UNO PARA TODOS...

LOS TRES MOSQUETEROS


Título Original: Les trois mousquetaires


Autor: Alejandro Dumas


Año de Publicación: 1844


País: Francia


Marco Temporal: 1626-1628


Marco Espacial: Francia


Abril de 1626. La villa de Meung recibe un estrafalario visitante, el joven D´Artagnan que acaba de abandonar la casa paterna en la Gascuña para ponerse al servicio del rey y hacer carrera como mosquetero en París. Su padre además de sus consejos y su bendición, le ha hecho entrega de algo de dinero, un estrambótico caballo, y una carta de recomendación para Monsieur de Treville, el capitán de los mosqueteros, y antiguo camarada de armas. Antes de llegar a la capital el despreocupado joven va a tener su primera aventura de la que no saldrá bien parado.

Contar a estas alturas de que va "Los tres mosqueteros" es redundante, deben quedar en el planeta pocas personas que desconozcan el argumento de una de las novelas más leídas. También es una de las obras de la que más adaptaciones al cine y la televisión se han realizado. Athos, Porthos, Aramis, y por su puesto D´Artagnan, así como su conocido lema "Todos para uno y uno para todos", forman ya parte de la cultura popular universal. La novela fue publicada por Dumas en forma de serial de marzo a julio de 1844 en el periódico "Le Siecle". Los lectores por tanto tuvieron que esperar durante 5 meses la conclusión de las aventuras de los mosqueteros, como nos sucede a nosotros hoy con las series televisivas, y con estrategias muy parecidas, finales abiertos o en continuación para engancharte con la siguiente entrega, episodios de relleno para poder estirar la trama y cobrar más (no olvidemos que a los autores de folletines les solían pagar por palabras, y a muchos actores de teleseries por episodio), etc.  "Los tres mosqueteros" al nacer como una novela por entregas tiene muchas de las virtudes de éstas y alguno de sus defectos.

A pesar de la permanente crítica al autor de tergiversar, manipular y cambiar la Historia a su gusto, Dumas realiza en sus novelas, unas obras cargadas de humanidad, rebosantes de dinamismo, y con bastante trasfondo histórico. La novela que inicia la saga de los mosqueteros es considerada una de sus mejores obras, y digo yo que por algo será. Abundan los personajes históricos: Luis XIII, la reina Ana de Austria, el cardenal Richelieu, el duque de Buckingham; pero es que incluso los que no parecen ser más que personajes de ficción, no siempre lo son y se basan en personajes que existieron de verdad aunque modificados para que encajen con el tiempo y la trama que se cuenta, como es el caso de los mosqueteros protagonistas. Incluso me atrevería a decir que los personajes totalmente ficticios encajan también con la narración que si no fueron reales merecerían serlo(si es que hoy Milady de Winter es el paradigma de mala malísima). Los acontecimientos históricos que sirven de trasfondo están en general muy bien relatados, y sus protagonistas respiran y se mueven por ellos como peces en el agua (el sitio de la Rochelle, el final de Buckingham, las tensiones entre la reina y el cardenal).

Los tres mosqueteros. D. Gordeev.
Mucho se ha escrito sobre la fuente de inspiración de la novela de Alejandro Dumas, que si fue idea de su colaborador principal Auguste Maquet, que si se copió una obra preexistente "Las Memorias del Señor de D´Artagnan", libro que sacó de la Biblioteca de Marsella, y que por cierto nunca devolvió. Todo eso no le quita merito a la obra, ni siquiera sus errores o cambios cronológicos, que los hay. "Los tres mosqueteros" es una de las grandes obras de la literatura universal, una de las grandes novelas de aventuras de todos los tiempos, y una de las más entretenidas novelas históricas que aún hoy se pueden leer. Pero lo mejor de todo es que no es con mucho el final, pues en ella se inicia una trilogía que desarrolla los personajes, las situaciones, y profundiza en conceptos como el valor de la amistad, los principios morales, los ideales, el amor, y como estos evolucionan y cambian con la edad. "Los tres mosqueteros" es el inicio de una estupenda historia que continua en "Veinte años después" y concluye en "El vizconde de Bragelonne".

Como absoluto admirador de Dumas y sus escritos no puedo ser objetivo a la hora de hablar de sus obras, y mucho menos de "Los tres mosqueteros" que fue la que me catapultó de cabeza al mundo de la lectura, mar donde me he zambullido desde entonces y del que nunca he vuelto a salir ni para secarme. De forma que ni se os ocurra leer "Los tres mosqueteros", seguid pensando que es una obra juvenil, ni siquiera le echéis un vistazo a sus magníficas continuaciones que algunos han despreciado como obras menores, y continuad viendo cualquiera de las horrorosas adaptaciones televisivas o cinematográficas recientes, mientras yo "voto a bríos", voy a soltar unos cuantos "pardiez" al tiempo que releo la novela y desempolvo mi viejo florete, que siempre habrá algún bellaco dispuesto a recibir mi estocada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario