EL RUSO DE ACERO

STALIN

Título Original: Stalin

Año: 1992

Nº de Episodios: 2 (166 min.)

País: Estados Unidos

Director: Ivan Passer

Reparto: Robert Duvall, Julia Ormond, Maximilian Schell, Jeroen Krabbé, Joan Plowright, Frank Finlay

Marco Temporal: 1917-1953

Marco Espacial: Rusia



Siberia 1917. Josef Stalin se encuentra en el exilio cuando es reclamado a filas para luchar por su país. La junta militar que examina al futuro soldado termina por rechazarlo por sus defectos físicos. Con la caída del régimen zarista, los exiliados, incluido Stalin, son amnistiados. Lenín, líder de los bolcheviques, regresa a su patria, Stalin está entre los que lo reciben en olor de multitudes en la estación de tren.

La miniserie, estrenada en algunos países como telefim, cuenta la vida de Josef Stalin desde el final de la Revolución hasta su muerte. Con la hija del dirigente ruso como narradora, la historia se va a centrar en la dura personalidad del biografiado. Contando con que la hija de Stalín desertó a los Estados Unidos en 1967, y que la película es realizada por los americanos, era de esperar que la figura del mandatario de la Unión soviética no saliera muy beneficiada, si a esto sumamos que Stalín no es precisamente uno de los personajes más simpáticos de la Historia, pues ya nos podemos ir imaginando por donde va ir el enfoque de la serie.

Algunas críticas insistieron para denigrar a la producción en el carácter caricaturesco y extremo con el que se retrataba a Stalin, olvidando que el personaje no era un dechado de virtudes, que más de un historiador, lo calificó de "psicopata" y "sádico". Pero es cierto que el maquillaje, o más bien la máscara que luce Robert Duvall le quita expresión, y le hace parecer un muñeco de guiñol. También la insistencia de los productores en querer presentar al protagonista como si fuera "un capo de la mafia", según sus propias palabras, no fue la decisión más acertada a la hora de afrontar el guión. Una aproximación más fría, más histórica, más objetiva, le hubiera otorgado a la serie más empaque, la hubiera hecho más creíble; pero los excesos la pierden, y es curioso porque alguna de las escenas más surrealistas son rigurosamente ciertas.

La serie recibió 3 Globos de Oro, y 4 Emmys a pesar de ello las opiniones sobre "Stalin" siguen siendo contrapuestas, para unos es un bodrio con personajes caricaturescos, sin apenas contextualización histórica; para otros es un digno acercamiento a la personalidad de uno de uno de los gobernantes más duros del siglo XX. Los "progres" de izquierda reniegan de la serie como de la peste, y la derecha más conservadora alaba el veraz retrato del dictador.

Dirigida por un checo huido del país durante la Primavera de Praga, en coproducción con Hungria, y filmada en el propio Moscu, su producción estuvo llena de curiosas anécdotas. Carline el productor viajó a Moscu en 1991 para buscar localizaciones para el rodaje, cuando se produjo el intento de golpe de estado de agosto, por supuesto el americano decidió poner tierra por medio. Aunque en definitiva el fallido golpe le iba a beneficiar pues supondría la caída del ala más conservadora, y la obtención de permisos para rodar en lugares hasta entonces prohibidos para los occidentales.

Además de todo esto la serie es un curioso producto de su tiempo, salido de un mundo que acababa de darle carpetazo al sistema de bloques, y con una Rusia más que ansiosa de que sus recién recuperados vecinos no vieran en ella la vieja amenaza comunista. De hecho en Rusia se estrenó coincidiendo con el 75 aniversario de la Revolución, y el propio vicepresidente ruso acudió a su premiere.

Más que seguir comentado, ahí os dejo el enlace a la mini serie completa para el que quiera la vea y emita su propio juicio.


No hay comentarios:

Publicar un comentario