UNA ACTRIZ MUY COMBATIVA

VANESSA REDGRAVE, LA MUJER QUE NO QUISO SER DAMA

La actriz británica nacida en 1937 en Londres viene de familia de actores y su vocación por la interpretación le vino con el biberón. Hija de actriz y actor, hermana de actor, esposa de actor, madre de dos hijas también actrices, no cabe duda de que en ellos se hace efectivo aquello de "de casta le viene al galgo". Ganadora de todos los premios habidos y por haber en el mundo de la interpretación: Oscar, Globos de Oro, Emmys, Baftas, Tonys, el Donostia de San Sebastián, el de Cannes, etc, la actriz ha interpretado casi de todo en su dilatada carrera. Nosotros vamos a repasar su paso por la Historia recreando a todo tipo de mujeres que dejaron huella, o representativas de una época en concreto. Si viajando en la maquina del tiempo ya habíamos dicho que era muy posible que al salir en un momento de la Historia nos encontráramos con la dura cara de Heston, si lo que topáramos es con una mujer, es muy posible que tuviera la cara de Vanessa.

Andrómaca. La mítica esposa del troyano Héctor que tuvo ver como moría su esposo, caían todos sus seres queridos, su ciudad era tomada por asalto, y finalmente se asesinaba a su hijo, es interpretada por la actriz en "Las Troyanas" (1971), una adaptación bastante fiel de la obra de Eurípides. Curiosa e impresionante la representación pictórica que el italiano Roberto Ferri realiza de Andromaca y Héctor en un cuadro fechado en el 2014 pero con clara influencia barroca. 
Volumnia. La madre del general romano Coriolano quien en el siglo V a.C. al ver que su hijo se volvía contra su patria al frente de un ejército enemigo, corrió a arrodillarse a sus pies suplicándole que depusiera su actitud. La historia, contada por el historiador romano Tito Livio, fue objeto de una tragedia de Shakespeare que se ha representado en varias ocasiones. Una horrible versión modernizando el tema tuvo a nuestra actriz en el papel de la patriota madre en "Coriolanus"(2011). Ya en el siglo XVIII el italiano Brusaferro representó la escena en la que la madre se arrodilla ante el encumbrado hijo.
Ginebra. De los mitos griegos a las leyendas artúricas, la reina Ginebra la esposa del rey Arturo, que acaba enamorada de su mejor caballero, el invencible Lancelot, y crea uno de los triángulos amorosos más míticos. Vanessa Redgrave fue la legendaria reina medieval en el fallido musical "Camelot"(1967). Henry Justin Ford pinta en 1910 su interpretación de la reina en un cuadro hoy conservado en las Galerías de Leicester (Inglaterra). 
Ana Bolena. (1501-1536) Ana fue la segunda esposa de Enrique VIII, rey de Inglaterra, y por tanto ella misma reina consorte del mismo país. Antes de llegar a reina fue la amante del rey, algo que no le granjeo las simpatías de sus súbditos. Sus supuestas infidelidades y un cargo de traición le costaron la vida, aunque le dejó al reino una futura heredera al trono, su hija Isabel. En la excelente "Un hombre para la eternidad"(1966) una joven Vanessa interpreta a la famosa Bolena, curiosamente años después en 1988 volvería a participar en la misma obra, esta vez para televisión, pero ya no encarnaría a la reina, sino a la esposa de Tomas Moro. El retrato de 1835 de Cibot presenta a una Ana en su momento más bajo, cuando desesperada yace en la Torre de Londres en espera de su ejecución, cuadro que se encuentra en Autun (Francia) en el Museo Rolin.  
María de Escocia. María I (1542-1587) fue reina de Escocia hasta 1567 y reina consorte de Francia por su matrimonio con Francisco II hasta la muerte de éste en 1560. Sin embargo el destino de María no pudo ser más trágico, después de ser reina de dos naciones fue capturada en 1568 por su enemiga la reina Isabel I quien finalmente ordenó que la decapitaran. "María, reina de Escocia" (1971) tiene a  la actriz de nuestro post de hoy como protagonista.  En  la década de los sesenta del siglo XIX el escultor francés Albert-Ernest Carrier-Belleuse realizó un magnífico busto en terracota, actualmente en el Museo de San Francisco.
Isabel I.  La reina Isabel I (1533-1603) fue la soberana que colocó a Inglaterra como potencia marítima, y pudo codearse con los grandes imperios europeos de la Edad Moderna. Vanessa Redgrave después de interpretar a su madre, Ana Bolena, y a su más directa rival, la reina de Escocia, María I, se metió en la piel de la llamada Reina Virgen ya en su ancianidad en "Anonymous" (2011). Paul Delaroche escogió el momento de la muerte de la reina para uno de sus cuadros con una fuerte carga dramática, típico del Romanticismo, pintura que se halla en el Museo de El Louvre de París. 
Sofía de Rusia. Sofía Alekseyevna (1657-1604) hija del zar Alejo I, y hermana de tres zares, fue ella misma regenta de Rusia durante la minoría de edad de dos de sus hermanos, Ivan V y Pedro I. No contenta con representar a reinas británicas, nuestra polifacética actriz no cambia de continente pero se pasa a Rusia, donde interpreta a esta poderosa mujer rusa, una de las primeras mujeres en la historia rusa en participar activamente en política. La actriz británica la interpreta en la serie "Pedro el Grande"(1986). El cuadro de 1879 de Ilya Repin de la Galería Tretyakov de Moscu retrata una Sofía ya recluida por su hermano en el zar en un monasterio, donde siempre se negó a tomar los hábitos, y con un gesto que no deja lugar a dudas sobre la firmeza de su carácter. 
Emperatriz Elizabeth. Isabel I de Rusia (1709-1762) fue emperatriz del Imperio ruso entre 1741 y 1742. Hija de Pedro I y Catalina I, la emperatriz subió al trono tras la revuelta que arrojó del trono a Ivan VI. Se ganó el sobre nombre de "La Clemente", pues entre las reformas que llevó a cabo estuvo la de la supresión de la pena de muerte. Vanesssa Redgrave, que debió de cogerle gusto a esto de interpretar mujeres poderosas y más en Rusia, se metió en la piel de la emperatriz en "Young Catherine"(1991), algo curioso si pensamos que la actriz era conocida por su militancia en partidos troskistas. El retrato de la zarina de 1757 realizado por V. Eriksen la muestra bastante más entrada en carnes que la esquelética británica que la interpretó.
Lady Wilde. Jane Wilde (1821-1896) fue una poetisa irlandesa que firmaba con el nombre de Speranza, pero que fue eclipsada por su famoso hijo Óscar. Vanessa Redgrave la interpretó en la película dedicada a los problemas judiciales de su hijo, "Wilde"(1997). Pocos retratos se conservan de ella, aunque el dibujo de Morosini de alrededor de 1913 no parece hacerle justicia.
Isadora Duncan (1877-1927) Isadora Duncan es una de las bailarinas más famosas de la Historia. La americana es considerada la creadora de la danza moderna. Su vida privada estuvo llena de tragedias y de escándalos que la hicieron aún más famosa. Su trágica y absurda muerte, estrangulada por su estola, la convirtieron en leyenda. "Isadora"(1968) tuvo a nuestra actriz elegida como la excéntrica bailarina. Esta claro que a nuestra actriz no la eligen por el parecido con las biografiadas.
Sylvia Panhurst (1882-1960). Sylvia es la hija de Emmeline Panhurst, la conocida sufragista fundadora de la Unión Femenina. Sylvia fue una fiel seguidora de los pasos de su madre convirtiéndose en una activa luchadora por los derechos de las mujeres. Por supuesto una actriz tan comprometida con la política como la Redgrave no iba a dejar la oportunidad de interpretar a alguien así, y lo hizo en "¡Oh, qué guerra tan bonita!"(1969).
Agatha Cristhie. Agatha Mary Clarissa Miller(1890-1976) se convirtió en una famosa escritora de novelas de misterio usando el apellido de su primer esposo. Sus personajes son hoy mundialmente famosos y Hercules Poirot y Miss Marpel ocupan un lugar privilegiado entre los mejores investigadores de asesinatos que ha creado la ficción. Un extraño episodio ocurrido en 1926 puso a la escritora en las primeras páginas de todos los periódicos, pues estuvo desaparecida durante 11 días, tras aparecer su coche abandonado. Cuando reapareció estaba aquejada de una amnesia que le sirvió de excusa para no aclarar lo sucedido. La película "Agatha"(1979) trata precisamente de este tema, y como no, Vanesasa Redgrave es la escritora.
Clementine Churchill.(1885-1977) La baronesa Spencer-Churchill fue la esposa del más famoso primer ministro inglés de todos los tiempos, Winston Churchill. Clemmie fue nombrada par de forma vitalicia, y se implicó de forma constante en la política de su marido. En "Amenaza de Tormenta", la Redgrave se convierte en la influyente mujer del más poderoso político de Inglaterra.
La actriz británica no sólo ha encarnado personajes famosos, su versatilidad interpretativa la ha colocado en todo tipo de papeles en distintas épocas de la historia, aunque casi siempre encarnando a mujeres fuertes e independientes. A pesar de su militancia marxista es una de las actrices que más veces ha interpretado a soberanas o mujeres de la alta sociedad, lo cual no le impidió pronunciar un sonado discurso durante su aceptación del óscar en 1977 a favor de Palestina y en contra de la violencia sionista. Su indómito carácter le impidió volver a obtener un óscar de Hollywood a pesar de sus numerosas nominaciones. En el 2003 se negó a ir a la ceremonia de los óscar en protesta por la guerra de Irak. En su propio país rechazó el título honorífico de dame, equivalente al de sir.  De manera que Vanessa, aunque ya políticamente más moderada, no sólo interpreta a mujeres en la Historia, sino que ella misma toma parte en ella.   

No hay comentarios:

Publicar un comentario