Y LOS MÚSCULOS LLENARON LA PANTALLA

LOS HÉROES DEL PEPLUM

Definir peplum no parece una cosa demasiado complicada, pues casi todos nos hacemos una idea cuando se habla de este cine. En España se llamo "cine de romanos" y en otros lugares "de sandalia y espada". Con esos nombres el concepto queda aparentemente claro, un cine de aventuras más o menos históricas ambientadas en la antigüedad clásica. La realidad es que cuando uno empieza a buscar clasificaciones de peplum se encuentra todo tipo de películas metidas en el mismo saco. De manera que yo me voy a hacer mi propia definición y jugar con ella. 

Cartel de film mudo de Maciste
Primero basándonos en el nombre "peplum", los protagonistas de la película tendrán que vestir de faldita o al menos algún tipo de túnica o vestimenta similar. Al Hércules de Kevin Sorbo por ejemplo le pusieron pantalones de cuero, creo que precisamente para desligarlo de esta imagen. A pesar del vestuario los héroes no son gays ni representan ningún estereotipo homosexual, al revés, se supone que los protagonistas, siempre masculinos ( lo de Xena es posterior, y los escasos casos de féminas protagonistas van en otro sentido) son el paradigma del "macho", super musculado, mega fuerte, o en su defecto luciendo sonrisa deslumbrante. Tampoco tienen que ser excesivamente inteligentes, aunque algunos son sorprendentemente astutos, suelen ser los menos fuertes o el compañero del héroe. Paradojicamente en ocasiones se convirtieron en iconos de la cultura gay. 

Ursus. U. Checha. 1901
En segundo lugar y cogiéndonos al nombre dado en España en los sesenta, "una de romanos", aunque no siempre se ambientan en el mundo romano, sí debería ser más o menos imprescindible que el personaje se situara en un lejano pasado con reminiscencias clásicas. La realidad es que "el musculitos" de turno puede aparecer en cualquier lugar del mundo, casi en cualquier época pasada, y es capaz de enfrentarse a los más variados enemigos desde mongoles, incas, o tiranos babilónicos a vampiros, hombres topos, demonios, y si me apuras extraterrestes. 

Finalmente cogiendo lo de ´"espada y sandalia"  cabría añadir que las armas utilizadas por el protagonista no deben de ser muy complejas, además de los puños, se le admite espadas en su variedad más antigua, es decir tipo "gladio romano". Por supuesto nada de rifles, pistolas o misiles nucleares. Como se sobreentendía que el héroe era un humano excepcionalmente dotado (no, malpensados, en cuando a su fuerza física) se solía contratar a culturistas o ganadores del concursos Mister Universo o parecidos. 

Hércules. Fue el gran héroe del peplum, al que más películas se le dedicaron, y el que más actores encarnaron a lo largo de los años. Se suele decir que el género del peplum arrancó de la película "Hércules" de 1958, protagonizada por el Mister Universo, Steve Reeves, de la que además el mismo actor realizaría la secuela al año siguiente "Hércules y la reina de Lidia". Los italianos con un actor americano acababan de arrancar el nuevo género. El Hércules de las películas podía basarse en el mitológico o ser un bestia muy bruto que se peleaba con cualquiera en cualquier lugar: "Hércules en el centro de la Tierra" (1961) enfrenta al semidiós con vampiros acuadillados por el mismísimo Christopher Lee. En "Hércules contra los hijos del sol" (1966) el héroe comparte espacio con incas precolombinos. Una de las rarezas fílmicas herculinas fue "Hercules against the Moon men" (1964). Aunque todas estas joyitas no fueron interpretadas por Reeves, éste será siempre el rostro del Hércules peplumnero.
Maciste. Inicialmente el personaje surge de la necesidad de utilizar a Hércules sin usar su nombre por temas de derechos, así se recurre a un sobrenombre del mismo héroe. Sin embargo los italianos crean todo una filmografía en torno a él, y le dan un origen nuevo, su nombre derivaría de "macigno", que es roca en italiano. Maciste así puede ir y ser de donde a los guionistas les venga en gana. El primer Maciste aparece en el cine mudo en la película "Cabiría" (1914), y luego tiene una serie de películas antes del sonoro aprovechando el tirón del personaje, interpretadas por un estibador y que sirvieron de propaganda. Ya en pleno auge del genero, Maciste vuelve a la vida en Egipto en una película interpretada por Mark Forest, "Maciste; El gigante del Valle de los Reyes" (1960). Las aventuras del nuevo héroe no tenían límite espacio-temporal: "En la corte del Gran Khan" (1961), "Maciste contra los Mongoles"(1963) e incluso "Maciste en la corte del zar"(1963). Pero es que además para deleite de la chiquillería de la época el personaje puede cruzar sus pasos casi con cualquier héroe infantil, no sólo mitológico como Hércules, "Maciste contra Hércules en el valle de Guai"(1961), sino también con otros como el Zorro, "El Zorro contra Maciste" (1963). El inglés Reg Park, ganador de tres títulos de Mister Universo, sólo interpretó a Maciste en una ocasión, "Maciste en las minas del rey Salomón"(1964), que en algunos países se estrenó como si fuera una película de Sansón, pero es que el culturista también fue Hércules y Ursus, los otros grandes héroes del peplum.
Ursus. Si Hércules y Maciste tiene un origen mítico, Ursus sale directamente de las páginas de un libro, "Quo Vadis?" del polaco Sienkiewicz. Después del éxito de la adaptación de la novela al cine en 1951, era lógico que el forzudo que tenía un protagonismo secundario fuera objetivo de guionistas y directores afincados al peplum. De esta forma el Ursus secundario saltó a primera fila y a protagonizar sus propias películas. Pero el personaje que en "Quo Vadis?" se movía en los tiempos del emperador Nerón pasó a deambular por donde le diera la gana al guionista de turno. En 1961 Ed Fury que había sido Mister Musculitos de Playa (no es broma, el título era Mr. Muscle Beach, algo que imagino que daría origen al "chuloplaya" de toda la vida) interpreta, es un decir, al forzudo en "Ursus" en compañía de una joven actriz española en sus comienzos, una tal Mary Merlón, luego trasmutada en María Luisa Merlo. Después siguieron diferentes cintas contando nuevas aventuras del musculoso forzudo que lo mismo podía ser gladiador romano, "Ursus, el gladiador romano" (1962) que darle de galletas a unos kirguises medievales o a unos árabes cabreados, "Ursus, el terror de los kirgueses"(1964), "La hija de Soleimán"(1962).   
Sansón. Un héroe mítico, uno cinematográfico, y uno literario, sólo faltaba el bíblico, y Sansón era el que reunía todas las condiciones para convertirse en forzudo candidato a protagonizar sus propias películas de peplum. Después del éxito de la película "Sansón y Dalila" (1949), sólo era cuestión de tiempo que alguien pensara en el forzudo israelita como protagonista. En la primera película "Sansón" (1961) hace pareja con otro forzudo, Hércules en unos países, convertido en Maciste en otros. Así comienza una de las características de las nuevas películas, un héroe ya no es suficiente, mejor si va acompañado. El americano Brad Harris pasó de jugador de fútbol a culturista despúes de lesionarse una rodilla y luego a protagonista de películas de espada y sandalia,  en las que interpretó además de a Sansón, al mismo Hércules y a Goliath. Los guionistas no contentos con ofertar parejas de forzudos, subieron la apuesta a tríos como en "Hércules, Sansón y Ulises (1963), y llegaron hasta el supremo cuarteto en "Combate de gigantes"(1964) donde para regocijo de los críos del momento, se juntaron en una misma película Hércules, Maciste, Ursus, y Sansón. Por supuesto anteriormente Sansón se había desprendido del amarre espacio temporal y desligándose de Israel se había encontrado con queridos personajes del genero hermano "de capa y espada" en "Sansón contra el corsario Negro" (1964), o había visitado a los socorridos incas en "Sansón y el tesoro de los incas"(1964).
Goliath. Si Sansón había funcionado porque no probar con otro personaje bíblico de fuerza descomunal, de esa forma apareció en pantalla Goliath, aunque lógicamente trasmutado de un villano filisteo a un forzudo en la linea de Hércules o Maciste. Incluso en alguna película de Hércules el nombre del protagonista cambió por el de Goliath por cuestiones de derechos de uso del nombre. El Goliath del peplum sólo tenía en común con el bíblico el nombre y la superfuerza, y llegó a tener 4 films propios realizados en Italia. Las cuatro películas fueron protagonizadas por primeras figuras del genero. La primera, "Goliath contra los Gigantes" (1960) aún explota el elemento mítico. De nuevo los saltos temporales y espaciales son de lo más variados, incluso el bueno de Goliath llega a la España del siglo XVI donde toma el sobrenombre de "Paco" en el film "Goliath y el jinete enmascarado"(1963), con un Alan Steel, cuyo verdadero nombre era Sergio Ciani, culturista italiano que decidió probar suerte en el mundo de las falditas cambiándose el nombre por uno con aspecto más americano. Le debió de coger gusto a eso de trasmutarse porque en el 2001 fue acusado de fraude por hacerse pasar por un juez. 
Roccia. Roccia o la Roca es el líder de un grupo de gladiadores rebeldes, concretamente 10, que en tiempos de la República romana, luchan contra la injusticia allá donde la encuentren. Es un personaje nacido para el cine e interpretado en tres ocasiones por un único actor, Dan Vadis. Los tres films fueron "Los 10 gladiadores"(1963), "El triunfo de los 10 gladiadores" (1964), y "Espartaco y los 10 gladiadores"(1964). La época de los guerreros míticos o semimíticos ha pasado, y hay que buscar nuevas fuentes en la Historia antigua, Roma presenta una buena cantera, y sus legendarios gladiadores se ofrecen como fuente de inspiración. Dan Vadis un americano de ascendencia griega nacido en China salido de interpretar a Hércules y Ursus, se hace famoso como el jefe de la panda de gladiadores.   
Nippur. Héroe Babilónico que en algunos países se presentó como Goliath tuvo sólo una película dedicada a él, aunque interpretada por todo un experto en el género, nada menos que Gordon Scott. La antigüedad romana y griega no debía de parecerles suficiente a los directores italianos, y el exotismo era una buena idea para relanzar los productos, además de hacer viajar a los héroes tradicionales a parajes lejanos, que menos que crear un forzudo autóctono, y ese fue el caso de este Nippur, heredero del trono de Babilonia, en lucha con el tirano habitual y en defensa de la clásica damisela en apuros y con poca ropa. La película titulada en Italia "El héroe de Babilonia", fue vendida en España como "El sacrificio de las esclavas"(1963). Gordon Scott interpretó también a Hércules, Maciste, Goliath y Remo, además de ser Tarzán. Por cierto su fama de forzudo no impidió que en una discusión con un actor italiano, Mario Brega, éste le tumbara de un certero puñetazo.
Arión. Un aqueo que sirve de guardaespaldas a la mismísma Helena de Troya en tierras egipcias, se convierte en otro de los míticos guerreros que lucieron "palmito" en la gran pantalla. Inventando un personaje que pudiera colocarse sin desentonar en el terreno mitico y en el histórico, un guerrero al servicio de Menelao en el Egipto de un Ramsés, se realiza una película "El león de Tebas"(1964), que de no ser por el agotamiento del género hubiera tenido sus lógicas continuaciones. El protagonista, Mark Forest, era otro de los titulados Mister Musculos de Playa, que ya interpretara a Hércules, Goliath, o como se llamara en según que país, y Maciste.  
Ulises. El caso del mítico Ulises en el mundo del peplum es algo especial, por un lado existen las adaptaciones más o menos serias del mito homérico del regreso de Ulises o su participación en la Guerra de Troya con tempranas películas como "Ulises"(1954) o "Helena de Troya"(1954), luego está el Ulises que hace de joven compañero de Hércules en sus tempranas aventuras a modo de lo que los americanos llaman "sidekick", y nosotros escudero o joven aprendiz de héroe, como en "Hércules"(1958). Pero entonces alguien piensa que el personaje bien merece evolucionar a "cachitas" en toda regla, y ya pasa a lucir torso musculoso en "Ulises contra Hércules"(1962) o "Hécules, Sansón y Ulises" (1963), aunque como héroe musculoso independiente no mereció su propia pelicula en solitario y tuvo que compartir mamporros con otros famosos forzudos. Como se suponía que el gran poder de Ulises era su astucia tampoco se tenían que molestar en buscar un actor excesivamente dotado, y el francés Georges Marchal será el héroe en la película de 1962 que comparte con Hércules.
Espartaco. El gladiador rebelde que tuvo en jaque a Roma entre los años 73 y 71 a.C. tendría sus versiones fílmicas. Pero si bien ya el cine italiano se había fijado en la figura histórica en el film Espartaco"(1953), y en un par de películas del cine mudo, no sería hasta la obra de Kubrik de 1960 que el gladiador se convirtió en objeto de interés para los creadores del cine de "sandalia y espada" italianos. En 1964 compartió protagonismo con otros héroes del subgenero en "Espartaco y los 10 gladiadores", y luego en solitario en "El desafío de los gladiadores" (1965). La entrada de personajes históricos o semihistóricos en este tipo de cine abrió un nuevo campo a todo tipo de producciones ambientadas en Grecia, Roma, o donde tocase, pero en ella los forzudos comenzaban a ceder su lugar a los "guaperas", que más que músculos lucían pelo y sonrisa. Peter Lupus interpretó a Espartaco en el film de 1965, este actor no es otro que el forzudo de la serie "Misión Imposible", quien también acumulaba una serie de títulos americanos propios de musculitos hiperdesarrollados, incluido el de Mister Hércules y Mister Internacional Salud Física ( éste no se daba por tener el colesterol bajo).
Atlas. El gigante de la mitología griega que sujetaba el mundo era una buena opción como nuevo super forzudo con el que iniciar ciclo, y así lo debió de pensar el espabilado Roger Corman, el director americano experto en películas de bajo presupuesto copiadas o fusiladas de otros éxitos nacionales o internacionales. El americano debió de pensar aquello de que si los italianos hacían dinero con eso de las túnicas y las espadas, él podía duplicar beneficios. Su plan era rodar en Grecia en lugar de Italia, utilizar al ejercito de la nación, y  hacer una película épica en la estela de la de "Hércules". Sus socios griegos se retiraron, sólo pudo contar con 50 soldados en lugar de los 500 prometidos, él mismo tuvo que vestirse de soldado, y al final rodó en la Acrópolis, utilizando escenas desechadas de otras películas. Michel Forest, el actor elegido, salido de interpretar a Adonis en un episodio de "Star Trek", tampoco es que diera demasiado el tipo, y el intento americano de hacer peplum a la italiano no fue mucho más allá.  
La descendencia. El éxito de las películas de estos héroes míticos realizadas además con presupuestos más bien bajos, animó a muchos directores a intentar continuar explotando las aventuras de estos forzudos con otros héroes que siguieran la saga, así empezaron a proliferar los hijos de alguno de los más famosos, que continúan e incluso pretendían superar las hazañas del famoso progenitor. El hijo de Hércules, El hijo de Sansón, o el hijo del mismísimo Espartaco, intentaron volver a llenar las pantallas de los cines. En algunos casos ni siquiera existía el tal hijo, y era una maniobra para evitar los famosos derechos sobre el nombre que estaban vigentes en algunos países.

No hay comentarios:

Publicar un comentario