LA FAMILIA FEROZ

LOS BORGIA

Título Original: The Borgias

Año: 2011-2013

Nº de Episodios: 29 (3 temp.)

País: Canadá

Director: Neil Jordan

Reparto: Jeremy Irons, François Arnaud, Holliday Grainger, Peter Sullivan, Sean Harris, Joanne Whalley, Colm Feore.

Marco Temporal: 1492-1500

Marco Espacial: Italia


Roma 1492. El Papa Inocencio VIII esta en su lecho de muerte y teme por la herencia que deja detrás: un trono papal corrompido, y unos cardenales dispuestos a despedazarse por alcanzarlo. El Cardenal Borgia se apresura a prometer al moribundo que se encargará de limpiar el solio papal, y su promesa desata distintas reacciones, de franca oposición por unos, de adhesión en otros. Mientras una joven Lucrecia espía los encuentros sexuales de su hermano César.

La serie de Showtine tenía previsto contar el papado de Alejandro VI desde su ascenso en 1492 hasta su muerte en 1503. Su creador el británico Neil Jordan pensaba desarrollar la historia en cuatro temporadas, pero finalmente el coste excesivo de producción, la bajada de audiencias, y suponemos que otros factores, dejaron la serie reducida a tres temporadas que no concluyen la historia, dejándola abierta para una futura continuación en forma de película de dos horas que nunca llegó a realizarse.

Hacer una serie o película  sobre los Borgia, y hacerla bien contentado a todos es labor difícil, y la serie de Jordan lo tenía complicado. La historia de los Borgia se ha llevado al cine y la televisión en repetidas ocasiones, y casi siempre buscando el lado más morboso de la familia renacentista. El director británico consiguió el apoyo de una cadena importante, un buen presupuesto, y el fichaje de una megastar como Jeremy Irons para su proyecto. Con todo ello la serie, que se publicitaba como la digna sucesora de "Los Tudor", tenía el camino del éxito asegurado. Sin embargo eso no fue del todo cierto, a pesar de los premios, las en principio críticas positivas, y la buena acogida del público, la serie fue decepcionando, y no llegó a completar su camino en su totalidad, quedando inconclusa a la espera de mejores tiempos que nunca llegaron.

Jeremy Irons no estaba muy convencido a la hora de aceptar el guión, y la verdad es que se nota que no se lo toma demasiado en serio. Por otra parte el elenco de actores principales, a excepción de la joven Holliday Grainger que interpreta a Lucrecia Borgia, no son tal vez los más adecuados. Un personaje tan complejo como César Borgia no llega a alcanzar la profundidad que se merecía. Las licencias artísticas, excesivas, y recurriendo a lo más fácil, es decir sexo y violencia, no acaban de dotar a la serie del necesario empaque para convertirla en excepcional. Sin embargo con respecto a otros productos televisivos o cinematográficos con el mismo tema, ese año se estrenó otra serie sobre los Borgia realizada en Europa, la serie de Jordan o Irons, como prefiráis, destaca por el lujo y la espectacularidad, que no por su rigor histórico.

Entretenimiento para aficionados a las series históricas para adultos y decepción para los que esperaban una serie más rigurosa y seria. Pero sobre todo hay que reprocharle a sus productores que no se dignaran terminarla. En España ni siquiera se molestaron en emitir más que la primera temporada.

La promoción televisiva de la serie en una cadena española está llena de estereotipos que no dejan lugar a engaños sobre lo que el espectador va a ver, aunque a mí personalmente como publicidad me parece un tanto penosa, dejando muy poco espacio para la interpretación o imaginación del espectador.

No hay comentarios:

Publicar un comentario