina en el trono con un gesto languido pero sin abandonar su seductor aspecto. La chilena Leonor Varela interpretó a una reina con aspecto más latino en la mini serie "Cleopatra" (1999).
El fratricidio. Después de la muerte de Cesar en el año 44 a.C, Cleopatra regresó a Egipto. Su segundo hermano, el primero había muerto durante la guerra civil, ahora ya con 15 años, y con quien también se había casado, empezaba a ser peligroso para sus aspiraciones a conservar el trono. Tolomeo XIV siguió el mismo camino que su hermano Tolomeo XIII, es decir la muerte, pero ahora en lugar de morir durante un combate, la reina le dio un pequeño empujoncito en forma de veneno. Cleopatra nombró a su hijo Cesarión, Tolomeo XV, como corregente con sólo 4 años de edad. El ilustrador Howard David Johnson no podía dejar tan suculento personaje y nos ofrece una especial visión de como debía de ser la reina de Egipto. Una Cleopatra menos atractiva que las anteriores, pero sobradamente inteligente fue encarnada por Lynsey Marshal en la serie "Roma" (2007).
Marco Antonio. Desatada una nueva Guerra Civil en Roma, Marco Antonio acudió a Oriente que le había correspondido en el reparto entre los triunviros. Citó a Cleopatra en Taso ( hoy en Turquía) para conseguir su alianza. En el encuentro saltaron chispas a bordo del barco que la reina preparó con un lujo extremo. Ambos congeniaron rápido y terminaron por convertirse en amantes y compañeros de todo tipo de francachelas. Arsinoe, que era guardaba como rehén por Roma, es eliminada como concesión del romano a la egipcia. Un par de gemelos nació de dicha relación, Cleopatra Selene II y Alejandro Helios. Gerard de Lairesse pinta en 1675 el famoso banquete en el que Cleopatra y Marco Antonio rivalizaron en deslumbrarse uno al otro. Una de las más bellas narices que ha visto el cine en el rostro de una Cleopatra es la de Monica Bellucci en "Axtérix y Obélix. Misión Cleopatra" (2002).
El final. El triunvirato romano se rompe, y Octavio Augusto y Marco Antonio se enfrentan en la guerra que terminará con la República romana. Cleopatra se pone del lado de su amante, ya convertido en esposo, y ambos sufren una aplastante derrota en Accio ( año 31 a.C.). Marco Antonio recibe el falso informe de la muerte de la reina, y se suicida. Cleopatra por su parte se entrevista con el vencedor, quizás pensando en seducir también a éste. Octavio no es como sus anteriores amantes, y le deja claro a la reina cual va a ser su destino final. Cleopatra opta por la misma vía que Antonio, escribe una carta a Octavio pidiendo ser enterrada con su esposo, y finalmente se suicida, aunque aún hoy no está claro cómo. Reginald Arthur opta por elegir la versión de la mordedura de serpiente en el pecho para pintar la muerte de la reina en su cuadro de 1892. La Miss Italia Anna Valle lució tipo como Cleopatra en el telefilm "Augusto. El primer emperador" (2003).  

No hay comentarios:

Publicar un comentario