UN DOCTOR EN LA GUERRA DE CUBA

CUBA, 1898


Título Original: L´Uomo di Cuba

Guionista: Fernando Fernández

Dibujante: Fernando Fernández

Año de Publicación: 1979

País: España

Marco Temporal: 1896-1898

Marco Espacial: Cuba






1896. Cuba. El doctor Sergio Masetti se dirige a su granja, cercana al pueblo de Palma de Soriano, cuando descubre los restos de una reciente escaramuza. Mientras comprueba si hay algún superviviente es agredido por un enloquecido guerrillero cubano. El médico se ve obligado a reducirlo comprobando que el hombre está herido y ha perdido mucha sangre. Haciendo honor a su juramento el doctor Masetti traslada al herido a su morada donde le prodiga los cuidados necesarios y escucha su historia. 

Fernández escribió en 1979 una historieta sobre la Independencia de Cuba para la editorial italiana Cepim dentro de la serie "Un hombre, una aventura" de la que ya hemos hablado anteriormente (Ver Un alemán en las guerras zulúes). Partiendo de 1896 el cómic sigue la guerra hasta su culminación en 1898, contemplándola a través de un personaje inicialmente imparcial, un médico italiano, pero que debido a su pasado garibaldino y al amor de una mujer va inclinando sus simpatías hacia el bando cubano. Con el recurso del italiano, el historietista contenta a la editorial que le paga el sueldo, a los posibles lectores, pues inicialmente se publicó en dicho país, y le permite desarrollar una visión más imparcial del conflicto lejos de los patriotismos propagandísticos de uno u otro bando.

El ilustrador barcelonés fue considerado en su día uno de los renovadores del cómic en España, alejándose del estilo caricaturista infantil para traer un estilo adulto que permitía el desarrollo de nuevas historias. En las viñetas que narran las aventuras de este doctor en Cuba se nota su vocación de ilustrador e incluso de pintor, profesión a la que se dedicaría tras abandonar el mundo del cómic, (retrató a grandes figuras del panorama español hasta su fallecimiento en el 2010). Sin abandonar las formas setenteras en su dibujos, introduce escenas casi en negativo, frente a otras con un colorido al estilo "pop",  y algunas con un cierto sabor a fotografía antigua, todo da como resultado un cómic agradable de leer, visualmente por encima de la mayoría de la colección en que esta enmarcado, y precursor del cómic histórico que vendría años después.

La historieta está bien contada e ilustra muy bien la evolución de la Guerra de Independencia de Cuba que no es un mero paisaje en la historia, si no que por el contrario se nos presenta de una forma concisa pero intensa desde la muerte de José Martí hasta el desastre de la armada española.

No hay comentarios:

Publicar un comentario