EL FORJADOR DE UN IMPERIO

CIRO EL GRANDE


Título Original:  Cyrus the Great


Autor: Harold Lamb


Año de Publicación: 1960


País: Estados Unidos


Marco Temporal: 575-530 a.C.


Marco Espacial: Persia


"Le llamaron Ciro por su abuelo. El nombre significaba pastor, Kuras en su lengua. Esto no quería decir que el niño tuviese algo que ver con el cuidado de las ovejas. Cientos de rebaños pacían en los pastos altos, trepaban hasta donde las nieves se funden. Los miembros  del pueblo antiguo los vigilaban con sus mastines. Era sólo una leyenda el hecho de que un Kuras, un pastor real, cuidaba de su pueblo, lo guiaba hasta el alimento y lo protegía de las bestias salvajes, de los invasores humanos o de los demonios."

Así comienza la biografía novelada de uno de los grandes personajes de la Antigüedad, el emperador persa Ciro II el Grande. Ciro desde las montañas de lo que hoy sería el sudoeste de Irán, lideró a un grupo de persas en su expansión, fue conquistando los reinos vecinos, derrotando y anexionando a medos, lidios, babilonios, hasta fundar uno de las más grandes imperios de la Historia: el imperio de los persas aqueménidas.

El escritor de la novela, Harold Lamb (1892-1962), era un historiador, escritor y guionista americano muy interesado por Asia y su historia. Hablante de francés, latín, árabe y persa, recorrió los escenarios de sus novelas, al tiempo que investigaba sobre los temas y personajes que le interesaban. Además como guionista colaboró en varias películas de éxito de Hollywood como: "La cruzadas" (1935), "Sansón y Dalila" (1949) o "La princesa de Samarcanda" (1951). Escritor de guiones y novelas de ficción, el genero biográfico fue pronto objeto de su atención, y de su pluma surgieron biografías como las de Sulieman, Carlomagno, Gengis Khan, y ésta que tenemos entre manos, "Ciro el Grande". Según parece el interés por Ciro comenzó durante su servicio en la Segunda Guerra Mundial en la zona.

Con todo lo expuesto sobre el autor y el personaje, el lector puede esperar una novela lleva de aventuras, grandes batallas, momentos épicos, amores, lujo, y Hollywood en papel, pero la verdad es que la novela está bastante lejos de esa primera visión que se nos puede ocurrir. Primero los datos históricos sobre Ciro II son bastante escasos, así que toca rellenar bastante, imaginar y completar huecos, para que un escrito sobre el rey persa no sea una escueta crónica de conquistas. En segundo lugar Lamb abandona su papel de guionista de películas, y se toma muy en serio lo de realizar una biografía novelada, y eso nos ofrece, ni más ni menos. Para los amantes de lo épico y la aventura, la novela del americano será algo sosa, para los amigos de la biografía, le sobrará novelización, así que me temo que es una obra que no contentará a muchos. Pero en honor a la verdad tampoco sobran novelas sobre la antigua Persia, y aunque a "Ciro el Grande" le falte emoción y alma, no se le puede negar voluntad y bastante seriedad a la hora de relatar la vida del Ciro II. Una versión diferente del mismo personaje nos la ofrece el francés Guy Rachet, en "Ciro el sol de Persia". 

No hay comentarios:

Publicar un comentario